martes, 13 de agosto de 2013

CUIDANDO NUESTRO CUERPO.




Amarnos a nosotros mismos es una de las inversiones más rentables que podemos hacer y también la mejor manera de actuar; esto significa cuidarnos en el pensamiento, la palabra y los hechos.
El hecho de amarnos a nosotros mismos incluye el cuidado del cuerpo, tanto por dentro como por fuera.
 Si realmente queremos estar sanos, ser ricos y sabios, tenemos que estar completamente presentes en nuestro cuerpo para utilizarlo de una manera eficaz.

Una buena salud y un manejo apropiado de nuestro cuerpo son verdaderas señales de riqueza interior, y pensar correctamente para crear una salud inquebrantable muchas veces significa abandonar viejos hábitos. Pero, lo más importante es estar dispuesto a aprender cómo funciona el interior del cuerpo. El cuerpo tiene gran capacidad de adaptación; el genoma humano está siempre dispuesto a responder a nuestras necesidades cambiando y aprendiendo a ejecutar nuevas tareas para mantener el funcionamiento de nuestro cuerpo.

La fuerza vital nos sustenta, y los códigos electromagnéticos, los patrones para sanar nuestro cuerpo, están en nuestros genes. Aunque nuestros pensamientos y sentimientos tienen un poder enorme para activar la energía, a nivel físico,  las células de nuestro cuerpo requieren un cuidado exquisito para seguir sosteniendo el sistema físico. Las células del torrente sanguíneo y los órganos reaccionan de acuerdo con lo que comemos, el agua que bebemos, la calidad del aire que respiramos y la exposición a la luz solar.

Cuando más integral sea nuestra alimentación y cuanto más oxígeno aportemos a nuestro sistema, más vitales estarán nuestras células. Aunque el cuerpo se puede adaptar bastante  y es capaz de transformar muchas energías tóxicas, nuestro sistema biológico florece mejor cuando las condicione son óptimas.

La naturaleza nos aporta las mejores energías, así que, tomaos más tiempo para nutrir vuestros sentidos en la naturaleza absorbiendo el oxígeno lleno de energía cósmica que abunda fuera de las contaminadas ciudades, porque en lo físico, nuestra respiración es el método más directo de intercambio de energía con el cosmos; además, es el eslabón entre las fueras cósmicas y las complejas operaciones de nuestro sistema neurológico. La calidad de nuestra respiración está relacionada con el número de respiraciones que efectuamos en la luz solar.

Durante las horas del día con sol, de hecho inspiramos una información importante que está presente en la atmósfera. Un buen hábito de respiración es importante para aclarar la mente y, si lo practicamos regularmente, el resultado siempre mejorará nuestro bienestar personal. Recordad centrar vuestra atención conscientemente en la respiración; esto significa que debemos prestar atención al proceso dirigiendo la respiración al fondo de nuestros pulmones, moviendo el diafragma hacia fuera en la inspiración y hacia adentro en la espiración. Encontrad vuestro propio ritmo y respirad. Una buena respiración restaurará la vitalidad de nuestro cuerpo.

Respirar correctamente también sirve para eliminar los residuos emocionales almacenados en nuestro interior.

Establecer un contacto consciente con nuestra respiración y centrar la atención en el momento presente permite disfrutar de la experiencia de tener un cuerpo. Aportar oxígeno a cada aparte del cuerpo es una de las mejores maneras de garantizar una buena salud. No obstante, las actividades que mejoran nuestra salud deben ir acompañadas de la confianza en nosotros mismos un cuerpo enfermo que está atacado pro creencias que carecen de autoestima.
 
Se sabe que el cuerpo necesita agua; sin embargo, la gente padece a veces misteriosos dolores y malestar físico (estreñimiento, disfunciones sexuales, migrañas, etc) relacionados con una severa deshidratación del cuerpo. Para una función óptima siempre debemos hidratar nuestro sistema y beber “como mínimo” dos litros de agua pura, limpia y que no contenga fluor, para así hidratarnos y eliminar las toxinas. El agua es un excelente conductor de la electricidad, y un cuerpo correctamente hidratado puede adecuar fácilmente el aumento de frecuencias electromagnéticas cósmicas que tienen que ser integradas. Dormiréis mejor y disfrutaréis de mucha más energía si bebéis mucha agua. No importan nuestras creencias, pero una dieta prolongada a base de comida rápida, grasienta y frita, procesada con aditivos químicos, sustitutos del azúcar y batidos no aporta ni un solo nutriente para un correcto funcionamiento de nuestras células. No nos engañemos pensando que es suficiente con tener buenos pensamientos y que nuestro cuerpo se sanará solo mientras continuamos alimentándonos con comida con falta de nutrientes. Debemos ser prácticos con las leyes de la realidad física. ¿Acaso creéis que podéis limpiaros con el pensamiento en lugar de ducharos? El cuerpo debe procesar y aprovechar la calidad y la cantidad de lo que comemos y, si continuamente ingerimos “basura”, en algún momento se atascará y dejará de funcionar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario