TAROT CABALISTICO.



 
EL TAROT

La palabra Tarot, según Court de Gébelin, viene de la palabra egipcia Tarosh, La silaba tar significa camino, y la silaba rosh significa real o rey, es decir que el estudio y la comprensión e integración de la sabiduría del Tarot nos conduce por un camino real. Otros estudiantes del Tarot expresan que su nombre viene de la palabra rueda, representando la rueda del destino, la rueda del nacimiento hasta la muerte. Para el pueblo Hebreo la palabra Torah significa la Ley, por eso relacionan el Tarot con la Cábala.

 Por mi parte yo creo que el Tarot forma parte de una filosofía de vida que nos puede llevar a alcanzar un conocimiento tanto espiritual como de nosotros mismos, y considero que esta entrelazada con la Cábala y con la Astrología, ya que una lleva a la otra y juntas forman un triangulo de sabiduría.

De todas las teorías acerca del origen del Tarot, la más conocida es la de Cour, en su obra El Mundo Primitivo. Su hipótesis nos remonta al Antiguo Egipto, cuando los hierofantes viendo amenazado su poder y su sabiduría por el avance de los persas, traspasaron a los naipes las claves y los símbolos del conocimiento del libro de Thot que significa Dios de la Magia y sacerdote supremo de Osiris. Estos naipes compuestos de Arcanos fueron pintados en los muros de los templos iniciáticos. Papus, en su libro El Tarot de los Bohemios dice acerca de esta leyenda que, los sacerdotes egipcios confeccionaron las cartas en metal o cuero fuerte, porque sabían que de esta forma y sin saber su importancia el ser humano las usaría como juego y así, sin saberlo transmitiría los conocimientos más sacros y ocultos a las posteriores civilizaciones.

 En esencia vemos que el Tarot nos ayuda a despertar nuestras facultades intuitivas, poniéndonos en contacto con nuestro ser interior. Nos conduce a la reflexión y clarificación de nuestras ideas, su estudio es un camino de autodescubrimiento. Utilizando el Tarot en nuestra vida diaria como un guía podemos resolver asuntos personales y ver con más claridad nuestra existencia.

 El Tarot consta de veintidós Arcanos Mayores que nos indican situaciones y estados internos profundos de personalidad y espiritualidad.
Los Arcanos Menores que constan de cuarenta Señales (capas, espadas, bastos y oros) que indican situaciones de nuestra vida diaria y dieciséis cartas Reales o Personales,( Pajes, Caballeros, Reinas y Reyes) que simbolizan personajes que intervienen en nuestra vida.
 
ARCANOS MENORES
 

Los cuatro Ases.
 
 La aparición de Cualquiera de los cuatro Ases en una consulta del Tarot significará que la voluntad se inclina a la acción, llevándonos hacía un punto determinado. Significa  que los Ases no indican una acción inmediata en una situación determinada, sino el arranque de algo que con el tiempo ha de cambiar las cosas. Un poder trasformador entra en juego y ha su tiempo dará la debida cosecha, la posición en la que se encuentren los Ases nos dirá el grado de eficacia de su fuerza. Cuando un As se encuentra en el primer lugar de la consulta, indica que el cambio estará generado por la naturaleza interna del consultante, la cual hará que desarrolle su voluntad para llevar a cabo su propósito. Su fuerza equivale en el Árbol Cabalístico a Kether.

EL AS EN SEGUNDA POSICIÓN.
 
 Un As en segunda posición significará que la acción no será ejecutada por la voluntad del individuo, sino por sus circunstancias, o sea, las experiencias vividas lo impulsarán a modificar la orientación de su existencia, siendo esas experiencias las portadoras del germen que ha de motivar el cambio. Si la clave de la primera posición de un As es la voluntad, la clave de la segunda  posición es el amor y tendremos que tenerlo en cuenta a la hora de descifrar el mensaje. En el Árbol Cabalístico representa a Hochmah.

EL AS EN TERCERA POSICIÓN
 
 Cuando un As se encuentra en tercera posición anuncia una anticipación en un proceso natural; es como gastar el capital en lugar de esperar a obtener beneficios, representa la liquidación del patrimonio, la quema de prestigio por actos propios, derroche y perdida de salud por excesos, mal empleo de la inteligencia, perdida del crédito etc. Todo ello por precipitación. Ocupa en el Árbol Cabalístico el lugar de Binah.

 
EL AS EN CUARTA POSICIÓN


 Si un As se encuentra en cuarta posición nos indica que la experiencia objeto de la consulta desembocará en una toma de conciencia en profundidad de algo nuevo y transmutador, la experiencia engendra una voluntad determinante de ir hacía algo nuevo, obteniendo lo que se desea. Por eso esta posición indicará triunfos en el dominio que represente el palo de la carta, este triunfo será sobre sí mismo; triunfo de amor propio, de satisfacción intima, prestigio, reconocimiento social de sus valores personales, será portador de opulencia y felicidad. Su lugar en el Árbol Cabalístico es el de Hesed.

EL AS EN QUINTA POSICIÓN.

Cuando en una consulta sale uno de los cuatro Ases en la quinta posición anuncia problemas a resolver.

En esta posición las fuerzas actúan restableciendo justicia donde antes hubo error. Eso significa que el consultante deberá enmendar algo que ha hecho infringiendo la Ley, el palo (Oros, Bastos, Copas o Espadas), nos indicara en que terreno deberemos de hacer el ajuste. Para ello tendremos que pasar situaciones problemáticas pues solo así conseguiremos tomar conciencia y aprender, aquí en esta situación el Ego lucha contra sus inclinaciones venciendo lo incorrecto por medio del dolor.

 La quinta posición se  puede comparar a la segunda posición en la cual la Voluntad actúa a través de las circunstancias, en la quinta posición estas circunstancias serán más extremas y será a través de ellas que el individuo formara una conciencia  espiritual correcta.


EL AS EN SEXTA POSICIÓN

En la sexta posición  el As indicará que la voluntad se ha liberado de la servidumbre de los Deseos y Emociones y avanza equilibradamente a la conquista de metas intelectuales.


 En el Árbol Cabalístico esta posición estará actuando en Tiphereth, por lo que la Voluntad se expresará por medio del Amor de una forma activa y palpitante, uniendo las emociones superiores a la intuición, entonces se produce una síntesis de los valores Voluntad, Amor y Exteriorización, indicando que el ser humano dispone del poder de construir un universo equilibrado. El hombre sabio y prudente sabe que está en posesión de todos los conocimientos, pero también sabe que necesita experiencia para poder aplicarlos.

 Esta posición es la del consejero, juez, filántropo, y todo aquel que con sus palabras ayuda a encontrar el camino a los demás impartiendo Luz como un Sol hacía un nuevo universo.


EL AS EN SÉPTIMA POSICIÓN

Un As en la séptima posición trabajará hacía la creación de la armonía, del lujo, de detalles; se interesará por el arte, por la estética, pero lo hará de forma interna puesto que se trata de una semilla que será visible más tarde. Anuncia el nacimiento de una facultad, que si es cultivada debidamente convertirá a la persona en un artista o un especialista de la creatividad y la belleza.


 Si en la cuarta posición  los Ases anunciaban al individuo que busca éxitos sociales, en esta posición buscará el éxito personal, ello no excluye que para ciertas personas altamente evolucionadas, esta posición signifique la búsqueda de las armonías universales en las actuaciones humanas.

 Este lugar de los ases indica; asociaciones de negocio, unión sentimental siendo esta el símbolo de la complementariedad, haciendo que el alma se movilice en la búsqueda de lo perfecto.

EL AS EN OCTAVA POSICIÓN.

Cuando un As se encuentra en octava posición nos dice que se está construyendo un Templo en el que debe habitar  la Verdad interior. El Amor universal adquiere aquí forma a través del Rigor intelectual que destruye lo imperfecto.


Los Ases en esta posición expresarán un afán de verdad, un afán de desligarse de todo lo que no sea conforme a la Ley trascendente. Esto representa una amenaza para el individuo, ya que esa fuerza actúa desde el interior y la persona puede no ser consciente del impulso que la anima. Si su vida no está regida por una moral muy severa, si sus negocios son inmorales, o sus inclinaciones perversas, esta posición indica que se producirá un derrumbamiento de sus negocios debido a un súbito desinterés en ellos.

Cambio pues del individuo hacía posiciones conformes al orden cósmico, este cambio no se hará de forma catastrófica, sino producido por la mente, civilizadamente. La Voluntad aquí ha decidido construir el Templo de la Verdad y por eso destruirá todo lo que se oponga a este designio.

EL AS EN NOVENA POSICIÓN
 

El As en novena posición indica que las imágenes que aparecen en nuestra vida en forma de situaciones y de personas, son dictadas por una necesidad trascendente, o sea que esta posición indicará que el individuo está viviendo un tiempo marcado por acontecimientos providenciales contra los que no puede luchar.

 El Ego ha copado la oficina de cristalización de imágenes, la que nos facilita el escenario para someter totalmente al Yo profano. Puede anunciar acontecimientos tanto favorables como desfavorables según los criterios mundanos, pero en todo caso se tratará de una producción de la parte más elevada de nosotros mismos y por lo tanto resultaran purificadores.
 
EL AS EN DÉCIMA POSICIÓN.


 

Cuando el As está en la décima posición indica que la unidad de criterio entre el Ego y la personalidad profana es total. Los intereses del Yo mundano son los mismos que los del Yo eterno. Aquí tenemos a la persona iniciada, al iluminado, al hombre que ha de conseguir ser el perfecto instrumento de su divinidad interior y que sabrá materializarla en la Tierra.

 
++++++++++
 
INTERPRETACIÓN


EL AS DE BASTOS

 
El As de Bastos es la entrada de una energía enorme, ya que es la entrada del elemento Fuego, símbolo de la voluntad del hombre. Como todos los Ases es el comienzo, el inicio de algo que viene pero que es necesario canalizar, ya que puede encumbrar o degradar según sea utilizada.

 En el Zodiaco el As de Bastos es la entrada de energía de Aries. La fuerza de esta energía debe usarse para crear positivamente en armonía con las Leyes Cósmicas, si la empleamos para nuestro beneficio sin importarnos el perjuicio que ocasionemos a nuestro entorno, esa fuerza nos destruirá.

El As no indica algo inmediato, sino la aparición de una fuerza que lo cambiará todo irremediablemente al alcanzar su punto de exteriorización. En este sentido, lo anunciado, tanto en positivo como en negativo, significará un arranque hacía el éxito o el abismo.

 
                                                   EL AS DE COPAS

 
Al As de Copas se le denomina Raíz de los Poderes del Agua, que significa que es la Raiz de los Sentimientos y de las Emociones. Es también signo de iniciativa, de algo que empieza por ser un As, pero aquí existe una motivación concreta, que son los Sentimientos. La iniciativa provine de la instancia sentimental y ese poder de los sentimientos es tan decisivo que, cortará de cuajo todo lo que se interponga entre los sentimientos y la realidad. Lo que empieza lo hace con criterios sentimentales, para bien o para mal.

En el ciclo Zodiacal el As de Copas corresponde al primer Decanato de Cáncer. 

Como clave entenderemos que siendo el As de Copas el primero en su ciclo, es también el segundo en el ciclo  de los elementos y esta posición invierte el orden primordial, de manera que, considerado negativamente invierte todos los valores que existen. En el aspecto positivo esta fuerza integrará la Voluntad convirtiéndola en Amor ; en el aspecto negativo el consultante tendrá falta de Voluntad para conseguir sus metas, desinterés por las cosas y  las personas y perdida de sus propios valores.           


AS DE ESPADAS
 
Es As de Espadas es la Raíz de los Poderes del Aire, porque con él se inicia la entrada de la Razón y la Lógica. Aquí la iniciativa que por ser un As representa está supeditada a las motivaciones de la Mente. La fuerza que nace con este As arranca de una necesidad de lógica, de modo que su aparición en un juego casi siempre supondrá una salida del individuo de posiciones sentimentales para entrar en los dominios de lo razonable, justo y equilibrado. Pero al querer materializar todo el potencial que encierra esta carta, se puede crear desorden y caos, ya que siendo el tercer As del ciclo de los elementos, actúa en el dominio de Binah (Árbol Cabalístico).

En el ciclo Zodiacal, el As de Espadas corresponde al signo de Libra. Primer signo de Aire.
Al consultar el As de Espadas, nos damos cuenta  de que sus fuerzas se expresan con tal plenitud que producen acciones extremas, ya que la pasión de la inteligencia y su impulso obligan a ir de un extremo a otro, solo en el caso de contener y canalizar esa fuerza mediante la Voluntad y el Amor podremos desarrollar los asuntos relativos a la consulta. Nos encontramos pues en la encrucijada de tener al mismo tiempo una protección y una amenaza, depende como utilicemos su poder.


EL AS DE OROS

El As de Oros es el cuarto de los Ases, y es la Raíz de los Poderes de la Tierra, poder constructor de una realidad material, por lo que su potencial orienta hacía una realidad concreta. Su fuerza es la de un orden material, motivado por un deseo de bienestar, de riqueza y su aparición nos indicará que el individuo posee  las virtudes necesarias para sacar provecho material de la situación.
Representa el inicio de la fase final de un ciclo y es anunciador de un germen que se manifestará en un nivel inferior, la persona abandona el mundo de los ideales abstractos para poner todos sus recursos en la realización de la materia, lo cual le hara entrar en un nuevo ciclo de experiencias,

  
+++++++++++


ESTUDIO DEL DOS EN LOS ARCANOS MENORES.


Los cuatro doses representan las fuerzas de la Providencia las cuales permiten llevar a la madurez lo que en los Ases la Voluntad ha iniciado. Los Doses han de expresar, cada uno en su dominio, esta acción Providencial, que se manifestará en el individuo bajo forma de circunstancia propicia, la cual no dependerá de su voluntad, esta circunstancia le permitirá poder realizar lo que desea.
La aparición de un Dos en una consulta indicará que la Voluntad del consultante ya ha sido movilizada anteriormente y que ahora tiene a su favor la ayuda de la Providencia, la cual situará anta él la circunstancia propicia para que su Voluntad se realice. En el Horóscopo, la acción del Dos está bajo la influencia del planeta Urano.
 
EL DOS EN PRIMERA POSICIÓN
 
 
El Dos en la primera posición nos indica que estamos ante un individuo que cree que todo saldrá como tiene que salir y que por ello no es necesario luchar. Es la persona que no movilizará su voluntad para conseguir aquello que desea; es alguien que seguirá la corriente, vaya por donde vaya. La Providencia pues actuara en su nombre y obtendrá o No aquello que desea, según funcione su entorno. En el Árbol Cabalístico ocupa la posición de Kether. En el Zodiaco lo rige Urano.
 
EL DOS EN SEGUNDA POSICIÓN
 
 
El Dos en la segunda posición trabaja de acuerdo con la Voluntad por lo que la persona  encontrará las circunstancias propicias para realizar sus anhelos. Estará trabajando bajo las energías de Urano instalado en el signo de Acuario en el horóscopo, la persona encuentra pues ayuda por parte de amigos y agrupaciones, la insignia que debe implantar en sus actos es el Amor ya que en esta posición el Dos trabaja en Hochmah (Árbol Cabalístico).
 
EL DOS EN TERCERA POSICIÓN
 
 
El Dos en tercera posición; nos habla del individuo que se excede en sus actuaciones por lo que no recibe un resultado concreto, a menos que se trate de una empresa filantrópica sin objetivos materiales. El Dos aquí es un puro acto de Amor, de abnegación, de sacrificio de lo más noble y elevado que puede haber en el individuo. Por otra parte al estar en el tercer lugar se encuentra en proceso de exteriorización de algo que no ha llegado a su término. En determinadas circunstancias diremos que : aborto de una empresa que se estaba gestando, parto prematuro, todo por un exceso; una precipitación que coloca las circunstancias fuera de lugar. Corresponde esta situación al planeta Urano, esta vez en el signo de Capricornio. En el Árbol Cabalístico está situado en el Sefira de Binah.
 
 
EL DOS EN CUARTA POSICIÓN
 
 
Cuando el Dos se encuentra en la cuarta posición indica que la persona se verá favorecida en aquello que emprenda, aunque en su conducta haya tenido errores, la energía que reciba será propicia para enmendarlos y conseguir sus propósitos. Pero por su naturaleza el Dos no es la elaboración del fruto, sino la tierra fecunda que ha de darlo, de manera que el Dos al final de un ciclo indicará que el individuo se encuentra en un buen terreno, que está en el lugar adecuado para obtener lo que desee y que conseguirlo es lo más probable. Las energías de esta posición producen: circunstancias favorables, suerte, amor, favor de gente de elite, posibilidad en la vida política y realización de empresas personales. En una palabra poder. Esta situación puede producir excesos por qué se debe de ser prudente. En el Horóscopo corresponde a la posición de Urano en Sagitario. En el Árbol Cabalístico corresponde a Hesed.
 
 
EL DOS EN QUINTA POSICIÓN
 
 
El Dos en la quinta posición actúa con rigor, haciendo que la persona pase por pruebas que no proceden de la actuación consciente del individuo, así le parecerá a él, pero en realidad estas pruebas, estos problemas, son una creación inconsciente del individuo. El Dos trabaja aquí en el Sefira de Gueburah (Árbol Cabalístico), el cual pone de manifiesto el aprendizaje por la rectificación de los errores cometidos, los cuales se cristalizan creando situaciones difíciles. En el Horóscopo corresponde a la posición de Urano en Aries o Escorpio.
En el palo de Bastos; significara posibles accidentes, enfermedades que pueden derivar en operaciones quirúrgicas, y todo lo derivado de las energías de Marte mal aspectado. Con el Dos de Copas; tendremos problemas y separaciones pasionales, y todo lo que deriva de un emocional pernicioso. Las Espadas nos hablan de; malos negocios, pleitos no ganados, mal combate etc. Con el Dos de Oros; las perdidas serán materiales, perdida de la casa, y todo lo concerniente a las posesiones del individuo

 
 
EL DOS EN SEXTA POSICIÓN
 
 
El Dos en la sexta posición es una fuerza activa y equilibrada, la cual se manifiesta según las necesidades generales del individuo y no impulsándolo hacia un punto determinado. Esta energía hace a la persona ecuánime, con una voluntad inspirada por los principios superiores. Indicará poderes para restablecer el orden social y el del mundo en que vive. Tendrá poderes curativos y reparadores. El Amor y la Sabiduría actuaran a través de él aportándole, lucidez para intuir la verdad; inclinación natural hacia lo justo y actitud para el ejercicio de la justicia. En el Árbol Cabalístico se sitúa en el Sefira de Tiphereth, y en el Horóscopo corresponde a la posición de Urano en Leo.
 
 
EL DOS EN SÉPTIMA POSICIÓN.
 
El Dos en séptima posición, convierte el Amor en poder constructor, el  Amor se interioriza para emerger derramando  belleza sobre la sociedad. Pero como en esta etapa evolutiva el hombre no está preparado para crear belleza en el marco de la vida cotidiana, suele hacerlo a través de un lienzo, o creando una obra ficticia de música, teatro, literatura etc. Los Doses en esta posición reflejarán al artista inspirado, que ha nacido con un don, descubriéndose aptitudes y conocimientos que hasta entonces se ignoraban. Hay en esta persona un manantial de gracia escondida en la personalidad, lo cual le da; predisposición para el arte, expresión de las armonías universales, y creación de obras de amor. Corresponde a la posición de Urano en Tauro o Libra. En el Árbol Cabalístico ocupa la esfera de Netzah.
 
 
EL DOS EN OCTAVA POSICIÓN.
 
 
El Dos en octava posición; expresa Amor y Sabiduría. La persona con un Dos en esta posición descubrirá su verdad, sentirá que su mente ha desarrollado una inteligencia llena de sabiduría con rigor intelectual, permitiéndole “ver” el futuro con lucidez y clarividencia, lo cual puede ocurrirle también mediante sueños proféticos. Todo lo que reciba deberá tener en cuenta que debe materializarlo de acuerdo a las Leyes Cósmicas, de lo contrario se vera privado de sus dones. En el Horóscopo corresponde a la posición de Urano en Géminis o Virgo. En el Árbol Cabalístico está en el Sefira de Hod.
 
 
EL DOS EN NOVENA POSICIÓN.
 
 
El Dos en novena posición; indica que las fuerzas energéticas actúan sobre la imaginación, creando imágenes que permiten ser expresadas en el mundo material; interferencia de la espiritualidad en la vida cotidiana, la cual se desarrolla de forma sublime. Los valores cósmicos irrumpen así en la conciencia del individuo, forzándolo a comportarse de acuerdo con el sentido de sus creaciones mentales. Si con el As la Voluntad dominaba el YO profano, aquí es el Amor el que realiza la misma función. Corresponde a la posición de Urano en Cáncer. En el Árbol Cabalístico trabaja en el Sefira de Yesod.
 
 
EL DOS EN DÉCIMA POSICIÓN
 
 
El Dos en la décima posición, significa que la persona ha alcanzado la comprensión y es capaz de plasmarla en el mundo material. El YO mundano esta doblegado, sometido por las reglas del Supremo Amor. En una consulta nos hablara de la persona que se sacrifica con una santidad episódica, un comportamiento de santo en el asunto objeto de la consulta, o sea, desprendimiento total, desinterés hacia lo mundano. Corresponde a la posición de Urano en el Ascendente. En el Árbol Cabalístico esta trabajando en el Sefira de Malkuth.
 

 ++++++

INTERPRETACIÓN

EL DOS DE BASTOS

 
 
 El Dos de Bastos corresponde al elemento Fuego, recibe el título de Señor del Dominio, dando a entender que en ese estadio quedan neutralizadas, dominadas las fuerzas que emanan del As de Bastos, interiorizándolas y no expresando sus virtudes. Supone, pues, la neutralización de algo que se habría puesto en marcha; de una voluntad que en lugar de exteriorizarse es dominada sin que llegue a producir nada. Hay que tener en cuenta que el Dos de Bastos, en sus valores absolutos, puede ser providencial o fatalista, dependiendo de qué posición se encuentra en una consulta, y de las cartas que le acompañan. Cuanto más positiva se exprese esta fuerza, más será la presión que ejerce sobre el individuo, sintiendo éste como negativo lo que, por su naturaleza -fuerza creadora- debería ser positivo.

Pero en el Dos, aún no hay producción concreta; aún no hay toma de conciencia, de modo que la aflicción y tristeza que siente el alma, es como  de no encontrar su patria, su lugar. La clave para su comprensión esta en que los Bastos representan el elemento Fuego, pero el Dos representa el elemento Agua, asi que podemos decir: Agua en el Fuego y de esta forma comprendemos toda la gama de matices que implica esta posición. Las cosas que se emprendan tendrán que madurar, esperar y comprender antes de poder materializarlas; es la primera oposición al designio espiritual (al no poder expresarlo).

En el ciclo Zodiacal el Dos de Bastos corresponde al segundo Decanato de Aries. Todos los Doses están en el Sefira de Hochmah en el Árbol Cabalístico.


EL DOS DE COPAS
 


El Dos de Copas, corresponde al elemento Agua. Recibe el título de Señor del Amor y, nada contradice esta expresión. La carta anuncia pues un Amor ilimitado, inagotable por todo lo creado, que se verá reflejado en la cuestión que se consulta. Este Amor es capaz de sacrificios por encima de todo. Cuando esta fuerza se expresa con toda plenitud y nobleza, se manifiesta sin egoísmos, deberemos mirar su posición y las cartas que lo acompañan, ya que en una posición no adecuada y rodeado de cartas restrictivas, su significado indicará que el Amor será de corta duración, también que dicho Amor se concentrara en una cosa determinada (dinero, poder, fama etc) dando lugar a una situación excluyente.

 
En el Zodiaco, el Dos de Copas rige el segundo Decanato de Cáncer.
 


EL DOS DE ESPADAS
 


El Dos de Espadas corresponde al elemento Aire y recibe el título de Señor de la Paz Restablecida, o sea, que esta carta indicará el abandono de una lucha porque la fuerza del Amor habrá penetrado inconscientemente, en el ánimo de los combatientes o, por lo menos, en la persona que efectúa la consulta. Los sentimientos paralizan el combate en el momento de iniciarse, cuando quizás no era aún un auténtico combate, sino una simple carrera interior hacía un enfrentamiento que parecía inevitable, y que de pronto queda paralizado. La carta representa un poder disuasorio. Como siempre al hacer una consulta se verifican las cartas en su conjunto ya que; si el entorno es armónico da lugar a un acuerdo con amor; pero cuando no lo es, el poder mental que simbolizan las Espadas (Aire) se utilizara como un barniz superficial, para obtener un resultado concreto que dará lugar a uniones poco solidad y de duración efímera.


En el Zodiaco, el Dos de Espadas corresponde al segundo Decanato de Libra, y en el Árbol Cabalístico las fuerzas de Hochmah y Binah trabajan conjuntamente, uniendo el Amor y la Creación.
 
EL DOS DE OROS

 
 El Dos de Oros, corresponde al elemento Tierra y recibe el título de Señor de la Abundancia. Las fuerzas energéticas actúan aquí haciendo  que la Tierra se vuelva fecunda, anuncia una superabundancia, el Amor se convierte en bienes materiales, en Protección Divina, que se manifestará a través de los objetos y de las personas, obteniendo ayuda de personas influyentes.
En el Dos de Oros podemos considerar que lo superior actúa con fuerza en niveles inferiores, protegiendo a los que se encuentren debajo. Cuando la posición del entorno sea inarmónica dicha protección queda desvinculada de motivos nobles persiguiendo objetivos egoístas y de dominio es decir; la fuerza en vez de actuar de arriba hacía abajo, hará que los de abajo se aprovechen y desaprovechen los recursos que les son dados.
En el ciclo Zodiacal, el Dos de Oros rige el segundo Decanato de Capricornio, y en el Árbol Cabalístico  Hochmah se une a Hesed, realizando una obra de Amor en el mundo material que se anuncia Paradisíaca.
 ++++++
 
ESTUDIO DE LOS ARCANOS MENORES. EL TRES.
 
Terminado el estudio de los Doses tenemos que recordar:
Los Doses están vinculados al Mundo de las Emanaciones, de modo que en todas sus claves deberemos interpretar que son unas fuerzas actuando a nivel de Designio.
Si relacionamos los Doses con los aspectos astrológicos, encontraremos que tienen afinidad con el Semisextil, mientras que los Ases corresponden a la Conjunción.
Tanto en el aspecto positivo como en el negativo el Dos significará un compromiso que se toma de una manera inconsciente, pero que inclinará decisivamente hacía un orden de cosas que se irán desarrollando de acuerdo con el programa que de un modo virtual se encuentra en el entorno de las figuras que se sitúan en la consulta.
Los Tres realizan la función de cristalización de una idea en nuestro mundo material, es el primer resultado práctico de la Voluntad que se movilizo en los unos,  después de haber pasado por el tamiz de lo circunstancial los dos. Los Tres llevan la impronta que hace que el individuo se comprometa con la acción emprendida, limitándolo a las posibilidades inherentes al espacio en el que se desarrolla esa acción.
En efecto, mientras el acto simbolizado por el Tres era sólo una Intención-As-, o una determinación interior convertida en Circunstancias-Dos-, el individuo conservaba su libertad de obrar en otros ámbitos, y de hacer lo contrario si le apetecía, Pero cuando el Tres aparece simboliza que ya no es posible volverse atrás; por lo menos no es posible hacerlo sin sufrir las consecuencias de ese cambio.
La posición que ocupa el Tres en una consulta nos indica su grado de eficacia. Son representantes del Elemento Aire y por lo tanto están conectados con el Cuerpo Mental. En un tiraje de cuatro cartas estarán en su lugar cuando aparezcan en la 3ª posición, ejerciendo ahí las funciones de motor en la acción. En el Árbol Cabalístico se les denomina con el Titulo de Señor de la Inteligencia Activa y Cristalizadora.

 
EL TRES EN LA 1ª POSICIÓN.
 
Cuando en un tiraje aparece un Tres en este lugar, entenderemos que la Voluntad es captada para una exteriorización que absorbe por completo a la persona. Tendremos al hombre unidimensional, el que realiza sólo una obra, la cual contiene su vida entera, impidiéndole vivir diversas experiencias y enriquecerse con ellas. Este es un fenómeno muy extendido en la sociedad actual, en la que muchos hombres se identifican con su profesión y establecen barreras legislativas para que ni ellos puedan salirse de su recinto, ni otros pueden entrar sin duras pruebas. En la consulta veremos que cartas acompañan la situación, y buscaremos una forma de apertura para que pueda realizarse la cuestión planteada.
En el Árbol Cabalístico este Tres estará trabajando con la energía de  Kether.

 
EL TRES EN LA 2ª POSICIÓN
 
Indica que se realizara el trabajo pero interiorizándolo, de modo que la acción se realizara hacía el interior, no hacía el exterior. En el plano de lo Sublime, será el comienzo de la edificación del Templo interior; construcción en firme del mundo interno preparándolo para la morada del Espíritu.
En una persona no evolucionada: oscurecimiento interno dando lugar a la formación de complejos, de oscuras motivaciones, accionando y dando protagonismo al inconsciente, provocando la exteriorización de contenidos aún sin la suficiente elaboración interior, rigor consigo mismo, auto-castigo, problemas en el sistema nervioso. Todo ello se debe a que una energía que debe de ser exteriorizada en construcciones materiales y objetivas, es utilizada para construcciones interiores y subjetivas, disminuyendo la posibilidad del individuo de participar en la construcción armoniosa del mundo.
En el Árbol Cabalístico estará trabajando con la energía de Hochmah, y en Zodiaco corresponde a la posición de Saturno en  Acuario.

 
EL TRES EN LA 3ª POSICIÓN.
 
Está en el sitio que le corresponde y ejercerá su función de estructurar una realidad física en perfectas condiciones. Es indicio de que el individuo utiliza sus facultades al máximo de sus posibilidades; indicio de que posee las facultades requeridas para convertir en realidad lo que su pensamiento ha elaborado. Indica igualmente que el hombre vuelve sus espaldas a la Luz, para sumergirse de lleno en el duro camino de las experiencias.
En el Árbol Cabalístico recibe las energías de Binah, y en el Zodiaco corresponde a la posición de Saturno en Capricornio.

 
EL TRES EN 4ª POSICIÓN.
 
El Tres en la cuarta posición aporta selectividad a las realizaciones. Aquí los Tres interfieren en los deseos del individuo, reduciéndolos a lo esencial, de modo que eliminarán las exuberancias, recortando el deseo, lo que hace que la persona adquiera austeridad y sea parco en sus expresiones. Este será el indicio de que el alma se está orientando hacía lo esencial.
Los Treses indicarán en la consulta que la persona no podrá disfrutar de todo lo que hubiese deseado y que si ella misma no adopta  una cierta austeridad, esta le será impuesta. Así tendremos que los Tres trabajando en el Sefira de Hesed, determinan que la Razón frena los Deseos; sometiendo estos a la Voluntad superior, de la cual los Tres son instrumento ejecutivo. Anuncia pues; que solo lo razonable se realizará entre la multiplicidad de deseos y, por consiguiente la carta expresa en una tirada; un medioambiente pobre en recursos, respecto a las capacidades del individuo, encontrándose este en un nivel inferior a sus talentos y merecimientos, trabajos mal pagados, ofrecimientos de trabajo que no convienen a la persona etc.
Los Tres aquí corresponden a la posición de Saturno en Sagitario, lo que limita la expresión siempre que no realicemos voluntariamente las obras con austeridad y maestría.
 
EL TRES EN 5ª POSICIÓN
 
Cuando los Treses se encuentran en quinta posición el Rigor adquiere su máximo esplendor, el cual incidirá directamente sobre el área del trabajo, imponiendo una determinada ocupación, quizás contra los deseos del individuo. El trabajo le vendrá impuesto por instancias superiores; los padres, los tutores o la sociedad. Trabajo obligatorio, lleno de responsabilidades, con jefes duros y difíciles. En ciertos periodos y según las cartas que acompañan a la consulta significará dificultad para encontrar trabajo. Por otra parte pruebas dictadas por el Destino; Si en esta posición el tres que aparece es el de Bastos significará jefes severos. Relaciones conflictivas en el Amor si el Tres es de Copas. Luchas sindicales y judiciales en el trabajo para defender los derechos de la persona, si el Tres es de Espadas. Y si es de Oros, dificultades en el aspecto económico.
El Tres en la quinta posición significará siempre un Destino o Karma maduro que aparecerá en el momento de la consulta y que hará vivir al individuo circunstancias difíciles y violentas relacionadas con su actividad, sea o no profesional, con sus actos y su maniobrar humano.
Corresponde a Sefira de Guebura y su posición zodiacal es la de Saturno en Aries o Escorpio. 
EL TRES EN 6ª POSICIÓN
 
Si el Tres se encuentra en la sexta posición diremos, que se ha alcanzado una zona de libertad, después de haber pasado un periodo de conflictos, llega por fin el momento de encontrar los elementos necesarios para manifestarse  en un nivel inferior (material). Significan en esta posición construcción de lo Justo a nivel Sublime, el Templo interior se verá consolidado, se armonizarán el Fuego y el Agua lo que permitirá que los hermanos y los enemigos trabajen conjuntamente. Los tres aquí darán forma física a esta armonía y el individuo será el arquitecto de una nueva Obra en la que todas las tendencias humanas podrán expresarse, significará pues: aptitudes para la política, para actuar en instituciones sociales, canalización del pensamiento hacía fines concretos, dando formas precisas a la intención procedente de la Voluntad.
Si las cartas que acompañan al Tres en la consulta son negativas tendremos que tener cuidado en la realización de las obras ya que pueden resultar fallidas, por lo que será conveniente posponerlas hasta tener buenas vibraciones astrológicas, lo que haremos comprobando la posición en nuestra carta Astral de Saturno con el Sol y con el Signo de Leo.
 En esta posición el Tres se encuentra trabajando en el Sefira de  Tiphereth y en el Horóscopo corresponde a un Saturno en Leo.
EL TRES EN LA 7ª POSICIÓN.

Los tres en séptima posición tienen una función exteriorizadora y expresan toda la belleza que el ser humano ha ido acumulando en su largo peregrinaje por el mundo. De forma que su expresión aquí sería: Comprensión y afianzamiento del Amor aportándolo como mensajero al mundo, comprensión de los misterios espirituales, Amor filial, Amor hacía personas mayores con la creación material de mejoras para ellas. En este estadio los Treses son una garantía contra la superficialidad y significarán austeridad en los gustos y aficiones las cuales serán exteriorizadas para el bien social .
En una consulta-como es habitual- comprobaremos siempre las cartas que acompañan a este aspecto, pues ellas indicarán como está el entorno donde se van a desarrollar los hechos y cuáles serán las ayudas y las oposiciones. Si las cartas que rodean al Tres no son positivas estaremos hablando de que la persona que consulta está en un momento de: carencia de facultades para emprender algo que esté relacionado con el arte, disminución del sentido ético, poca implicación en el terreno social, falta de concentración para asumir responsabilidades.
Recordaremos que los Ases en séptimo lugar expresan una voluntad de creación de armonía, los Doses crean la armonía a través del arte y los Treses exteriorizarán esas energías mediante obras sociales, uniendo las exigencias de la realidad de arriba con las de abajo.
En el Árbol Cabalístico esta posición trabaja en el Sefira de Netzah, y en el Zodiaco corresponde a Saturno en Tauro o Libra.

 
EL TRES EN 8ª POSICIÓN.
 
En esta posición encontramos que el Tres busca la verdad por la vía del intelecto, atrás quedaron las realizaciones de las armonías y la inspiración, aquí el Tres emana las energías para instituir una fuerza intelectual, dando vida a la transcendencia que hace que la mente funcione de acuerdo con la Ley Universal En una consulta significará: aceptación del sacrificio, de la restricción, desarrollo de unas bases morales a través de escritos, de discursos, ideas respetables y represivas del instinto.
Cuando estemos ante una consulta con esta clave debemos de tener en cuenta, que si el individuo con esta posición no esta a la altura moral de lo que representa  nos podemos encontrar con una persona que aún sin darse cuenta ha adoptado el rol de predicar lo que el mismo no es capaz de hacer, al dogmatizador puramente teórico, al “maestro” que no ha vivido lo suficiente para ser realmente un sabio y que expresa una tradición que él no ha vivido. Por otra parte esta posición indica un exagerado rigor en la critica que se volverá contra él mismo, denigrándose y despreciándose.
Cuando el ser humano trabaja en exceso el intelecto se pueden perder de vista bases tan importantes como las de los sentimientos y las de la indulgencia con el resto de seres, acarreando una futura y frustrada soledad.
Esta posición sitúa al Tres en el Sefira de Hod, y en el Zodiaco corresponde a Saturno en Géminis o Virgo.

 
EL TRES EN 9ª POSICIÓN.
 
Cuando nos encontramos con un Tres en esta posición tenemos que tener en cuenta que la persona es portadora de imágenes e ilusiones tanto pesimistas como gozosas, pero son fruto exclusivamente de sus ensueños y sin bases reales. Esta persona actúa bajo la influencia de las energías lunares de manera que según el entorno que tenga, tanto en la consulta, como en su vida física puede haber desarrollado en positivo: un fuerte impulso a que las cosas sean como ella considera que son de acuerdo a la Ley, lo que la llevará a enfrentamientos sin salida. En negativo: Problemas con la madre (si es hombre repercutirá en las mujeres), si es mujer le producirá un rechazo hacía su hogar natal, en ambos casos falta de ilusiones, desconfianza y miedo a no ser aceptado socialmente. La resolución de la consulta deberá posponerse hasta no tener bien planificadas las cosas. Sobre todo comprobar las fases lunares que indiquen positividad en el asunto.
En esta posición el Tres está actuando en el Sefira de Yesod, y en el Zodiaco corresponde a la posición de Saturno en Cáncer.

 
EL TRES EN DÉCIMA POSICIÓN.
 
Aquí el Tres se encuentra con el apoyo de energías que posteriormente supo integrar, lo cual significa que en él se produce una síntesis que lleva a la unión armoniosa del Agua y el Fuego. En este estadio el individuo asimila las fuerzas del As y del Dos en esta posición lo que puede producir al Iniciado, al Santo, al hombre en busca de la Perfección. Como esto resulta muy difícil de conseguir se puede encontrar con opositores, pero él marcado con unas influencias muy fuertes continuara con determinación su camino; de no ser así, de aceptar vivir sin exteriorizar esas fuerzas, puede tener problemas físicos los que serán en su mayor parte óseos pudiendo llegar a tener lesiones en la columna, siendo esa la confirmación de alguien que por no hacer uso de las fuerzas de la Voluntad se ve sometido a la Ley. La resolución de la consulta depende por tanto de cómo la persona afronta los hechos, que vendrán determinados por las cartas que lo acompañan , no olvidemos que  este Tres esta actuando bajo la influencia de las energías de Malkuth (Tierra) en el Árbol Cabalístico teniendo que materializar las energías en el planeta, en el Zodiaco corresponde a Saturno en el Ascendente (Físico).
 
 
+++++
 
 
INTERPRETACIÓN
 
EL TRES DE BASTOS.


Corresponde al elemento Fuego y recibe el Titulo de Señor de la Fuerza Establecida, indicando con ello que se establece, se consolida el soplo energético de la Voluntad. El Tres de Bastos significara que se hace concreto el designio primordial. Algo que fue intención, paso luego a ser Deseo y ahora se estructura en la realidad física, apoyado por una fuerza ejecutiva que realizará un proyecto nuevo, para lo cual habrá encontrado circunstancias favorables.
El Tres de Bastos supone el final de la actuación del Dos, durante la cual las energías espirituales se interiorizaban y nos producían un estado de ansiedad, de nervios característico de los periodos de interiorización de las energías creadoras.
Cuando la influencia del Tres de Bastos se da con total plenitud las energías internas se exteriorizan dando como resultado: creación de algo nuevo con audacia, osadía, cuya expresión extrema si hay competencia puede llegar incluso a la usurpación.
 En todo caso la nueva empresa buscará su lugar en un espacio ya ocupado, produciendo desconcierto y generando luchas. Si las cartas que acompañan a la consulta son débiles la cuestión se resolverá por mediación de un intermediario que nos conducirá al nuevo periodo. Pero si las cartas que le acompañan son negativas, siendo este Arcano del Poder Ejecutivo significara disminución de ese poder, es el cese de un proyecto sin apenas haberse comenzado.
El Tres de Bastos corresponde en el Zodiaco a Saturno en el tercer Decanato de Aries.
 
EL TRES DE COPAS.
 
Corresponde al elemento Agua y recibe el nombre de Señor de la Abundancia, indicando  que aquí se cristaliza la abundancia de las energías ya que esta provee a la persona de lo que necesita.
El Tres de Copas se refiere a una situación de orden sentimental, en la que la abundancia de sentimientos llena la Copa Interior que hasta este momento había contenido las emociones haciendo que estas se desborden y se exterioricen; los sentimientos son revelados y de ahí que se produzcan compromisos de persona a persona, no son compromisos sociales, sino individuales, las energías se exteriorizan limitando el horizonte sentimental, que se ve abocado a una fidelidad excluyendo otras posibilidades.
Cuando está fuerzas actúan positivamente armonizan el interior de la persona produciendo una exteriorización feliz. Lo que se traducirá a nivel físico en buena salud , y a nivel espiritual en comprensión de las verdades cósmicas.
Si en la consulta aparecen cartas negativas a su alrededor deberemos entender que: las cosas se realizarán de manera forzosa, los sentimientos no tendrán la suficiente fuerza o vigor y el resultado será dudoso, todo se producirá con extrema confusión.
Su posición en el Zodiaco corresponde a Saturno en el tercer Decanato de Cáncer.

 
EL TRES DE ESPADAS
 
El tres de Espadas corresponde al elemento Aire y recibe el Titulo de Señor del Sufrimiento. En este Arcano se manifiesta el Rigor con toda la intensidad, produciendo la división necesaria para cualquier creación en el mundo material.
Si el Dos de Espadas significaba el abandono de la lucha, la paz restablecida, el Tres significa reanudación de la batalla por la existencia. Se trata por supuesto de la batalla interior, en la cual sucumbirán inevitablemente algunas de nuestras tendencias, para que otras puedan triunfar.
De ahí el fraccionamiento, la ruptura de una situación que se manifestaba como buena, representa la perdida de un mundo pletórico, el individuo tiene que concentrar los recursos en el punto donde se va a realizar la creación. Todo esto se traduce en el mundo físico produciendo: empobrecimiento, miopía, reducción de salidas para un conflicto, concentración del espíritu que busca la luz para la realización humana pero esta limitado.
En una consulta representara la soledad interior; esta en ocasiones es necesaria, (aunque dolorosa), para dar el siguiente paso evolutivo, que esta vez marcara una realización material, para la cual el consultante deberá prepararse focalizando su mente y sus esfuerzos, pero sin prisas ya que de lo que percibe solo ve una parte.
En el Zodiaco corresponde a Saturno en el tercer Decanato de Libra.

 
EL TRES DE OROS
 

El Tres de Oros corresponde al elemento Tierra y recibe el Titulo de Señor de las Obras Materiales. Las energías que se unen en este Arcano hacen que se manifieste una abundancia material que se transformará en creación.
En una consulta diremos: Consolidación de la riqueza, buena utilización de los recursos materiales para la realización de una obra que será útil, ecuánime y justa.
 Si en el Dos de Oros la riqueza servía para gozo personal; aquí se utiliza para los demás, para obras sociales. Puede significar la participación en una O.N.G, o en un partido político en el cual será relevante. Todo ello se realizará teniendo unos buenos augurios las cartas que acompañan, si no es así tendremos que ser prudentes aqui las fuerzas energéticas son tan fuertes que pueden envanecer a la persona  haciendo que su afán de ser importante lo convierta en un ser pueril y sus impulsos serán cortos y desajustados.
Corresponde a la posición en el Zodiaco de Saturno en el tercer Decanato de Capricornio.
 
++++++
 

LOS CUATROS


Cuando comenzamos el estudio de los Cuatros debemos pensar que hemos entrado en el reino de la estabilidad y la abundancia, ya que representa el trabajo cósmico del Sefira Hesed, el cual nos muestra “lo creado”, el Paraíso Terrenal.
Con los Ases, los Doses y los Treses desarrollamos la fase inicial de algo; su nacimiento, la primera lucha interior para imponer mentalmente lo nuevo e incorporarlo a la naturaleza, a la vez que avanzábamos desarrollando la Creatividad, la Voluntad y el  Amor en el programa de nuestra vida.
Con los Cuatro abordaremos la fase de Consolidación, inscribiendo en nuestros Deseos ese algo programado por las tres fases anteriores. La aparición del Cuatro indicará que se esta hablando de algo que ya existe y de lo cual se toma ahora plena conciencia. La persona se identificará plenamente con el asunto, lo hará suyo y vuelca sobre él todas sus ilusiones, toda su fuerza-deseo, para que esa cosa sea lo máximo que por su naturaleza puede ser. Sobre los Cuatros influyen las energías del 1,2,3, creando una predisposición Mental favorable a la feliz realización de aquello por lo cual se lucha.
Cuando las energías de estos cuatro elementos comienzan a mezclarse, su mensaje resulta complejo, ya que se unen el Fuego, el Agua y la Tierra faltando el elemento Aire y este precisamente es el talón de Aquiles: la falta de lógica aquí significará no obedecer a la Ley natural, con lo cual el consultante teniendo todas las posibilidades Fuego-Agua-Tierra, deberá incorporar el Aire para que las cosas se realicen con prosperidad.


EL CUATRO EN PRIMERA POSICIÓN.



Si encontramos el cuatro en primera posición en una consulta significará que una fuerza que debía actuar en los niveles de las emociones sube a las alturas de las energías abstractas captándolas y canalizándolas hacia resultados prácticos. Pero cuando lo inferior se nutre de lo superior sin la asimilación y la comprensión suficientes el resultado no es bueno, y se invierten los valores actuando con criterios que buscan satisfacciones materiales como lo más importante. Nos indicará que la persona esta abocada al placer, buscando en posesiones materiales o en prestigio personal, sin importarle los medios que emplee para conseguirlo. Afán de ser importante, de lucro o en otros casos intentos de destacar copiando o falsificando obras ajenas. En cualquier caso mirar las cartas que acompañan la consulta, es aconsejable reiniciar lo que se va a emprender o lo que se busca averiguar, basando la creatividad en conceptos lógicos y constructivos.

 


EL CUATRO EN SEGUNDA POSICIÓN.
 

 


Cuando los Cuatros se encuentran en esta posición están por encima de su nivel; es decir están captando y trabajando fuerzas superiores que empleará en asuntos profanos. Aquí nos encontraremos con que la persona emplea todo tipo de ritos, plegarias, procesiones etc. Para que las cosas le salgan bien. De alguna forma cree, pero lo hace para sacar producto de ello, en ningún caso lo hace para mejorar su evolución y mucho menos para ayudar a los demás. Rendirá culto al placer, a la personalidad, al poder y asociará a Dios con sus deseos. Utilizará lo espiritual para obtener beneficios materiales, creyéndose él mismo con una gran moral.
Cuando las cartas que acompañan a la consulta son positivas tendremos a alguien que tiene deseos que elevan las creaciones en busca de lo sublime impregnándolas del Amor Universal. No hay que olvidar que esta posición corresponde al trabajo del Sefira Hochmah, cuya energía que representa el amor Cristico, es muy potente y necesita integrarse para poder materializarla correctamente. Júpiter en Acuario responde a esta clave.

 


EL CUATRO EN TERCERA POSICIÓN.
 
Aquí los Cuatro trabajan con la energía del Sefira Binah, por lo que la persona busca en la Ley la forma adecuada de gobernar el mundo, significará una búsqueda personal de las normas divinas; deseos de trascendencia que harán que sacrifique los deseos mundanos.
Así pues, la persona tendrá tendencia al sacrificio, a la auto-inmolación, buscando situaciones inconfortables que le permitan ser “mártir”, es el lugar del discípulo que busca la complacencia del Maestro. Esta búsqueda de la perfección es ardua, y la persona en busca de una perfección precipitada quiere encontrar en el exterior la situación que se parezca a su impulso interior, cuando no lo encuentra comienza a ver las imperfecciones y abandona el sitio para buscar otro. Nos encontramos en una consulta con la persona que se considera incomprendida, y va de grupo en grupo buscando calmar esa ansiedad “Mesaica” que siente en su interior. Así puede peregrinar toda la vida, hasta que descubre  que es en sí mismo donde debe generar la perfección, para poder encontrarla luego en el exterior. Corresponde esta posición a Júpiter en Capricornio.

EL CUATRO EN CUARTA POSICIÓN.

 
Los Cuatro se encuentran en esta posición en su habitad, por lo que ejerce sus funciones administradoras de la mejor manera posible. El sentido que se le da a esta posición dependerá de las tres cartas que ocupen los puestos anteriores, las cuales constituyen el triangulo de las Fuerzas que mueven a la persona, ya que a él lo mueve una gran energía que le obliga a ejecutar la política dictada por su voluntad.
La posición con un entorno positivo indica: libertad de movimiento, posibilidad de realizar sin obstáculos sus proyectos, de ser aquello que se desea ser. El carácter de la persona será optimista y alegre, portador de soluciones ante cualquier contratiempo. Es el anuncio de un periodo de felicidad . Corresponde a la posición de Júpiter en Sagitario.

 
 EL CUATRO EN QUINTA POSICIÓN.

 
Estarán trabajando en el Sefira de Gueburah y, por lo tanto, estarán instituyendo el rigor. Si en la posición Cuatro estos arcanos estaban situados en su “sitio”, aquí terminará el descanso para la persona y tendrá que ponerse manos a la obra. Pero el empuje, la voluntad de realizar la obra, sea del tipo que sea, requiere un mayor esfuerzo, por lo que o bien se produce un desanimo por cansancio, o se adopta una actitud de pasotismo al darse cuenta la persona de que le fallan las fuerzas para mantener el ritmo de su creación. Entonces pasará a ser el individuo perseguido por los “gags”, cuyos problemas producen hilaridad, ya que él mismo simula que son graciosos. Como Gueburah es creador del trabajo humano, el que nos empuja a librar la “batalla” de la vida, todo esto influirá en el trabajo del consultante, haciendo que los demás no lo tomen en serio. Aunque con aires de jefe, de ejecutivo, busque la independencia en su trabajo, el prestigio, el brillo, siempre acabará desanimándose por desgaste.
 Cuando en una consulta aparece esta clave, buscaremos el apoyo de las cinco cartas continuas, para ver si tienen aspectos de fuerza e iniciativa, de lo contrario diríamos que  a la persona le faltan conocimientos para concluir su proyecto por lo que tiene que ampliarlos. Corresponde a la posición de Júpiter en Aries.
 
EL CUATRO EN SEXTA POSICIÓN.
 
Cuando los Cuatros están en esta posición la persona encuentra y dispone de un poder para establecer lo que es justo, hallará la forma de establecer el rigor, pero no como pruebas o problemas, sino que está acompañado por la compasión y el amor por lo cual expresa lo recto, lo que debe ser. El consultante estará en el camino correcto para crear algo positivo y justo, indicando  que la situación que se crea será lo mejor para el entorno, capaz de aportar beneficios para la sociedad. No lo hará para conseguir otras cosas, sino porque es así y no puede expresarse de otro modo. Aquí las energías trabajan en el Sefira de Tiphereth que es su vehículo natural de exteriorización y aportará a la situación que se plantee claridad, optimismo y esperanza. Corresponde a la posición Zodiacal de Júpiter en Leo. En la Cábala está manifestando las energías de  Tiphereth.
 
EL CUATRO  EN SÉPTIMA POSICIÓN.
 
Al ser todos los Cuatros un Poder Acumulado, en esta posición exteriorizarán una situación de armonía, dando como resultado; facultades artísticas, poder de seducción y, en el plano de lo sublime, poder sanador. Esto por supuesto se llevará a efecto si la situación que rodea a la consulta es positiva, y demuestra la actitud, la capacidad que se adquiere cuando se interiorizado e integrado las cualidades necesarias. Cuando encontramos un Cuatro en la séptima posición tenemos que tener en cuenta que trabaja con las energías de Netzah y tiene acumuladas las cualidades del primer y segundo ciclo de exteriorización de energías, aquí podemos decir que la persona tendrá el don de agradar a los demás, el de caer bien; hallará el favor del entorno, popularidad, suerte en el amor y en todas aquellas manifestaciones de exteriorización social. Corresponde a la posición de Júpiter en Libra o Tauro.
EL CUATRO EN OCTAVA POSICIÓN.
 
Estará actuando con unas energías que darán a la persona la capacidad de divertir con la palabra, con lo escrito, le aportará una mente generosa con capacidad intelectual e inquietudes para buscar la verdad, poder de convicción y poder de lógica. Aquí la idea abstracta se convierte en pensamiento concreto creando una forma arquetípica comprensible para la mente humana, al ser energía mental propicia la comprensión de lo que generalmente escapa a la razón. Nos enseña al arquitecto que se encuentra en el interior de cada uno de nosotros, capaz de construir el Templo de la Verdad en el que puede morar el Ser y donde podemos encontrar inspiración para resolver el problema que nos perturbe. Si la cartas que acompañan a la consulta son negativas nos enseña que la persona se enfrenta a la situación con sarcasmo e ironía, nos habla de vanidad intelectual, aires de superioridad, palabrería y discursos divagatorios e inacabables. Las energías aquí actúan bajo el dominio de Hod, y corresponde a la posición de Júpiter en Géminis o Virgo.
 
LOS CUATRO EN NOVENA POSICIÓN.
 
Esta posición es importante pues indica que lo que se consulta, lo que se está programando o demandando, está cristalizando para ser manifestado en el mundo físico. Esta precipitación trae consigo unas energías que pueden producir imágenes de optimismo, llenando la conciencia de ilusiones y de bienestar. Aunque la situación real sea critica, estas influencias convencerán al individuo de que no pasa nada, así que si las cosas van mal las fuerzas establecidas impedirán que la persona padezca por ello, no enterándose de forma consciente de lo que ocurre. En una consulta con entorno negativo nos indica que el asunto se está desarrollando de forma inconsciente, irresponsable incluso puede enseñarnos la persona infantil que considera que “alguien” lo sacara de apuros. Cuando las cartas acompañen al asunto sean positivas tendremos una respuesta positiva de la mente para resolver las cosas, una gran imaginación, la posibilidad de contar con la colaboración de una mujer si la consulta la hace un hombre, y si es una mujer resolverá las cosas felizmente.
En esta posición el Cuatro estará actuando en Yesod Sefira que corresponde a la Luna. En el Zodiaco es Júpiter en Cáncer.

 
LOS CUATRO EN DÉCIMA POSICIÓN.
 
Cuando nos encontramos bajo la influencia de un Cuatro en décima posición, trabajamos con el Elemento Tierra y esto hace que la persona tenga el suficiente afán y voluntad para realizar las cosas y que tendrá todas las posibilidades para realizarlas. Las energías envolverán  a la persona y a sus asuntos, haciendo que tenga responsabilidad social, política y financiera en lo que concierne a la consulta, la cual resolverá satisfactoriamente y con la aprobación y méritos por parte de los demás. Actuará de forma noble y con su sola presencia traerá paz y bienestar.
Esta posición simboliza la materialización de cualquier cuestión que se plantea, si las cartas que acompañan son negativas es aconsejable que se replanteen las cosas ya que puede tratarse: de un cargo que  le ofrezcan al consultante para utilizarlo como hombre de paja, engañándolo para fines deshonestos. Pero que puede que él se sienta atrapado por el Ego
sintiéndose importante. En la Cábala esta posición trabaja con las energías de Malkuth, correspondiente a la Tierra y en el Zodiaco es Júpiter en el Ascendente.

 
 ++++++
 

  INTERPRETACIÓN DE LOS CUATROS


En nuestro encuentro con los Cuatro hemos experimentado el deseo de utilizar al máximo nuestro potencial humano, gozando de las posibilidades que nos ofrecen sus energías. Los Cuatro son la semilla de los Deseos, la exuberancia de los sentimientos, la constitución de ese Paraíso que todo Ser Humano alberga en su interior, de modo que depende de cada uno de nosotros que las influencias de los Cuatro constituyan una situación estable o el simple tránsito de un problema.
El camino que debemos recorrer lleva las mismas experiencias para todos la única diferencia reside en como las vivirá cada individuo.
El tiraje de las cartas nos indica en qué punto del camino estamos por eso al acercarnos a ellas en busca de una solución o un consejo siempre lo haremos con respeto, ya que constituyen unas fuerzas sagradas donde podemos leer la ruta de nuestra alma humana. Dicen los sabios que “Dios escribe el guion y nosotros lo interpretamos”.

 
EL CUATRO DE BASTOS.

 
El Cuatro de Bastos corresponde al elemento Fuego, y recibe el Titulo de Señor de la Obra Perfecta, la cual consiste en llevar a la perfección todo lo que influencia, en un sentido abstracto, general y amplio.
El palo de Bastos nos proporciona Poder de Voluntad de Obrar, sin otro objetivo que la necesidad de dejar huella en el mundo. El individuo no se involucrará en crear una empresa, sino participara en una ya creada, tal vez por un antecesor. Con las influencias del Cuatro de Bastos, dicha empresa se consolidará adquiriendo su máximo esplendor, la persona para abarcar más buscará la unión con más personas y establecerá sociedades, pero siempre siendo él  el máximo accionista; su impulso será movilizar a los demás asegurando la expansión de lo que se proponga.
Si las influencias de las cartas que rodean la consulta son negativas o débiles tendremos a la persona  que no moviliza su voluntad, y aun así las fuerzas de esta clave lo hará automáticamente sin su colaboración, produciendo a la persona bienestar y prosperidad, exclusivamente por el encadenamiento de las circunstancias.
Corresponde en el Zodiaco al 1er de Leo con Júpiter en él. En la Cábala trabaja con las energías de Hesed.
EL CUATRO DE COPAS.
 
Corresponde al elemento Agua y recibe el Titulo de Señor del Placer. La interpretación de esta carta es muy compleja, ya que, por un lado al pertenecer al elemento Agua, no opera en el dominio de las iniciativas, sino en el de los sentimientos y emociones, de modo que esa será la primera clave que podemos extraer; abundancia de Sentimientos.  Intenso mundo emocional. Necesidad de emociones. Afán de placeres. Pero esta es solo una parte de su personalidad, ya que al ser la carta número dos del ciclo de los Cuatro su anhelo es la perfección por lo que representa a la persona que buscará el amor Perfecto;  la Perfecta relación; la unión Perfecta. Esta es una señal de lo que puede representar este Cuatro en la vida mundana, ya que la perfección no abunda en el mundo actual y, en todo caso no es como la mente la concibe.
Cuentan que el poeta Gustavo Adolfo Becquer, cuyos poemas han alimentado los corazones de muchos románticos, le pegaba a su esposa; aquella que le inspiraba los versos y que sin embargo no se manifestaba con la perfección que él le atribuía. La exigencia del Perfecto Amor conduce fácilmente a tales excesos. El refinamiento de las emociones, si la persona no es espiritual puede conducir la exageración y desembocar en algo perverso. Pero todavía tiene otra clave esta carta; puede hacer que la persona, por problemas y traumas sin resolver genere unos impulsos exaltados, pasando de la búsqueda del placer perfecto a la búsqueda del castigo que devuelva la paz a su conciencia. La comprobación de las cartas que rodean a la posición que ocupa el consultante nos indicara como se relaciona con los demás y si en él se mezclan el dolor con el placer, bien haciendo sufrir o sufriendo el.
Por lo demás si el Cuatro de Bastos nos enseña al hombre creando trabajo y sociedades para establecer sus poderes, en el Cuatro de Copas será la persona hombre o mujer que necesita multiplicar sus conquistas sentimentales, no como un móvil sexual sino como prestigio.
Esta clave corresponde a la posición de Júpiter en el 1er Decanato de Escorpio. En la Cábala está bajo las energías de Hesed.

 
EL CUATRO DE ESPADAS.
 
Este Arcano menos corresponde al elemento Aire y recibe el Titulo de Señor del Descanso después de la Lucha. Esta Lucha aparece en el tres de Espadas que es la carta que le precede, y es natural que tras un periodo de dificultades y sufrimientos el alivio se produzca. La persona con este aspecto en su consulta efectuará una selección concentrando sus esfuerzos en un solo punto, de esa forma querrá conseguir su objetivo, aunque no es para su disfrute individual sino compartido, en la causa  imperara el buen sentido y las cosas se harán con lógica no de cara al presente sino al futuro. Aquí las fuerzas energéticas se expresan con fuerza uniendo lo que comienza, con lo que termina; diríamos que  aunque los personajes sean distintos, es la continuación de una experiencia que ya se ha vivido. Cuando la consulta aparece rodeada de cartas negativas la persona no es capaz de equilibrar sus pensamientos y sentimientos, se siente extraño, solo, fuera de lugar.
En el Zodiaco corresponde a la posición de Júpiter en el primer decanato de Acuario. En la Cábala está trabajando con las energías de Hesed.

 
EL CUATRO DE OROS.
 
Corresponde al elemento Tierra y responde al Título de Señor del Poder Terreno. Es la carta que indica que lo que se realice se hará con resultados prácticos, lo que materialice con este aspecto, en la consulta  dará buenos frutos, siendo una manifestación equilibrada. Habrá que tener en cuenta las cartas que rodean al Cuatro de Oros, ya que si son positivas pueden desarrollar una energía tan potente en la persona que considerara que ha llegado ya a la meta de todo y, dándolo todo por realizado dejara de esforzarse, perdiéndose en el disfrute del momento. Todos estos topes o barreras deben ser interpretados en este sentido; “La persona quiere creer que ha llegado a la meta, cuando ésta se encuentra aún lejana”.
Aún con cartas negativas a su alrededor tendremos una situación de bienestar, de afirmación, que solo se puede ver retrasada en su ejecución pero no frustrada, de ahí que la persona se relaje dando por concluido el trabajo. Por regla general al ser los Oros representantes de lo terrenal, de la materia, en una consulta nos hablara de eso “de Materia”, lo mismo da que se trate de una herencia como de un traspaso de poder. En el caso de que se realice la consulta preguntando sobre amor o sentimientos, mirar bien en que posición se halla el consultante ya que puede indicar una unión por conveniencia.
Corresponde a la posición de Júpiter en el primer decanato de Tauro, en el Zodiaco. En la Cábala se expresa con las energías de Netzah aunque esta influenciado también por Hesed.
++++++ 

LOS CINCO Y SUS POSICIONES.
 
Los Cinco en una consulta siempre indican una vuelta a la realidad de cualquier situación. Esta vuelta se produce como un ajuste y lo hace con fuerza, restableciendo las normas que, por desconocimiento o por negligencia se han transgredido.
Los Cinco representan a las Emociones en su grado de concentración máxima, por lo que la Ley actúa  a través de los Sentimientos, impregnándolos interiormente de la necesidad de que todo sea conforme a esa Ley y, arrancando de cuajo y sin contemplaciones todo lo que no se ajuste a ella. Tenemos que valorar que los Cinco trabajan con las energías del Sefira Gueburah, que ejecuta las normas establecidas despojando a la persona de los privilegios que haya podido adquirir de forma irregular.
 
LOS CINCO EN PRIMERA POSICIÓN.
 
Esta posición significará que el Rigor se ha convertido en una necesidad imperiosa para la persona y diremos que necesita el castigo. Entonces toda la Voluntad estará volcada en la obtención de ese castigo y veremos como el individuo se orienta hacia situaciones de fracaso que han de conducirlo a una justa apreciación de los que actúan en esos niveles: voluntad de realizar la experiencia del Mal y, aviso de que se acerca un período en el que todo le ira de mal en peor. Por otra parte siendo los Cinco representantes del Trabajo Humano y estando en primera posición indicará que es el Ego quien decide las ocupaciones de la persona. En un tema radical supondrá una desorientación por parte del individuo, sobre todo si la persona es joven, ya que si esta en una edad adulta esta energía le supondrá: cambios en la profesión, fluctuaciones y dudas hasta encontrar la solución al problema que se estudia. En el Zodiaco corresponde a la posición de Marte en el Medio Cielo. En la Kabala trabaja con la energía de   Kether, ya que ocupa la primera posición, por lo que su energía para solucionar o empeorar las cosas según las cartas que acompañen la consulta es muy potente.
 
 
EL CINCO EN SEGUNDA POSICIÓN.


En la consulta su actuación será muy parecida a la anteriormente descrita, pero en lugar de actuar sobre la Voluntad, captándola para   reajustar lo que en su momento fue transgredido, actuará sobre el sistema emotivo. Si en la posición primera el individuo se orientaba hacía situaciones de fracaso, aquí se encuentra ya sumergido en esas situaciones. Sus inclinaciones lo llevarán a buscar enfrentamientos, circunstancias dramáticas y conflictivas. Sin embargo, tanto en esta posición como en la anterior, hay un elemento providencial que juega sobre la intención del individuo, y es que, si su voluntad humana se pone al servicio del Ser espiritual recibe la intuición de cual es el camino a seguir; una fuerte inspiración le guía hacia el trabajo adecuado. En el Zodiaco corresponde a la posición de Marte en Acuario. En la Kabala estará actuando con las energías de Hochmah. En una consulta estaremos hablando de que la persona tiene en asunto interiorizado y lo esta sufriendo, de esta forma aprende la experiencia, la cual como hemos dicho puede transmutar si lo enfoca desde la comprensión y el amor.
 
 
 
LOS CINCO EN TERCERA POSICIÓN.
 
 
 
Cuando el Cinco está en esta posición se encuentra inmerso en las energías del Sefira Binah, tercero en el Árbol Kabalistico, este es el Centro productor de la Ley, y aquí el Rigor se manifestará bajo formas legales; el aprendizaje buscado será el de la Ley, la persona trabajará con las leyes, les dará forma con su esfuerzo incluso con su sacrificio siendo su ilustración viva, en ocasiones sometiéndose a su rigor para que los demás aprendan con su ejemplo. ¿Y cómo puede ocurrir esto?. En una consulta estaremos hablando de la persona que se ve obligada a trabajar para alimentar a otros, también nos indicará que puede trabajar en la justicia (tendremos respuesta a los que opositan), o en su parte negativa estará la persona que tiene algo pendiente con la ley y, que siendo inocente sirve de ejemplo a los demás concienciándolos para que no realicen en esta vida los errores que posiblemente ella cometió en otra. La severidad de Binah aparecerá en la vida activa del individuo, haciéndose ley en su sangre y en su músculo, de modo que en esta vida se verá estrictamente reglamentada y sometida a una ley superior.
En el Zodiaco corresponde a la posición de Marte en Capricornio.
 
LOS CINCO EN CUARTA POSICIÓN.
 
El ser humano debe elegir libremente sus acción es y descubrir en ellas lo que es lícito y lo que no lo es. Cuando en una consulta el cinco sale en esta posición, indicarán si lo expuesto es bueno o malo para él, privándole de la experiencia de la libre elección. Al estar los cinco en la cuarta posición significan la censura la restricción, es una fuerza que se anticipa, que no viene a su hora y, que actúa fuera de su tiempo, por lo que diremos; los resultados en apariencia buenos, son ficticios, tanto en asuntos materiales como personales. El hombre aparentemente virtuoso, lo será porque en el marco en el que se presenta no tiene más remedio que serlo, pero es una fachada, un decorado que se derrumbara cuando las fuerzas energéticas se retiren. Comprobaremos en las cartas que rodean la consulta si esta es material, emocional o física, sacando de ellas la ubicación de la respuesta. Su significado será; restricciones impuestas a la fuerza, reglamentos y leyes sociales que limitan la libertad del individuo; ficción en la conducta profesional y social, aparentando unos conocimientos que no tiene; se presenta un periodo lleno de peripecias que se pueden solucionar posponiendo cualquier tipo de acción que este presente ahora. En la consulta será importante  conocer la posición de Marte en el momento y saber así como están distribuidas las energías.
En el tiraje Kabalistico actúa con las energías de Hesed y tratará de establecer la Ley en un dominio donde debe de reinar la libertad. En el Zodiaco corresponde a la posición de Marte en Sagitario o Piscis.
 
 
LOS CINCO EN QUINTA POSICIÓN.
 
Aquí los cinco cumplen sus funciones a la perfección, extrayendo de la persona lo justo y necesario, en el momento adecuado, ni antes, ni después. Nos indicará a la persona que sabe enfrentarse con valentía a sus debilidades, quizás un poco cortante con tal de llegar a la verdad, eliminado de su vida los “pues” y los “quizás”; en la vida social si busca encontrar profesión puede encontrarla orientándose hacía la medicina, el cuidado de enfermos y la cirugía. Cuando en una consulta sale esta posición tenemos que hacerle   ver al consultante que hay una cuestión que debe reflexionar ya que, puede indicar a nivel material; cambio imprevisto de trabajo o lugar de trabajo. A nivel emocional cambio de pareja de lugar de convivencia. A nivel físico una operación quirúrgica que lo liberará de algo malo.
En la Kabala ocupa el Sefira de Gueburah y en el Zodiaco corresponde a la posición de Marte en Aries o Escorpio.
 
LOS CINCO EN SEXTA POSICIÓN.
 
Cuando el Cinco se encuentra en esta posición, estará indicando la programación del asunto antes de tiempo; o sea, se establecen métodos futuristas, planificando las cosas  a través del análisis mental, de manera que se pueden ver los errores y se toma conciencia, sin necesidad de caer en ellos. Tendremos que ver en esta posición que el individuo al darse cuenta de las cosas no tendrá que caer en la Ley de Causa y Efecto, liberándose así de vivir experiencias negativas. A nivel espiritual indica protección gracias a una energía Cristica que ayuda a la persona a realizar sus proyectos. A nivel mundano, implicará el perdón de deudas si las hubiera, de las ofensas, de los agravios, multas etc. Sublimación pues, de lo perverso y toma de conciencia mediante el trabajo y el esfuerzo de la espiritualidad. Trabajos en grupos de O.N,G y de amnistías.
En el tiraje Kabalistico trabaja con la energía de Tiphereth, lo que supone una superación del momento critico que los cinco representan. En el Zodiaco corresponde a la posición de Marte en Leo.
 
 
LOS CINCO EN SÉPTIMA POSICIÓN.
 
 
Las energías de esta posición nos hablan de exteriorización de alegría, amor, y plenitud. Es evidente que en esa alegría, en ese amor habrá un fondo incierto que viene de una causa pasada. En efecto, los Cinco se exteriorizan aquí más allá de sus fronteras; en un terreno en el que no debían actuar, si lo hacen es sin lugar a dudas porque no gastaron su pólvora en el momento oportuno.  Lo cual puede significar en una consulta; en su día produjeron un daño, y en este momento se encuentran una situación parecida con la que saldaran la deuda. El rigor del Cinco impide que su vida alcance esa plenitud que le hubiera proporcionado esta posición. Diremos pues al consultante: mala expresión cuando manifiesta las cosas, en la exteriorización de sus sentimientos, de sus impulsos éticos, de su labor social, que se verán ensombrecidas por motivaciones inconscientes que le orientarán hacia personas desagradables y de mal carácter. Los vínculos con estas personas no serán duraderos, puesto que se trata de liquidar con ellos una deuda Karmica y, una vez liquidada, desaparecen. En un periodo de tiempo (según la consulta), tendrá que hacer obras aburridas y laboriosas; obligaciones sociales enojosas, situaciones violentas en la vida de sociedad y puede afectar a la persona en su relación de pareja si la hubiera, todo ello como se ha dicho antes consecuencia del pasado, por lo que debiera recapacitar el asunto antes de tomar cualquier decisión. La definición sería; luchar por conseguir algo fuera de tiempo. En el tiraje Kabalistico esta actuando en el Sefira de Netzah, por lo que debe controlar muy bien sus emociones y sentimientos. En el Zodiaco corresponde a la posición de Marte en Tauro o Libra.
 
LOS CINCO EN LA OCTAVA POSICIÓN.

 
Esta posición corresponde en la Kabala al Sefira de Hod, al actuar con estas energías la expresión hablada o escrita de la persona no encontrara la forma de exteriorizar sus pensamientos correctamente, por el contrario sus palabras o escritos pueden crearle problemas. La cuestión es que la persona lo tiene claro a nivel mental, y sabe cuales son las reglas correctas para efectuar las cosas, pero el mismo no es capaz de adaptar su conducta a ellas, y entonces será la persona que sabe muy bien la teoría pero no lo ha integrado en la practica. Los Cinco siempre expresan rigor, prueba a pasar en el asunto que sea, así que el consultante tendrá cuidado ya que igual puede ser que él mismo el que ejecute lo que indican las posiciones, o las personas de su entorno las que lo hagan. La posición indica; a la persona retórica, al profesional de la palabra y del escrito, al publicista, al organizados de polémicas que nunca tienen fin y, en definitiva al cultivador de hablar por hablar. Esta posición es la que corresponde a Marte en Géminis o Virgo.
 
EL CINCO EN NOVENA POSICIÓN.
 
 
El Cinco en esta posición indica que la persona reaccionará ante el problema que consulta, poniéndose siempre en lo peor. Su mente produce imágenes agresivas, ya que ve las cosas desde un ángulo equivocado, pero esto puede ser peor que si las cosas fueran reales. La persona empujada por estas influencias puede tomar decisiones catastróficas, imaginando que el mundo va contra él, nada de lo que en este momento se le diga lo sacara de este error, ya que su turbación es psíquica por lo que es recomendable que la consulta se realice de nuevo en otra fase lunar. En el tiraje cabalístico, el Cinco en novena posición  actúa con las energías de Yesod, Sefira que corresponde a la Luna, en el Zodiaco  representa a Marte en el signo de Cáncer.
 
 
EL CINCO EN DÉCIMA POSICIÓN.
 
 
Cuando vemos al Cinco en esta posición tendremos en cuenta que la persona esta recibiendo unas energías muy fuertes, las cuales tendrá que canalizar con ejercicio físico, deporte, artes marciales, o cualquier actividad donde pueda descargar su adrenalina ya que de lo contrario la exteriorizara en su entorno. En la base de su consulta podremos tener estas dos situaciones: por un lado al agresor, al excitado, a la persona sin control de sus emociones, por otro lado tendremos a la víctima, dispuesto a recibir golpes tanto físicos como emocionales, casuales o provocados, ya que tendrá que experimentar físicamente la violencia y por tanto se verá impulsado hacia situaciones en las que pueda relacionarse con ellas. Es importante estudiar las cartas que acompañan a la consulta, ya que al estar actuando el Cinco en el Sefira de Malkuth (Tierra) sus energías actúan directamente sobre  el mundo material y sobre todo en el cuerpo físico, en el Zodiaco corresponde a la posición de Marte en el Ascendente.
 
 
 Así pues sabremos qué; los Cinco actúan sobre la naturaleza emotiva del individuo, impulsándole a hacer compatibles sus deseos con la Ley Universal, se trata pues de saber equilibrar la fuerza y el deseo, y esto solo puede conseguirse ejercitando e integrando su poder. En los Cinco, la corriente interiorizadora es muy fuerte, de modo que el inconsciente se llena de dramáticas imágenes que, en los procesos naturales de la vida, se vuelcan en el exterior, convirtiéndose en circunstancias, a través de las cuales el Deseo aprende a respetar la Ley.
 
 
+++++++++
 
INTERPRETACIÓN DE LOS CINCO.
 
 
EL CINCO DE BASTOS.
 
Corresponde al elemento Fuego y recibe el título de Señor de la Lucha. El Cinco de Bastos en una consulta indicará que el Bien y el Mal caminan juntos, impulsados por una Voluntad de obrar, de abrir caminos. Fuego y Agua realizan aquí un trabajo en común, pero no han aprendido aún a colaborar armoniosamente y las victorias sólo lo serán a medias, como lo serán también los fracasos. Para las empresas, ya consolidadas y en plena expansión, significará un periodo de grandes luchas con la competencia; golpes bajos para conseguir objetivos altos; la pasión por el poder y el dominio entra en juego, pero la lucha no se inclinará ni hacía la victoria, ni hacía la derrota, todo esta en suspenso. Las claves nos indican que si esas energías se exteriorizan, tendremos todas las claves para comprender que el sujeto esta dispuesto a lanzarse a la lucha, pero el enfoque no es correcto, por lo que tendrá que rectificar el método, las formas de enfrentarse al problema. Si se interiorizan estas energías trabajarán sobre nuestra sensibilidad produciendo el desconcierto y descontento, la lucha por lo tanto será con uno mismo creando un desequilibrio en el sistema nervioso. En el Zodiaco corresponde a Marte en el segundo Decanato de Leo y rige el mismo Decanato.
 
 
EL CINCO DE COPAS.
 
Corresponde al elemento Agua y recibe el título de Señor del Placer Enturbiado. La fuerza de este arcano opera sobre los sentimientos y emociones, llevando a la persona a tener una sensibilidad excesiva hasta el punto de hacerle perder el amor. Es también indicio de que la persona ve el problema con egoísmo y falta de sensibilidad. También puede indicar impotencia, frigidez y una forma de amar equivocada basada en la posesión y el dominio. Si las cartas que rodea la consulta son positivas, nos encontraremos con la persona que desciende al mundo de los desafortunados para ayudarles, aportándoles calor humano. Pero si en la consulta le rodean cartas negativas tendremos, que la persona se involucra en cosas peligrosas, llevado quizás por un afán de reconocimiento producto de una trauma emocional. Es por tanto el sujeto que necesita un amor del que ha sido privado en su infancia o adolescencia. Corresponde a la posición de Marte en el según Decanato de Escorpio.
El hombre permanece atado por los Sentimientos, sobre todo ahora que vivimos en una etapa de desarrollo del Cuerpo Mental. El Pensamiento es una fuerza que nos proyecta hacía el porvenir; el Sentimiento nos hace volver al pasado, a lo que hemos sido en la infancia, en la juventud. En este sentido el Cinco de Copas indicará que la persona se halla bajo la influencia moral de un pasado si la fuerza se expresa equilibradamente. Si la energía se expresa desequilibradamente, significará que ese pasado pesa físicamente sobre él, a través de personas de su familia, amigos, amores etc.
 
 
EL CINCO DE ESPADAS.
 
Corresponde al elemento Aire y recibe el Titulo de Señor de la derrota. En esta carta queda expresado que el Aire-Pensamiento, neutraliza la fuerza de los Sentimientos, y si la persona pretende llevar más allá su vitalidad y proseguir la lucha a la que sus Sentimientos le impulsan, acabará irremediablemente derrotado. En una consulta entenderemos; que el Cinco de Espadas aporta sus energías y, con ellas, una parte de las fuerzas del consultante mueren (las sentimentales), para que otras puedan comprender el mundo nuevo que se abre ante él. Supone la liberación de las emociones que ataban a la persona a su pasado y, con ello la liberación de las culpas inherentes a esas emociones. La persona estará limpia, sin compromisos, pero para eso ha tenido que sacrificar cosas, no en vano los Cinco son cartas de Rigor, todas las claves traducen de distinta manera la realidad de un mundo que se va a pique, pero que es el trasvase a un mundo nuevo. Si en este momento, en el cual se allá la persona, se refugia en el pasado el empuje de las fuerzas evolutivas derribarán sus propósitos y todo su universo se vendrá abajo. Si deja atrás el pasado y va camino al nuevo destino habrá tenido que abandonar muchas tendencias que estaban en su interior, y a las que habrá de renunciar, lo que hará que a pesar de salir victorioso, sienta el dolor de las perdidas. Es un trance, una prueba difícil porque significa la perdida de todo lo que se ama para entrar en un mundo nuevo, en el que aún no se sabe lo que se va a encontrar, impulsado por la inexorable ley del progreso espiritual. Si las cartas que rodean la consulta no son positivas, estas fuerzas que debieran resultar para el consultante una toma de conciencia, se presentaran exteriorizadas en forma de problemas en el entorno, pareja, familia, trabajo etc. También problemas en el trabajo, o en las claves que las cartas indiquen.
Corresponde en el Zodiaco a la posición de Marte en el Segundo Decanato de Acuario, y rige la misma.
 
 
EL CINCO DE OROS.
 
El Cinco de Oros corresponde al elemento tierra y recibe el título de Señor del Conflicto Terrestre. Las fuerzas que se unen en este arcano serían anunciadoras de una unión entre la mente y los Sentimientos, pero tenemos que recordar que estamos estudiando a los Cinco y en este estadio las cosas no son tan armoniosas. En este caso podemos hablar de una situación de utopia que ha de generar necesariamente el conflicto entre lo posible y lo deseado, el consultante tiene la ocasión de realizar en su trabajo algo de vanguardia, de proyectar una situación más avanzada de lo habitual. Si en la tirada las cartas que acompañan a la consulta son negativas, nos encontraremos con el rechazo a cualquier avance en el terreno laboral, no encontrando el marco adecuado para expresar y realizar su idea, siendo conveniente que planifique y organice la infraestructura de su proyecto para desarrollarlo en un futuro, armándose de paciencia al comprobar que el mundo no le entiende. En el terreno emocional podríamos interpretar que es la búsqueda de una felicidad anticipada, lo cual se traduciría en; precipitación en tener una relación sin estar seguro de tus Sentimientos, intentar evitar un compromiso en vez de aclarar las cosas, y en definitiva solucionar, o intentar solucionar las cosas con precipitación sin pensar en las consecuencias.
Esta posición corresponde a Marte en el Segundo Decanato de Tauro.
La aparición de los Cinco en cualquier consulta siempre indicará una prueba que tenemos que resolver, pero así como la aparición de un Tres nos habla de un problema o renuncia de algo que se está gestando, en los Cinco el problema ya existe y es preciso afrontarlo evitando todo lo posible identificarnos con él.
 
+++++++ 
 
LOS SEIS Y SUS POSICIONES.
 
 
Cuando nos encontramos con los Seis debemos enmarcarlo en el tipo de energías que lo representan. El Seis indica que hemos llegado a la superación de cualquier prueba, es un reino de belleza y armonía representado por el Sefira Tiphereth donde  están vivas todas las energías emanadas de los demás Séfiras. La representación de este Sefira es nuestro Sol y del mismo modo que nuestro Sol es dador de vida indiscriminadamente, los Seis son poderosos portadores de vitalidad realizando su labor creadora siempre de acuerdo con la Ley.
 
 
EL SEIS EN PRIMERA POSICIÓN.
 
 
 Tenemos aquí la imagen de un individuo que acepta unos poderes pasando de ser subordinado a ser patrón y director de su empresa humana, o lo que es igual, tomando el control de su vida. En este rasgo no existe diferencia entre la política del Ego y la que persigue la personalidad, ya que la persona ve las cosas desde una posición más elevada, contemplándolo todo con más objetividad. Esto puede hacer que el individuo se desconecte de su realidad y que lo vea todo de una forma abstracta e impersonal: puede por lo tanto  y de forma negativa convertirse en el planificador que no tendrá en cuenta el factor humano en sus cálculos y puede mostrarse cruel sin darse cuenta. Es la marca del ser humano que asume funciones que no son las suyas y para las que no esta capacitado la persona por lo tanto igual puede ser un tirano/a absolutista que un iniciado/a.
 
 
EL SEIS EN SEGUNDA POSICIÓN.
 
 
En esta posición el seis penetra en el mundo, se materializa, se sacrifica, tenemos aquí a la persona que busca lo sublime para escapar de su trabajo en el mundo, es el que se dedica a las buenas obras de forma abstracta sin poner las manos en la masa. En sentido positivo puede tratarse de un auténtico Santo que ha realizado anteriormente todos los trabajos humanos y se ha liberado de las experiencias físicas. En un sentido negativo nos da al vividor, que se arropa en la religión para no hacer frente a sus compromisos materiales. Corresponde a la posición del Sol en Acuario.
 
 
LOS SEIS EN TERCERA POSICIÓN.
 
 
Cuando un Seis se encuentra en tercera posición, la voluntad humana expresará un severidad impropia, no adecuada a la situación. A la persona le gustará juzgar las cosas como un juez que escucha y condena, lo hará desde el ángulo de lo peor, no habiendo en él espacio para la bondad. En un sentido positivo, si esta bien rodeado en la consulta por cartas que le beneficien, será la persona que utiliza sus energías para la edificación de lo justo; el individuo hábil en la estructuración de las cosas materiales, pero trabaja con fuerzas que corresponden a un nivel más elevado y que no son las adecuadas. En el plano espiritual hará que la persona se eleve hacia la comprensión de las Leyes que rigen el mundo, que estudia el mecanismo cósmico y que alcanza el Conocimiento por la vía del intelecto. En sentido negativo, es el que juzga despiadadamente y moviliza su voluntad al servicio del Rigor, y al no poder edificar en su interior el Templo del espíritu, se dedica a fabricar casas; será el arquitecto, el maestro de obras, el albañil etc. Esta Posición corresponde al Sol en Capricornio. En la Kabala trabaja con las energías de Binah.
 
 
EL SEIS EN CUARTA POSICIÓN.
 
 
Los Seis en esta posición dan a la persona que todo lo acepta, lo comprende, lo tolera, pletórica y expansiva será capaz de trabajar en diversos dominios. En sentido positivo, será el creador de un mundo para todos, el que a través de la política, la sociedad o cualquier nivel en el que se mueva, aportará optimismo, deseos de vivir y esperanza. En sentido negativo, es la persona que no tiene limites a su expansión, que quiere hacer y controlarlo todo, acaparando funciones y multiplicando los negocios, totalmente convencido de que los hace mejor que nadie. A su lado será difícil tener un puesto de trabajo ya que él todo lo invadirá. Por otra parte, su forma de vivir paradisíaca puede ser portadora de gérmenes de Rigor que más tarde deberá sufrir. En el cuerpo físico puede dar tendencia a engordar. Corresponde a la posición del Sol en Sagitario o Piscis. En la Kabala esta trabajando con las energías de Hesed.
 
 
EL SEIS EN QUINTA POSICIÓN.
 
 
En esta posición tendremos que entender que a la persona se le quedo algo pendiente del pasado, lo que hará que se sumerja en ese pasado para pagar la deuda. La personalidad se verá obligada a expresarse en el mundo del dolor, no como teórica o legisladora, sino como ejecutiva. Si se trata de un hombre que consulta, será él mismo el protagonista de ese dolor; si es una mujer, la experiencia dolorosa le será administrada por un hombre. Representa la actuación en la dificultad, en el drama, en la guerra. Inclinación por el estado militar, por las profesiones que resulten problemáticas, incluso peligrosas. Indica que las cosas solo se comprenderán y aprenderán por la vía del dolor, producido a los demás o a él mismo. Esta posición es la del Sol en Aries o Escorpio, en la Kabala trabaja con las energías de Gueburah.
 
EL SEIS EN SEXTA POSICIÓN.
 
En el tiraje de Tarot cabalístico, el Seis estará en la posición que le corresponde, recibiendo equilibradamente energías de todos los centros de vida, incorporando la Voluntad a todas las acciones, lo que dará lugar a una persona, un negocio, una casa etc en situación equilibrada y perfecta. Para juzgar correctamente esta posición, será necesario ver cómo están distribuidas las demás cartas en la consulta, ya que si estas son negativas sus emanaciones llegarán mal a Tiphereth, y la función del Seis no podrá ser correcta. Su interpretación se puede resumir en: fidelidad a lo que es superior y respeto a las exigencias de lo inferior en la obra humana. Corresponde a la posición del Sol en el signo de Leo en el Zodiaco.
 
 
EL SEIS EN SÉPTIMA POSICIÓN.
 
Aquí la Voluntad estará volcada a la construcción del futuro, y en la vida cotidiana esta tendencia se manifestará como una preocupación por el detalle, la nota que va más allá de lo necesario, de lo natural, Será la marca del individuo que no se presenta jamás en ningún lugar sin un regalo, sin un detalle, sin un obsequio para los demás. Añadirle a lo cotidiano algo hermoso, suntuoso, fragante, será para él una obsesión. El arte representa ese más allá de la vida ordinaria, es el que anticipa, descubre y rebela la sensibilidad en el individuo para captar lo que muchos humanos no perciben; la belleza de las cosas,  la energía de las aptitudes artísticas. En un tiraje diremos que: representa la realización de esfuerzos por conseguir algo, que vendrá determinado por las cartas de alrededor, y se realiza poniendo sumo cuidado en la presentación del proyecto. En sentido negativo: es la necesidad de lujo a cualquier precio, de comodidades superfluas y de excesiva propensión a la comida.
Corresponde en el Zodiaco a la posición del Sol en Libra o Tauro. En el Árbol Kabalistico trabaja con las energías de Netzah.
 
EL SEIS EN OCTAVA POSICIÓN.
 
Esta posición nos indica al individuo que aporta a la comunidad ideas nuevas, si en la posición Siete, el Seis enfocaba las energías hacía la sensibilidad, en la posición Octava estas energías están enfocadas hacía la inteligencia. En la consulta nos muestra que la persona esta mirando él problema a través de la mente, necesitará verlo también desde la luz del Sentimiento, de esta forma la respuesta será positiva. Tengamos en cuenta que, en cualquier situación el equilibrio se conseguirá alineando lo más posible nuestros tres cuerpos, (físico, mental, espiritual), para poder construir eficazmente lo que nos propongamos a nivel material. Al trabajar con las energías del Sefira Hod si las energías están bien equilibradas las realizaciones serán positivas. Aquello que se quiera obtener será, no solo para su beneficio, sino para el de la sociedad. En sentido negativo, si las cartas que acompañan la consulta son negativas, tendremos a la persona que utilizará sus conocimientos más trascendentes para sacar provecho material, sin importarle el daño que pueda causar. Corresponde en el Zodiaco a la posición del Sol en Géminis o Virgo.
 
 
EL SEIS EN NOVENA POSICIÓN.
 
El Seis en esta posición actúa en el Sefira de Yesod, que es el centro productor de imágenes, donde las fuerzas instintivas procedentes de Malkuth son muy poderosas. De modo que aquí las energías de Tiphereth se someten a una fuerza inferior, otorgándole así un poder que normalmente no tiene. Cuando en una consulta aparece el seis en esta posición diremos; entrada de una energía que hace que la imaginación se desarrolle, mente instintiva que cree poseer la verdad, posibilidades de expresar pensamientos que se mantenían ocultos por miedo a caer en la exageración. En la consulta de un hombre indica sometimiento a la mujer; en la de una mujer; poder de someter al hombre. En general: utilización del potencial espiritual para la realización de obras de segundo orden, prioridad de la Imaginación sobre la Voluntad; inversión de valores. Corresponde a la posición del Sol en el signo de Cáncer.
  
EL SEIS EN DÉCIMA POSICIÓN.

                                                                                                                                                           
El Seis aquí esta actuando en Malkuth, aportando a la persona maneras equilibradas y solemnes y una tendencia hacia los comportamientos nobles y elevados. De su propia personalidad física se desprenderá una luz que atraerá irresistiblemente a los demás hacia él. Será un guía en situaciones difíciles, una persona que jamás perderá la tranquilidad y los nervios. El será su propio patrón, su propio maestro y, profesionalmente no dependerá de nadie. Este posición pertenece al Sol en el Ascendente.
 
RESUMEN.
 
Los Seis son los estructuradores de la vida material. Representan el estadio en el que el hombre ya se ha enfrentado con las dificultades primeras del periodo de la creación que emanan de los Tres; ya ha superado las dificultades mucho más serias derivadas de la obra ya instaladas, procedentes del estadio de los Cinco, y ahora, superados los estados emotivos, se dispone a establecer en firme su empresa en el mundo material. Encontrará aún dificultades en su ruta, pero podrá resolverlas civilizadamente. Se puede pues decir al consultante: 1º Final de las dificultades. 2º Le resultará fácil obtener lo que desea, porque se encuentra en un momento adecuado y sólo dependerá de su esfuerzo el que su éxito sea mayor o menor.
El Seis de bastos pertenece al elemento Fuego; el de Copas al Agua; el de Espadas al Aire; el de Oros a la Tierra. Tiphereth se identifica con el Seis de Espadas.
 
+++++++
 
 
INTERPRETACIÓN DE LOS SEIS.
 
EL SEIS DE BASTOS.

 El Seis de Bastos corresponde al elemento Fuego y recibe el titulo de Señor de la Victoria. En una consulta nos indicará que la persona sabe triunfar en la situación planteada, conoce el valor de sus adversarios y los integra a su triunfo, superando cualquier oposición que se presente. Son buenos presagios y, en el terreno laboral anuncia la colaboración de alguien relacionado con la banca, la política, los ministerios y, buena suerte en todo lo relacionado con estas instituciones.
En el Árbol Kabalistico trabaja con las energías de Tiphereth, y esta fuerza equilibrante vence definitivamente la Ley primordial, recreando la unidad perdida. Corresponde  en el Zodiaco a la posición del Sol en el tercer Decanato de Leo.
 
EL SEIS DE COPAS.

Corresponde al elemento Agua y recibe el título de Señor de la Alegría. La carta nos habla de armonía en el mundo sentimental, curando heridas y procediendo al perdón de los errores. Significa alegría, indicando que cualquier problema que tuviese la persona, con familiares o amigos se resolverá favorablemente, de modo que si estuviéramos hablando de una ruptura sentimental, esta se reanudaría como si nada hubiese ocurrido. Es una segunda oportunidad de algo que parecía irremediablemente zanjado y que vuelve a actualizarse, cubriendo con un velo de olvido un error que en su momento se cometió. En el zodiaco su posición es la del Sol en el tercer Decanato de Escorpio y rige este mismo Decanato.
 
EL SEIS DE ESPADAS.

Pertenece al elemento Aire, y recibe el título de Señor del Éxito Merecido. Esta es la carta que trabaja con la energía de Tiphereth, instaurando en la vida de la persona lo Merecido, lo que debe ser en función de sus actuaciones pasadas y de su presente programa vital. La persona se ha desprendido de todo lo accesorio, lo inútil, lo parasitario y construye su vida de acuerdo con las normas cósmicas, con el Amor y el Rigor necesarios para que la empresa pueda subsistir, sin otro objetivo que la utilidad de la obra en sí misma y la belleza y el equilibrio que pueda aportar al mundo. Es como un auténtico Sol que luce para las necesidades de la vida. Será creador o creadora de porvenir, puesto que proyectará su pensamiento, rico en contenidos energéticos de los Séfiras que tiene arriba, hacia los Séfiras inferiores, de esta forma el mental se hace concreto y da la idea que se convertirá en objeto. El Seis de Espadas describe este trabajo, de modo que esa Idea se convertirá en Forma gracias a la acción mental de ese individuo que será un Inventor. Un Descubridor, un Innovador, y hará que el mundo de arriba se refleje en el de abajo.
Corresponde a la oposición del Sol en el tercer Decanato de Acuario. En el ciclo Zodiacal rige el mismo tercer Decanato.
Al salir esta carta en una consulta indicará; que la persona debe orientarse hacía empresas vanguardistas, propias de un nuevo Orden. Si las cartas que rodean  la figura principal en el tiraje son débiles, será indicio de que la persona no será la figura principal en cualquier empresa que desarrolle, pero será un peldaño importante en el camino de alguien, y con sus energías conseguirá y facilitará la instauración de la nueva sociedad.
 
 
EL SEIS DE OROS.
 
Pertenece al Elemento Tierra, y recibe el título de Señor del Éxito Material. Es la marca del individuo que aprovecha el encontrarse en esa zona de tranquilidad que representa el Seis para instalarse definitivamente en ella. Si en el Seis de Bastos edificaba el entorno social; en el Seis de Copas construía su felicidad interna liquidando las escorias del pasado, y en el Seis de Espadas contribuía al progreso de la humanidad, aquí el guerrero se dice que el momento del reposo ha llegado y esta edificada su felicidad exterior. El Seis de Oros aporta moderación y establece una armonía en su entorno; un bienestar que no produce envidias y se caracteriza por las iniciativas de la persona en el mundo del arte, la belleza, los jardines públicos,  obteniendo la cooperación de personas y organismos afines, dando un empuje a todo lo que pueda constituir belleza en el mundo.
Corresponde a la posición del Sol en el tercer Decanato de Tauro. En el ciclo Zodiacal rige el mismo tercer Decanato.
En un tiraje indicará que los resultados a la pregunta serán de realización inmediata, posiblemente ya se están realizando cuando las cartas se tiran. Si las cartas del entorno son débiles o negativas indicará que las cosas no han llegado al punto de madurez requerido para que sea operable. Aunque la carta del Seis aparezca en la columna de la izquierda o en un sector que represente la oposición a la pregunta del consultante, el dictamen final nunca puede ser enteramente negativo, ya que esa fuerza es Cristica, Universal y desinteresada haciendo que la realización se produzca por una vía insospechada.
El Sefira de Tiphereth, en su puesto central, representa el corazón de ese Ser macrocósmico formado por los 10 Séfiras, y del mismo modo que nuestro corazón purifica la sangre, así también los cuatro Seis ejercen esa labor purificadora.
 
 
++++++
 
 
LOS SIETES Y SUS POSICIONES.
Según la Kabala la obra de la Creación tiene lugar en 4 mundos: el de las Emanaciones, que recibe el nombre de Atziluth y que comprende los 3 Séfiras superiores-Kether, Hochmah y Binah-. El mundo de la Creación, que recibe el nombre de Briah y que comprende los 3 Séfiras intermedios-Hesed, Gueburah y Tiphereth-. El mundo de la Formación, que recibe el nombre de Yetzirah y que comprende los 3 Séfiras inferiores -Netzah, Hod y Yesod- Queda por último el mundo de la Acción, que recibe el nombre de Assiah, y esta representado por el Sefira  Malkuth -la tierra-.
En los 3 primeros Séfiras, podemos decir que algo ha emanado hacia  nosotros y después e un periodo de dudas y vacilaciones, adquiere una forma mental. En el segundo triangulo; 4-5-6 Séfiras,  hemos puesto en circulación el potencial de los Deseos para Crear, es decir para dotar de Vida aquella Forma Mental, haciéndola substancia nuestra hasta el punto que para equilibrar las energías tenemos que pasar por Gueburah, el Séfira que nos obliga a reducirlo, adaptándolo a la Ley para que cuando este bajo la influencia de las fuerzas de Tiphereth seamos capaces de dejar atrás los sentimientos y podemos sublimar nuestra obra. Ya depurados los sentimientos y la pasión se puede materializar en el mundo físico de acuerdo al modelo interiorizado. En el triangulo de los Séfiras 7-8-9, la realidad interior busca ser compartida con los demás, por lo que son etapas de relación, de búsqueda del complemento con el “otro” gracias a lo cual nuestra forma cobrará extensión. Con el estudio de los Sietes abordamos en tramo final del mundo de la Creación.
 
LOS SIETE EN PRIMERA POSICIÓN.

Indicarán  que la necesidad de exteriorización es total y absoluta, puesto que capta las fuerzas de la Voluntad primordial. La búsqueda del otro, de la persona con la cual compartir las ideas, los sentimientos, con la que realizar una obra en común, este será el objetivo del consultante. Ya no le basta con tener autoridad, prestigio, poder, ahora necesita convencer, obtener cooperaciones y adhesiones plenamente consentidas.
 
LOS SIETE EN SEGUNDA POSICIÓN.

Cuando en una consulta se encuentra el Siete en segunda posición, tendremos a la persona con suerte en aquello que consulte, en el amor, en los negocios y en la expansión de cualquier asunto que este preparando. Podemos decir; que el destino lo protege  y esto es así, pero no por casualidad sino por merecimiento, ya que se ha hecho merecedor de esta suerte por su actuación en otras vidas. En un plano superior: Amor por todo lo creado, deseos de fundirse con el cosmos. En un sentido inferior: Diversidad en los amores, dispersión en las empresas, es una persona que queriendo abarcarlo todo no realiza bien nada. Corresponde en el zodiaco a la posición de Venus en el signo de Acuario. En el Árbol Kabalistico trabaja con las energías de Hochmah.
 
LOS SIETE EN TERCERA POSICIÓN.

En el tiraje Kabalistico esta posición actúa bajo la influencia de Binah. Esto hará que la persona se imponga una restricción, un freno, en su programa de realizaciones. En sentido positivo, las fuerzas morales iluminarán a la persona, de forma que mantenga sus empresas en sus justos límites. En sentido negativo; propensión a encontrar aliados que no sean de confianza, o que quieran exteriorizar algo distinto a lo suyo, de manera que en estas sociedades habrán muchos desacuerdos. Mala orientación en los negocios. En el amor; unión con personas mayores, de tendencia restrictiva y mal carácter. El germen de la división penetra aquí cuando la persona pretende realizar una obra social que abarca más allá de sus posibilidades personales. Corresponde a la posición de Venus en Capricornio.
 
LOS SIETES EN CUARTA POSICIÓN.

Cuando un Siete se sitúa en cuarta posición no habrá freno que limite la exteriorización del consultante respecto al asunto que expone, al contrario, utilizará todos los recursos para que en el mundo material lo que construya sea esplendoroso. En esta posición estará actuando bajo la influencia de Hesed, y recordaremos que este Sefira se estudia como la obra creada, como el Paraíso, donde el hombre disfruta de todo lo que le ofrece el mundo. Por lo tanto, el consultante esta en un momento donde sentirá la necesidad de vivir una vida suntuosa, espectacular, tendera a buscar la forma de relacionarse con gente importante, y encontrara facilidad para ello, pudiendo obtener favores por parte de gente importante. Como Hesed esta bajo la influencia de Júpiter, el planeta benefactor hará que los negocios se resuelvan bien. En el terreno espiritual; protección de entidades superiores. En la parte negativa; tenemos a la persona que tiene que dar afecto a cambio de protección. En el Zodiaco esta posición corresponde a Venus en Sagitario o Piscis.
LOS SIETES EN QUINTA POSICIÓN.

Cuando el consultante se encuentra con un Siete en esta posición, se encontrará con un problema de restricción en lo que respecta a la consulta. Hablaremos de relaciones a cualquier nivel con personas portadoras de un Karma, personas de moral o físicamente defectuosas. La posición quinta pertenece al Sefira Gueburah, regido por Marte, y bajo sus influencias se ejecuta la Ley, lo cual puede llevar al consultante a involucrarse en sentido positivo, con organizaciones de personas disminuidas o enfermas, o con marginados que estén sufriendo cualquier clase de restricción, en esta tarea puede hacer mucho bien con su amor y ternura. En sentido negativo, tendremos a la persona que busca el amor en lo violento, en lo sádico o en el masoquismo. Tendrá que tener cuidado con quien se relaciona y buscar en lo bello y armonioso la polaridad necesaria para no entrar en el rigor. Corresponde esta posición a Venus en Aries o Escorpio.
LOS SIETES EN SEXTA POSICIÓN.

Las energías que recibe la persona con el Siete en sexta posición, lo llevan a actuar con equilibrio y perfección. Este equilibrio le viene dado por una experiencia anterior, por lo que exterioriza algo que no supone una novedad creativa, sino que corresponde a una norma preestablecida y que respeta como tal. Podemos decir que son los valores interiorizados lo que se expresan, por lo que buscará la unión con personas que sean “como deben ser”. Está en un periodo de respeto por lo convencional y amor por el orden, identificación con el poder y acatamiento a la autoridad. Si tiene que resolver cualquier problema esta en  el momento idóneo para resolverlo y poner orden en su vida.
En el Árbol Kabalistico está actuando bajo las energías de Tiphereth, y en el Zodiaco es la posición de Venus en Leo.
 
LOS SIETES EN SÉPTIMA POSICIÓN
 
Cuando el Siete se encuentra en Séptima posición, podemos decir que se encuentra en su casa, en su propio terreno, por lo que sus funciones se realizarán con completa independencia. En esta posición el consultante exteriorizara toda la intensidad de sus sentimientos, lo hará de manera armoniosa y bella, teniendo en cuenta las posibilidades que le ofrece el medio ambiente en el que se encuentra. Al encontrarse bajo la influencia de las energías de Netzah la persona combinará la necesidad interior con la circunstancia, para realizar lo posible, lo adecuado. Netzah contiene todas las energías de los Séfiras anteriores, siendo un Centro de Vida preparado para expresar la perfección.
Esta posición significará pues: Habilidad en la búsqueda de lo perfecto, en la búsqueda de lo mejor. Cuando las cartas que acompañan en la consulta son positivas, tendremos al constructor de una solución para el tema que pregunta, haciendo lo justo. Pero aun en el caso de que las cartas que rodean la pregunta sean negativas, solo supondrá un retraso en la solución, la cual  resolverá desde la armonía interior, y más tarde su intuición le ofrecerá a la persona la oportunidad de resolver las cosas mejor. En el Zodiaco esta posición corresponde a Venus en el signo de Tauro o de Libra.
 
LOS SIETES EN OCTAVA POSICIÓN.
En esta posición los Sietes ofrecen una de las mejores virtudes del ser humano: la de saber decir las cosas con tacto con delicadeza, con espiritualidad. La construcción del  universo de esta persona se realizará a través de la mente, el consultante meditara el problema para darle solución, y lo que resolverá será bueno y productivo. Es la marca del que encuentra la solución de los problemas mediante los escritos, pero también puede hacerlo mediante la palabra. Esto le es dado por las energías que recibe del Séfira Hod, el cual le aporta claridad a nivel mental, haciendo que sus palabras sean acertadas. Cuando estamos bajo las energías de Hod, tenemos que saber que estamos finalizando un ciclo de manifestación, por lo que el alma revive y siente amor por lo vivido, y desde la mente buscará a la emoción para solucionar las cosas. Esta posición corresponde a Venus en el signo de Géminis o Virgo.

LOS SIETES EN NOVENA POSICIÓN.
En el tiraje del Tarot estarán actuando bajo la energía del Séfira Yesod, que es su vehículo natural de exteriorización. Cuando nos encontramos en una consulta con el siete en esta posición vemos que; se presenta un problema que se resolverá con precipitación, sin haberlo recapacitado lo suficiente. Evidentemente las cosas no serán favorables para la persona ya que obrará desde la impaciencia, apresuradamente; estará confundiendo sus sueños con la realidad y pretenderá realizarlos de manera inmediata. Tanto si son sueños de amor, como sueños materiales el consultante tendrá que saber que las imágenes, las soluciones que le vienen a la mente, están producidas por Yesod,  y que por muy sublimes y maravillosas que le parezcan no debe ejecutarlas. Tendrá que esperar y recapacitar este momento, aunque le pueda parecer difícil, ya que se puede sentir insatisfecho al no realizar sus deseos. Esta es la posición en el zodiaco de Venus en el signo de Cáncer
 
LOS SIETES EN LA DÉCIMA POSICIÓN.
 
La solución de cualquier consulta con un Siete en esta posición estará determinada por las cartas que rodean al consultante, el cual estará actuando bajo las influencias del Sefira Malkuth. Esto hará que su cuerpo físico esté preparado para encontrar solución al problema, la cual será positiva si es emocional, porque su persona desprenderá armonía y gracia, siendo atrayente para los demás. Malkuth en el Árbol Kabalistico simboliza a la Tierra, por lo que el resultado de la consulta se materializará físicamente, siendo rico en contenidos, casi perfecto. La persona sentirá que afronta las cosas desde un punto tranquilo y amable siendo igualmente correspondida. Las cosas pueden resultar casi perfectas. Corresponde esta posición al planeta Venus en el Ascendente.
++++++


INTERPRETACION DE LOS SIETE.



 Hemos visto pues que los Sietes actúan sobre la naturaleza etérica del individuo. Las energías que reciben los Sietes provienen del Sefira Netzah, y son las que ponen en marcha la síntesis para solucionar el compromiso entre;  lo exigido por el Ego y lo aceptado por la personalidad emotiva.
Estudiaremos ahora lo que representan según el arcano menor en el que se expresan.

 
EL SIETE DE BASTOS.

 
Corresponde el Siete en esta posición al elemento Fuego, y recibe el titulo de Señor del Valor. Se trata del valor acumulado durante experiencias de vidas, y aquí el Siete de Bastos será el administrador de esos valores, es la carta en la cual Netzah vuelca su auténtico significado, la que lleva las semillas de esa máxima amplificación que ha de adquirir la obra en la cual el consultante se encuentra.
Indicara que la persona vera conseguido ampliamente su objetivo siempre que busque la unión con otro, bien sea el cónyuge, el socio, el aliado etc. Siempre representa la búsqueda del complemento para crear, por lo tanto en el terreno de trabajo; buscaremos la ayuda de otra persona para poder mediante la unión de proyectos realizarlos, y estos serán positivos. En el terreno sentimental, significará que tras un periodo se toma la resolución de formalizar la relación. Formación de personas afines para realizar planes, que pueden ser desde excursiones a viajes, ya que tratándose de una exteriorización, el viaje es la realización material de ella. Las claves que nos da este arcano en la consulta es que el c insultante esta en el momento de la expansión, y por lo tanto debe realizarla, ya sea en la realización de una empresa de trabajo, como en algo personal. Lo primero será convencer a los demás, y las cartas que rodeen al siete de bastos nos indicarán como hacerlo. Si las cartas del entorno son débiles, nos indicarán que en el “otro” existe un sentimiento de inseguridad, que trataremos de resolver explicando las cosas más ampliamente.
Esta posición corresponde en el ciclo Zodiacal a Venus en el primer Decanato de Sagitario. En el árbol Kabalistico estará bajo las influencias del Sefira Netzah.

 

EL SIETE DE COPAS.
 

Corresponde al elemento Agua y recibe el Titulo de Señor del Éxito Ilusorio. Aquí las Fuerzas energéticas se expresan por el Sefira Hod, el cual aporta, la Ley, y al mismo tiempo expresa la fuerza de los Deseos, ya que activa nuestro sistema emotivo. De ahí se desprende que los Deseos sean muy fuertes en el Siete de copas, y empujen al individuo a la satisfacción interior, y no a las realizaciones exteriores. En la consulta podemos decir: que tendiendo a satisfacer lo de dentro y no lo de fuera, el tema de la consulta esta en un terreno de Éxito Ilusorio. El consultante da por hecho que triunfará y conseguirá su proyecto, por lo tanto no necesita esforzarse en nada más. En una relación sentimental, será la persona que se dice que todo marcha a la perfección, y no quiere darse cuenta de que el edificio se esta derrumbando. Esa complacencia interior, que esta indicada por el Siete de Copas en la tirada de cartas nos enseña, que la persona no se da cuenta de lo que ocurre en el exterior. Esta claro que tiene que darse un tiempo si quiere que las cosas se realicen bien, teniendo en cuenta que aunque el momento no es propicio.
La persona que tiene en su interior esta Satisfacción de resolución en positivo, con el tiempo la exteriorizara, compartiendo con los demás una realidad nueva que solo él posee.
Todas las claves de este Arcano se refieren a estados anímicos, a la gestación interna de algo que no tiene aún vida exterior. Si la persona expresa esa fuerza con su máxima intensidad, la energía interna se acelera, y lo que era una ilusión, un sueño se convertirá en un proyecto.
En el Zodiaco esta es la posición de Venus en el primer Decanato de Piscis- En el Árbol Kabalistico trabaja con las energías de Hod.


EL SIETE DE ESPADAS.


Corresponde al elemento Aire y recibe el Titulo de Señor del Esfuerzo Inestable. Si sale en la consulta este arcano significara; que la persona anticipa el resultado final de una situación, lo que debiera ser un conocimiento del caso, se convierte en situación final. Por lo que elude la etapa de interiorización que es lo que da estabilidad a las cosas, por lo que resultado es inseguro y, la persona necesitara esforzarse al máximo, y aun así puede fracasar en su empeño. La valoración que se esta haciendo el individuo al respecto de lo que consulta, esta más relacionada con alcanzar objetivos sociales que evolutivos. Esto es algo que suele ocurrir muy a menudo ya que nos esforzamos por rodearnos de “algo” que nos proporcione una apariencia de “respetabilidad”, viviendo en una tensión constante, como sostenidos en un andamio. Pero el día en que el esfuerzo cesa, todo lo edificado se desploma resumiendo podemos decir: el consultante quiere realizar algo en lo que solo una parte de su personalidad está de acuerdo y por eso deberá esforzarse más de la cuenta. Seria conveniente que  interioriza antes la situación, posponiendo aquello por lo que pregunta, de lo contrario su lucha será en vano.
Esta posición corresponde a Venus en el primer Decanato de Géminis. En el Árbol Kabalistico trabaja con las energías de Yesod.


EL SIETE DE OROS.
 

Corresponde al elemento Tierra y recibe el Título de Señor del Fracaso. Este Arcano está directamente asociado al Yo físico, y refleja la situación en la que se encuentra el consultante, podemos decir que: el consultante despierta el interés y la envidia de los de su alrededor, siendo una persona a la cual se le abren las puertas por su armonía, descubriendo las ventajas que eso conlleva en este mundo de falsos valores, condiciona el resultado de la cuestión a su personalidad física. Esto puede atribuirse a dos cosas, o bien la persona es ingenua e ingenua, o es conocedora de su don y lo utiliza para conseguir sus propósitos, saltándose la idea y la interiorización de la misma por lo que dependerá exclusivamente del entorno el resultado de lo que consulta. Tendremos que pensar que el fracaso al que se refiere el título de la carta, será un fracaso existencial ya que su impulso interior se verá condicionado por el logro de lo exterior obteniéndolo gracias a su cuerpo físico.
En el Árbol Kabalistico esta posición está influenciada por las energías de Malkuth. En el Zodiaco corresponde a Venus en el primer Decanato de Virgo.


El estudiante del Tarot tendrá en cuenta que: El siete es el número de la exteriorización, el que saca fuera lo que el individuo lleva dentro y nos lleva a descubrir aquello que estando a nuestro alrededor guarda afinidad con nuestra forma de ser. En una consulta del Tarot, donde aparece el siete querrá decir que el individuo se dispone a compartir aquello que la posición indique. Lo hará bien o mal, por su bien o por su mal, pero indicará que la persona renuncia a llevar las cosas personalmente y, que cede parte de las riendas de su vida al otro.
Si en una tirada de cartas no sale ningún siete tendremos que mirar si la persona no ha superado la etapa de egocentrismo respecto a la consulta, y  no ha llegado aún el momento de que deba hacer cualquiera que sea la cuestión, o bien de negocios, o para compartir la vida con alguien, de hacerlo se pueden complicar las cosas dando como resultado la disolución de lo creado.

+++++++
 
LOS OCHOS Y SUS POSICIONES.
 
Con los cuatro Ochos nos encontramos en una etapa interiorizadora del Mundo de Formación: En este estadio, el individuo abandona todo comportamiento que no se ajuste a la Ley, recién descubierta por la conciencia. Los Ochos están regidos por Hod que emana sus energías sobre ellos, y aunque el resultado puede no ser totalmente divino, se recorrerá el camino entre la razón humana y la divina por las etapas que Hod va asimilando a través de los Ochos, lo que hará que la norma interior se ajuste cada vez más a la norma divina, y cósmica.
La aparición de los Ochos en una tirada significará: que el individuo estará rectificando, estará recortando, reajustando, haciendo que la exteriorización se realice de acuerdo con la perfección interior. De ahí el sentido crítico que acompaña a los Ochos, los cuales pasarán por el tamiz crítico todo el material humano observándolo minuciosamente, y seleccionando aquello que resulte conforme a la conciencia de las energías que Hod elabora. Solo lo que ha pasado la prueba de los Ochos quedará plasmado en el exterior, en la última etapa de una obra determinada.

 
LOS OCHOS EN PRIMERA POSICIÓN.
 
En el tiraje Kabalistico, estarán ocupando el Trono de Kether y ejerciendo desde lo alto de la psique del individuo una función crítica avasalladora y total. En vez de examinar las cosas una por una, a medida que se van produciendo, este individuo será el crítico absoluto de la totalidad de la existencia, aplicando a lo trascendente unas normas que estaban funcionando bien en su nivel, pero que no se corresponden en absoluto a la amplitud que intentan abarcar. El enfoque no es correcto y es probable que la persona sufra de la vista, síntoma físico que revelará una miopía de mucho mayor alcance a nivel intelectual. Lo criticará todo por principio y su sed de análisis, de rectificación, de reajustamiento, será insaciable. En una empresa, querrá cambiarlo todo, suprimirlo todo, encontrándolo todo defectuoso e impropio. Una fuerza que desciende es siempre portadora de bien en las esferas inferiores; una fuerza que e eleva, si no ha sufrido previamente un proceso de sublimación extraordinario, es siempre portadora de desorden y de mal.
 
LOS OCHO EN SEGUNDA POSICIÓN.
 
En esta posición los Ochos trabajan con las energías de Hochmah aportando limitaciones a la persona, esta querrá relacionar algo que, por su naturaleza se escapa al poder de la mente concreta, pero lo único que conseguirá serán soluciones inoperantes, ya que esta superposición de fuerzas pocas veces dan resultados positivos. En una consulta cuando el Ocho aparece en segunda posición indica; que el consultante se enfrenta a lo irracional utilizando para ello la mente concreta, sin darse cuenta de que por mucho que razone lo ilógico no podrá materializarlo y, si lo hiciese los resultados serían destructivos. Solo en el caso de un individuo de gran elevación espiritual esta  posición puede representar la traducción  y manifestación a niveles concretos de realidades abstractas. En el Zodiaco corresponde a la posición de Mercurio en Acuario.
 
LOS OCHOS EN TERCERA POSICIÓN.
 
En un tiraje Kabalistico estarán actuando con las energías de Binah. Desde allí, los Ochos instaurarán leyes sobre las pequeñas cosas; la persona tendrá tendencia al orden y se esforzara en cumplir lo reglamentario. Indicara que la persona tiene vocación para el estudio de las leyes de la naturaleza, en donde lo infinitamente pequeño ayuda a descubrir lo infinitamente grande; estudiara las estructuras materiales con la minuciosidad de un microscopio. Si la tirada presenta aspectos negativos significará: negación de la espiritualidad, precisamente por estar concentrado en descubrir la estructura material, lo que le llevará a comprender las leyes de la energía que  la forman. Esa unión de fuerzas canaliza el intelecto hacía el descubrimiento de lo material, como si fuese lo único que existe.
En el Zodiaco corresponde a la posición de Mercurio en Capricornio.

 
 
LOS OCHOS EN CUARTA POSICIÓN.
 
En el tiraje Kabalistico estarán actuando con las energías de Hesed. Lo que significa que  un principio de austeridad y de selectividad está presente en la construcción del paraíso particular del individuo. Esta combinación dará lugar a una personalidad que mezcla placer y enseñanza, con lo cual no profundiza en lo que aprende, el individuo realizará actitudes que al no ser adecuadas ni naturales, se verán forzadas, de manera que necesitaría circunstancias extraordinarias para poderlas llevar a cabo, y ni aun así, serían beneficiosas para la persona ya que le serían impuestas. Sólo en personas muy evolucionadas esta posición puede resultar positiva, y eso significará que la Morada del Ego, ya edificada en el interior de la persona, se pone al servicio de las Jerarquías que presiden Hesed para que sean utilizadas las fuerzas individuales para beneficio del Paraíso en el mundo. En el Zodiaco esta posición corresponde a Mercurio en Sagitario.
LOS OCHO EN QUINTA POSICIÓN.
 
 
Cuando en una consulta nos encontramos a un Ocho en quinta posición, podemos saber que esta bajo las energías de Gueburah, que es el Sefira del máximo Rigor. Esto nos indica que la persona se juzga y ejerce la critica sobre ella misma, sobretodo juzga su emotividad, censurándose sobre todo aquello que no corresponde con la idea que tiene sobre lo que esta o no esta bien. Tendremos que hablar entonces de que la persona se proyecta hacía el pasado, comparando el problema que consulta con hechos acaecidos, aunque sean de hace mucho tiempo, y de los que no salio muy airosa. Esta desazón interior la proyectara en los acontecimientos exteriores, provocando una resurrección del pasado y volverán a aparecer en su vida personas que anteriormente desempeñaron un papel en ella.
La posición anuncia: encuentros con personas con las que en el pasado se han vivido problemas. Ese pasado puede referirse tanto a la actual vida, como al pasado ancestral de vidas anteriores. A nivel de destino, esta posición señala lazos kármicos: literalmente el presente busca un pasado, lo reconstruye, lo reedifica en una especie de obsesión por comprenderlo. A nivel de vida actual, representa esa misma búsqueda referida a un hecho del pasado, a algo que fue puramente emotivo sin lógica y que, por lo tanto no fue comprendido por la razón, y ahora se repite en un intento de comprenderlo. Hay en esta actitud el nacimiento de un tormento de difícil solución, ya que los sentimientos forman parte de un mundo con sus leyes, que la razón no puede comprender con las suyas. Será mediante una síntesis creadora cuando todo se clarificará. Para concretar más el problema, digamos que la razón ha recibido la orden de instituir en la realidad algo que no comprende, y antes de ejecutar la orden quiere comprender.
En el Zodiaco esta posición es la de Mercurio en Aries o Escorpio.
 

LOS OCHOS EN SEXTA POSICIÓN.

 
En el tiraje Kabalistico estarán actuando bajo  las energías de Tiphereth y centralizando la función crítica, instituyéndola no como una verdad relativa- que es lo que realmente es- sino como una verdad permanente. Ello ha de dar al crítico brillante, al profesional de la crítica, a la “autoridad” en una materia determinada, al profesor que desde la cátedra proclama la verdad oficial. El Centro de búsqueda de la verdad se habrá desplazado y en lugar de buscar la verdad interior sobre los problemas vitales que la existencia le plantea, será el instituidos de una verdad convencional. En el plano espiritual: la persona fusionara sus conocimientos con la Fe, de forma que pueda instituir en la Tierra la doctrina Cristica. Cuando se imparten conocimientos científicos, y pasan por Tiphereth teniendo a los Ochos en esté centro tienen asegurada la comprensión por parte de los que escuchen.
En la consulta del Tarot, estaremos hablando de la persona convencida de su “verdad”, paternalista y orgullosa de su valía. Si las cartas que acompañan a la consulta son positivas; persona de confianza, amante de la familia y protectora. Rodeada de cartas negativas: al posesivo, egocéntrico y discutidor, es el que siempre tiene razón en todo.
En el Zodiaco corresponde a la posición de Mercurio en Leo.

LOS OCHOS EN SÉPTIMA POSICIÓN.

 
Cuando los Ochos trabajan bajo el designio de Netzah, están en su propia esfera, de modo que la persona ejerce la labor crítica desde su interior y a través de ella se da cuenta, de si las relaciones que tiene con su entorno son adecuadas o no. Esté juicio abarca a su trabajo, amistades, familia etc. Pero al ejercer sus juicios se anticipa, y ya no busca la respuesta en su interior, sino que la exige a los demás. En la consulta estaremos hablando de la persona que busca conocer todos los pormenores de cada cuestión, la persona que recurre a los informes: bancarios, de moralidad, de solvencia etc. Indica una actitud de desconfianza hacía los demás, el resultado de la consulta será por lo tanto aleatorio, pues la persona queriendo saberlo todo y asegurarse de todo, pierde de vista su propósito. No se pueden establecer relaciones basadas en la desconfianza, ya que el rigor crítico enturbia la armonía de Netzah privándole incluso de las realizaciones artísticas. En el Zodiaco corresponde a la posición de Mercurio en Tauro o en Libra.
 
LOS OCHO EN OCTAVA POSICIÓN.
 
 
En esta posición los Ochos estarán actuando en su propio Centro, Hod, y realizando sus funciones a la perfección. Cuando en una consulta encontramos al ocho en esta posición podemos tener la certeza de que el problema será resuelto favorablemente siempre que se esté obrando con justicia, ya que el consultante ha tenido anteriormente una experiencia emotiva del mismo asunto, y en este momento debe tratar la misma cosa desde el punto de vista intelectual, conciliándolo con el otro.
Los Ochos en esta posición darán al individuo una alta capacidad de crítica y de análisis en las pequeñas de la vida y, a nivel profesional podemos augurar éxito en trabajos de dependientes, en grandes almacenes y en todo lo relacionado con ventas ya que la persona exterioriza su fuerza interior al presentar los productos. Hod facilita argumentos, en favor o en contra, lo que facilita a la persona para convencer a los demás de realizar un acto determinado, esta virtud  se proyectará al exterior, por lo que la respuesta a la consulta, es favorable.
En el Zodiaco está posición es la de Mercurio en Géminis o Virgo. En el tiraje cabalístico corresponde a Hod.

LOS OCHO EN NOVENA POSICIÓN.
En el tiraje cabalístico el ocho estará actuando en Yesod y, por lo tanto, utilizando el Centro productor de imágenes en su provecho personal. Yesod tiene a su cargo la proyección de los contenidos de los sefiras anteriores, Netzah y Hod, realizando la síntesis entre ambas emanaciones. Si las influencias de Hod predominan en Yesod, La crítica, el análisis, las dudas, la indecisión etc  también predominarán en el interior de la persona y constituirán la base que determinaran sus acciones. Así podemos decir que el consultante no tiene la fuerza suficiente para enfrentarse al problema que consulta, y que tendrá que replanteárselo antes de llevarlo a cabo, ya que de antemano advierte que puede ser algo que terminara funcionando mal: no son cosas sin fundamento; lo que advierte es una potencialidad real, que puede muy bien suceder, lo que tiene que pensar es que él solo ve una parte de esa potencialidad, de modo que su intuición, y sus predicciones se realizarán en la medida que el reflexione sobre lo que consulta dándole un nuevo enfoque. Si Yesod está más influenciado por las energías de Netzah, la persona ve el problema de la consulta con negatividad, con conceptos aprendidos y como automatizados, con incapacidad para ver las cosas como son, lo cual nos lleva a la misma conclusión; posponer la cuestión hasta tener las cosas bien atadas.
En el Zodiaco esta posición es la de Mercurio en el signo de Cáncer. En el árbol cabalístico es Yesod.
LOS OCHO EN DÉCIMA POSICIÓN.
 
Cuando un Ocho se encuentra en esta posición, podemos deducir que la persona si obra en positivo lo hará de forma intelectual, pensando detenidamente las cosas para poder materializar las ideas de forma constructiva. Por el contrario, si la persona que consulta busca su propio beneficio a costa de perjudicar el de los demás se encontrará con un entorno que desconfiara de sus proyectos y proposiciones, viéndole como un timador que aprovecha los descuidos para aprovecharse de todos, por lo que deberá posponer la consulta.
En principio debemos saber que esta actitud negativa puede estar motivada por los miedos, y la persona puede ver en los demás un peligro que llevado al mundo de la materia se convertirá en miedo de que le ocurra una desgracia, alguna privación y, para defenderse de ese miedo, robará, mentira, y utilizará su habilidad mental para inducir a los demás a error. Si la consulta es de trabajo o dinero, la persona no deberá obrar impulsada por el temor ya que de ser así no le saldrá bien el asunto. Si es de tipo emocional, diremos que no es el momento de afianzar la situación, que debe de consolidarse más.
En el árbol Cabalístico, la posición esta bajo las energías de Malkuth (Tierra). En el Zodiaco corresponde a Mercurio en el Ascendente.
 
INTERPRETACIÓN DE LOS OCHOS.
 
 EL OCHO DE BASTOS.

Corresponde al elemento Fuego y recibe el título de Señor de la Rapidez. La rapidez, y la celeridad, es uno de los atributos de Mercurio, y es evidente que en el Mundo del Pensamiento el Tiempo no tiene el mismo valor que en nuestro mundo físico. El Ocho de Bastos, por pertenecer al elemento Fuego, está en contacto con el Mundo de las Emanaciones, y con Netzah que es el Sefira que lo representa en el tercer ciclo. A través del Ocho de Bastos las emanaciones espirituales conectarán con el cerebro físico y la función seleccionadora-crítica de Hod se realizará en un tiempo relámpago. Se producirá la intuición de lo que debe ser y el sí, y el no sobre la propuesto por los Sietes de Netzah será instantáneo. Anuncia pues una decisión inmediata, un juicio al minuto, una toma de conciencia en un fogonazo.

En una consulta cuando las cartas que lo acompañan son favorables tenemos: intuición para resolver las cosas, anuncio de algo que va a producirse, clarividencia, lucidez, acierto fulminante.

Cuando en la consulta las cartas que lo acompañan no son favorables tenemos que: la persona puede tener un juicio precipitado, hipótesis arbitraria, prejuicio, y falsa intuición.

Esta posición corresponde a Mercurio en el 2º Decanato de Aries, y rige este mismo Decanato.

EL OCHO DE COPAS.

Corresponde al elemento Agua y recibe el título de Señor del Exilio Abandonado. Es la carta a través de la cual Hod se manifiesta con toda su plenitud, realizando su función crítica con particular vigor. El titulo nos sugiere una inhibición frente a la actitud triunfalista en el terreno sentimental, puesto que se trata del palo de Copas. Es posible que nos encontremos ante un caso de excesivo éxito amoroso, y en este caso, anunciará que la persona abandona voluntariamente ese éxito para poder focalizar su amor en  una sola persona.  En un sentido más general indica: sentimientos críticos, exigencia emotiva difícil de cumplir y que, al no verse satisfecha causa el abandono, voluntad de abandono que hace que la persona fije muy alto su precio, sus condiciones, para que el otro renuncie a satisfacerlas. Los sentimientos irrumpen en los procesos mentales para provocar soluciones que no son lógicas.

Esta posición es la de Mercurio en el 2º Decanato de Piscis, el cual rige.

Las claves de la consulta nos indicarán de donde nace la represión en sí misma. Evidentemente se trata de procesos inconscientes del alma humana, y la inhibición, como la timidez o el sentido del honor, pueden ser motivaciones utilizadas por el Ego para renunciar a un éxito que puede acarrear responsabilidad.

EL OCHO DE ESPADAS.

Su elemento es el Aire, y recibe el título de Señor de la Fuerza Amortiguadora. El aire corresponde a las ideas, de modo que la crítica que expresa Hod es ejercida aquí sobre el Mental. Yesod aporta aquí sus energías, radicalizando los flujos de Hod y haciéndolos duros y atrayendo a la mente contenidos de otras vidas, junto con las informaciones procedentes de Malkuth y almacenadas en Yesod, para que estas sean sublimadas por ese guardián de  la Ley que es Hod. Se puede decir que el Ocho de Espadas amortigua lo que de arriba “cae” hacia abajo, y lo que de abajo sube hacia arriba; lo acomoda a cada mundo según sus posibilidades de cara a la Ley. La Razón pura se impone en todos los sentidos, separando lo desmesurado que pueda haber en ambos casos.

En una consulta nos indica que la persona habla desapasionadamente, que expresa lo que sabe de forma prudente; que afronta el problema de un modo general y desinteresada, por lo que dependiendo de las cartas que le acompañen conseguirá su objetivo, al estar bien informado. Si las cartas del entorno no son favorables, existirá el problema de como materializar en la esfera de Yesod lo elaborado por los ocho procesos anteriores a Hod. Es preciso que se establezca un consenso entre las fuerzas de Hod (mente) y las de Yesod (subconsciente) y el Ocho de Espadas representa la búsqueda de ese pacto.

Corresponde a la posición de Mercurio en el 2º Decanato de Géminis, y rige el mismo Decanato

EL OCHO DE OROS.

Corresponde al elemento Tierra y recibe el título de Señor de la prudencia. Representa la interferencia de Malkuth (Tierra) en las proyecciones de Hod (mente). La presión de las realidades materiales es aquí muy fuerte y llevan la inteligencia a una actitud de prudente observación. Los procesos mentales se efectúan lentamente y sólo se formulan hipótesis cuando se disponen de pruebas materiales. La carta refleja ciencia material, riqueza observadora, es la persona capacitada para trabajar en centros de investigación. Esa riqueza, pacientemente adquirida, será prudentemente gastada, de modo que la carta nos está indicando a la persona excesivamente austera, incluso puede llegar a la tacañería. La inteligencia se encontrará fuertemente atada a las realidades materiales.

En una consulta nos estará hablando de la persona que antepone su bienestar material al emocional, en ocasiones renunciando a relaciones y compromisos si no encuentra en ellos un beneficio económico. La comprobación de las cartas en la tirada nos indicara en que territorio está ejerciendo estas energías, y cual va a ser el resultado.

Corresponde a la posición de Mercurio en el 2º Decanato de Tauro al cual rige.
 
 
LOS NUEVES Y SUS POSICIONES


Con los Nueves nos encontramos al final de la etapa de Formación, están regidos por el Sefira Yesod, el cual convierte las energías cósmicas en imágenes concretas. Los  Nueves representan la culminación de una obra y como tal, constituyen el triunfo final de cualquier empresa humana, pero al mismo tiempo marcan el límite hasta el que es posible llegar. La interpretación del Nueve dependerá mucho de las cartas que ocupan los puestos anteriores en el tiraje cabalístico, pero en todo caso debe interpretarse siempre como el final de un gran ciclo de materialización.

LOS NUEVES EN PRIMERA POSICIÓN.

En el tiraje cabalístico, estarán trabajando con las energías de Kether. Su función cristalizadora, realizada a ese alto nivel, resulta inoperante, ya que Kether es el Principio la Fuente de toda Emanación y todo intento de cristalizar esas energías son inútiles. Indicará esta posición la intención de conseguir algo que por su naturaleza es imposible. El tiraje nos habla de la persona en pos de una utopía, del inadaptado, del iluminado  por una idea que nunca podrá definir. Siendo el Nueve un elemento indispensable a la hora de producir realidades físicas, esta posición indicará que la persona no conseguirá materializar su propósito. Nada será sólido, ni los afectos, ni el trabajo, ni nada de lo que quiera conseguir.
 

LOS NUEVES  EN SEGUNDA POSICIÓN.
 
En el tiraje Cabalístico, Los nueves estarán actuando con las energías de Hochmah, el centro de armonía, de amor, de providencia y gracia. Pero esa fuerza no se puede aprisionar con los medios de que dispone Yesod, por lo que la persona sólo captara de ese Amor Universal ramalazos, fragmentos incoherentes, que expresará de manera arbitraria e incomprensible para los demás, sus afectos se manifestarán de manera poco firme, y, a menos que canalice este amor de forma espiritual no conseguirá estabilidad. Esta posición corresponde en el Zodiaco a la Luna en Acuario.
 

LOS NUEVES EN TERCERA POSICIÓN.
  
Aquí, los nueves están bajo la influencia de las energías de Binah. Binah representa la Madre Cósmica, mientras que Yesod representa la feminidad de la Tierra, de algún modo existe una correspondencia, una identificación en sus funciones respectivas, y Yesod materializara estas imágenes producidas por las energías de Binah en la Tierra. Pero al hacerlo de esta forma se salta el proceso de interiorización, esto hace que la persona deje de lado sus sentimientos para llevar algo a cabo; los margina. En este caso podrá cristalizar en el mundo físico algo sublime, pero al no haber sido integrado en su sistema emotivo, está realidad durará poco, toda la belleza representada se vendrá abajo. La espiritualidad, el amor verdadero sólo puede nacer desde el alma, así pues podemos decir que; la persona en este caso pasa del conocimiento a la expresión y que lo que está exponiendo no tiene solidez. Está posición es la de la Luna en Capricornio.
 

LOS NUEVES EN CUARTA POSICIÓN.

Estarán actuando con las energías de Hesed y cristalizando sus cualidades en este mundo. La predisposición innata de la persona será la generosidad, si es mujer afrontará el asunto con buen carácter y lo resolverá felizmente. Si es hombre no juzgara la situación a priori, sino que estará dispuesto a colaborar con los demás para solucionar las cosas. Sus disposiciones interiores lo llevarán a solucionar con éxito los problemas. Podemos decir que el resultado de esta posición es: buena disposición para colaborar; suerte en las empresas; camino abierto hacía el triunfo. En el Zodiaco está posición corresponde a la Luna en Sagitario.
 
LOS NUEVES EN QUINTA POSICIÓN.

 

Cuando los Nueves están actuando en esta posición, trabajan con las energías de Gueburah y aquí el mental se altera, el propósito del Sefira que tiene a Marte como regente, es que el individuo desarrolle la voluntad y la fuerza del trabajo, lo que en su parte negativa produce violencia y dramatizar los hechos. En una consulta nos estará diciendo que la persona está convencida de que los demás van en su contra, de que sus problemas están ocasionados por la mala fe de los demás. Esto hará que desconfié, y de no tener  un buen entorno de cartas no tendrá discernimiento para solucionar las cosas, todo en su interior grita contra el “otro”. Al exteriorizar este problema interior, provocara situaciones críticas, peligrosas y violentas, las cuales le justificaran lo que preveía. Como todo esto se produce automáticamente, sin que intervenga elemento racional alguno, si la persona esta despierta intelectualmente, dominará esa tendencia irracional y contrarrestara con su voluntad las producciones de su subconsciente. En la consulta podemos decir: Persona difícil que en su intento por arreglar las cosas las complica; si es una mujer, la respuesta es que lo que intenta le va a resultar difícil de conseguir en este momento; si es un hombre significa problemas con una mujer. Esta posición en el Zodiaco corresponde a la Luna en Aries o Escorpio.
 
LOS NUEVES EN SEXTA POSICIÓN.
 

Actúan en Tiphereth, captando las energías que expresan la voluntad del Ego. La cristalización de esas energías dará lugar a una persona voluntariosa, con la apariencia de una autoridad que en realidad no tiene. La imagen de Tiphereth, reproducida  en Yesod, será siempre parcial y reducida.  Podemos decir que esta posición nos indica; que la persona se ha propuesto algo que no puede realizar, tiene voluntad pero no poder para terminar lo emprendido ya que solo ve una parte, y su imaginación le hace creer que es verdadero aquello que en realidad es falso. Cuidado con lo que se desea, y recapacitar y aplazar la cuestión por la que pregunta. Los poderes de los que cree disponer son más imaginativos que reales. Esta posición corresponde a la Luna en Leo.
 

LOS NUEVES EN SEPTIMA POSICIÓN.


Al hablar de esta posición, tendremos en cuenta que estamos trabajando con las energías de Netzah, cuyo regente es Neptuno, por lo que cuando esas energías se cristalizan siempre están tratando de unir y complementar las cosas. La complementación será una necesidad, provocada por las imágenes de Yesod, no como una necesidad del alma, sino obedeciendo a un impulso desligado de toda justificación. Esto llevado a una consulta nos indicaría que; para que las cosas se solucionen o salgan bien, la persona necesita asociarse o buscar cooperación de los demás, si la consulta es de trabajo, será el que organice asociaciones o grupos de trabajo. Tendrá suerte en trabajos relacionados con la belleza, joyas, perfumes, flores etc. Sin poseer una sensibilidad específica, la persona que consulta  relacionara a las personas en un ambiente de belleza. Si la consulta es sentimental, significa que a través de su comportamiento refinado y su buen gusto las cosas serán positivas. Al estar trabajando en el mundo de los sentimientos es aconsejable que no se deje invadir por ellos, que mantenga el equilibrio. Corresponde en el Zodiaco a la posición de la Luna en Tauro o en Libra.
 

LOS NUEVES EN OCTAVA POSICIÓN.
 

Cuando están en esta posición los Nueves trabajan con las energías de Hod, este es el Centro que promueve la búsqueda de la verdad a través del análisis y la crítica. Aquí las imágenes mentales estarán impregnadas de un gran rigor intelectual y de una gran seriedad. Podemos decir que la persona que consulta es moralista y exige que se cumplan las normas, posiblemente está afrontando el problema  con excesiva severidad, dejando demasiado apartados los sentimientos. La solución para la consulta está basada en equilibrar mente/emocional, ya que la persona aparenta ser fría y analítica, directa y sin desviarse de su meta, con poco calor humano en sus reacciones espontaneas. Tendríamos como ejemplo al Juez que aplicaría la Ley con máximo rigor. Esta posición en el Zodiaco corresponde a la Luna en Géminis o Virgo.
 

LOS NUEVE EN NOVENA POSICIÓN.


Cuando los Nueves están en esta posición actúan en su propio Centro: Yesod, y están realizando a la perfección sus funciones de formadores de imágenes, haciéndose receptores  de las energías que reciben de los demás Centro de Vida. Los nueve en una consulta serán neutrales, y todo dependerá de las cartas situadas en los demás puntos, de los cuales serán reflejo proyectando en la realidad física el resultado de la tirada, y siempre influidos por las demás energías. Esta es la posición en el Zodiaco de La Luna en Cáncer. 
 

LOS NUEVES EN DÉCIMA POSICIÓN.


En el tiraje Cabalístico, estarán actuando con las energías de Malkuth, o sea simboliza nuestra personalidad física. Como la función de los Nueves es ir canalizando las energías  de los demás, cuando llegan a Malkuth están se cristalizan en forma de situaciones y circunstancias que bombardearán a la persona constantemente, haciendo que su voluntad se debilite ante esta cascada de acontecimientos. En una consulta tendremos a la persona que se verá vapuleada de acá para allá, lo cual le hará cambiar de opinión, de manera de ser y de actuar, siendo capaz de lo mejor y de lo peor, ya que se deja arrastrar por las energías que recibe. El resto de las posiciones y según sean estas, nos indicarán como tiene que actuar la persona respecto al momento de la consulta. Tenemos que tener `presente que cualquier empresa que emprenda el consultante le afectara  físicamente.  Corresponde esta situación en el Zodiaco a la Luna en el Ascendente.

++++++

 INTERPRETACIÓN DE LOS NUEVES.



Los nueves son la materialización de energías en forma concreta. Significa en una consulta que la experiencia ha llegado a su término; todo ha sido agotado, ha culminado y si el consultante persiste en continuar con la misma actitud el problema se estancará. Aunque la carta se interprete como triunfo, por la posición de las cartas que la acompañan, indicara al mismo tiempo la necesidad de cambio, de no eternizarse en su actitud. Las energías de los otros Sefiras aportarán su Voluntad empezando a trabajar en otro frente, y la persona tiene que ser capaz de seguirlas, para que todo le resulte favorable.



EL NUEVE DE BASTOS.


 
Corresponde al Elemento Fuego, y recibe el título de Señor del Gran Vigor. Aquí las imágenes que Yesod cristaliza son las procedentes del Mundo de las Emanaciones. El Ego impone su fuerza a través del Nueve de Bastos. La carta nos indica que se realizara un proceso positivo para el consultante; fama y renombre, aunque quizás, no fortuna. Las imágenes de lo que tiene que realizar, serán proyectadas con tal fuerza en el cerebro de la persona, que no puede sino ser fiel a ellas, identificándose con la voluntad superior y siendo su dócil instrumento. La culminación de la empresa se realizará, siendo muy beneficiosa para su entorno.
Esta posición en el Zodiaco,  es la de la Luna en el  3º Decanato de Sagitario, y rige el mismo Decanato.
EL NUEVE DE COPAS.

 
Corresponde al Elemento Agua y recibe el título de Señor de la Dicha Material. En esta carta los Sentimientos predominan y mediante Yesod aportan a la persona imágenes para que el cerebro físico programe su realización. Aquí la empresa que alcanzará su máxima perfección es la del Amor. La persona ha encontrado lo que le convenía para expresar sus sentimientos y ser feliz. Vivirá esta felicidad durante un tiempo más o menos largo, y su trabajo consistirá en buscar nuevos horizontes, más allá del sentimental, que le aporte nuevas experiencias, pero esta búsqueda la tiene que realizar de común acuerdo con su pareja, haciendo que ambos tengan esa experiencia, ya que de no ser así, si uno de los dos se estanca en la situación, el otro seguirá su camino, y pronto la distancia los separará. Todas las claves en la consulta se refieren a la actividad sentimental, de modo que el triunfo y las ganancias pueden ser simplemente amorosas, o económicas conseguidas mediante una relación sentimental.

La Luna se encuentra aquí en el 3º Decanato de Piscis, y rige el mismo Decanato.
 
EL NUEVE DE ESPADAS.

 
Corresponde al Elemento Aire y recibe el título de Señor de la Crueldad. En esta posición la persona recibe a través de Yesod las energías procedentes de Binah, las cuales nos aportan el Rigor, la Restricción. De los cuatro nueves, es el de Espadas el que Yesod domina plenamente por lo que las imágenes que proyecta a nuestro cerebro son imágenes restrictivas, que nos llevan a infravalorarnos, disminuyendo nuestras posibilidades en el asunto a tratar. Con el Nueve de Espadas reconocemos que hemos estado  tiempo planificando a nivel mental algo que ha llegado el momento de poner en la realidad práctica y material. Como el mundo físico es menos amplio que el Mundo del Pensamiento, para penetrar en ese bajo universo es absolutamente necesario abandonar una parte de lo teórico en beneficio de lo práctico, pero en esta posición el paso hacia la práctica todavía no se ha dado. Nos encontramos entonces con que la persona no sabe cómo plantear las cosas, sintiendo que en su mente eran perfectas, pero no sabe expresarlas, ni plasmarlas en el mundo. La respuesta a cualquier problema que necesite solucionar, tendrá que ser aplazada, ya que en este momento nada puede ponerse en marcha, todo será para “después”. Es normal que la persona esté en un estado de ánimo pésimo, ya que siente que no sabe nada, después de estar convencido de tener la solución, pero tendrá que tener en cuenta  que, en todas las situaciones restrictivas lo mejor es “retirarse”, preparándose como para dar un gran salto. Después de querer volcarse con sus ideas para cambiar o conseguir un objetivo, la persona se dará cuenta de que sólo con un cambio interior conseguirá que la obra material pueda realizarse.

La posición es la de la Luna en el 3º Decanato de géminis, y rige el mismo Decanato.
 
EL NUEVE DE OROS.

 
Corresponde al elemento Tierra, y recibe el título de Señor de la Ganancia Material. Aquí es el Sefira Malkuth el que proyecta sus imágenes, que provienen de las experiencias materiales, como una forma de demostrar que en el mundo debemos pasarlo lo mejor posible, y no preocuparnos de otra cosa que no sea conquistar la admiración de los demás obteniendo aquello que más respetan, Hubo una época en que se admiraba al hombre sabio; hoy se admira al hombre rico, de manera que las imágenes que Malkuth sitúa en Yesod, para que las transmita al cerebro, son imágenes de riqueza y opulencia. En una consulta estará indicando que el proyecto tiene una perspectiva demasiado ambiciosa para que se pueda realizar, ya que las influencias de Nueve no llegan con plenitud a Yesod. La persona tendrá que ser más realista y no dejarse llevar por los sueños.

Está posición corresponde en el Zodiaco a la Luna en el tercer Decanato de Virgo, y rige el mismo Decanato.
RESUMEN
Al leer en una consulta las posiciones de los nueves, tendremos en cuenta como están situadas las demás cartas, ya que si las fuerzas espirituales se ven obstaculizadas en su descenso, el mensaje que llegara al cerebro no tendrá la nitidez suficiente para que pueda cumplirse la orden tal como ha salido dela esfera de las Emanaciones. Esa falta de claridad hará que la persona se oriente hacía situaciones de fracaso que retrasará la culminación de la empresa.
 
++++++

LOS DIEZ Y SUS POSICIONES.

Con los cuatro diez llegamos a la transición de un gran ciclo de experiencias. Al tocar este punto el alma se orienta ineludiblemente hacía un nuevo tipo de actividades. Deja algo que ha alcanzado su máxima perfección posible y va hacía un nuevo horizonte.

Deberían ser cartas de felicidad y plenitud, y el hombre debería despedir con cantos el verano, y regresar a su patria, a su ciudad, a su casa, para vivir plenamente el otoño. Pero el hombre ama sus hábitos, sus posesiones, su estabilidad, y por eso los diez no siempre constituyen cartas felices. Un paisaje desaparece para siempre de nuestra vida cuando surge un 10 en nuestro juego, y posiblemente la persona luchara tenazmente contra esa desaparición, esperando que con su esfuerzo todo vuelva a ser como antes. Pero el 10 nos dice que todas las fuerzas  del universo luchan para que esto sea así. Si esa fuerza de transición no existiera en el cosmos, el hombre que llegara a la plenitud, en cualquier dominio: sentimental, artístico, intelectual, financiero, etc, se negaría en redondo a abandonarla y seguiría con su gloria, con su riqueza, con su sabiduría, pero no adquiriría conocimientos en otros dominios. Los 10 están bajo el dominio de Malkuth el Sefira que representa nuestro mundo material, en el que todo se refleja y vuelve a su pureza primigenia.

LOS DIEZ EN PRIMERA POSICIÓN.

Cuando un Diez aparece en el tiraje cabalístico en esta posición, estará ocupando el trono de Kether, y ejerciendo su potestad de cambio desde el primer Sefira del Árbol Cabalístico. Este dotara a la persona de una fuerte voluntad para cambiarlo todo, volviendo la vida al revés. Sera inútil buscar la razón, es una determinación irracional que viene de las profundidades del subconsciente, sin que él mismo sepa porqué. Sólo tiene que cambiar de vida y cambiará, movido por una necesidad de su ego.



LOS DIEZ EN SEGUNDA POSICIÓN.
 
Si el Diez aparece en esta posición, estará actuando en el dominio de Hochmah, y entonces  inducirá a la persona a protagonizar un cambio, pero el motor de este cambio será el Amor, la Mística, el descubrimiento de la transcendencia.  La persona emprende el camino de la evolución personal, y cualquier acción que emprenda será para ello. Rodeada la consulta por cartas que lo indiquen, puede significar también, el final de una protección. Alguien que te estaba ayudando deja de hacerlo.

 
LOS DIEZ EN TERCERA POSICIÓN.

Los Diez actúan aquí en la esfera de Binah, y aquí, lo que ocurra será una imposición del destino de la persona, y supondrá una limitación. El abandono de lo establecido producirá separaciones, divisiones, deserciones, exilios, y una reducción importante de la claridad y diafanidad en la que se está viviendo. Según las cartas que acompañan la consulta puede significar el final de un periodo de restricciones.


LOS DIEZ EN CUARTA POSICIÓN.

En el tiraje cabalístico están actuando bajo las energías de Hesed. Podemos decir que la persona ha tenido una etapa de relajación y bienestar respecto al asunto de la consulta, pero las cosas han cambiado, y bajo las influencias de este Sefira vera el final de esta situación. Comienza ahora un ciclo de dificultades, por lo que se deberá analizar en qué punto se dejó de prestar la adecuada atención, tanto si la consulta es de trabajo, como si es de asuntos sentimentales. Indica cambio en el dominio de lo que antes había constituido felicidad.


LOS DIEZ EN QUINTA POSICIÓN.
 
El quinto Sefira del Árbol Cabalístico es esta bajo el dominio de Gueburah, el cual está regido por Marte. Estas influencias energéticas darán a la persona la fuerza para salir de dificultades, indicara la carta en esta posición el final de un periodo de problemas, de violencias, de agresiones contra sí mismo y contra los demás. La voluntad del consultante para lograr serenidad se verá reforzada.


LOS DIEZ EN SEXTA POSICIÓN.

El consultante deberá saber que Tiphereth, es el tercer centro del Mundo de Creaciones; es el rostro visible de Kether, en su manifestación material. Como ya hemos dicho, el Diez representa el final de cualquier asunto, para  pasar a otro, de manera que aquí significará el final de un periodo de estabilidad y equilibrio. La persona tiene que sumergirse en otras actividades, tanto si son laborales como sentimentales.


LOS DIEZ EN SEPTIMA POSICIÓN.


Cuando aparece un Diez en esta posición estará actuando bajo las energías de Netzah; este es el Sefira en el que el amor y los deseos ya tienen forma concreta, tangible, es donde somos capaces de percibir, de sentir, y de crear mediante su aporte energético. Terminada esta etapa, y teniendo que pasar a otra, tendremos que decir: la persona tendrá una pérdida de interés respecto al asunto de la consulta; desinterés por los valores estéticos, por el amor, por la relación con los demás. Significará dejar atrás todas las cualidades que Netzah rige.

LOS DIEZ EN OCTAVA POSICIÓN.

Están actuando en el domino de Hod, el tercer Sefira de la columna de la izquierda, que representa la búsqueda de la perfección a través de la verdad. Es, al mismo tiempo, el segundo del Mundo de Formación. De este centro recibimos  la energía necesaria para impulsar nuestro cerebro. La persona envuelta en estas energías tiene un cambio en su actividad crítica. El ejercicio de la crítica y la búsqueda de la verdad, ya le han aportado toda la información que necesitaba, por lo que tiene que abandonar ese escenario y cambiar a otro.


LOS DIEZ EN NOVENA POSICIÓN.

 
Actúa en el Sefira de Yesod, aquí todo lo que se encuentra en nuestro interior se convierte en imágenes, es decir en situaciones. Por ejemplo si sentimos odio o rencor, podemos tener la seguridad de que Yesod, un día u otro, objetivará en el mundo real estos sentimientos, brindándonos la ocasión de ejercer ese odio, o bien, volviendo la imagen al revés, nos hará vivir situaciones odiosas, violentas o crueles.

En este caso persona tiene la sensación de que en su vida se va a producir un cambio que le hará perder lo que posee, llegando a obsesionarse por cambiar las cosas. Habrá que tener cuidado, ya que esa inquietud por cambiar puede llevarle a vivir en el aire. La serenidad, y replantearse las cosas desde un punto más lógico le ayudaran en este tránsito.

LOS DIEZ EN DÉCIMA POSICIÓN.

Estará actuando bajo las energías de Malkuth, el décimo Sefira del Árbol Cabalístico, y representa nuestro mundo físico. En este punto, todo se transforma en acontecimiento, en realidad palpable. Aquí la persona ya ha pensado, meditado o imaginado lo que quería, y ahora sólo le queda experimentar  aquello que anteriormente ha ideado. Como el Diez está en su propio centro, y siendo que tiene que terminar “algún” proyecto, puede crear, respecto a la consulta, inseguridad física, transición de los elementos químicos de su cuerpo, inestabilidad que puede afectarle la salud. Si este cambio imperioso se quiere vivir desde la tranquilidad y sosiego, tendremos que preguntarnos si no ha llegado el momento de expresar el espíritu, manifestándolo en la Tierra, con trabajos como la meditación, oración, ayuda a enfermos y marginados etc. Este será el transito positivo y evolutivo que nos proporcionara Malkuth.

 

+++++++


INTERPRETACIÓN DE LOS DIEZ
 
 
 

 
 

EL DIEZ DE BASTOS
El Diez de Bastos corresponde al elemento Fuego, y recibe el título de Señor de la Opresión. Los Bastos son el símbolo de todas las empresas humanas. Son la semilla divina que ha de producir la cosecha de experiencias y, esta semilla genera iniciativas, es el motor que da lugar a todo tipo de actividades. El hombre se mueve bajo la acción de los Bastos, amplía su horizonte, y con estas actividades vive experiencias que harán que su conciencia evolucione. Pero llega el momento en que el hombre ha de dejar de ser el motor de producir cosas nuevas, tiene que enraizarse en algo, y sentirlo como su obra personal, que no se realizaría si él no existiera. Por lo tanto en una consulta indicaría: que se está realizando una transición, las fuerzas creadoras se vuelven estériles, el consultante tiene que interiorizarse y descubrir sus sentimientos. A partir de ahora le moverán sus sentimientos, y sus objetivos estarán en sus deseos. Así tenemos que el Diez de Bastos supone el final del ciclo de Fuego, para comenzar el de Agua. Todas estas claves nos dan a entender que el mundo actual de la persona tiene que cambiar, si las cartas que acompañan la consulta son positivas, el hombre sentirá ese desconcierto y necesidad en su interior, sabiendo que ya no es lo que era. Pero si está rodeada su carta por fuerzas excesivas, la persona además de sentir este cambio en su interior lo exteriorizará provocando una serie de situaciones críticas. En el Zodiaco es la relación entre Sagitario y Cáncer.
EL DIEZ DE COPAS
El diez de Copas pertenece al elemento Agua, y recibe el Titulo de Señor del Éxito perfecto. Las Copas simbolizan las empresas sentimentales, nos hablan de los amores, de las ambiciones personales, los egoísmos y los deseos. El diez de Copas es la transición del Agua al Aire, de las emociones y los deseos el hombre pasa al proceso mental. Salir de una situación emocional y pasar a la mental constituye toda una proeza. Llegado a este punto, en una consulta podemos decir: la persona deberá razonar las situaciones dejando a un lado su romántico sueño, para de esa manera participar en la vida colectiva de manera más amplia, buscando en el pensamiento la Ley que ha de permitirle edificar las cosas sobre una base más sólida. No se trata de dejar de sentir; sino de participar y consolidar su sueño en el mundo material mediante su pensamiento. En el Zodiaco es la relación entre Piscis y Libra.
EL DIEZ DE ESPADAS
Con el diez de Espadas nos adentramos en el Elemento Aire, este arcano recibe el Titulo de Señor de la Ruina. Aquí nos encontramos en el momento del abandono de todo lo que hasta entonces ha sido conocimiento teórico para sumergirse de lleno en las realizaciones materiales. En la consulta tendremos a la persona que teóricamente lo sabe todo, pero que le falta saber llevarlo a la práctica. Si lo que quiere saber está relacionado con los negocios, descubrirá que las cosas no son en la práctica como parecen en la teoría, y puede perder su patrimonio. Deberá tener en cuenta también que está perdida puede afectar a sus más allegados. Los cuales confiando en su perfecta visión de las cosas, pondrán en sus manos unos medios que pueden perder. Las claves describen la situación de esta forma: La persona gracias a su habilidad expresiva, conseguirá medios materiales, miraremos las cartas que acompañan a la consulta de esa forma podemos ver cómo va a resolverse la situación. En el Zodiaco es la relación entre Géminis y Capricornio.
EL DIEZ DE OROS
El Diez de Oros corresponde al Elemento Tierra, y recibe el Titulo de Señor de la Opulencia. Expresa las potencialidades de Malkuth y representa una etapa de florecimiento material, la cual tendrá que dejar. Será en una consulta el momento en el que la persona tendrá que dejar los negocios que lleva a cabo, ya que tiene que pasar a otro ciclo. Aquí las fuerzas se retiran definitivamente de la obra en la que han estado trabajando, para iniciar un nuevo ciclo. La transición de que es portadora el 10 de Oros es mucho más radical que las de los otros Diez, ya que mientras estos significaban un cambio de estrategia en vistas a un mismo objetivo, el de Oros representa un cambio radical: el abandono total del objetivo perseguido quizás durante toda la vida para retirarse a un campo inédito de experiencias. Podemos decir que el abandono de los valores materiales, se realiza en provecho de un mundo de valores morales. El 10 de Oros supone la transición entre el ciclo de Tierra que termina y el nuevo ciclo de Fuego, donde la espiritualidad proyecta un nuevo gran ciclo de realizaciones. Este cambio será voluntario si las cartas que acompañan son positivas; de lo contrario si son negativas, será una renuncia impuesta. En el Zodiaco es la relación entre Virgo y Aries.
 
++++++
LOS REYES Y SUS POSICIONES
Los Reyes, Reinas, Caballeros y los pajes o sotas, representan personas en nuestra vida. Son compañeros de ruta, aquellos con los que nos relacionamos para realizar una tarea en común o para aprender una lección, para lo que se opondrá o pondrán impedimentos a su realización. A lo largo de nuestra cadena de encarnaciones hemos establecido múltiples relaciones con otros seres, los cuales se presentan puntuales, a la hora marcada por nuestro Karma o, nuestro  Darma. Las figuras son esas personas, y cuando aparecen en nuestro juego, significa que aquello que proyectamos ha de realizarse; o bien con su ayuda, o con su oposición. De ahí que sea muy importante estudiar el perfil de la figura y lo que nos está indicando en el tiraje de cartas.
Los Reyes corresponden al mundo de las emanaciones y, por tanto, serán portadores de Potencial. Son personas con Poder que nos ayudaran a edificar nuestro Porvenir, o por el contrario y según las cartas que le acompañan, se opondrán Poderosamente a que lo edifiquemos.
Tanto si su acción en nuestra vida es positiva como si es negativa, la aparición de los Reyes en nuestro juego significara que la persona cuyo perfil describen nos viene de un remoto pasado. Es alguien con el que hemos tratado antiguamente y con el que hemos establecido una larga relación. ¿Qué es lo que nos permite asegurar que esto sea así? El hecho de que disponga de un Poder en nuestras vidas; de que sea un individuo que nosotros hemos coronado. El Poder no es cosa que se adquiera de la noche a la mañana; el Dominio sobre las cosas y sobre los demás viene después de un Trabajo largo, rudo, difícil, de modo que si una persona tiene Poder sobre nuestra vida, tanto si es para abrirnos las puertas y hacernos felices, como si tiene el poder de perturbarnos y hacernos fracasar, es porque ha habido entre él y nosotros una larga interacción, en la cual hemos trabajado, positiva o negativamente.
LOS REYES EN PRIMERA POSICIÓN.
En esta posición los Reyes estarán actuando bajo la influencia de Kether. Esto significará que estamos en manos de una Voluntad más poderosa que la nuestra, que toda decisión pasa por la voluntad de esa persona, la cual se erige en el dueño de la situación y la domina por completo. Nos encontramos atados de pies y manos respecto a la consulta; para bien o para mal.
LOS REYES EN SEGUNDA POSICIÓN.
Cuando los Reyes están en segunda posición, anuncian una protección que viene del fondo luminoso de la Providencia. Trabajan bajo la influencia de Hochmah. Indicando que la persona, en pasadas existencias ha trabajado generosamente para el bien de la humanidad, y ahora, esa humanidad agradecida ha generado, desde lo más profundo de sus corazones, al gran protector, que aparecerá de manera sorprendente, providencial, para ayudar al consultante en cualquier empresa que emprenda. Diremos pues; intervención de la Providencia a través de una persona con mucho poder; resolviendo favorablemente una situación crítica, ya que la Providencia se manifiesta precisamente en los momentos de apuro.
LOS REYES EN TERCERA POSICIÓN.
Aquí los Reyes estarán actuando bajo la influencia de Binah, Sefira regido por Saturno, y anuncia una dificultad creada por una persona que representa la Ley. Si la consulta es  para alguien que tiene que presentarse a un juicio, esta carta significara que no le serán fáciles las cosas, aunque la razón este de su parte. Pero esto no será más que una lección impuesta por Saturno, ejecutor del Karma, y demostrara que en el pasado la persona tampoco ha juzgado con imparcialidad, y ahora tendrá que experimentar por sí mismo como se siente uno cuando es víctima de una injusticia. Esto puede aplicarse en un asunto laborar, o emocional, la figura será un obstáculo que paralizara cualquier proyecto.
LOS REYES EN CUARTA POSICIÓN.
La figura del Rey en esta posición es benévola, actúa bajo las energías de Hesed, regido por Júpiter, y anuncia el encuentro con una persona de poder, gracias a la cual podremos conseguir aquello por lo que estamos luchando. Diremos pues que es el momento oportuno para solicitar lo que necesitemos, tanto en el terreno laboral como en cualquier otro, teniendo para conseguirlo el apoyo de una persona que aparecerá, para devolvernos la protección que le otorgamos en otras vidas.
LOS REYES EN QUINTA POSICIÓN.
Actúan bajo la influencia de Gueburah, el Centro del Rigor, por lo que indica que sufriremos en nuestra carne el Rigor que infringimos en el pasado a nuestros semejantes. Anuncia la aparición en estos momentos de una persona que nos doblegara sometiéndonos a una prueba dura. El consultante no deberá en este caso mostrarse rebelde ni violento, porque encontrara ante él una violencia mayor. Se recomienda precaución en los actos que deban emprenderse, valorando las cosas desde la mayor serenidad, y procurando apartarse de momento de la situación que aparecerá bajo la apariencia de una persona de autoridad, en cualquier sector de nuestra vida.
LOS REYES EN SEXTA POSICIÓN.
Cuando en una consulta aparece un Rey en quinta posición, indica que el consultante está bajo la influencia de una voluntad más fuerte que la suya. Esta posición trabaja con las energías de Tiphereth, y la persona se ve sometida a una autoridad de la que no puede de momento librarse. En estas condiciones tendrá que sopesar si sus decisiones son propias, o si, están influenciadas por otros criterios. La carta anuncia una abdicación de la Voluntad a favor de otro, habrá que estudiar detenidamente en que sector se encuentra esta abdicación para de esa forma poder liberarse.
LOS REYES EN SEPTIMA POSICIÓN.
Estarán actuando con las energías de Netzah y anuncian la aparición de una persona que nos ayudará de forma decisiva en los pequeños detalles de la vida; puede aparecer como un amigo que nos invita a fiestas, a viajar, y a compartir entretenimientos; para un artista puede ser el promotor que dé a conocer su obra, en el terreno laboral será la persona que nos proporcionara un trabajo mejor, en el sector sentimental nos relacionara con la persona que aspiramos etc. La consulta pues se desarrollara dando por triunfante cualquiera de los aspectos por los que se pregunte, pero no por sí mismo, sino por la ayuda de un mecenas, que el universo nos proporciona.
LOS REYES EN OCTAVA POSICIÓN.
Aquí los Reyes actúan en Hod, indicando que la persona se encuentra bajo una influencia que le pondrá en contacto con alguien de un nivel mental elevado. Puede ser un Maestro, un Instructor que le revelara como son las cosas tanto a nivel Superior como terrenal. Ese encuentro con la Verdad puede momentáneamente parecerle desagradable a la persona por estar alejado de ella, ya que no siempre estamos dispuestos a cambiar nuestro forma de ser, o incluso a ampliar estudios. Tendrá el consultante que estar preparado para admitir que se le corrija en las cuestiones por las que pregunta, y que es conveniente que rectifique. Si aquello por lo que pregunta esta edificado como corresponde, el instructor lo único que hará será ayudar en el proyecto, siendo un buen amigo que aportará su conocimiento desde un punto superior.
LOS REYES EN NOVENA POSICIÓN.
Estarán actuando con las energías de Yesod, indicando que en la vida del consultante aparecerá una persona que le hará vivir una gran ilusión, que sabrá programarle unas imágenes tan vivas, que le parecerá estar viviendo la realidad. El que esas ilusiones se realicen dependerá de la actuación que tuvo el individuo en el pasado; si él engaño, este será el momento de ser engañado, y en tal caso los Reyes indicarán que la persona puede sufrir un timo, por lo que debe estar alerta en todo aquello que se le proponga. Si por el contrario, él fue artífice de una gran ilusión, encontrara quien materialice la suya.  Pero de todas
formas, cuidado, corres el riesgo de que te engatusen.
LOS REYES EN DÉCIMA POSICIÓN.
Malkuth extiende sus manto energético en la consulta que se realiza, y nos indica que; los resultados de la misma no depende de nosotros, que dependerá de una poderosa personalidad que ayudará o desmoronara lo que llevamos entre manos en el momento de la consulta, la persona en cuestión será alguien más fuerte y mejor situado que nosotros. Él tiene la llave de nuestro éxito, y en él tenemos que confiar si queremos realizar y materializar nuestros deseos. Si la figura que se nos presenta no es nuestro amigo, lo prudente será conciliarse con él, no combatirlo, procurando que la armonía reine en esta obra.
++++++
 
EL REY DE BASTOS
 
El Rey de Bastos posee los atributos de Kether. Representa la Suprema Autoridad, el Supremo Poder, y su aparición en el juego indicará que nos encontramos en presencia de una fuerza ante la que deberemos inclinarnos inapelablemente. Puede ser un Juez, un Presidente, un Rey, o alguien que habla en su nombre. Su intervención dará a nuestra vida un rumbo determinado y profundo, dejando una huella que perdurara en nuestra existencia. El Rey de Bastos se presentará como una personalidad abstracta, lo mismo puede ser una persona que otra. Es una figura que ha sido potenciada por nuestra voluntad a lo largo de las vidas, creando una energía que ahora se nos presenta de carne y hueso. No hay nada personal en la actuación de esta figura en nuestras vidas; es la otra cara de la autoridad, tal como la hemos ejercido.
Su aparición en la consulta puede significar, que una mano provincial nos señale, nos levante, nos magnifique o, por el contrario, el dedo de la fatalidad nos doblegará y nos humillará, según hayamos utilizado el sublime soplo de Kether, lo tendremos ahora a nuestro favor o en nuestra contra. Esto se verá según la posición que ocupe en la tirada. En el Zodiaco, el Domicilio del Rey de Bastos es Aries, teniendo bajo su jurisdicción el AS, el DOS y el TRES de Bastos. En el Tarot es el Arcano I, El Mago.
 
EL REY DE COPAS.
Bajo los atributos de Hochmah si aparece en nuestra consulta, será para manifestar el Amor. El Amor que hemos dado al mundo será el que vamos a recibir, en nosotros está la medida de las todas las cosas, y lo que no salga de nuestro pequeño microcosmos no podremos recibirlo de nadie.  En nuestro quehacer humano, vida tras vida, hemos potenciado el Amor y ahora las Divinas Aguas de Hochmah se derramarán sobre nosotros llenándonos de paz, de bienestar, de quietud, de mansedumbre. Lo hemos dado Todo y lo tendremos Todo: ese es el mensaje que nos trae el Rey de Copas cuando aparece en una consulta. El atributo de Hochmah es la sabiduría, es la Intuición de la verdad suprema; es la esfera de los elegidos, la esfera del Bien, de la Salud, de la liberación de las tareas materiales. Todas estas virtudes o dadivas, nos serán aportadas por una persona que aparecerá en la vida del consultante, encarnando a ese mítico Rey de Copas. En el Zodiaco, el domicilio del Rey de Copas es Cáncer En el Tarot el Arcano número V ejerce dominio sobre él. El Rey de Copas tiene bajo su jurisdicción al As, Dos y Tres de Copas.
 
EL REY DE ESPADAS
 
El Rey de Espadas trabaja con las energías de Binah, y representa su Poder Organizador y Ordenador de todas las cosas. Su aparición en nuestra consulta significa, que en nuestro peregrinaje humano hemos desplegado múltiples esfuerzos para ordenar las cosas, que hemos trabajado para hacer las cosas comprensibles, lógicas, coherentes. Gracias a ese esfuerzo ordenador, ha sido posible establecer una ciencia, y ahora, el Rey de Espadas aparece para proporcionarnos la oportunidad de estar al frente de una Organización  que nosotros hemos contribuido a Establecer.
La aparición pues del Rey de Espadas en una consulta será siempre anunciador de un Trabajo, de una Responsabilidad de más alto nivel. Nos anuncia que debemos comprometernos, que es preciso que estemos dispuestos a “mancharnos” con el barro del camino, y por eso será prudente que nos pongamos el delantal del servicio, a fin de que este barro no salpique nuestras vestiduras, es decir; que al subir de nivel o categoría en un puesto de responsabilidad nuestra personalidad nos “manche” con soberbia nuestro YO espiritual. Hemos de poner una distancia entre lo que hacemos y lo que somos, discerniendo entre la Necesidad ineludible de realizar ciertos actos, y la Exigencia, no menos ineludible de que estos permanezcan limitados a un marco y a un tiempo. El Rey de Espadas nos obliga a descender a la arena del mundo, a enfrentarnos con los problemas de los bajos niveles, y por esa razón tendremos que protegernos para no quedar envueltos en ellos. El consultante deberá después del trabajo volver a la pureza primordial; a la luz, puesto que los trabajos que nos anuncia el Rey de Espadas, se desarrollan en un mundo en el cual las sombras empiezan a dominar. En el Zodiaco, el Domicilio del Rey de Espadas es Libra. El Ermitaño, Arcano IX ejerce dominio sobre Él. El Rey de Espadas tiene bajo su Jurisdicción al As, Dos y Tres de Espadas.
EL REY DE OROS.
 
El Rey de Oros representa el Poder de la Materia, y posee los atributos de Hesed. Cuando aparece esta carta en nuestra consulta nos indica que la Abundancia, el Bienestar material va a derramarse sobre nosotros. Como con los otros Reyes, indica que en anteriores actuaciones hemos potenciado el bienestar de los demás, los hemos servido, hemos trabajado para que a los demás no les faltara nada, y ahora serán ellos quienes arrimen el hombro para nosotros podamos vivir nuestro Paraíso. El Rey de Oros anuncia la llegada de la persona que nos dará la oportunidad de tener beneficios materiales. La personalidad de este enviado puede adquirir formas muy distintas; puede ser el que nos vende el billete que ha de salir premiado en la lotería, el que nos facilita un negocio de alta rentabilidad, el que nos pone sobre la vía de éxitos, el que nos aconseja sobre unas inversiones productivas etc.
El Rey de Oros también puede manifestarse de una manera plural, y ser el rostro de una multitud de clientes que acude a nuestro negocio para que podamos realizar unos beneficios fáciles que nos permitirán acceder a ese Paraíso inscrito en la línea de nuestro destino. En el Zodíaco, el Domicilio del Rey de Oros es Capricornio. En el Tarot la Muerte, el Arcano XIII, ejerce dominio sobre él.  El Rey de Oros tiene bajo su jurisdicción al As, Dos y Tres de Oros.
EN RESUMEN.
 
 
Los Reyes representan pues, nuestros Poderes y en el tiraje cabalístico o en el astrológico, el sector en el que aparecen los Reyes nos indicará el punto en que hemos acumulado poder en el curso de nuestras vidas. Será sobre ese punto que deberemos actuar, ya que la zona representada por él será zona de facilidades.
Si los Reyes no aparecen en el juego, será indicio de que el momento no está maduro como para poder realizarse fácilmente. No significa esto que no haya de obtenerse el fruto codiciado, sino que será preciso luchar por ello, que no aparecerá tan pronto la persona que nos abrirá la puerta del éxito.
Cuando la imagen de los Reyes se concreta en una persona física, podemos tener la certeza de que nos encontramos ante alguien que ya hemos conocido, y mucho, en vidas anteriores.
 
LAS REINAS Y SUS POSICIONES
 
Las Reinas, como los Reyes, son también personajes con poderes sobre nuestras vidas, pero si los Reyes ejercen sobre nosotros su Todopoderosa  Voluntad, las Reinas se encuentran en nuestro  camino, y están unidas a nosotros por una larga historia en común, con ellas hemos contraído deudas importantes, pero esas deudas todavía no son represivas para nosotros. Si el Rey, representa una fuente inapelable que condiciona de manera decisiva la obtención de aquello que motiva nuestra pregunta, la Reina representa una fuerza coactiva importante, pero no creadora de un resultado, sino inductora.  Las Reinas representan el Mundo de la Creación o Mundo de los Deseos, su poder se ejercerá sobre nuestros Deseos y Emociones, de modo que el Triunfo o el Fracaso que presagian al aparecer en nuestro juego, dependerá de la medida con que nos identifiquemos con nuestros Deseos. Si la persona que nos consulta vive totalmente identificada con su Yo-emotivo, si en ella la acción del pensamiento es débil, la Reina actuarán como si se tratase de un Rey y tendrá una fuerza imperativa. Por el contrario, para el hombre de Pensamiento, la Reina sólo representará una tendencia emotiva, encarnada en una persona.
Tengamos en cuenta, sin embargo, que se trata de una aparición de personas con las que hemos convivido en un pasado, en el que nuestros deseos y emociones les fueron impuestos. Ahora esos deseos nos subyugarán, nos esclavizarán, nos impondrán su Ley.
La fuerza aparece en forma de Circunstancias, de manera que, vistas las Reinas bajo ese aspecto, podemos decir que cuando aparecen, las Circunstancias Reinan, circunstancias creadas por nuestra vida emotiva y representadas por una persona determinada.
En el tiraje de cartas, el valor de las Reinas viene después del valor del Rey, el As y el Tres, que representan los grandes triunfos: el Rey, por ser  una instancia superior, de la que emana el poder de cambiarlo todo. El As por representar la aparición de un potencial nuevo, cuyo impulso pondrá  en movimiento todas las cosas, y el Tres por representar la Fuerza Ejecutiva. Así pues, los condicionamientos creados por la aparición de la Reina, podrán ser vencidos solamente por los Reyes, los Ases y los Treses. Si esas cartas no se oponen a las Reinas será señal de que la consulta será positiva. Por lo general, las Reinas anunciarán la aparición de personas del sexo femenino, pero pueden también anunciar un predominio de los poderes imaginativos sobre la voluntad, el sometimiento a una persona con mucha imaginación.
LAS REINAS EN PRIMERA POSICIÓN.
Estarán trabajando con las energías de Kether y diremos: Poder de las Circunstancias. Las Circunstancias reinan imperativamente en nuestras vidas, creadas en anteriores actuaciones por nosotros. Estas Circunstancias estarán encarnadas en una persona del sexo femenino.  Podemos concluir: Circunstancias Kármicas, invencibles; un poder sentimental o pasional, que en otra vida hemos sublimado, ahora nos somete y debemos aceptarlo así y sacar el mejor partido posible de la experiencia. 
LAS REINAS EN SEGUNDA POSICIÓN.
Actúan en Hochmah  y anunciarán la protección de una mujer, en unas circunstancias. Amor merecido por nuestras pasadas actuaciones y que ahora nos eleva, nos redime, nos sana. La providencia se manifiesta con el encuentro circunstancial con una mujer que ha de permitirnos realizar aquello que deseamos.
LAS REINAS EN TERCERA POSICIÓN.
Estando bajo las influencias de Binah, anunciarán dificultades creadas por una mujer. Circunstancias  restrictivas, que vendrán de la mano de una mujer que condiciona, que excluye. Significa el encuentro con una mujer que nos devolverá el desprecio de que fue objeto por nuestra parte en anteriores vidas.
LAS REINAS EN CUARTA POSICIÓN.
Estarán actuando en Hesed, y anunciarán Bondad y abundancia por parte de una mujer que hará que las circunstancias nos permitan progresar social y económicamente. Representa la mujer de buena posición que ha de prestarnos una gran ayuda.
LAS REINAS EN QUINTA POSICIÓN.
Cuando las Reinas están en esta posición, nos encontramos bajo la experiencia de Gueburah, el cual trae a nuestra vida la aparición de Circunstancias dolorosas, dramáticas, producidas por una mujer. Es la señal de que una mujer nos va a producir una mala experiencia, que surge de nuestro pasado ancestral, y que nosotros mismos hemos generado.
LAS REINAS EN SEXTA POSICIÓN.
En el Sefira de Tiphereth, la imaginación dominará la voluntad, la mujer dominará al hombre. Las circunstancias dominan  la situación, y nuestra voluntad se inclina a favor de ese dominio, siendo incapaces de apartarnos del problema.
LAS REINAS EN SÉPTIMA POSICIÓN.
Actuando en Netzah, las Reinas nos anuncian circunstancias que favorecen nuestra vida. Aparece como la anfitriona gracias a la cual conoceremos personas influyentes. Para una mujer, es la aparición de una amiga, para un hombre, es la llegada del Amor por parte de una mujer. Significa; intensa vida mundana, intensa vida de los sentidos, favores concedidos por una mujer.
LAS REINAS EN OCTAVA POSICIÓN.
Actuando bajo las energías de Hod. Entonces diremos que las circunstancias, bajo un impulso femenino, nos conducirán al Templo de la Verdad, a la contemplación  de supremas armonías.  Pero también puede anunciar circunstancias críticas, de la mano de una mujer critica, que nos llevará a la reconsideración de nosotros mismos y el cambio profundo que precisamos para poder contemplar la perfecta interrelación de todas las cosas.
LAS REINAS EN NOVENA POSICIÓN.
Actúan en Yesod, el Sefira regido por la Luna. Entonces los Deseos están sobre el Centro de las Cristalizaciones, imponiendo a la persona su política exterior. Esos Deseos serán incitados por una mujer que establecerá así, su dominio sobre la vida de la persona produciendo una especie de hipnosis que hará que  viva realizando los deseos de ella, en vez de los suyos propios.
LAS REINAS EN DÉCIMA POSICIÓN.
Están actuando en Malkuth, indicando que una mujer, representando nuestro viejos Deseos aparecerá en nuestras vidas de manera inmediata, para ayudarnos o para desbaratar nuestros planes. El Deseo intenso de una mujer será decisivo para llevar a cabo o no nuestras iniciativas. Malkuth indica el estado actual del asunto que consultemos, de modo que lo que ocurra en este Sefira es de realización inmediata.
 
+++++++
INTERPRETACIÓN DE LAS REINAS
 
LA REINA DE BASTOS.
La Reina de Bastos, trabaja bajo las energías de Hesed, representa a una poderosa mujer rica en posibilidades de todo tipo, tanto económicas como sociales. Esta mujer se encontrará en condiciones de Proteger de Ayudar y de interceder en beneficio del consultante. Comprobaremos las cartas que rodean la pregunta, ya que tenemos que tener en cuenta que el mismo poder podrá ser empleado en contra de nuestro propósito, si el entorno es negativo. La Reina de Bastos se presenta en nuestra vida como una mujer de cierta edad o bien una mujer con unos conocimientos intelectuales superiores, espiritualizada, experimentada, aunque físicamente sea joven sus conocimientos son comparables a una persona madura. En el Zodiaco el Domicilio de la Reina de Bastos es Leo. En el Tarot, el Arcano II; La Sacerdotisa, ejerce dominio sobre ella. Tiene bajo su Jurisdicción el Cuatro, Cinco y Seis de Bastos.
LA REINA DE COPAS.
Posee los atributos de Gueburah, y su aparición en la consulta significará que debemos estar dispuestos a pagar una antigua deuda de Amor, cuya “factura”, nos va a ser presentada. Para un hombre, significará el encuentro con una mujer con la que tendrá que comprometerse, de buen o de mal grado; no es el amor justo, ni el deseado, pero sí el que resulta de nuestras actuaciones pasadas. La Reina de Copas, puede ser portadora de días felices para nosotros, no podemos excluirlo a priori, pero ya sabemos que la felicidad que pueda aportarnos Gueburah consiste principalmente en limpiarnos de nuestro Karma y restituirnos la dignidad humana perdida, de modo que esta Copa que la Reina nos tiende, puede ser la Copa de la Amargura que hemos de estar dispuestos a apurar hasta la último gota. Para que nos decidamos a beberla, esta Reina puede engalanarse con bellos ropajes, presentarse con bellas promesas, pero raro será si no esconde en los pliegues de su túnica, las espinas que nos han de herir. En el tiraje podemos decir; que si la Reina está rodeada de cartas positivas las deudas contraídas serán liquidadas. Pero si por el contrario el entorno es negativo, significará: que la situación se encuentra controlada por una mujer, antigua conocida nuestra, que aparecerá en nuestra vida dominándonos mediante la Emotividad. Para una mujer la aparición de la Reina de Copas significará el encuentro amistoso con una persona de su propio sexo, cuya relación será interpretada de acuerdo con las claves, En el Zodiaco el Domicilio de la Reina de Copas es Escorpio. En el Tarot, el Arcano VI, Los Enamorados, ejerce dominio sobre ella. Tiene bajo su jurisdicción; el Cuatro, el Cinco y el Seis de Copas.
LA REINA DE ESPADAS.
 
Trabajando con los atributos de Tiphereth, la Reina de Espadas, representa el equilibrio en el mundo sentimental, el sacrificio de la pasión, la renuncia a una idealización excesiva, para dar lugar a la convivencia cotidiana. Para un hombre, será la esposa, la compañera, la relación de rutina diaria. No significa esto que no tenga los valores representados por las Reinas de Bastos y de Copas, sino que la integración sintética de estos valores son una realidad equilibrada, tal como tiene lugar cuando las energías de Tiphereth actúan. Tenemos entonces que la Reina de Bastos representa; un poco de pasión, un poco de ilusión y la firme voluntad de realizar una obra en común. Su aparición en la consulta significará que hemos encontrado a la persona cuyas virtudes se complementan con las nuestras, perfeccionándolas y equilibrándolas. Para una mujer será la amiga ideal; para un hombre es la mujer con la que puede tener una excelente relación, quizás con la que pudo tener una relación íntima en un pasado lejano, y que ahora vuelve a él para formar un equipo. En el Zodiaco, está en el Domicilio de Acuario. El Arcano X, ejerce dominio sobre ella. Tiene bajo su jurisdicción el Cuatro, Cinco y Seis de Espadas.
LA REINA DE OROS
 
Netzah le aporta a la Reina de Oros sus energías, y su presencia en la consulta nos hablara de una mujer con poder económico y social. Puede estar relacionada con la joyería, perfumes alta costura etc. Si la consulta la realiza un hombre significara que aparece en su vida una mujer Especial, la cual puede beneficiarle tanto a nivel económico como a nivel emocional, puede ser portadora de dinero, pero también puede hacer que aparte a la persona de su nivel espiritual, ya que le ofrece la felicidad material a cambio de una renuncia a los ideales, a las nobles ambiciones. Para una mujer; aparición de una amiga que la puede inducir a llevar una vida fácil, a base de renunciar a la individualidad y personalidad. En el Zodiaco su domicilio es Tauro. El Arcano XIV, La Templanza ejercerá dominio sobre ella. Tienen jurisdicción sobre el Cuatro, Cinco y Seis de Oros.
 
 
+++++++
LOS CABALLEROS Y SUS POSICIONES.
 
Las láminas de los cuatro Caballeros, montados en sus caballos cuyas patas delanteras están levantadas como dispuestos a entrar en batalla, sugieren perfectamente el trance del ser humano que está actuando, que tiene algo entre sus manos. Representan a las personas con las cuales estamos batallando, personas que quizás estén de nuestra parte y nos ayuden a ganar la batalla, o quizás formen parte del bando contrario y sean rivales nuestros en la lucha emprendida. Todo dependerá de la posición que ocupen en nuestro juego.
La diferencia de los Caballeros, con los Reyes y Reinas es que aunque sean personas que hemos conocido en un pasado reciente, posiblemente en el curso de la existencia que estamos viviendo, o quizás en otra, no hemos tenido con ellos una relación tan fuerte como para que nos deban algo o se lo debamos nosotros. Es en este momento en el que van a aparecer en nuestra vida, cuando nos apoyaran o por el contrario serán opuestos a nosotros. Si nuestra relación con ellos es equitativa, cada uno se ira por su lado y  quizás no volvamos a encontrarnos, o quizás sí. Pero como elementos neutros, sin que la balanza se incline ni a favor ni en contra nuestra.
La aparición de los Caballeros en una consulta indicará que se aproxima una batalla, que aparecerá un rival o un aliado con fuerzas parecidas a las nuestras. El Caballero no indica que puede vencernos, ni que nosotros podamos vencerlo, si aparece en un lugar privilegiado en la consulta, indicará que nuestro destino nos enfrenta a una prueba difícil; sin duda habremos merecido aquella dificultad y nuestro rival está situado en condiciones inmejorables para favorecer o dificultar lo que deseamos, pero al no estar ligados a él por un lazo Kármico, la batalla no está perdida de antemano y todo dependerá del empeño que pongamos para conseguirlo.
Los Caballeros supondrán pues; enfrentamiento de voluntades, lucha para obtener nuestros propósitos con otras personas que desean lo mismo. Los Caballeros de Espadas y Bastos serán preferentemente personas del sexo masculino; los de Copas y Oros, preferentemente del sexo femenino.
 
LOS CABALLEROS EN PRIMERA POSICIÓN.
En el tiraje Cabalístico, estarán actuando con las energías de Kether, y ello significará la lucha por el poder con una persona de méritos parecidos a los nuestros. Puede ser un poder civil, en una sociedad, en un ministerio, en el gobierno, en el Estado, o un poder moral, un prestigio, una solvencia, una dignidad; está en juego el que podamos ejercer nuestra Voluntad o no podamos ejercerla y sólo al final del enfrentamiento, se sabrá.
 
LOS CABALLEROS EN SEGUNDA POSICIÓN.
Estarán actuando en Hochmah, el Centro de la Sabiduría y del Supremo Amor. Nos anunciarán, una lucha Providencial contra un jinete que el Divino Amor se ha sacado de la manga, (por decirlo así) para que comprendamos, en el ardor del conflicto, algo que no hemos podido comprender sin enfrentamiento. Nuestro oponente será una especie de sparring, es decir , un hombre que aparece para encajar nuestros golpes, tan sólo con el objetivo de que nos experimentemos y descubramos el Amor. Este papel corre a cargo muchas veces de un familiar, de una persona querida que desencadena un conflicto para evitarnos que lo tengamos con una persona que no tendría hacia nosotros las delicadezas que el ser querido pueda tener.
LOS CABALLEROS EN TERCERA POSICIÓN.
Aquí los Caballeros actúan con las energías de Binah, y anuncian una lucha con una persona de carácter, vieja en años o experiencias, la cual intentará invadir nuestro espacio vital, quitándole su poder en el lugar que el consultante lo ejerce. Puede tratarse de unas oposiciones a un alto cargo; o de una potencia comercial de alto nivel. El destino nos enfrenta a una lucha de la que no podemos evadirnos. De nosotros, de nuestra voluntad y empeño dependerá nuestra victoria.
LOS CABALLEROS EN CUARTA POSICIÓN.
Están actuando en el Sefira de Hesed, y nos indican la lucha por la permanencia de nuestro estado de bienestar. Por consiguiente nuestras fuentes de ingreso están en peligro, y debemos luchar para conservarlas. Lucha por el poder ejecutivo, por el triunfo de nuestros deseos, de nuestras aspiraciones mundanas. La palabra correcta que deberemos tener en cuenta es “atención”, prestar atención a lo que nos rodea, a aquellos que están a nuestro alrededor, ya que si nos distraemos y evadimos del ahora, puede que nos encontremos sin nuestro “paraíso”.
 
LOS CABALLEROS EN QUINTA POSICIÓN.
Cuando los Caballeros actúan en Gueburah, tenemos que tener en cuenta el poder de las energías que nos envuelven, y en este caso son las energías de Marte, el planeta de la lucha y la voluntad. Por lo tanto este Caballero anuncia una lucha fuerte por la existencia, por el trabajo. Es de esperar que aparezca un rival en nuestra vida con pocos escrúpulos, dispuesto a recurrir a métodos violentos para despojarnos de aquello que consideramos justo o de lo que nos pertenece. Puede anunciar un ladrón, un usurpador, un chantajista. Se tratará de un individuo de mala estirpe, generado sin duda por nuestras acciones en esta vida, sin que exista con él una relación kármica. Tenemos que considerar, que un ladrón siempre aparece en nuestra vida cuando nos estamos excediendo en nuestras atribuciones, cuando estamos actuando a niveles que no son los adecuados a nuestra evolución. Es un aprendizaje que se nos presenta para reintegrarnos a nuestro línea del Universo.
LOS CABALLEROS EN SEXTA POSICIÓN.
En este lugar los Caballeros están actuando bajo las energías de Tiphereth, y anuncian voluntades en lucha, quizás estas luchas sean entre padres e hijos, puesto que Tiphereth representa el Padre creador de los mundos inferiores, de los mundos manifestados  La posición nos habla de una prueba decisoria que se cristalizara en la realidad de la vida adquiriendo todo su vigor. Los criterios del consultante se verán controvertidos por una persona que defiende otros valores, y de esta lucha surgirá un nuevo criterio, al que nuestra voluntad prestara apoyo, o será la confirmación de que nuestra propuesta era correcta y que debemos llevarla adelante.
LOS CABALLEROS EN SÉPTIMA POSICIÓN.
Actúan bajo las energías de Netzah, y anuncian a la persona que es estricta en los detalles, no se trataran de detalles esenciales, sino de saber quien preside la mesa en un convite, o quien figura más en una fiesta etc. Se puede decir que en esta posición la figura representa al hombre que necesita saber quién es el primero para destacar él más, nos habla pues de rivalidades, tanto en el terreno amoroso, como en el artístico. Aquí se trata de luchar por las apariencias, por la ceremonia, por el ritual.
LOS CABALLEROS EN OCTAVA POSICIÓN.
En esta posición el Caballero actúa con las energías de Hod y representa la rivalidad en el terreno intelectual, esta puede hacerse oralmente o por escrito. De manera que estaremos preparados, ya que surgirá un crítico de nuestras actuaciones, tanto más eficaz en cuanto en la vida del individuo existan razones para ser criticado. En el peor de los casos, esta posición podría indicar al calumniador, al difamador, al que tergiversa la verdad. En positivo será el crítico constructor que ayuda a la persona a tomar conciencia de algo que le pasaba desapercibido. Indica también rivalidad en el trabajo intelectual en la convivencia.
LOS CABALLEROS EN NOVENA POSICIÓN.
Las figuras de Caballeros están actuando aquí bajo la influencia de Yesod, anunciando una lucha interna contra un rival imaginario. Ese rival puede ser una persona de su entorno que se convertirá en el protagonista de su conflicto interno, atribuyéndole unas intenciones que no tiene en realidad. Puede que solo sea una impresión, una sospecha, que no llega a ser realidad. Pero llevada al extremo puede convertirse en una obsesión, que hará que la persona modifique la relación creyendo que está tratando con un rival. La terapia adecuada para esta persona sería que escribiese una novela en la que pudiera descargar en el mundo de la ficción las imágenes de lucha que tiene en su interior.
LOS CABALLEROS EN DECIMA POSICIÓN.
Actuando bajo las energías de Malkuth, en esta posición los caballeros anuncian un combate, un enfrentamiento, en el tema que estemos consultando. Tanto si es de trabajo como de amor o económico, la acción que vamos a emprender o acabamos de comenzar, encontrara la oposición de una persona que quizás quiera conseguir lo mismo.
++++++
INTERPRETACIÓN DE LOS CABALLEROS.
EL CABALLERO DE BASTOS.
El Caballero de Bastos, trabaja con las energías del Sefira Netzah, anuncia movilidad, cambios, en un asunto en el cual los cambios no son deseados, ya que Venus que regenta a Netzah, nos proporciona ayuda en asuntos placenteros y felices. Por lo tanto la aparición de esta carta nos indica; persona que aparecerá en nuestra vida predisponiéndonos a cambiar de gustos, de sensibilidad, de forma de ver como intercambiamos nuestros sentimientos con los demás. Este cambio, se convierte en interno afectando al entorno en el que nos encontramos, amigos, familia, pareja etc. Impulsándonos a buscar un nuevo marco que sea conforme a la nueva sensibilidad que se ha instalado en nosotros.
En una consulta la aparición del Caballero de Bastos significara; viaje, desplazamiento, cambio en nuestra forma de comprender la emotividad de los demás. Si el cambio no es efectuado por el consultante, por inseguridades o miedos, aparecerán circunstancias externas  que justifiquen ante su propia razón, la obligación de abandonar un mundo viejo por otro nuevo. En el Zodiaco, el Domicilio del Caballero de Bastos es Sagitario. La Emperatriz, Arcano número III, ejerce dominio sobre él. Tiene bajo su Jurisdicción los Siete, Ocho y Nueve de Bastos.
EL CABALLERO DE COPAS
Bajo los atributos de Hod, anunciara un cambio en el mundo de las Ideas, de las Convicciones, de las Opiniones, producido por la influencia de los Sentimientos.
EL Caballero de Copas es el mensajero Zodiacal de Piscis, el signo que rige la exteriorización de las emociones, sentimientos y deseos. Por consiguiente, esta figura será también anunciadora de cambios, pero no en la sensibilidad como en el Caballero de Bastos, sino en el sistema racional.
La aparición del Caballero de Copas en una consulta nos indica; que se ha producido un diluvio que nubla la razón, sumergiéndola en un mundo sentimental que substituye las leyes de la mente por las del corazón. Indica pues que una persona, nos inducirá a comportarnos, en el dominio que indican las cartas, con criterios emotivos y no racionales. Nos habla de que no hemos expresado las emociones en el momento que debiéramos, resolviendo mediante la razón, problemas específicos sentimentales. Si la razón se  entrometió en el terreno de los sentimientos, es justo que ahora sean los sentimientos quienes impongan un criterio que emana de la razón.
La aparición en la tirada del Caballero de Copas anuncia confusión, situación confusa para resolver el problema que tenemos, o en otro caso la solución puede no ser adecuada, por tanto será conveniente recapacitar las cosas con serenidad antes de afrontarlas. En el Zodiaco el Caballero de Copas tiene su Domicilio en Piscis. En el Tarot, LA Carroza, Arcano VII, ejerce dominio sobre él. Tiene bajo su jurisdicción el Siete, Ocho y Nueve de Copas.
EL CABALLERO DE ESPADAS.
Trabaja bajo las energías de Yesod. De los cuatro
Caballeros es el más positivo, dado el sincronismo de su función en el Zodiaco y en los Sefiras.
El Caballero de Espadas representara a un hombre de leyes y de combate. Es el que aplica las leyes, y las defiende con el Código (espada) bajo el brazo. Lo mismo puede ir uniformado que con una toga, es portador de orden y claridad.
En una consulta indicara que tendremos que resolver alguna cuestión con la Ley o con algún representante del ejército. Su posición en la tirada, y las cartas que lo rodean nos dirán si el asunto se resolverá a favor o en contra nuestra. En el Zodiaco el Caballero de Espadas tiene su Domicilio en Géminis. En el Tarot, La Templanza, Arcano XIV ejerce dominio sobre él. Tiene bajo su jurisdicción, el Siete, Ocho y Nueve de Espadas.
EL CABALLERO DE OROS.
Trabajando con los atributos de Malkuth, representa al hombre práctico, el que tiene sentido común y sabe sacar partido de las cosas. También representa al hombre hábil en asuntos de la Tierra, campesino, experto en fincas, en transacciones donde deba analizar y sopesarlo todo. Será un conservador, que se movilizara únicamente por la defensa de sus intereses.
La aparición del Caballero en una consulta significa que tendremos que hacer frente a circunstancias materiales, al cobro o pago de rentas, intereses o préstamos bancarios.  Su posición en el juego nos indicara si contamos con su ayuda, y si a pesar de su defensa de intereses está a nuestro favor. En  el Zodiaco tiene su Domicilio en Virgo. En el Tarot, El Diablo, Arcano XV, ejerce dominio sobre él. Tiene bajo su jurisdicción al Siete, Ocho y Nueve de Oros.
 
++++++
 
 
LAS SOTAS
 
 
Las Sotas o Pajes cierran la serie de las figuras indicando personas o situaciones con las que experimentamos  por primera vez y en las que dejaremos o nos dejaran huella.
La aparición de las Sotas en nuestro juego significara que nuevos elementos se están introduciendo en nuestra vida, enriqueciéndola con su aportación positiva o negativa.
 
LAS SOTAS EN PRIMERA POSICIÓN
 
 
En esta posición las Sotas están actuando en Kether, y significara que alguien aparece en nuestra vida por primera vez dominando de alguna forma la situación. Quizás se trate de un nacimiento en la familia, que hará que toda la vida gire a su alrededor.
 
LAS SOTAS EN SEGUNDA POSICIÓN.
 
Estarán actuando en Hochmah, anunciando algo que no esperábamos y que para nosotros será providencial. Esta ayuda suele ser espiritual, ayudándonos a avanzar en nuestro proceso evolutivo.
 
LAS SOTAS EN TERCERA POSICIÓN.
 
Aquí las Sotas actúan bajo la influencia de Binah, anunciando un primer encuentro desafortunado con una persona joven. Se trata de una persona que nos enfrentara a una situación comprometida, pero que no está unida a nosotros por lazos Kármicos.
 
LAS SOTAS EN CUARTA POSICIÓN.
 
Están actuando en Hesed y nos indican que la suerte, el poder, y el triunfo social, dependen de una persona joven que aparece por primera vez en nuestra vida y sobre cuyas espaldas reposa nuestra fortuna.
 
LAS SOTAS EN QUINTA POSICIÓN.
 
Cuando las Sotas están bajo la influencia  de Gueburah, nos advierten del encuentro con una persona de mal carácter, colérica e impulsiva, con la que debemos mostrarnos prudentes y comprensivos, ya que la justicia divina está actuando con rigor sobre ella. Quizás nos veamos obligados a convivir con ella y debemos aceptar el mandato de nuestro destino, aunque no existen lazos Kármicos entre nosotros, nos liga una circunstancia que le permita a él realizar su programa de vida y a nosotros el nuestro.
 
LAS SOTAS EN SEXTA POSICIÓN.
 
Las Sotas actuando en Tiphereth anunciaran que nuestra voluntad se vera alterada por el encuentro con un adolescente. Alguien aparece en nuestra vida por primera vez, produciendo en nosotros una impresión tan honda que hará que cambiemos  nuestra forma de ver las situaciones. Es un encuentro que nos resultara positivo.
 
LAS SOTAS EN POSICIÓN SIETE.
 
Actuando en el sefira de Netzah  las Sotas anuncian la aparición de alguien que impresionara vivamente nuestra sensibilidad, que captara nuestro afecto o bien será el enlace que nos conducirá hacia una persona que encenderá la llama de nuestro amor. Es un encuentro de sentimientos.
 
LAS SOTAS EN POSICIÓN OCHO.
 
Cuando las Sotas están actuando influenciadas por Hod, nos advierten de que podemos tener algún problema de orden legal. Puede ser un problema por un adolescente,  de trafico, o de  palabras. palabras que pueden resultar airadas o difamatorias. Puede ser simplemente que topemos con alguien que nos haga reconsiderarnos, y que nos permita ver aspectos nuestros que no solemos contemplar.
 
LAS SOTAS EN POSICIÓN NUEVE.
 
Aquí estarán actuando en Yesod y nos anuncian que nuestra imaginación esta puesta en  alguien que forma parte de nuestras fantasías, de nuestros sueños. Para una mujer, puede ser el sueño de la maternidad. Para un hombre el sueño de tener un hijo. En condiciones extremas, puede anunciar una obsesión. Debemos tener en cuenta que Yesod es la antesala de la realidad, por lo que las situaciones que imaginamos pueden parecernos muy reales.
 
LAS SOTAS EN LA POSICIÓN DIEZ.
 
Actuando en Malkuth, anuncian que aparecerá en nuestras vidas alguien inusual, que influirá en nosotros de modo decisivo, alterando todas nuestras iniciativas. Tendremos pues que contar con una presencia inesperada que tal vez lo cambie todo, para bien o para mal, todo dependerá del resto del juego.
 

 
+++++++++

INTERPRETACIÓN DE LAS SOTAS.

LA SOTA DE BASTOS.

 
La Sota de Bastos pertenece al Elemento Fuego, representa la transición entre Sagitario y el As de Bastos. Anuncia que ha llegado el momento de ser consciente y establecer unas normas, tanto para él, como para la sociedad. Para eso necesitara entrar en contacto con personas afines, personas que trabajen en sintonía con el cambio establecido para la evolución, tanto del ser humano como del planeta.
 La Sota de Bastos se presentara ante nosotros como alguien que viene de lejos, siendo el mensajero de nuestras parte espiritual.
 
LA SOTA DE COPAS.
 
La entrada en el juego de la Sota de Copas, nos habla de una persona que llega a nuestra vida para alterar nuestras emociones. No se trata de que nos enamoremos, se trata de anunciarnos que nuestros sentimientos están preparados para exteriorizarse y compartirlos con los demás.
Si la Sota de Bastos representaba la transición de Sagitario al As de Bastos, la Sota de Copas representa la transición de Piscis al As de Copas. Es decir el amor espiritual tiene que materializarse en la Tierra y lo hará con fuerza pudiendo depositarse tanto en la sociedad como en una situación.
 
LA SOTA DE ESPADAS.
 
Con la Sota de Espadas entra en nuestras vidas la Razón, dando por terminada una situación establecida por los Deseos. Su aparición en nuestro juego nos anuncia el final de un periodo en el cual hemos dejado que nuestros deseos controlaran nuestra vida. Es un momento de tensiones, reflexiones, divisiones e incluso exclusiones,
Significa que vamos a mirar las cosas de forma más desapasionada.
La persona que represente a la Sota de Espadas tendrá algo de vigilante, de desconfiado, de espía. Puede suscitar nuestra animadversión, porque nadie pasa alegremente de la etapa de los sueños a la etapa de las responsabilidades.
Nuestro rechazo  hacia la representación humana de la sota de Espadas, será la exteriorización de la desazón que sentimos en nuestros interior, al sentir la necesidad de un cambio anímico que nos lleva inexorablemente al camino de la responsabilidad.
La Sota de Espadas supone la transición de Géminis al As de Espadas.
 
LA SOTA DE OROS.
 
Significa el abandono de las controversias, la política, la acción social, para pasar al terreno práctico de los negocios. La figura que venga a nosotros para dar vida a esa tendencia interior, será de complexión robusta puede ser un obrero o una persona muy ocupada, que nos advierte del trabajo que se nos presenta en este nuevo periodo. Esta etapa estará determinada por las cartas que tengamos a nuestro alrededor. Puede ser un trabajo de planificación e iniciación (Bastos), de sentimientos (Copas), de responsabilidad (Espadas) o de proyectos materiales (Oros).
 
RESUMEN.
 
Así tendremos:
 
1º- Las Sotas representan personas que entran por primera vez en nuestra vida. Que hacen que se desarrollen en nosotros nuevas experiencias, por eso se representan como personas jóvenes.
 
2º- Serán el anuncio de una tendencia interior a punto de manifestarse en nosotros, y por eso tomaran el aspecto positivo o negativo de esa tendencia.
 
3º- Por tratarse de algo nuevo que va a ocurrirle a nuestro ser interno, las personas que representan las sotas son a menudo gente que viene de fuera, de lejos, portadores de comunicados. Pero también pueden ser hijos de amigos que no conocemos, ellos son las fuerzas vivas que tratan de decirnos que algo está cambiando en nuestro interior que ha de transformar nuestra existencia. a veces rechazamos estos cambios que vienen a turbar nuestra paz. Si esto nos sucede, si vemos que vienen hacia nosotros personas nuevas, no las rechacemos, pensemos que son la imagen del cambio que se esta efectuando en nuestro Ser y que debe Manifestarse con todo su esplendor.
 
++++++
 

3 comentarios:

  1. Excelente blog. Falto las Sotas para terminar los Arcanos Menores. Al final se nota un espacio vacío donde la descripción de las Sotas deberían ir. Si tienen esta parte q falta, podrían incluirlo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola gpinto, me alegro que este estudio te sea de utilidad. Efectivamente faltan las Sotas, las iré poniendo. Un saludo.

      Eliminar
  2. Excelente. La verdad no esperaba otro regalo de navidad. Un millón de gracias. Feliz Navidad.

    ResponderEliminar