EQUILIBRIO Y BIENESTAR




“La vida es una maravillosa sinfonía, en la cual los seres humanos representamos solo una parte”

Nuestra forma de vida actual nos ha alejado de los valores existenciales. Las exigencias externas y las propias no nos dejan disfrutar de nuestro Hogar: LA TIERRA. El desgaste energético que consumimos en nuestro día a día es el que necesitamos para mantener el equilibrio de nuestras funciones vitales.

Una alimentación natural, actividad física adecuada, aprender el arte de respirar correctamente, la meditación y en definitiva, todo aquello que nos ayude a conocernos de forma vivencial y nos una a la naturaleza, nos proporcionara salud y felicidad.

Adquirir nuevos hábitos, tener más salud.

Los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas resultan imprescindibles para nuestra salud, pero también existen otras sustancias que están en los alimentos frescos y naturales y que son indispensables para la vida.

Unas reglas básicas en los hábitos alimentarios nos serán de gran ayuda para mantenernos en buena forma.

Comer crudos: las comidas deberían empezar con vegetales crudos, de hecho tendría que constituir como mínimo la quinta parte de la dieta. Esto evitaría la reacción inflamatoria transitoria, que se favorece al ingerir una comida compuesta solo de alimentos cocinados.

Moderar las proteínas: una alimentación en la que predominen la fruta y las verduras frescas, los cereales, los frutos secos, el aceite de oliva y otros aceites vegetales prensados en frio, en la que no se abuse de las legumbres secas, y en la que de forma ocasional se pueden incluir el pescado, los huevos y la carne, conserva la salud y aumenta la capacidad de rendimiento.

Masticar bien. Comer sano implica dedicar un tiempo a la masticación, sobre todo de los alimentos crudos.

Cocciones ligeras. Hay que evitar las temperaturas altas y las cocciones prolongadas, ya que generan moléculas toxicas. Son especialmente nocivas las frituras. Lo mejor es cocinar al vapor o al horno a baja temperatura por debajo de 110º c, en cocción suave, y en plancha ligera, sin quemar.

Hay que evitar. Una dieta abundante en alimentos cocidos,  grasas animales, patatas fritas, conservas, pastas, harina blanca, azúcar refinado, sal común y café.

Minimizar la sal. Los productos naturales ya contienen cantidades suficientes de cloro y sodio, los dos constituyentes de la sal común.

Cura depurativa. Cuando aparecen alteraciones como cansancio, dolores dispersos, edemas etc., puede ser el momento de realizar una cura depurativa que se prolongue varios días para eliminar toxinas del organismo, y reducir la inflamación y la acidosis.

Poco a poco, podemos ir conociendo e incorporando aquellos alimentos que sean beneficiosos para nuestra salud, disfrutando de lo que nos ofrece la naturaleza.

Alimentos para activar la circulación sanguínea:

Limón. Su vitamina C interviene en la formación de colágeno y elastina, proteínas que influyen en la pared capilar. Aprovechando la piel y la parte blanca por ejemplo en una limonada, se obtendrán más antioxidantes.

Cúrcuma. Es antinflamatoria y fácil de usar. Buena parte de sus beneficios para la circulación se deben a su efecto antioxidante que contrarresta la acción de radicales libres y tóxicos en el organismo.

Jengibre. Su consumo frecuente y habitual ayuda a movilizar la energía y activa la circulación de la sangre.

Pipas de girasol. Además de aportar aminoácidos esenciales para el mantenimiento de las estructuras capilares, son ricas en vitamina E, uno de los antioxidantes más potentes para nuestro cuerpo.

Ajo. Este anticoagulante natural ayuda a que la sangre circule mejor. Junto con la cebolla, estimula la circulación sanguínea y disminuye la viscosidad de la sangre.

Cola de caballo. Es rica en silicio, necesario para la formación de colágeno y, por tanto, el mantenimiento de las paredes vasculares. Puedes tomarla en infusión o bien tostar un poco y añadirla al gomasio, a las ensaladas y a las cremas de verduras.

Trigo sarraceno. Este pseudocereal es rico en un flavonoide llamado rutina que actúa en sinergia con la vitamina C protegiendo la pared de los vasos y capilares. Su consumo habitual contribuye así a la protección de los vasos sanguíneos.

Bayas oscuras. Bayas como la uva negra o los arándanos son muy ricas en antioxidantes y en sinergia con la vitamina C, también ayudan a mejorar el tono venoso.

Mijo. Es el cereal por excelencia para tonificar el bazo,  según la Medicina Tradicional China. El bazo rige los vasos sanguíneos y permite que la sangre permanezca en ellos y circule correctamente. Lava el mijo antes de cocerlo en abundante agua.

Nueces. Además de omega 3, unos ácidos grasos necesarios por su efecto anti-inflamatorio, aportan vitamina B3, que por su efecto vasodilatador favorece la circulación y el retorno venoso.

+++++


RECETA PREPARADA CON AJO.

Esta receta llego a mis manos a través de un Chaman, la comparto por si alguien quiere o necesita tomarla. Yo la he hecho varias veces y me ha dado muy buenos resultados. La transcribo tal como me la dio.

Receta de un fármaco encontrado en caracteres antiguos en un Monasterio Budista entre las Montañas del Tíbet en el año 1972.

Preparación:

350 gramos de ajo triturado, junto con un cuarto de litro de aguardiente se meterán en un tarro de cristal.

El tarro se cerrará herméticamente y se meterá en la nevera durante 10 días.

Al terminar los 10 días se filtrará con un colador fino de gasa.

Se volverá a meter el líquido en el tarro y se pondrá otros 2 días en la nevera.

Al terminar dicho plazo el fármaco ya está preparado para comenzar a tomarlo de la siguiente manera:

A gotas, con un poco de agua antes de empezar las comidas, siguiendo esta tabla:

             DIA              DESAYUNO               COMIDA               CENA

                                                      

            1                          1                               2                        3

             2                          4                              5                         6

             3                          7                              8                         9

             4                         10                            11                       12

             5                         12                            14                       15

             6                         13                            17                       18

              7                        12                            11                       10                        

              8                          9                              8                         7

              9                          6                              5                         4

             10                         3                              2                         1

              11                      11                            25                        25                     

              12                      25                            25                        25

Se continuará tomando 25 gotas tres veces al día hasta terminar el fármaco.

LA TERAPIA NO SE PUEDE REPETIR ANTES DE CINCO (5) AÑOS. Este preparado de extracto de ajo, limpia el organismo de las grasas y lo libera de los cálculos depositados. Mejora el metabolismo y en consecuencia todos los vasos sanguíneos se hacen elásticos. Disminuye el peso del cuerpo llevándolo al adecuado. Deshace los coágulos de sangre. Cura el diafragma y el miocardio enfermo

Mejora la arterioesclerosis, la iscemia, la sinusitis, la hipertensión, las enfermedades broncopulmonares. Hace desaparecer el dolor de cabeza, mejora la artritis, la artrosis y el reumatismo.

Cura la gastritis, las úlceras de estómago y las hemorroides. Mejora la visión y los problemas de oído.

En general todo el organismo se recupera.
 
 
+++++++
CONTROLA TU HIPERTENSIÓN.
Mucha gente es hipertensa y no lo sabe, pero una tensión sanguínea alta dispara el riesgo de sufrir un accidente cardiovascular. Por eso lo mejor es tener cuidado y poner remedio a tiempo.
Si tienes problemas de tensión la fitoterapia te ofrece un apoyo para mejorarla. Las hojas de olivo son uno  de los principales recursos. Contienen oleoeuropeina, un iridoide amargo que actúa como antihipertensivo, hipoglucemiante, cardio-protector y vasodilatador periférico. Aumenta el flujo coronario y fortalece las paredes de los vasos capilares. Además se le atribuyen propiedades diuréticas, antiespasmódicas, anti-arrítmicas y antioxidantes. Las hojas contienen también minerales como el calcio y fosforo, flavonoides y saponósidos.
Como tomarlas.
Puedes prepararte las hojas frescas en infusión y añadirles otras plantas como el hinojo o el anís verde para mejorar su sabor. También puedes tomar el extracto fluido (40 gotas al día repartiéndolas en tres tomas).
Otras plantas que cuidan tu corazón.
Otra planta recomendada para bajar la tensión es la sanguinaria azul o hierba de las siete sangrías, que crece en ambientes de secano al Este de la península. Se toma en infusión, generalmente con otras plantas.
Los frutos del eneldo, ricos en aceite esencial, tienen una gran capacidad diurética. Otro  recurso muy recomendado es el espino albar, tanto para controlar la tensión como para combatir las palpitaciones y arritmias nerviosas.
Te ayudan a regularla:
Espino albar. Es útil porque regula la tensión arterial y el ritmo cardiaco. Se utiliza para su uso las flores y las hojas frescas o secas. Se toma en infusión, solo o con melisa, olivo, ortosifón y limón, 1 o 2 tazas diarias. O en extracto liquido 30 gotas en tres tomas.
Enebro. Es diurético, depurativo y ayuda a mantener a raya la tensión sanguínea. Se toman los frutos. Puedes tomarlas en decocción con hojas de  abedul, cola de caballo e hinojo, 1 o 2 tazas al día.
Sanguinaria azul. Se considera hipotensora y diurética. Se usan las sumidades floridas. Pruébalas en decocción con mejorana, espino albar y cola de caballo.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario