sábado, 28 de noviembre de 2015

VIRGO 2016




 
VIRGO

DEL 22 DE AGOSTO AL 22 DE SEPTIEMBRE.

Virgo es un signo de Tierra, su planeta regente es Mercurio. Suelen ser de naturaleza abierta, precisos, meticulosos, racionales y en ocasiones muy severos con las personas que tienen cerca. Dan mucha importancia a todo lo que hay a su alrededor y no descansan cuando hay cosas en su vida que no pueden controlar.

Cuando el nativo de Virgo ve algo distinto que interfiere en sus planes, empieza a pasar por una fase de nervios y tensión, muchas veces llegándose a preocupar de forma obsesiva. Por eso necesitan tener a su lado personas que sean optimistas, de esa forma compensan su carácter.

También les gusta aprender y son capaces de analizar las situaciones más complicadas. A veces son tan meticulosos que tardan en la conclusión de proyectos. Son muy intuitivos, capaces de ver todos los lados de un argumento, lo que hace que les cueste llegar a conclusiones firmes.

Virgo, Júpiter está en tu signo desde hace unos meses y, continuara allí hasta el 10 de Septiembre del 2016. Esto te aportara la necesidad de querer investigar aquello que está más allá de lo conocido, a buscar en otras culturas para enriquecer tu trabajo, y tu visión de la vida. También te otorga la búsqueda de opciones alternativas a la salud, y formas más filosóficas de educación. La vida sana y consciente, tiene una oportunidad maravillosa con Júpiter en Virgo.

Es una etapa donde podrás confiar en ti y en el futuro, aunque siempre con la prudencia necesaria, ya que Júpiter  suele inclinar a hacer las cosas a lo grande y genera expectativas que luego resultan difíciles de cumplir. Puede que estés pasando por un periodo crucial, en el que tendrás que estructurar asuntos de familia, del hogar y de la vida íntima en general. Actúa con responsabilidad y establece un nuevo orden en tu vida, porque  todos estos cambios pueden afectar desde las emociones hasta la salud y los asuntos materiales.

De algún modo, tienes que borrar pautas del pasado para poder fluir sin trabas. El perfeccionismo tendrás que dejarlo a un lado, y entender que en la vida no todo está bajo control. Ese es el camino que puede hacerte avanzar, evitando que caigas en problemas personales. Estas en un momento de renovar relaciones, de encontrarte con personas que te hagan sentir nuevas ilusiones o quizás, tengas la oportunidad de afianzar tus relaciones de pareja.

Trazar límites entre las obligaciones y las emociones no será fácil, habrá que dialogar mucho, tener paciencia y sentido de responsabilidad. Evita el exceso de rigor o de crítica y la frialdad emocional, déjate guiar de vez en cuando por la intuición, da el primer paso y comienza a andar, que el camino se ira mostrando si tú te muestras seguro de lo que quieres. Haz un balance a conciencia para saber qué es lo que tienes que apartar de tu vida para poder incorporar todo lo nuevo.

Resumiendo, un año movidito pero con influencias planetarias que pueden serte de ayuda. Cambios importantes, de relaciones y de trabajo, ten presente que cuanta más ilusión le pongas a las cosas mejor se resolverá. Disfruta de lo que te rodea y activa tu parte positiva.

Feliz 2016.

domingo, 22 de noviembre de 2015

EXPRESANDO.


 
 

Un nuevo paradigma del ser se está abriendo.

 
Está aquí a nuestro alrededor. Pero a veces es muy difícil equilibrar la conexión a este "nuevo mundo" con el día a día en la sociedad que vivimos, sobre todo, porque no todo el mundo está todavía leyendo este divino 'guion'.

 

Vivimos en un mundo que está fuera de equilibrio con la naturaleza, y por lo tanto fuera de la alineación con la armonía natural del universo.

Como conciencia separada y luego condensada en la forma, la Conciencia de Unidad sigue desestabilizando las energías de baja vibración, mientras realiza el viaje de regreso a la fuente.

 
Son muchos los que han despertado y más que nunca, se está sintiendo la combustión interna del cambio. Esto hace que se honre y exprese la verdad de cada uno, en cada momento, no sólo con palabras, sino en toda acción física, emocional y metal que tomemos. Con nuestra actitud conseguiremos una limpieza interna de la energía y de los patrones de comportamiento bloqueados y obsoletos.

 
Así que después de despertar, el primer reajuste es conectarse hasta este flujo interminable de la verdad y el amor, dándonos cuenta de que todo lo que sucede sirve para expresar nuestra verdad como acción correcta. Esto no significa enjuiciar las cosas como “bueno” y “malo” o “correcto” y “equivocado”. Significa que cada acción debe estar alineada con el flujo universal.


No siempre es fácil expresar el alma. Podemos sentir en nuestro interior una confrontación, a veces un conflicto, a medida que desafiamos las formas de antaño. Sobre todo, no es fácil debido a la Matrix en la que vivimos.


La Matrix se ha convertido en un gran desafío para todos aquellos que quieren expresar y vivir la verdad más elevada. No solo eso, sino que la Matrix actualmente posee todos los recursos, si queremos sobrevivir, tendremos que interactuar con ella de alguna manera. A pesar de que la mayoría de gente que nos rodea, no siente la conexión universal que fluye como nosotros la sentimos. 

 
 Aquí es donde tenemos que invocar la fuerza y el equilibrio del Rayo 4, que es el que nos ayuda a mezclarnos con múltiples realidades, nos ayuda a empatizar y también nos influencia para aceptar incondicionalmente. Este Rayo 4 es el “puente entre los mundos”.


¿Cómo llevamos esto a la vida diaria?

 
Primero tendremos que reconocer que estamos aquí para influir y cambiar las energías de la realidad. No se supone que debemos estar aislados, por el contrario tendremos que relacionarnos con los demás, incluso si la gente reacciona con ira o con miedo. Si nos damos cuenta de esto, volvamos nuestra mente hacia el interior y sentiremos una cascada de calma fluir alrededor nuestro, como expresión de nuestro equilibrio.

 
En segundo lugar, mientras permanecemos con los pies en la Tierra, debemos de reconocer y honrar la verdad del otro. Aunque notemos que esa es de baja vibración, todavía es su verdad y es real para él. No debemos esforzarnos en influenciar, no llegaríamos a ninguna parte y crearíamos una situación violenta.

 
Lo creamos o no, estamos viviendo en dos mundos en este momento. El paradigma más alto está infundiendo a este mundo inferior, trabajando para transformarlo. Hay una fuerte dependencia de la muleta de los viejos comportamientos. Los valores del viejo mundo están acostumbrados a estar en la sombra, y les asusta la luz.

A pesar de todo, nos damos cuenta de que estamos en un mundo creado por la ilusión en el que nuestro propósito debe de ser la expresión de nosotros mismos, y así, permanecer en la verdad.

Al hacerlo, no solo nuestra vida será más fácil, nosotros nos convertimos en un poderoso facilitador.

 
Nos convertimos en un puente entre los mundos.

domingo, 15 de noviembre de 2015

ALMAS



 

"Usted Necesita caos en el alma

para dar a luz a un inicio danzante."

Fredrich Nietzche

 

A muchos de nosotros nos parece que estamos acercándonos de manera acelerada a nuestra meta evolutiva, y sin embargo, todavía estamos experimentando problemas emocionales y sentimientos de miedo, insuficiencia y confusión.

En este proceso de despertar, hay momentos en los que nos encontramos sobre el filo de una navaja, entre el “saber” y “no saber”. Este saber y no saber simultaneo, y el espacio entre los dos, es lo que nos mantiene confusos y desequilibrados.

 
Es como estar en un “bardo”, palabra tibetana para el espacio dentro de un espacio, el espacio entre las respiraciones, el espacio intermedio.

Colgamos allí, suspendidos en el limbo con un gran signo de interrogación, con malestar por estar en un lugar tan diferente y nuevo donde hay un instinto natural para simplemente congelarse, comprobando que funciona lenta y sigilosamente antes de tomar la siguiente respiración, el siguiente paso.

Y lo siguiente que hay que hacer es, ser y sentir, no es obvio.

De ningún modo….


Nuestro entendimiento básico de lo que significan la religión y la espiritualidad, se están erosionando rápidamente.

La comprensión de nuestro Ser, y la forma en que una funcionamos en el exterior y  en el interior está mutilada y moribunda. Y están  esos principios que se están desmoronando, sin nosotros saber que se están desmoronando hasta que –inesperadamente- nos damos cuenta de que de alguna manera nos sentimos extrañamente diferentes.

 

El ritmo es tan rápido ahora que nos preguntamos cómo podemos llegar del punto A al punto B.

¿Qué pasó con el tiempo entre los dos?

¿Hubo algún lapso o repentinamente llegue allí?

 

Mientras estamos asombrados con esa maravilla, somos bruscamente sacudidos  hacía un lugar diferente. Sin haber integrado plenamente nuestro último punto de referencia.

 

Las otras piezas de este rompecabezas son las crudas emociones que parecen estar surgiendo de la nada. Los centros de nuestras almas están abiertos y recibiendo. Ellos han estado recibiendo desde hace bastante tiempo, en grandes cantidades, informaciones que necesitamos como almas.

 

Y nos preguntamos, ya que estamos tan abiertos de esa manera, ¿Por qué seguimos sintiendo dolor? ¿No hemos ido más allá de eso? ¿No deberíamos estar libres del dolor de la ilusión?

La respuesta es NO, y está perfectamente en línea con el salto hacia adelante.

 

De hecho cuanto más avanzamos más nos damos cuenta de lo que no está alineado con Quienes Somos Realmente, y eso es lo que no hace sentirnos mal.

A medida que más cosas nuestras son expuestas y sanadas, hay más espacio disponible para integrar nuestro Yo autentico, dentro de nuestra forma actual de vida; Y esta es la cuchilla de doble filo. Nuestra presencia auténtica expulsa, sin piedad, nuestras sombras restantes y todo lo que viene con ello.

 

Parece ser que esta experiencia no termina hasta que no dejemos esta octava dualidad. Sin embargo, podemos llegar a un punto de una dualidad casi colapsante mientras estamos todavía en el cuerpo humano y, manifestarnos en total libertad.

Si vamos a incorporar plenamente lo que realmente somos, tenemos que dejar esta experiencia y empezar a crear nuestros propios mundos y galaxias. Somos seres en constante expansión, y no hay un límite para lo que podemos ser y crear.

 

Pero mientras conseguimos todo esto, hemos diseñado un rico y abundante cuerno de la abundancia que ofrece todo lo que necesitamos para tener una emocionante y, a veces aterradora experiencia de vida en la conciencia de la dualidad.

 

Fuente: Biblioteca Pleyades.

sábado, 14 de noviembre de 2015

DESACTIVANDO BARRERAS.



 

“Miro la vida con tranquilidad, desactivando miedos, egoísmos e ideas negativas que pongan alambres a mis pasos. Mi mente está abierta a cualquier ventana. No espero nada y lo espero todo, porque al final, todo llega”

Es posible que más de uno piense que eso de “no esperar nada” puede encerrar alguna actitud derrotista, de quién se deja lleva por los hilos de otros y por las fuerza de las circunstancias.

Nada más lejos de la realidad. No esperar nada y permitir que las cosas lleguen, es actuar con equilibrio, apertura y permisividad interior.

En el día a día, solemos acumular muchas actitudes y pensamientos limitantes. Lo hacemos casi sin darnos cuenta.

A veces somos nosotros mismos los artífices de esos muros que impiden que las cosas lleguen. Debemos estar abiertos, abiertos de mente y corazón: Te enseñamos como conseguirlo.


Desactivando actitudes limitantes.


Empezaremos con una pequeña reflexión: si no somos conscientes de nuestras propias actitudes limitantes, nunca podremos derribar esos muros que nos impiden que las cosas lleguen.

Para darnos cuenta de muchas de esas cosas que tenemos “alojadas” en nuestro interior, y que nos cortan las alas del crecimiento y parte de nuestra felicidad, debemos entender de dónde vienen las actitudes limitantes:

Nuestra educación

Una buena parte de lo que somos ahora, hunde sus raíces en esas etapas tempranas en las que construimos el vínculo con nuestros padres, nuestras madres, abuelos, abuelas y hermanos.

Si no nos ofrecieron seguridad, si criticaron nuestros pensamientos e ideas, si nos sobreprotegieron o no nos demostraron cariño, todo ello ha dejado huella en nosotros.

Es posible que a medida que maduraras, intentaras cambiar en ti muchas de esas actitudes limitantes. Que te atrevieras a hacer lo que decían que nunca harías, que hayas avanzado con pasos seguros volviendo el rostro a heridas del pasado. Los ecos de una infancia traumática, suelen limitarnos en muchos aspectos. No lo permitas, nunca dejes de confiar en los demás, y aún menos que todo llega. Que las cosas buenas pueden ocurrir.

Experiencias negativas no gestionadas de forma adecuada.

La vida no siempre es fácil, y dependiendo de la actitud y las estrategias personales con las que afrontemos las cosas, obtendremos un aprendizaje u otro. Esas actitudes limitantes parten de nuestra propia personalidad, de indecisiones, de miedos, de cerrarnos puertas casi sin darnos cuenta porque preferimos seguir habitando en nuestro “circulo de seguridad”

La vida siempre está un paso más allá de tu zona de confort.

Es ahí donde las cosas pasan y donde todo llega.
 

Permitirnos no esperar nada.

 
No se trata de no esperar nada, sino de reestructurar un poco nuestra actitud hacia la vida, hacia nosotros mismos, permitiéndonos que las cosas pasen.

Te explicamos como:

Evita la “visión de  túnel”. Todos lo hemos vivido  alguna vez, son esos momentos en que nos enfocamos en algo concreto, perdiendo a su vez  la capacidad de ver lo que sucede a nuestro alrededor.

Puede que tengas esos días en que pienses que nada tiene solución, que las cosas “son como son” y que no hay otro remedio más que lo inevitable.

Desactiva esos pensamientos. Tampoco hace falta ensalzar un “positivo ciego” que nos cree falsas esperanzas. Coge aire y déjate llevar, no esperes nada pero mantén la mente abierta mirando todo lo que te envuelve, déjate llevar con esperanza y tranquilidad.


Deja a un lado lo que sientes y piensa en lo que necesitas. En ocasiones, los sentimientos nos ciegan o nos aferran. Hay momentos en que el amor, por ejemplo, aun causándonos infelicidad, nos encadena a esa relación de la que no queremos “despegarnos”.

En lugar de sentir, pregúntate que necesitas. Permítete ser feliz de nuevo. Al final todo llega.


Nuestra actitud hacia la vida siempre debe ser abierta, tranquila y segura. Mientras sepas siempre cuáles son tus prioridades en el día, las cosas irán sucediéndose tal y como deben. A tu ritmo.

 

lunes, 9 de noviembre de 2015

LEO 2016



 
LEO DEL 22 DE JULIO AL 22 DE AGOSTO.

El signo de Leo pertenece al elemento Fuego, tiene por regente al Sol, y eso ya nos da una idea del carácter que imprime a los nacidos en él.

Los nativos de Leo destacan por su personalidad, su voluntad de poder y su nobleza. Tienen una gran capacidad de organización, son muy protectores pero necesitan la admiración de los demás y sentirse el centro de atención. Por eso cuando no lo consiguen se refugian en la queja y la protesta. Leo tiene unas dotes especiales para el drama sabiendo cómo poner énfasis en sus expresiones.

Su carácter paternalista hace que en ocasiones se involucre en problemas ajenos, cargando con ellos, esto hace que se sientan importantes, incluso puede parecer que se sientan superiores a los demás, pero eso solo es por el sentimiento de grandeza que le acompaña.

Leo, el año 2016 se presenta como un año donde tendrás que manifestar tu yo más auténtico. La expresión de áreas como la sentimental, la creatividad y el desarrollo de nuevas habilidades y nuevos proyectos, serán la clave para avanzar con paso firme, no por obligación sino por el placer de sentirte vivo.

El equilibrio entre tu yo responsable, y tu yo divertido, hará que asumas las cosas con responsabilidad al mismo tiempo que disfrutes de ellas. Es un tiempo para ganar autoestima, autoconfianza y seguridad personal, definiendo proyectos futuros, elige bien donde centras tus energías para que las cosas funcionen con armonía. También es un momento clave para las relaciones con los hijos, periodo de reencuentros y de asumir responsabilidades.

Este año, atraviesas una etapa en la que tendrás que combinar el valor de tu experiencia, con la capacidad de adaptarte a nuevas condiciones. Renovación de ideas y, de la forma de expresarlas a tu entorno. Tendrás que moverte, entre lo conocido y lo que te atrae y te sorprende al mismo tiempo, aunque sin olvidar, que para evolucionar uno debe ser fiel a sí mismo. Reflexiona de dónde vienes, cuál es tu situación y cuáles las limitaciones que crees tener.

Es importante que gestiones bien tus ingresos, ya que puedes tener gastos poco acertados, bien por causa tuya o de tu pareja, socios, hacienda etc. Estas en un momento en el que tendrás  que cuestionarte ciertas ideas, conocimientos anteriores, visiones de la vida etc. Tiempo de agitación mental e intelectual, que exigirá de ti una gran adaptación y en el cual, tendrás que hacer un esfuerzo por ser lo más concreto posible.

Es un buen momento tanto para aprender como para enseñar, claro que para todo eso se necesita responsabilidad, ese debe de ser tu gran reto. Tienes la capacidad de establecer nuevos equilibrios entre la capacidad para responder a tus propias necesidades, por un lado, y las necesidades de los demás, por otro. Tu meta para este año: desarrollar tu crecimiento personal, controlar tu economía y prestar atención a tus nuevas ideas.

FELIZ 2016.

viernes, 6 de noviembre de 2015

REFLEXION: "EL EGO"


 
 


De pequeños nos enseñaron a ser niñas y niños “buenos” (al parecer se sobreentendía  que éramos “malos”. No enseñaron que “éramos buenos” si limpiábamos nuestra habitación, a si sacábamos buenas notas. No nos enseñaron que éramos “esencialmente buenos”. No nos proporcionaron una sensación de aprobación incondicional, un sentimiento de que éramos valiosos por lo que éramos, no por lo que hacíamos. Y no es que fuéramos educados por monstruos. Nos educaron personas a quienes habían educado de aquella misma manera. A veces, en realidad, quienes más nos amaban sentían que era su responsabilidad que estuviéramos bien preparados para la lucha. ¿Por qué? Porque el mundo es como es, duro, y ellos querían que nos fuera bien.

 

Teníamos que volvernos tan locos como está el mundo, porque de otra manera jamás nos adaptaríamos a él. La meta era el logro, el título, el ingreso en la Universidad. Lo raro es que no hayamos aprendido que la disciplina desde esa perspectiva es un extraño y antinatural desplazamiento de nuestro sentimiento de poder, que lo aparta de nosotros para proyectarlo sobre fuentes externas. Perdimos el sentimiento de nuestro propio poder. Y lo que aprendimos fue el miedo de que, siendo tal como éramos no valiéramos lo suficiente.

 

El miedo no favorece el aprendizaje. Nos vuelve tullidos, inválidos y neuróticos. Y cuando llegábamos a la adolescencia, la mayoría de nosotros estábamos gravemente “tocados”. Nuestro amor, nuestro corazón, nuestro verdadero yo, fueron constantemente invalidados tanto por la gente que no nos quería como por la que nos amaba. Y por falta de amor empezamos lenta pero inexorablemente a hundirnos.

 

Cuando desde niños nos han enseñado que somos seres separados y finitos, nos resulta muy difícil todo lo que tiene que ver con el amor. Lo sentimos como un vacío que nos amenaza con abrumarnos, y en cierto sentido, es y hace precisamente eso.

 

Cuando utilizo la palabra “ego” lo hago de manera diferente a como se suele usar en la psicología moderna. La utilizo como los antiguos griegos, como la idea de una identidad pequeña y separada. Es una falsa creencia sobre nosotros mismos, una mentira sobre quienes y qué somos en realidad. Por más que esa mentira sea nuestra neurosis, y que vivirla sea una angustia terrible, es sorprendente la resistencia que ofrecemos a sanar la escisión.

 

Cuando el pensamiento se separa del amor, da lugar a creaciones fundamentalmente falsas. Es nuestro propio poder vuelto en contra de nosotros mismos. En el momento en u la mente se separó por primera vez del amor, cobró existencia todo un mundo ilusorio.

 

El ego tiene una seudovida propia y, como todas las formas de vida, lucha con uñas y dientes por sobrevivir. Por más incómoda, dolorosa o incluso a veces desesperada que pueda ser nuestra vida, es la vida que conocemos y nos aferramos a lo viejo en vez de probar algo nuevo. Es increíble la tenacidad con que nos aferramos a cosas de las que pedimos ser liberados en  nuestras oraciones. El ego es como un virus informático que ataca al centro del sistema operativo. Nos muestra un oscuro universo paralelo,  un ámbito de dolor y de miedo que en realidad no existe, aunque ciertamente parece real. El ego es nuestro amor a nosotros mismos convertido en odio a nosotros mismos.

 

El ego es un campo de fuerza gravitacional, construido durante eternidades de pensamiento atemorizante, cuya atracción os aleja del amor que hay en nuestro corazón. El ego es nuestro poder mental vuelto contra nosotros mismos. Es astuto como nosotros y persuasivo como nosotros, y manipulador como nosotros. “Es un diablo de lengua de plata” El ego no se nos aproxima para decirnos: “Hola, soy tu asco de ti mismo”. No es estúpido, porque nosotros tampoco lo somos. Mas bien nos dice cosas como: “Hola, soy tu yo adulto, racional y maduro. Te proporcionare todo lo que necesites”

 

Y entonces empieza a aconsejarnos que nos cuidemos a nosotros mismos a expensas de los demás. Nos enseña a ser egoístas, codiciosos, críticos y mezquinos. Pero recuerda que no somos mas que UNO: “Lo que damos a los demás, nos lo damos a nosotros mismos; lo que les negamos, nos lo negamos a nosotros mismos. En cualquier momento en que escogemos el miedo en lugar el amor, nos negamos la experiencia el Paraíso. En la misma manera en que abandonemos al amor, sentiremos que el amor nos ha abandonado.

CUARENTENA A LA TIERRA



 
 
La NASA ha descubierto recientemente lo que parece ser un “campo de fuerza” sobre la Tierra.

 
Según Daniel Baker, director del Laboratorio de Física Atmosférica y Espacial, existe una barrera de electrones en los cinturones de Van Allen, un par de bandas que rodean la Tierra llenas de protones y electrones.

 El campo magnético de la Tierra sostiene las bandas en su lugar, pero el científico dice que los electrones en estos cinturones (que viajan casi a la velocidad de la luz) están siendo bloqueados por una fuerza invisible similar a un escudo. 

 
Este campo de fuerza parece estar relacionado con las nubes de plasma frio que fueron descubiertas sobre la Tierra en el año 2012.


Michael Tsarion habla de una cuarentena impuesta a la Tierra en su libro, “Atlantis, vidas extraterrestres y Manipulación Genética”.


En el capítulo Stargate and Quarantine podemos leer:


“Cuando los seguidores originales de la “Hermandad de la Serpiente” destruyeron el planeta Tiamat, se prepararon para salir de este sistema solar y volver al suyo.

Tuvieron que salir rápidamente, a fin de no ser obstaculizados por las fuerzas cósmicas que se desataron en todo el sistema solar.


Debido a las prisas, no tuvieron tiempo de escanear con precisión el planeta, y no localizaron a sus enemigos escondidos en lo profundo de las cavernas.

Los amos de los Nephilim estaban relativamente convencidos de que incluso si sus enemigos estaban en la Tierra, no podrían sobrevivir los paroxismos y furor que la obliteración de Tiamat traería.

 
 Sin embargo, estos seguidores desconocidos no salieron de nuestro sistema solar sin poner medidas cautelares.

Antes de hacer el viaje de regreso a su propio planeta, establecieron una barrera etérica alrededor del nuestro, que estaría a lo largo de la misma trayectoria de órbita de la Luna alrededor de la Tierra.


 Esta barrera todavía existe y es completamente impenetrable, Siendo una cuarentena que no solo implica el velo del olvido, sino también nos disocia de nuestra herencia espiritual, impidiéndonos formar parte de nuestra conciencia superior. Esta cuarentena de frecuencia, altero nuestro ADN de tal manera, que hemos estado atrapados en este rango de frecuencias durante casi 300.000 años.

 
David Icke, habla de que la Tierra está en una prisión vibratoria, y dice en su libro, Y La Verdad Os Hará Libres:


“Nuestro encarcelamiento vibratorio podría haber tomado la forma de cerrar los portales y puertas de enlace (vórtices de la Tierra) que unen El plano físico con otras dimensiones del espacio-tiempo”.


La vibración de interferencia puesta alrededor de nuestro planeta, ha limitado nuestros niveles de conciencia impidiendo nuestro acceso a niveles superiores. El velo descendió, un velo de lágrimas al estar en soledad, en cuarentena espiritual y mental. Perdimos el contacto con nuestra memoria superior y, sobre todo, con nuestra memoria eterna. Nos olvidamos de quiénes somos y de dónde venimos. O, al menos, la inmensa mayoría lo hizo.

 
En la actualidad, progresivamente muchas personas están siendo capaces de escapar de la prisión vibratoria, reconectándose con su yo superior fuera de la red de frecuencia. Esto está haciendo que el bloqueo se disperse y, se produzcan despertares espirituales y psíquicos en todo el mundo.

 
Para poder avanzar como comunidad global, tenemos que unirnos honrando y respetando las diferencias en el otro, porque eso es lo que nos hace seres “humanos” al mismo tiempo que “divinos”.