viernes, 7 de julio de 2017

MAREAS DE ENERGIA


 

En la vida cotidiana existen oleadas de energía. Algunas veces son como la marea alta y otras como la marea baja. Cuando estamos en marea alta nos resulta muy fácil relacionarnos, comunicarnos, estar abiertos a dar y a recibir. Pero cuando estamos en marea baja la energía desciende, entonces nos resulta mucho más difícil comunicarnos con el entorno.

Pero tenemos que ser conscientes de que ambas corrientes energéticas ocurren, y van y vienen formando parte de la vida. No hay nada malo en ello, es natural, por lo que es importante que las conozcamos y aceptemos.

Cuando sientas que te llega la época de la marea baja, no te esfuerces en comunicarte, en ser amable y simpático con los demás ya que tu forma de relacionarte no será autentica y te producirá un gran desgaste energético. Ten presente que se trata de un tiempo de siembra, debes simplemente recogerte en ti mismo y permanecer al margen de las cosas. Aprovecha para meditar, resulta ser una ocasión de lo más fértil.

Cuando estas en la marea alta  la energía fluye y se incrementa, es el tiempo para amar. Entonces relaciónate, comparte, comprobaras que es tiempo de cosecha. En la vida cuando surja la ocasión de cantar canta, y cuando sientas que es el momento de cerrar algo, cierra. Eso es lo que significa; ser natural.

Hay momentos en los que obligarnos a relacionarnos con los demás puede resultarnos agotador. Hay ocasiones en que las lágrimas son bienvenidas. Y hay veces en que nos sentimos tristes, Cuando te sientas triste, mantente triste, cuando te sientas feliz, mantente feliz. Ser autentico significa no estar nunca en contra de lo que ya está ocurriendo.

Déjate llevar………confía en la sensación.

Aprende a no imponer nada de tu mente sobre tu Ser. Deja que tu Ser se exprese, y que tu mente obedezca, que sea tu servidora.

Si vives esta etapa, poco a poco serás capaz de darte cuenta de que todos los meses se repite este ciclo. Durante unos días te sentirás muy abierto, y durante otros muy cerrado. Observa el calendario y podrás comprobar que tus estados de ánimo se mueven según la Luna, por lo que debes observar y fijarte en cómo vas de acuerdo con ella.

Haz un calendario por lo menos durante dos meses, después serás capaz de predecir tus estados de ánimo. Entonces podrás aprovechar tus ritmos, y tus energías estarán equilibradas y en armonía.