viernes, 1 de agosto de 2014

LA GRIETA COSMICA.


 

Estamos en un punto de inflexión; sabemos que está ocurriendo algo, y que, el momento es ahora. Nos podemos encontrar con momentos de desequilibrio y desarmonía, y en ocasiones no sabemos cómo proceder para ser el cambio que deseamos ver. Pero tenemos un a liado: la conciencia. Y esta va más allá de la percepción natural. La conciencia es: la clave.

Se está realizando una Alineación Galáctica y al mismo tiempo estamos atravesando la Grieta oscura, y esto hace que estemos pasando por un ciclo especial de transformación. Estos cambios mantienen a la evolución en continuo movimiento, son ciclos dentro de ciclos ocurriendo incluso dentro de nosotros  en cada momento presente. Como consecuencia todo lo que teníamos que aprender nos ha sido enseñado, sabemos por qué lo hemos repetido una y otra vez a través de la historia lo que funciona y lo que hemos hecho mal desequilibrando el ecosistema.

Este pasaje místico ha sido nuestra búsqueda, ya que cada uno de nosotros lo hemos estado añorando desde el mismo día de nuestra concepción, cuando al empezar a crearse las células de nuestro corazón, comenzamos a olvidar quienes éramos. Ahora, a punto de alinearnos con la creación misma, con el gran corazón central, recuperaremos el equilibrio, nos purificaremos y sanaremos, seremos capaces de centrar nuestras energías haciendo posible aquello que necesitemos. En la centralidad estaremos trabajando en el amor, que es el aspecto más poderoso de nosotros mismos.

La realización tenemos que trabajarla, es una alquimia interior, es saber que no sólo estamos en un jardín, que es la madre Tierra; somos el jardín. Somos como el fruto de un árbol, algunas frutas absorben mayor luz solar que otras y maduran adecuadamente, otras frutas se resisten y no están listas para pasar a la madurez, por lo que caerán en el suelo y tendrán que esperar el ciclo de otra temporada de crecimiento.

Al comprender que somos el ecosistema en sí, desarrollamos un respeto por todas las cosas, por todos los reinos, tenemos responsabilidad. Y al cambiar nuestra perspectiva buscamos y reforzamos los vínculos   más débiles, como  una parte nuestra que son.

Esta toma de conciencia de la Luz nos potencia de tal manera que no deseamos competir ni dominar sobre nada, por el contrario apoyamos a todos los seres vivos para que todos evolucionemos como estamos destinados a hacerlo. Esto es vivir en el centro, en una vibración más elevada. Veremos los reinos que están justo detrás de nosotros, y veremos los de mayor vibración que están delante.

Los indios Hopi dicen que pasar a través de la Grieta Oscura será más difícil para aquellos humanos con egos pesados, para las personas más centradas el paso será mucho más fácil. Tendremos que viajar con un “equipaje” ligero y estar preparados para experimentar la alquimia interior. No podemos evadirnos del paso por este ciclo, entremos en este cambio de energía con plenitud, reflexión, reevaluación y transformación, de esa forma desarrollaremos todo nuestro potencial. .
Es un viaje maravilloso, y hemos estado esperándolo mucho, mucho tiempo, de manera que a disfrutarlo.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario