martes, 24 de diciembre de 2013

LOS CUATRO EN PRIMERA, SEGUNDA, TERCERA, CUARTA Y QUINTA POSICIÓN.


LOS CUATROS

Cuando comenzamos el estudio de los Cuatros debemos pensar que hemos entrado en el reino de la estabilidad y la abundancia, ya que representa el trabajo cósmico del Sefira Hesed, el cual nos muestra “lo creado”, el Paraíso Terrenal.
Con los Ases, los Doses y los Treses desarrollamos la fase inicial de algo; su nacimiento, la primera lucha interior para imponer mentalmente lo nuevo e incorporarlo a la naturaleza, a la vez que avanzábamos desarrollando la Creatividad, la Voluntad y el  Amor en el programa de nuestra vida.
Con los Cuatro abordaremos la fase de Consolidación, inscribiendo en nuestros Deseos ese algo programado por las tres fases anteriores. La aparición del Cuatro indicará que se esta hablando de algo que ya existe y de lo cual se toma ahora plena conciencia. La persona se identificará plenamente con el asunto, lo hará suyo y vuelca sobre él todas sus ilusiones, toda su fuerza-deseo, para que esa cosa sea lo máximo que por su naturaleza puede ser. Sobre los Cuatros influyen las energías del 1,2,3, creando una predisposición Mental favorable a la feliz realización de aquello por lo cual se lucha.
Cuando las energías de estos cuatro elementos comienzan a mezclarse, su mensaje resulta complejo, ya que se unen el Fuego, el Agua y la Tierra faltando el elemento Aire y este precisamente es el talón de Aquiles: la falta de lógica aquí significará no obedecer a la Ley natural, con lo cual el consultante teniendo todas las posibilidades Fuego-Agua-Tierra, deberá incorporar el Aire para que las cosas se realicen con prosperidad.


EL CUATRO EN PRIMERA POSICIÓN.

Si encontramos el cuatro en primera posición en una consulta significará que una fuerza que debía actuar en los niveles de las emociones sube a las alturas de las energías abstractas captándolas y canalizándolas hacia resultados prácticos. Pero cuando lo inferior se nutre de lo superior sin la asimilación y la comprensión suficientes el resultado no es bueno, y se invierten los valores actuando con criterios que buscan satisfacciones materiales como lo más importante. Nos indicará que la persona esta abocada al placer, buscando en posesiones materiales o en prestigio personal, sin importarle los medios que emplee para conseguirlo. Afán de ser importante, de lucro o en otros casos intentos de destacar copiando o falsificando obras ajenas. En cualquier caso mirar las cartas que acompañan la consulta, es aconsejable reiniciar lo que se va a emprender o lo que se busca averiguar, basando la creatividad en conceptos lógicos y constructivos.

EL CUATRO EN SEGUNDA POSICIÓN.

Cuando los Cuatros se encuentran en esta posición están por encima de su nivel; es decir están captando y trabajando fuerzas superiores que empleará en asuntos profanos. Aquí nos encontraremos con que la persona emplea todo tipo de ritos, plegarias, procesiones etc. Para que las cosas le salgan bien. De alguna forma cree, pero lo hace para sacar producto de ello, en ningún caso lo hace para mejorar su evolución y mucho menos para ayudar a los demás. Rendirá culto al placer, a la personalidad, al poder y asociará a Dios con sus deseos. Utilizará lo espiritual para obtener beneficios materiales, creyéndose él mismo con una gran moral.
Cuando las cartas que acompañan a la consulta son positivas tendremos a alguien que tiene deseos que elevan las creaciones en busca de lo sublime impregnándolas del Amor Universal. No hay que olvidar que esta posición corresponde al trabajo del Sefira Hochmah, cuya energía que representa el amor Cristico, es muy potente y necesita integrarse para poder materializarla correctamente. Júpiter en Acuario responde a esta clave. 


LOS CUATRO EN TERCERA POSICIÓN.

Aquí los Cuatro trabajan con la energía del Sefira Binah, por lo que la persona busca en la Ley la forma adecuada de gobernar el mundo, significará una búsqueda personal de las normas divinas; deseos de trascendencia que harán que sacrifique los deseos mundanos.
Así pues, la persona tendrá tendencia al sacrificio, a la auto-inmolación, buscando situaciones inconfortables que le permitan ser “mártir”, es el lugar del discípulo que busca la complacencia del Maestro. Esta búsqueda de la perfección es ardua, y la persona en busca de una perfección precipitada quiere encontrar en el exterior la situación que se parezca a su impulso interior, cuando no lo encuentra comienza a ver las imperfecciones y abandona el sitio para buscar otro. Nos encontramos en una consulta con la persona que se considera incomprendida, y va de grupo en grupo buscando calmar esa ansiedad “Mesaica” que siente en su interior. Así puede peregrinar toda la vida, hasta que descubre  que es en sí mismo donde debe generar la perfección, para poder encontrarla luego en el exterior. Corresponde esta posición a Júpiter en Capricornio.



LOS CUATRO EN CUARTA POSICIÓN.

Los Cuatro se encuentran en esta posición en su habitad, por lo que ejerce sus funciones administradoras de la mejor manera posible. El sentido que se le da a esta posición dependerá de las tres cartas que ocupen los puestos anteriores, las cuales constituyen el triangulo de las Fuerzas que mueven a la persona, ya que a él lo mueve una gran energía que le obliga a ejecutar la política dictada por su voluntad.
La posición con un entorno positivo indica: libertad de movimiento, posibilidad de realizar sin obstáculos sus proyectos, de ser aquello que se desea ser. El carácter de la persona será optimista y alegre, portador de soluciones ante cualquier contratiempo. Es el anuncio de un periodo de felicidad . Corresponde a la posición de Júpiter en Sagitario.


 

LOS CUATRO EN QUINTA POSICIÓN.

Estarán trabajando en el Sefira de Gueburah y, por lo tanto, estarán instituyendo el rigor. Si en la posición Cuatro estos arcanos estaban situados en su “sitio”, aquí terminará el descanso para la persona y tendrá que ponerse manos a la obra. Pero el empuje, la voluntad de realizar la obra, sea del tipo que sea, requiere un mayor esfuerzo, por lo que o bien se produce un desanimo por cansancio, o se adopta una actitud de pasotismo al darse cuenta la persona de que le fallan las fuerzas para mantener el ritmo de su creación. Entonces pasará a ser el individuo perseguido por los “gags”, cuyos problemas producen hilaridad, ya que él mismo simula que son graciosos. Como Gueburah es creador del trabajo humano, el que nos empuja a librar la “batalla” de la vida, todo esto influirá en el trabajo del consultante, haciendo que los demás no lo tomen en serio. Aunque con aires de jefe, de ejecutivo, busque la independencia en su trabajo, el prestigio, el brillo, siempre acabará desanimándose por desgaste.

 Cuando en una consulta aparece esta clave, buscaremos el apoyo de las cinco cartas continuas, para ver si tienen aspectos de fuerza e iniciativa, de lo contrario diríamos que  a la persona le faltan conocimientos para concluir su proyecto por lo que tiene que ampliarlos. Corresponde a la posición de Júpiter en Aries.


No hay comentarios:

Publicar un comentario