sábado, 4 de enero de 2014

INTERPRETACIÓN DEL SEIS DE BASTOS, COPAS, ESPADAS Y OROS.


EL SEIS DE BASTOS.


 El Seis de Bastos corresponde al elemento Fuego y recibe el título de Señor de la Victoria. En una consulta nos indicará que la persona sabe triunfar en la situación planteada, conoce el valor de sus adversarios y los integra a su triunfo, superando cualquier oposición que se presente. Son buenos presagios y, en el terreno laboral anuncia la colaboración de alguien relacionado con la banca, la política, los ministerios y, buena suerte en todo lo relacionado con estas instituciones.
En el Árbol Kabalistico trabaja con las energías de Tiphereth, y esta fuerza equilibrante vence definitivamente la Ley primordial, recreando la unidad perdida. Corresponde  en el Zodiaco a la posición del Sol en el tercer Decanato de Leo.

EL SEIS DE COPAS.


Corresponde al elemento Agua y recibe el título de Señor de la Alegría. La carta nos habla de armonía en el mundo sentimental, curando heridas y procediendo al perdón de los errores. Significa alegría, indicando que cualquier problema que tuviese la persona, con familiares o amigos se resolverá favorablemente, de modo que si estuviéramos hablando de una ruptura sentimental, esta se reanudaría como si nada hubiese ocurrido. Es una segunda oportunidad de algo que parecía irremediablemente zanjado y que vuelve a actualizarse, cubriendo con un velo de olvido un error que en su momento se cometió. En el zodiaco su posición es la del Sol en el tercer Decanato de Escorpio y rige este mismo Decanato.

EL SEIS DE ESPADAS.


Pertenece al elemento Aire, y recibe el título de Señor del Éxito Merecido. Esta es la carta que trabaja con la energía de Tiphereth, instaurando en la vida de la persona lo Merecido, lo que debe ser en función de sus actuaciones pasadas y de su presente programa vital. La persona se ha desprendido de todo lo accesorio, lo inútil, lo parasitario y construye su vida de acuerdo con las normas cósmicas, con el Amor y el Rigor necesarios para que la empresa pueda subsistir, sin otro objetivo que la utilidad de la obra en sí misma y la belleza y el equilibrio que pueda aportar al mundo. Es como un auténtico Sol que luce para las necesidades de la vida. Será creador o creadora de porvenir, puesto que proyectará su pensamiento, rico en contenidos energéticos de los Sefiras que tiene arriba, hacia los Sefiras inferiores, de esta forma el mental se hace concreto y da la idea que se convertirá en objeto. El Seis de Espadas describe este trabajo, de modo que esa Idea se convertirá en Forma gracias a la acción mental de ese individuo que será un Inventor. Un Descubridor, un Innovador, y hará que el mundo de arriba se refleje en el de abajo.
Corresponde a la oposición del Sol en el tercer Decanato de Acuario. En el ciclo Zodiacal rige el mismo tercer Decanato.
Al salir esta carta en una consulta indicará; que la persona debe orientarse hacía empresas vanguardistas, propias de un nuevo Orden. Si las cartas que rodean  la figura principal en el tiraje son débiles, será indicio de que la persona no será la figura principal en cualquier empresa que desarrolle, pero será un peldaño importante en el camino de alguien, y con sus energías conseguirá y facilitará la instauración de la nueva sociedad.

EL SEIS DE OROS.


Pertenece al Elemento Tierra, y recibe el título de Señor del Éxito Material. Es la marca del individuo que aprovecha el encontrarse en esa zona de tranquilidad que representa el Seis para instalarse definitivamente en ella. Si en el Seis de Bastos edificaba el entorno social; en el Seis de Copas construía su felicidad interna liquidando las escorias del pasado, y en el Seis de Espadas contribuía al progreso de la humanidad, aquí el guerrero se dice que el momento del reposo ha llegado y esta edificada su felicidad exterior. El Seis de Oros aporta moderación y establece una armonía en su entorno; un bienestar que no produce envidias y se caracteriza por las iniciativas de la persona en el mundo del arte, la belleza, los jardines públicos,  obteniendo la cooperación de personas y organismos afines, dando un empuje a todo lo que pueda constituir belleza en el mundo.
Corresponde a la posición del Sol en el tercer Decanato de Tauro. En el ciclo Zodiacal rige el mismo tercer Decanato.
En un tiraje indicará que los resultados a la pregunta serán de realización inmediata, posiblemente ya se están realizando cuando las cartas se tiran. Si las cartas del entorno son débiles o negativas indicará que las cosas no han llegado al punto de madurez requerido para que sea operable. Aunque la carta del Seis aparezca en la columna de la izquierda o en un sector que represente la oposición a la pregunta del consultante, el dictamen final nunca puede ser enteramente negativo, ya que esa fuerza es Cristica, Universal y desinteresada haciendo que la realización se produzca por una vía insospechada.
El Sefira de Tiphereth, en su puesto central, representa el corazón de ese Ser macrocósmico formado por los 10 Séfiras, y del mismo modo que nuestro corazón purifica la sangre, así también los cuatro Seis ejercen esa labor purificadora.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario