EQUILIBRIO Y BIENESTAR

 
 
Somos Cuánticos.
El concepto cuántico tiene un enorme prestigio. Es lo más parecido a la piedra filosofal en nuestra civilización. Para las personas de a pie, un físico cuántico es como un médium que puede ver un mundo oculto que explica la realidad que vemos y que tocamos. Por eso cuando el adjetivo cuántico acompaña a la palabra medicina, esta adquiere una nueva dimensión.
La medicina cuántica seria el futuro que dejaría atrás cualquier otra forma de tratamiento. ¿Pero en que consiste la verdadera medicina cuántica? Sería aquella que aplica los descubrimientos realizados por la física cuántica. Según esta, en la escala más íntima, más profunda de la realidad, las partículas están en dos sitios a la vez (superposición). Se comunican entre sí sin que importe la distancia ni las barreras que haya entre ellas (entrelazamiento) y pueden desaparecer de un lugar para reaparecer en otro (teleportación).
Estos comportamientos-tan comprobados como la ley de la gravedad- son como bombas para nuestras mentes acostumbradas a la realidad ordinaria. Vivimos como si ese mundo extraordinario no existiera y lo mismo hace la medicina convencional.
La conciencia es capaz de curar.
Una idea fundamental de la física cuántica es que el observador crea la realidad que observa. Sin un observador no se puede asegurar que una partícula exista en un momento y lugar determinado. Si un grupo de seres humanos comparten una percepción de la realidad es porque poseen un órgano de interpretación similar (el cerebro, el cuerpo) y un estado de conciencia equivalente.
Autores como el biólogo Bruce Lipton, el físico Amit Goswami o el neurólogo Jacobo Grinberg han sostenido que las personas que alcanzan estados de conciencia excepcionales pueden conseguir modificaciones de la realidad extraordinarias, en sí mismas y en otras personas. Esto explicaría la eficacia sanadora del chamanismo, las curaciones espontaneas o las relacionadas con la meditación.
Ir al origen.
Para unos expertos, son mundos distintos y prácticamente incomunicados. Para otros, es todo lo contrario, el mundo cuántico es la base, la “matrix” sin la que no se entiende del todo el mundo. Si estos últimos tienen razón, actuar  en el nivel cuántico seria la manera más eficaz de transformar la realidad. En medicina significaría ir al origen más profundo del trastorno. Implicaría tratar en un lugar que está más allá de las reacciones químicas a nivel celular, que es el campo de batalla de la medicina científica actual.
La realidad cuántica explicaría fenómenos que tenemos delante de los ojos y también el funcionamiento holístico de las terapias naturales y tradicionales. La física cuántica puede explicar la interacción a niveles muy profundos entre los pensamientos, las emociones y las células. Esta interacción haría posibles los efectos beneficiosos de la meditación, las visualizaciones y las técnicas de relajación. Así, al meditar, el estado de armonía podría difundirse desde el cerebro al resto del cuerpo. Y no solo eso: también afectaría a las personas que rodean al meditador, como se ha probado a través de la observación de la actividad cerebral.
En palabras del revolucionario físico Amit Goswami, “el mundo está constituido por posibilidades, no por eventos determinados, por lo tanto podemos elegir la salud sobre la enfermedad. Ni la enfermedad ni la curación son enteramente objetivas. Las experiencias subjetivas y nuestra actitud hacia ellas tienen un papel que desempeñar. A través de la creatividad, el “activista cuántico” aprende a cambiar la actitud que le lleva de la enfermedad a la salud, y de la salud ordinaria a la salud positiva”
+++++++
 
 
 



SIETE ALIMENTOS QUE NOS AYUDAN A MANTENER NUESTRO CEREBRO EN FORMA.

1- Cereales integrales.  Entre los cereales hay cinco que resultan especialmente recomendables: el arroz, la quínoa, el mijo, el amaranto y el trigo sarraceno. Estas semillas no han sufrido modificaciones genéticas y además no contienen gluten, lo que evita intolerancias que a la larga comprometen el sistema inmunitario. Los cereales son esenciales para el organismo por su riqueza en minerales y vitaminas.

2- Frutas cítricas. Las frutas ácidas –y en especial las cítricas- son las más ricas en vitamina C. Es imprescindible consumir cada día entre 60 y 100 mg de esta vitamina, que ejerce una potente función antioxidante en el organismo y participa en múltiples reacciones bioquímicas. El pimiento rojo, el kiwi o la papaya son una gran fuente de esta vitamina.

3- Frutos rojos. Ricos en vitamina C y antocianinas, se ha comprobado que la ingesta diaria de 100 g de fresas o 50 g de arándanos ayuda a neutralizar el efecto de los radicales libres y mejora el riego en las arterias cerebrales, lo que previene el envejecimiento celular y la demencia senil.

4- Aquí se incluyen nuestras nueces, almendras, avellanas, los anacardos y también semillas como la chía, el lino, el sésamo, el girasol o la calabaza. Contienen vitamina E y ácidos grasos omega 3, que protegen las neuronas y las sinapsis. Los frutos secos son también una fuente de calcio, magnesio, cinc y selenio.

5- Levadura de cerveza. Contiene un 33% de proteínas de calidad; selenio, todas las vitaminas del grupo B y colina, necesaria para fabricar el neurotransmisor acetilcolina. Tomar de 10 a 30 g al día. Evitar si se sufre de candidiasis o Crohn.

6- Prebióticos. La disbiosis intestinal está siempre presente en las enfermedades degenerativas del sistema nervioso. Tomar cada día un vaso de kéfir, un yogur (mejor de soja o de leche de cabra u oveja) o una ración de chucrut o col fermentada.

7- Verduras de hoja verde. Espinacas, acelgas, berros…son las verduras más adecuadas para retrasar el declive cognitivo, por su riqueza en vitaminas antioxidantes, minerales esenciales y fibra.

Si nos acostumbramos a tomar por la mañana zumos que nos ayuden a mejorar nuestro organismo, podremos sentir en poco tiempo como recuperamos energía y optimismo.

ZUMO DETOX:

Ingredientes: Una cabeza de brócoli. Cinco ramitas de perejil. Dos ramas de apio. Medio pepino. Un puñado de espinacas.

Lavar los vegetales, pelar el pepión y trocearlo todo, después pasarlo por la licuadora para obtener el zumo. Consumirlo enseguida.

Beneficios de este zumo:

La clorofila, además de tener una estructura muy parecida a la de nuestra hemoglobina, posee innumerables beneficios para la salud: activa el metabolismo celular, desintoxica el organismo, mejora las defensas, potencia los procesos naturales de curación, estimula la formación de glóbulos rojos, frena las infecciones y depura la sangre. Puedes potenciar la clorofila añadiendo una cucharadita de postre de espirulina.
+++++++
 
 
 
 
 
TU CUERPO

La conciencia y tu cuerpo deben de estar en armonía, ya que forman un TODO.

Día y noche tú cuerpo está trabajando para ti, está a tu servicio. Hace todo lo necesario para tu supervivencia, para tu vida, aunque tú nunca le hayas dado ni siquiera una vez las gracias.  El amor y la compasión son necesarios para tu cuerpo y su nutrición, ya que cuanto mejor este tu cuerpo mayor será la probabilidad de hacer crecer tu conciencia. Tu cuerpo es una unidad orgánica que debes respetar y conocer con detalle.

Cualquier educación que no enseñe a cuidar, querer y tener compasión de tu cuerpo, tampoco te enseñara a entrar en tu propia conciencia.

El cuerpo es la puerta para fusionarte con tu YO.

EXAMINATE.

Siente como tienes una armadura a tu alrededor; no está adherida a ti, cuando tú quieras puedes quitártela, tirarla. La armadura está muerta; si tú no cargas con ella, desaparecerá. Pero tú, no solo la estas cargando sino que también la estas alimentando continuamente.

Si te fijas, todos los niños fluyen. No tienen partes congeladas en ellos; todo su cuerpo es una unidad. No existe división; no hay demarcaciones. Sin embargo, poco a poco estas demarcaciones empiezan a aparecer. Entonces la mente se convierte en jefe, toma el mando, y todo tu cuerpo se divide en partes. Algunas son aceptadas por la sociedad y otras no. Hay partes que la sociedad considera “peligrosas” y tienen que ser anuladas.

Esa es la raíz de todo el problema. Para resolverlo debes observar en que partes de tu cuerpo tienes limitaciones, tan solo tienes que hacer tres cosas.

Una: Caminando, sentado o tumbado espira profundamente. El énfasis tiene que estar en la espiración, no en la aspiración. Espira profundamente, sacando todo el aire que puedas, suelta el aire por la boca poco a poco. Cuando todo el aire que había en tu cuerpo haya salido, el cuerpo aspirara; no eres tú el que debe aspirar, tu cuerpo lo hace por ti.

La espiración debe ser lenta y profunda y la aspiración debe de ser rápida. Este ejercicio modificara la armadura cerca del pecho.

Dos: Si puedes comenzar a correr hazlo; si lo prefieres camina un rato. Visualiza mientras caminas como un peso está desapareciendo de tus piernas, como si estuviera cayendo, poco a poco, tus piernas están volviéndose ligeras.

La armadura de tus piernas se formó si tu libertad fue restringida, si se te ha ordenado que hacer, como ser y adonde ir. Mientras caminas, presta atención a la espiración. Cuando recuperes la fluidez en tus piernas notaras un gran flujo de energía en tu cuerpo.

Tres: Por la noche, cuando vayas a acostarte desvístete, mientras te quitas la ropa imagínate que vas quitándote partes de la armadura que llevabas puesta. Despójate de ella lentamente, conscientemente, libérate de la presión de todos los conceptos que te estaban aprisionando. Estirando todo tu cuerpo realiza  una respiración profunda; después vete a dormir, sin armadura, con total libertad, sin restricciones.

Y recuerda…cuida de tu cuerpo…es el único lugar donde tienes que vivir.

 
 
 
 
 


MANCHAS EN LA PIEL.

En verano nos gusta tomar el Sol, es también una necesidad orgánica ya que favorece la asimilación de la vitamina D. Pero hay que tener presente que también el Sol es responsable de que aparezcan manchas en la piel.

Este tipo de manchas, planas de color pardo, negro o rojo, aparecen sobre todo en la piel que está más expuesta a los rayos solares: la cara, cuello, manos, escote, hombros etc. Son por lo general benignas, solo representan un problema estético al que le podemos dar mayor o menor importancia.

Si te resulta un problema la aparición de manchas por exposición al Sol, la fitoterapia te ofrece algunas soluciones que te pueden ayudar.

La Hiedra (Hedera hélix), es una enredadera muy abundante y tóxica si la  consumes por vía interna, sin embargo aplicada por vía externa es un gran remedio. Contiene saponósidos como la hederagenina, que revitaliza las células de la piel. Se aconseja usar cuando la piel este hiperpigmentada, pero también es buena para combatir y prevenir las estrías, tratar cicatrices poco profundas y favorecer la disolución de nódulos celulíticos.

Se aplica sobre la piel la decocción o la tintura en baños o en masajes.

Otros remedios clásicos son:

Rosa Mosqueta: Hidrata y combate el foto envejecimiento de la piel, mejorando su tono y textura. Se usa el aceite obtenido de sus frutos. Se utiliza en aceite para masaje o en cremas y pomadas.

Diente de León: Destaca por su poder desintoxicante. La tisana, por vía interna, previene y elimina las impurezas; su uso por vía tópica, revitaliza la piel mejorando las cicatrices y arrugas. Se usa la raíz y las hojas. Se puede tomar con otras hierbas, como fumaria, menta o cola de caballo.

La Zanahoria, tomada como alimento ayuda a proteger la piel, y su contenido en beta-caroteno  es transformado por el organismo en vitamina A. Su uso externo favorece la curación de problemas en la piel, como eczemas, heridas o quemaduras solares.

Aplicada en forma de mascarilla sobre la cara, ayuda a limpiar las manchas de la piel, eliminando las células muertas y favoreciendo su renovación.

Abedul. Cuando la piel se encuentra afectada por imperfecciones como pecas, manchas, granos etc. Las propiedades del Abedul resultan muy eficaces para curarla.

Su uso: Lavar la zona afectada con el líquido resultante de la decocción durante 20 minutos de 5 cucharadas de hojas secas desmenuzadas por litro de agua. Realizar un lavado por la mañana al levantarse y otro por la noche antes de acostarse.


++++++


“La vida es una maravillosa sinfonía, en la cual los seres humanos representamos solo una parte”

Nuestra forma de vida actual nos ha alejado de los valores existenciales. Las exigencias externas y las propias no nos dejan disfrutar de nuestro Hogar: LA TIERRA. El desgaste energético que consumimos en nuestro día a día es el que necesitamos para mantener el equilibrio de nuestras funciones vitales.

Una alimentación natural, actividad física adecuada, aprender el arte de respirar correctamente, la meditación y en definitiva, todo aquello que nos ayude a conocernos de forma vivencial y nos una a la naturaleza, nos proporcionara salud y felicidad.

Adquirir nuevos hábitos, tener más salud.

Los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas resultan imprescindibles para nuestra salud, pero también existen otras sustancias que están en los alimentos frescos y naturales y que son indispensables para la vida.

Unas reglas básicas en los hábitos alimentarios nos serán de gran ayuda para mantenernos en buena forma.

Comer crudos: las comidas deberían empezar con vegetales crudos, de hecho tendría que constituir como mínimo la quinta parte de la dieta. Esto evitaría la reacción inflamatoria transitoria, que se favorece al ingerir una comida compuesta solo de alimentos cocinados.

Moderar las proteínas: una alimentación en la que predominen la fruta y las verduras frescas, los cereales, los frutos secos, el aceite de oliva y otros aceites vegetales prensados en frio, en la que no se abuse de las legumbres secas, y en la que de forma ocasional se pueden incluir el pescado, los huevos y la carne, conserva la salud y aumenta la capacidad de rendimiento.

Masticar bien. Comer sano implica dedicar un tiempo a la masticación, sobre todo de los alimentos crudos.

Cocciones ligeras. Hay que evitar las temperaturas altas y las cocciones prolongadas, ya que generan moléculas toxicas. Son especialmente nocivas las frituras. Lo mejor es cocinar al vapor o al horno a baja temperatura por debajo de 110º c, en cocción suave, y en plancha ligera, sin quemar.

Hay que evitar. Una dieta abundante en alimentos cocidos,  grasas animales, patatas fritas, conservas, pastas, harina blanca, azúcar refinado, sal común y café.

Minimizar la sal. Los productos naturales ya contienen cantidades suficientes de cloro y sodio, los dos constituyentes de la sal común.

Cura depurativa. Cuando aparecen alteraciones como cansancio, dolores dispersos, edemas etc., puede ser el momento de realizar una cura depurativa que se prolongue varios días para eliminar toxinas del organismo, y reducir la inflamación y la acidosis.

Poco a poco, podemos ir conociendo e incorporando aquellos alimentos que sean beneficiosos para nuestra salud, disfrutando de lo que nos ofrece la naturaleza.

Alimentos para activar la circulación sanguínea:

Limón. Su vitamina C interviene en la formación de colágeno y elastina, proteínas que influyen en la pared capilar. Aprovechando la piel y la parte blanca por ejemplo en una limonada, se obtendrán más antioxidantes.

Cúrcuma. Es antinflamatoria y fácil de usar. Buena parte de sus beneficios para la circulación se deben a su efecto antioxidante que contrarresta la acción de radicales libres y tóxicos en el organismo.

Jengibre. Su consumo frecuente y habitual ayuda a movilizar la energía y activa la circulación de la sangre.

Pipas de girasol. Además de aportar aminoácidos esenciales para el mantenimiento de las estructuras capilares, son ricas en vitamina E, uno de los antioxidantes más potentes para nuestro cuerpo.

Ajo. Este anticoagulante natural ayuda a que la sangre circule mejor. Junto con la cebolla, estimula la circulación sanguínea y disminuye la viscosidad de la sangre.

Cola de caballo. Es rica en silicio, necesario para la formación de colágeno y, por tanto, el mantenimiento de las paredes vasculares. Puedes tomarla en infusión o bien tostar un poco y añadirla al gomasio, a las ensaladas y a las cremas de verduras.

Trigo sarraceno. Este pseudocereal es rico en un flavonoide llamado rutina que actúa en sinergia con la vitamina C protegiendo la pared de los vasos y capilares. Su consumo habitual contribuye así a la protección de los vasos sanguíneos.

Bayas oscuras. Bayas como la uva negra o los arándanos son muy ricas en antioxidantes y en sinergia con la vitamina C, también ayudan a mejorar el tono venoso.

Mijo. Es el cereal por excelencia para tonificar el bazo,  según la Medicina Tradicional China. El bazo rige los vasos sanguíneos y permite que la sangre permanezca en ellos y circule correctamente. Lava el mijo antes de cocerlo en abundante agua.

Nueces. Además de omega 3, unos ácidos grasos necesarios por su efecto anti-inflamatorio, aportan vitamina B3, que por su efecto vasodilatador favorece la circulación y el retorno venoso.

+++++


RECETA PREPARADA CON AJO.

Esta receta llego a mis manos a través de un Chaman, la comparto por si alguien quiere o necesita tomarla. Yo la he hecho varias veces y me ha dado muy buenos resultados. La transcribo tal como me la dio.

Receta de un fármaco encontrado en caracteres antiguos en un Monasterio Budista entre las Montañas del Tíbet en el año 1972.

Preparación:

350 gramos de ajo triturado, junto con un cuarto de litro de aguardiente se meterán en un tarro de cristal.

El tarro se cerrará herméticamente y se meterá en la nevera durante 10 días.

Al terminar los 10 días se filtrará con un colador fino de gasa.

Se volverá a meter el líquido en el tarro y se pondrá otros 2 días en la nevera.

Al terminar dicho plazo el fármaco ya está preparado para comenzar a tomarlo de la siguiente manera:

A gotas, con un poco de agua antes de empezar las comidas, siguiendo esta tabla:

             DIA              DESAYUNO               COMIDA               CENA

                                                      

            1                          1                               2                        3

             2                          4                              5                         6

             3                          7                              8                         9

             4                         10                            11                       12

             5                         12                            14                       15

             6                         13                            17                       18

              7                        12                            11                       10                        

              8                          9                              8                         7

              9                          6                              5                         4

             10                         3                              2                         1

              11                      11                            25                        25                     

              12                      25                            25                        25

Se continuará tomando 25 gotas tres veces al día hasta terminar el fármaco.

LA TERAPIA NO SE PUEDE REPETIR ANTES DE CINCO (5) AÑOS. Este preparado de extracto de ajo, limpia el organismo de las grasas y lo libera de los cálculos depositados. Mejora el metabolismo y en consecuencia todos los vasos sanguíneos se hacen elásticos. Disminuye el peso del cuerpo llevándolo al adecuado. Deshace los coágulos de sangre. Cura el diafragma y el miocardio enfermo

Mejora la arterioesclerosis, la iscemia, la sinusitis, la hipertensión, las enfermedades broncopulmonares. Hace desaparecer el dolor de cabeza, mejora la artritis, la artrosis y el reumatismo.

Cura la gastritis, las úlceras de estómago y las hemorroides. Mejora la visión y los problemas de oído.

En general todo el organismo se recupera.
 
 
+++++++
CONTROLA TU HIPERTENSIÓN.
Mucha gente es hipertensa y no lo sabe, pero una tensión sanguínea alta dispara el riesgo de sufrir un accidente cardiovascular. Por eso lo mejor es tener cuidado y poner remedio a tiempo.
Si tienes problemas de tensión la fitoterapia te ofrece un apoyo para mejorarla. Las hojas de olivo son uno  de los principales recursos. Contienen oleoeuropeina, un iridoide amargo que actúa como antihipertensivo, hipoglucemiante, cardio-protector y vasodilatador periférico. Aumenta el flujo coronario y fortalece las paredes de los vasos capilares. Además se le atribuyen propiedades diuréticas, antiespasmódicas, anti-arrítmicas y antioxidantes. Las hojas contienen también minerales como el calcio y fosforo, flavonoides y saponósidos.
Como tomarlas.
Puedes prepararte las hojas frescas en infusión y añadirles otras plantas como el hinojo o el anís verde para mejorar su sabor. También puedes tomar el extracto fluido (40 gotas al día repartiéndolas en tres tomas).
Otras plantas que cuidan tu corazón.
Otra planta recomendada para bajar la tensión es la sanguinaria azul o hierba de las siete sangrías, que crece en ambientes de secano al Este de la península. Se toma en infusión, generalmente con otras plantas.
Los frutos del eneldo, ricos en aceite esencial, tienen una gran capacidad diurética. Otro  recurso muy recomendado es el espino albar, tanto para controlar la tensión como para combatir las palpitaciones y arritmias nerviosas.
Te ayudan a regularla:
Espino albar. Es útil porque regula la tensión arterial y el ritmo cardiaco. Se utiliza para su uso las flores y las hojas frescas o secas. Se toma en infusión, solo o con melisa, olivo, ortosifón y limón, 1 o 2 tazas diarias. O en extracto liquido 30 gotas en tres tomas.
Enebro. Es diurético, depurativo y ayuda a mantener a raya la tensión sanguínea. Se toman los frutos. Puedes tomarlas en decocción con hojas de  abedul, cola de caballo e hinojo, 1 o 2 tazas al día.
Sanguinaria azul. Se considera hipotensora y diurética. Se usan las sumidades floridas. Pruébalas en decocción con mejorana, espino albar y cola de caballo.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario