REGENCIAS DE LOS SIGNOS SOBRE EL CUERPO FISICO.






REGENCIAS DE LOS SIGNOS SOBRE EL CUERPO FISICO.

Cada uno de los signos tiene su propia naturaleza respecto a la vitalidad del cuerpo físico del nativo. Desde hace muchos años los astrólogos saben de las influencias directas de las energías de las Constelaciones o Signos del Zodiaco sobre determinados órganos o partes del cuerpo humano. Estas energías se pueden ver alteradas por los aspectos de la Carta Natal; cuadraturas, trígonos, oposiciones, etc. Pero sin entrar en detalles de cada Carta Natal, podemos saber que regencias tienen cada uno de los signos sobre nosotros, comprendiendo así que formamos parte del Universo.

ARIES:

Rige la cabeza y los órganos que hay en ella en general, excepto la nariz. (Cerebro, Hemisferios, ojos, cara, mandíbula superior, arterias carótidas, etc.)

Cuando este signo está mal aspectado puede producir: Insomnio, calvicie, vértigo, dolores de muelas y flemones, congestiones cerebrales o auriculares, afecciones visuales, dolores de cabeza o dentales, y fiebres o inflamaciones por ser un signo de Fuego.

TAURO:

Rige el cuello, las amígdalas, el paladar, la laringe, la garganta, la región occipital de la cabeza, los oídos, las vértebras cervicales, la vena yugular, la mandíbula inferior, las orejas, las glándulas tiroides, la lengua, la faringe, el cerebelo, el bulbo raquídeo y las cuerdas vocales.

Mal aspectado el signo puede producir: Dolor de garganta, bocio, anginas, sofocaciones, laringitis, paperas, afecciones de tipo venéreo o por exceso de bebida, pólipos, abscesos, y amigdalitis. Dependiendo del planeta que este aspectando negativamente al signo, podría repercutir en el signo contrario que en este caso es Escorpio, entonces produciría, estreñimiento, menstruaciones irregulares y otras enfermedades de este signo.

GÉMINIS:

Rige las manos, los brazos, los hombros, las costillas superiores, los pulmones y bronquios, los capilares, la glándula thymus, los nervios, la respiración y la oxigenación de la sangre.

Mal aspectado el signo podría producir: Reuma, bronquitis, pleuresías, pulmonías, neumonías,  asma, enfisemas, inflamaciones del pericardio, enfermedades nerviosas, fractura de brazos y anemia.

CÁNCER:

Rige el estómago y su función digestiva, el esófago, el páncreas, el diafragma, las glándulas mamarias, los lóbulos superiores del hígado, los ovarios, los pechos, la cavidad torácica y el suero de la sangre.

Mal aspectado el signo puede producir: Gastralgia, dispepsia y atonía estomacal, indigestiones, piedras en la vejiga, híper o hipo, hidropesía, histerismo, efectos hipocondríacos, tos estomacal, ictericia y flatulencia.

LEO:

Rige el corazón, la espalda, la espina dorsal, la aorta, la circulación sanguínea, la columna vertebral, la médula espinal y las venas cavas.

Mal aspectado el signo puede producir: Taquicardias, infarto, desmayos, aneurismas, fiebres, desviación de la columna vertebral, inflamaciones, arteriosclerosis, angina de pecho, afecciones a la medula espinal, anemia o hidrémia, palpitaciones, síncopes y ataxia locomotriz.

VIRGO:

Rige la región abdominal, los intestinos, el bazo, el sistema nervioso simpático, el peritoneo, el duodeno y los lóbulos inferiores del hígado.

Como efecto de los malos aspectos produciría: Intoxicación intestinal, peritonitis, constipados, diarreas, tenia, problemas de asimilación de los alimentos, enteritis, restricciones en la absorción del quilo, inflamación del apéndice, fiebres tifoideas, cólera, cólicos, disentería, estreñimiento y la solitaria.

LIBRA:

Rige los riñones, las glándulas suprarrenales, la región lumbar, la vesícula, la piel, el sistema vasomotor y los uréteres.

Mal aspectado podría producir: Insuficiencia renal, inflamación de los uréteres, diabetes, neuralgia de los riñones, nefritis, cistitis, enfermedad de Bright y afecciones venéreas y en la piel.

ESCORPIO:

Rige la pelvis, los órganos genitales, el útero, la vejiga, la uretra, la próstata, el recto, el colón descendente, los huesos nasales, la flexura sigmoidea, las ingles y la materia roja de la sangre.

Los efectos de malos aspectos pueden producir: Catarros nasales, problemas en general en los órganos sexuales, adenoides y pólipos, blenorragias, vaginitis, problemas en el útero y matriz, enfermedades venéreas, fistulas, gonorrea, uretritis, prostatitis y hemorroides, menstruaciones irregulares, hernias, afecciones a la mucosa y al cartílago nasal.

SAGITARIO:

Rige las caderas, el íleon, el fémur, el coxis, las arterias y venas ilíacas, los nervios ciáticos y la región sacra de la columna vertebral.

Mal aspectado el signo puede producir: Ciática, gota, ataxia locomotriz, reumatismo, afecciones al hígado, problemas en la circulación sanguínea, enfermedades en las caderas, fracturas femorales y más roturas de huesos de lo normal.

CAPRICORNIO:

Rige el pelo, las rodillas, la piel, las articulaciones y los huesos en general.

Mal aspectado puede producir: Artritis, reumatismo, eczemas, y otras enfermedades de la piel, gota, tuberculosis ósea, erisipela, fracturas o caídas que afecten a las piernas, urticaria, luxación en la tibia y debilidad en las rodillas.

ACUARIO:

Rige las piernas desde las rodillas hasta los tobillos. Pero los tobillos muy en particular.

Como efecto de estar mal aspectado puede producir: Dislocación de los tobillos, dolores en las piernas, tobillos hinchados, varices, úlceras varicosas y calambres.

PISCIS:

Rige los pies en general y la glándula pituitaria.

Mal aspectado el signo podría producir: Deformación de los pies, juanetes, enfermedades por pies fríos, tumores, callosidades y dolores. La repercusión de estos malos aspectos en el signo contrario pueden producir: afecciones intestinales, hidropesía y otros problemas abdominales, puede producir también obesidad.


++++++++++++++++++++++
 
 
 
REGENCIAS DE LOS PLANETAS.
Hemos estudiado las cualidades que nos otorgan los cuerpos planetarios de nuestro Sistema Solar, pero ¿qué energías emanan en cada signo?
 Cuando un planeta se sitúa en un signo, las cualidades de ambos se unen dando lugar a unas energías, unas cualidades o unas dificultades para nuestro camino en la Tierra. Si por ejemplo, nacemos con el Sol en Acuario (que rige las rodillas hasta los tobillos) y tenemos cuadratura (mal aspecto) con Saturno (regente de Capricornio), que rige los huesos en general, tendremos más cuidado respecto a la alimentación y ejercicios para conservar nuestros huesos en buenas condiciones. Así sucesivamente podremos mirar cada aspecto de nuestra Carta Natal, poniéndonos de acuerdo con las energías planetarias recibidas.
Vamos a tener presente que: los planetas, al igual que los signos, también tienen regencia sobre los órganos y partes del cuerpo físico; de hecho son ellos los que afectan a los signos, estimulando y activando las tendencias a la buena salud y, advirtiéndonos de los posibles problemas que pueden afectarnos.
CUALIDADES DE CADA PLANETA.
SOL: Representa la vitalidad, la fácil recuperación, el bazo, el corazón, las arterias, la espalda, la circulación de la sangre y el ojo derecho.
LUNA: El útero, los vasos linfáticos, el estómago, el tubo digestivo, el esófago, la menstruación, los senos y la leche, el ojo izquierdo, los ovarios, el duodeno, la linfa, el quilo, el plexo y el sistema de fluidos en general.
MERCURIO: Glándula tiroidea, los pulmones, los bronquios, los nervios y su fluido vital, la respiración, las facultades mentales, los hombros, los brazos y las manos, el sistema cerebroespinal, las cuerdas vocales, la vista, la lengua, los oídos, los reflejos y la boca.
VENUS: Glándula thymus, el cuello, el tacto, la circulación venosa, la garganta, los riñones, los ovarios, el sistema reproductor interno femenino y las trompas de Eustaquio.
MARTE: El hierro, la fuerza física, los músculos, los órganos genitales, los nervios motores, la nariz, el hemisferio cerebral izquierdo, la vejiga, los glóbulos rojos, el recto, la vesícula biliar y las enfermedades cortas y agudas.
JÚPITER: El hígado, el semen, las glándulas suprarrenales, la fibrina de la sangre, la circulación arterial, los muslos, las ingles, el olfato y la disposición de la grasa en el cuerpo.
SATURNO: Los ligamentos, la flexura sigmoidea, los cartílagos, el nervio neumogástrico, los dientes, la piel, los huesos, el calcio, el bazo, la vesícula biliar, las articulaciones (sobre todo las rodillas), y las pantorrillas.
URANO: Los fluidos etéricos del sistema nervioso, los ojos, el cuerpo pituitario, los gases, el sistema nervioso y el espasmódico.
NEPTUNO: Los procesos psico-físicos que inducen a la intuición, a la telepatía, etc,; las enfermedades mentales, la glándula pineal, el canal espinal, la fibra de los nervios, la cleptomanía, la toxicomanía y la homosexualidad.
PLUTÓN: La energía vital, el sentido de la orientación y las facultades psíquicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario