LOS NODOS LUNARES


LOS NODOS LUNARES

NODOS LUNARES, ENERGIAS, HOROSCOPO


LA IMPORTANCIA DE LOS NODOS LUNARES


QUE SON LOS NODOS LUNARES.

El proceso de los nodos norte y sur es básico para aprender a vivir. Por medio de tus nodos norte y sur sacarás a la luz palabras y símbolos que utilizarás para salvar la distancia que media entre tus vidas pasadas y la presente. No es necesario creer en la reencarnación ni en la existencia de vidas anteriores para beneficiarse de este proceso, pero si crees que la vida tiene algún propósito y sentido, te resultará más fácil captar el significado de este concepto.

Los nodos son puntos del cielo donde la Luna intercepta la órbita de la Tierra alrededor del Sol. Tus nodos norte y sur están, en consecuencia, representados por dos signos que se oponen diametralmente entre sí en el cosmos. Si tu nodo norte está en Cáncer, tu nodo sur estará en Capricornio; si tu nodo norte está en  Tauro, tu nodo sur estará en Escorpio, y así sucesivamente.

El estudio de los Nodos Lunares nos enseña que estos son una energía cimentada sobre un eje invisible, al que se denomina el eje del Dragón, y por el que discurre el flujo energético del tiempo desde el pasado al futuro. El astrólogo Mohan Koparkar lo describe como “un tubo en el vacío que conecta el pasado ignorado con lo conocido del presente”.
Este eje virtual es el punto de intersección sur y norte entre el plano de rotación de la Luna alrededor de la Tierra y el plano de la Eclíptica. Se sitúa en el punto de convergencia de la Luna y el Sol, y para comprenderlo mejor tenemos que entender lo que significa la Luna dentro de nosotros; la Luna refleja las energías cósmicas del Sol, de Venus y de Mercurio, maestros de los planos sutiles y superiores del hombre. Gobierna la actividad de Marte, el Karma manifestado en el hombre, la actividad de Júpiter y Saturno, el Espacio y el Tiempo que sujetan al hombre en la manifestación mientras no sea capaz de despojarse de las formas y de los pensamientos terrestres.

La Luna es un gran filtro receptor de energías cósmicas, que nos protege de aquellos grados de conciencia que no podríamos soportar.


¿QUÉ ES EL KARMA?

Cada persona es heredera de sí misma. Con esta frase podemos deducir que; nacemos en un lugar determinado, en un siglo, en una familia y en una sociedad que están hechos a la medida de la nueva experiencia que hayamos elegido tener en la nueva encarnación. Este destino esta marcado por las experiencias que hayamos tenido con anterioridad, en otras existencias, diremos pues que: el presente es consecuencia del pasado, y el futuro lo es del presente. Como si de una universidad se tratará nuestro espíritu va progresivamente adquiriendo experiencias de este nivel de existencia, el más denso, si durante el “curso” no aprobamos determinadas “asignaturas” tenemos que repetirlas.

Esto que la mayoría calificamos de Karma, no es, ni más ni menos que una Ley Universal:
LA LEY DE CAUSA Y EFECTO.
Esta Ley está continuamente en el plano de lo cotidiano, sabemos que todo lo que produzcamos con nuestros actos tendrá una reacción en el entorno, día a día experimentamos lo que significa el intercambio retributivo y continuo, que es la base de nuestra existencia.
Si admitimos la Ley Kármica y la reencarnación, tenemos que pensar que donde nacemos y en que enclave, no es cuestión del azar, sino que es la forma de “actualizar” nuestra personalidad y de esta forma desarrollar nuestro trabajo evolutivo.
Aunque nos parezcamos al núcleo familiar en el que hemos nacido, desde muy pequeños ya surgen contradicciones y divergencias en la adaptación con el medio, de hecho la mayoría de veces los hermanos  tienen un carácter totalmente distinto, siendo educados en el mismo hogar y con los mismo padres.
Para los hindúes cuando la persona muere sus experiencias pasan a formar parte de la gran biblioteca del Universo -Akasha-, que constituye el cuerpo etérico del planeta. Ahí es donde se concentran todos los pensamientos del mundo, formando un aura que podría ser lo que Jung definió como el inconsciente colectivo de la humanidad. Nuestra memoria grupal. Las experiencias de cada uno de nosotros en nuestras existencias anteriores están en nuestro interior, forman el equipaje psicológico y espiritual que traemos  en nuestro regreso a la Tierra, con los objetivos y las diversas tareas que tendremos que realizar..
En cada uno de nosotros la energía de Akasha está representada por el planeta Venus, la cual cuando desciende de los planos sutiles hasta el universo materializado la transforma en Luz, sonidos y colores creando las formas lumínicas. A Venus la acompaña Mercurio, la Inteligencia del mundo, ambas energías se encuentran en nuestro interior aportándonos sus cualidades y haciéndonos comprender que formamos parte de ese gran todo cósmico. Para ayudarnos tenemos también dentro de nosotros una herramienta igualmente universal: el deseo, simbolizado en nuestra carta natal por el planeta Marte, que es el motor de nuestra acción cotidiana. Este planeta pone en marcha nuestras energías y las encauza hacía la conquista de la meta. Es la energía física, el calor corporal, el impulso de ir más allá de la mera vida vegetativa, al crear en nosotros la ilusión de la duración, dota de realidad al tiempo. Porque el ser humano quiere existir, probar, conquistar, reproducirse, porque el ser humano teme el silencio, la inercia, la muerte, Marte crea en nuestro interior el deseo de la obra kármica y anima a la rueda de la vida. En sánscrito Marte se  denomina Kama, el origen del Karma.
En la astrología Karmica la meta de nuestra vida está determinada por la posición de los Nodos Lunares en los signos donde se encuentren y en las casa, estudiaremos también todos aquellos elementos que estén conectados a ellos, ya sean planetas o aspectos significativos. Tenemos que mirar la carta natal de forma global y con los Nodos como base, revisado toda la astrología, puesto que los planetas son el origen y no la causa, y ese origen es preexistente al nacimiento de la persona.
La primera lectura consiste en descifrar los elementos kármicos del dibujo y sintetizarlos.
La segunda permite deducir cuál es la línea de evolución de la carta en función de las indicaciones del Nodo Norte.
El tercer nivel de estudio nos dirá la meta evolutiva que debemos seguir en la vida cotidiana, y en que etapas se producirán acontecimientos que nos ayuden a tomar conciencia de ella.
El decorado está listo, los personajes existen, pero el guion está por escribir.
LAS ENERGIAS DE LOS NODOS LUNARES



El Nodo Norte distribuye la energía Karmica tal y como va a ser utilizada en esta vida. Se manifestará más a nivel de casa de que signo, (aunque este también es importante ),y allí nos dirá en que sector se realizará la experiencia . Partiendo de la Casa ocupada por el Nodo Norte, la energía se distribuye siguiendo las líneas de fuerza de un triángulo equilátero que asocia Casas que completan el estudio.


El primer triangulo que estudiaremos será el de Fuego que relaciona las Casas I, V y IX las cuales están conectadas con el crecimiento individual del ser y su nivel de conciencia. Las personas con el Nodo Norte en una de estas Casas suelen ser favorecidos por el destino en el plano de la elevación social, su papel consiste en redistribuir conocimiento y sabiduría a los demás grupos. Esta posición suele aparecer en las cartas de maestros espirituales, así como en las de practicantes de ciencias avanzadas que ayudan en la evolución del planeta. Estas personas, ejercen una cierta influencia sobre su entorno, son inteligentes y disponen de un alto nivel de conciencia. El instinto los empuja a cumplir sus fines Kármicos, los cuales se les presenta en forma de vocación desde muy pequeños. En la Casa I el Nodo Lunar favorece el crecimiento individual, en la Casa V la elevación de la conciencia individual y en la IX hará que la persona despierte espiritualmente y lo exprese.
Cuantos más planetas se tengan en estas Casas, mayor será la implicación intelectual de la persona a la hora de responsabilizarse psicológicamente y espiritualmente de los demás.

El segundo triangulo pertenecen al elemento Tierra y agrupa las Casas  II, VI y X las personas con estas posiciones sacan un gran partido de los dones desarrollados durante una existencia anterior en el orden material, Son los constructores económicos del planeta, sus fines son asegurar a cada uno su subsistencia y velar por la naturaleza terrenal de nuestro planeta. Están dotados de fuertes tendencias materialistas, y sus objetivos se plasman en administrar la riqueza, la materia y el alimento. El riesgo de ser pobres es mínimo, aunque no deben encerrarse demasiado a las certezas ligadas a su situación (casa II), o a la fuerza de un espíritu crítico y lógico demasiado objetivo (casa VI), no debe centrarse en un sistema de pensamiento estéril, o en una carrera por la adquisición de bienes materiales (casa X).
El tercer triangulo nos sumerge en la estructura y de la tradición, y pertenece al elemento Aire. Incluye las casas III, VII y XI de la carta, con esta connotación la persona esta motivada por cualidades espirituales e intelectuales, y su objetivo es velar por la armonía de la sociedad preservando sus estructuras y tradiciones. Son los más participativos, dotados a partes iguales para dar y recibir órdenes, ejecutándolas con inteligencia y fidelidad. Aunque tienen autonomía personal y carácter, buscan sobre todo la comunicación, la inserción y la participación. Se trata de un grupo que sabe mantener el equilibrio entre las realizaciones materiales y la evolución personal. Generalmente son personas equilibradas, y resultan equilibradoras para los demás.
El cuarto triangulo reagrupa a los tres signos de Agua, y es el de las obligaciones y el servicio. Las Casas que conecta son la IV, la VIII y la XII. En este triangulo existe  un gran potencial de elevación personal, pero este potencial no entra en juego hasta que la persona sea capaz de invertir su energía al servicio de los demás, todo lo que hagan para su propio provecho estará condenado al fracaso, guiados por “algo” que no les permite apartarse de un camino trazado desde otro plano. De todos los grupos este es el que menos libre albedrío tiene y, aunque no debemos generalizar hay que reconocer que estas personas están en el punto de mira del destino, pero pueden tener tanto un objetivo deudor  a causa de faltas pasadas, como un proyecto de elevación y superación personal. Es un grupo llamado a la devoción, al reconocimiento de la Ley divina, a la búsqueda de los orígenes Kármicos de los sucesos, responsabilizándose de los demás. Una posición como esta del Nodo Norte puede producir médicos, comadronas, psiquiatras y profesores de yoga, a veces se manifiesta como un acontecimiento notable que cambia la orientación psicológica de la persona obligándola a efectuar un giro con maestría ya que de oponerse a él puede tener un accidente grave, incluso mortal. Es como un indicio de regeneración, impuesto por la existencia que se manifiesta en la casa VIII. La casa XII implica una obligación de servir a los demás de la cual la persona no podrá escapar, tanto físicas como psíquicas. La casa IV nos hablara de un Karma familiar deudor, genético, de relaciones, cuya clave descubriremos estudiando las disonancias de la Luna y de Saturno y, también los signos de Cáncer y Capricornio. De esta forma descubriremos cual fue el error que cometió en una vida anterior con sus allegados y con sus padres. Podremos ver si descuido su hogar, y como pagara hoy esa deuda; quizás buscará a un padre ausente, o sufrirá el abandono de su madre; incluso puede verse rechazada por sus hijos, o tendrá que ser mucho tiempo responsable de ellos. Todo gira alrededor de la obligación de vivir una experiencia kármica que incluya a aquellas personas próximas con las que a contraído una deuda importante.
El elemento del signo y de la casa donde se encuentre el Nodo Norte nos indicara la inclinación espiritual de la persona, relacionado karmicamente con una motivación particular.
El elemento Fuego es una energía universal que se manifiesta como una actitud activa, agresiva, emprendedora y creativa. La personalidad está individualizada y animada por una fuerza que se experimenta espontáneamente. En el plano espiritual está energía tiene que ver con la evolución del ser, y se manifiesta a través del deseo y del Karma. El individuo reconoce su participación en este mundo en el que quiere desempeñar un papel, sintiéndose como un miembro activo del proceso cósmico de evolución, convirtiéndose en un propagador del mismo.
El elemento Aire, esta asociado con los mecanismos del espíritu y del intelecto, estas energías se manifiestan en el hombre a través de Mercurio y de Urano. Su actuación la lleva a cabo en su entorno mediante la comunicación. En el plano espiritual las personas de signos de Aire, o con mucha fuerza en ellos tienen la facilidad de pasar de la lógica a la intuición y a la percepción, y efectúan una síntesis de los mundos concretos y abstractos.
Tierra; esta energía se asocia al mundo sensorial, visible y concreto. Su actuación se orienta hacia lo perceptible, sobre todo ello basan la experiencia evolutiva. Son los constructores que buscan el origen de la vida y de la energía que proporciona la materia. La evolución se realiza a través de un despertar sensorial progresivo, que asegure el “contacto” del ser con el mundo invisible desde la certeza y la seguridad.
Elemento Agua, esta energía rige los sentimientos y las emociones, el acceso al conocimiento se efectúa a través de lo cotidiano, sin intelectualismos, también pueden recibir mensajes cósmicos que el ser interpreta como verdades esenciales. Las personas con este elemento enfatizado se guían más por la fe, el amor, las creencias y las iluminaciones, que por un espíritu critico y objetivo. Deberán de tener cuidado al valorar los mensajes que reciben ya que pueden ser emanaciones de su inconsciente.
No debemos centrar toda información en el Nodo Norte, ya que  su energía es más un potencial que una certeza. El ser siente  que debe ir hacia esa energía, pero se siente atrapado instintivamente por las viejas experiencias inscritas en el Nodo Sur, esto en realidad es normal ya que el individuo no abandona un determinado comportamiento elemental para adoptar otro, si no que se apoya en el elemento o elementos anteriores para desarrollar otras cualidades básicas cuya fusión le serán necesarias en esta nueva experiencia de vida.


 
LOS NODOS EN LOS SIGNOS. NODO NORTE EN ARIES Y EN TAURO.


 LOS NODOS EN LOS SIGNOS.

Al igual que los planetas los Nodos Lunares tienen su propio ciclo, que aproximadamente es de 18 años. Su progresión diaria es de tres minutos por arco, su marcha es constante y retrógrada, o sea, a la inversa de la del Sol y de los planetas directos. Tiene como la Luna, una función interiorizadora, su energía lleva hacia las sombras internas.
Se puede localizar en las efemérides y en la carta astrológica de cada persona, el Nodo Norte es el que esta representado en la carta como un corchete, como ya he dicho el Nodo Sur siempre esta en el signo contrario.
La posición de un planeta en un signo hace que asocie su energía a la motivación dominante del signo, lo cual podremos comprobar en la vida diaria. Lo mismo sucede con los Nodos lunares, el Nodo Sur marca las tendencias personales que nos dominaron en otra vida, siempre en función de las características del signo y de la casa en la que se encuentra, del estudio de estas cualidades podremos hacer la síntesis de cómo manifestamos esta energía en otra vida, y en tipo de inquietudes hacia las que estuvo enfocada.
Aunque opino que no debemos etiquetar a una persona por su signo astrológico, si que podemos comprobar que existen afinidades entre los nativos de ellos. Lo mismo ocurre con los Nodos, podemos comprobar por signo y casa determinadas inclinaciones energéticas, pero será el estudio completo de la carta lo que nos permitirá diagnosticar su carácter y vivencias.
Iré poniendo las influencias y aspectos de los Nodos en los signos y las casas, espero que os sea de utilidad.

NODO NORTE EN ARIES.

Con un Nodo Norte en este signo, la persona viene de una vida fácil, en la cual ha tenido una vida plena tanto de relaciones emocionales, como materiales, en esta vida deberá de pasar de la implicación colectiva a la implicación particular. La vida le inclinara a hacer frente a los problemas comprometiéndose de forma personal, se arriesgara en proyectos haciendo frente a las agresiones, su reto será no responder a ellas con agresividad.
La nacer con el Nodo Norte en un signo de fuego, se vera impulsada por la acción, la energía que recibe la llena de entusiasmo por la realización de las cosas, pero la añoranza de las facilidades anteriores suele hacer a los Aries impacientes, sintiendo que los acontecimientos no responden con la rapidez que quisiera.
Al venir de un ambiente donde estuvo protegido y donde no tuvo problemas, no dispone de un trasfondo suficiente, de un conocimiento psicológico lo bastante profundo como para poder dominar bien las situaciones. La actual vida será el maestro que le enseñará a tener paciencia y desarrollar el discernimiento.

NODO NORTE EN  TAURO.

Los datos que nos revela esta posición son los de una persona que trabajo en estudios metafísicos, en doctrinas esotéricas y en los mundos invisibles. Su egocentrismo le impidió relacionarse con los demás, en una vida pasada, pero sin embargo no produjo daños ni personal ni socialmente. Esta forma de vida crearon en su interior una inquietud al no disfrutar de las cosas que a nivel social podía haber disfrutado, lo cual hace que en esta vida busque la seguridad y la satisfacción del mundo de la materia.
Al ser Tauro signo del elemento Tierra, que esta vinculado al mundo material, la persona con este aspecto Nodal buscara cubrir sus necesidades internas y espirituales valorando en ocasiones exageradamente los bienes personales, encerrándose en un estrecho sistema de pensamiento que enmascare su angustia. Su credo es la realidad cotidiana, la paz el placer terrenal y la buena vida formaran la base de todas sus motivaciones. Tozudo y convencido de que esta en lo cierto, rechazara con firmeza y sin discusión a todos aquellos que pongan en duda su forma de vivir, lo cual le impedirá evolucionar adecuadamente. Pero de alguna forma con esta actitud se esta salvaguardando, ya que tiene que aprender a trazarse nuevas metas más estables y realistas. Si en su carta natal Plutón y Saturno están bien situados, puede resultarle una experiencia positiva.





NODO NORTE EN GÉMINIS.

Cuando el Nodo Norte está en el signo de Géminis, sabemos que la persona en una vida anterior se dedicó plenamente al estudio filosófico y la meditación, dejando a un lado los asuntos materiales. Posiblemente su vida trascurrió buscando la sabiduría, y viajo por distintos países asimilando conocimientos, ahora se encuentra con la obligación de comprobar y probar sus ideales en su vida cotidiana. Deberá restituir a la sociedad aquello que en su momento aprendió, y encontrar la forma de comunicarlo   en el momento adecuado. Sus ideales pueden cambiar al exponerlos, al igual puede perder mucho tiempo atrapado en lo ya conocido el la vida anterior, y pasarse la vida estudiando por estudiar, antes de comprender como comunicarse de forma abierta y fraternal con los demás. Esta posición le permitirá desarrollar su universo emocional, encontrará el justo equilibrio en todas las formas de relacionarse. Se puede decir que se trata de un Nodo con un Karma positivo.

NODO NORTE EN CÁNCER.

Esta posición refleja que en una vida previa, la persona nace en un ambiente modesto, teniendo dificultades para cubrir sus necesidades, estuvo aislado en un hogar inestable, destrozado o simplemente inexistente, anhelando con todo su corazón tener una vida de felicidad.
Por todo esto, en esta vida hará todo lo necesario para conseguir y crear un hogar feliz, sacrificando si es preciso su propio triunfo personal o material. Esta posición normalmente expresa bondad, espiritualidad y creatividad, aunque en los comienzos de su vida la persona muestre un comportamiento torpe o brusco. Su entorno querrá contar con su amistad, su amor y su confianza. Es posible que en su antiguo ambiente familiar contrajera una deuda con una persona de edad, por lo cual con el paso del tiempo puede tener dificultades en su hogar natal, o estar obligado a hacerse cargo de una persona anciana de la familia, entonces será capaz de sacrificarse y entregarse, a veces más de lo que las normas sociales exigen

NODO NORTE EN LEO.

La filosofía, el altruismo, y el idealismo movilizaron toda tu energía en una vida anterior, pero los resultados fueron decepcionantes y la recompensa no estuvo a la altura de los esfuerzos realizados. De un modo progresivo, se desarrolló en ti cierto rencor o un sentimiento de fracaso que hoy te impulsa a elegir las relaciones personales y, a provocar el reconocimiento de tu persona y tu valía por los demás. En tu vida anterior tuviste cualidades de las que hoy puedes sacar un gran partido, una de ellas es que sabes comunicarte con facilidad y posees un magnetismo que te permitirá llegar a ejercer cierto poder, por supuesto, la ambición personal no está nunca ausente en está posición.
Esto no quiere decir que haya que dudar de tus cualidades humanas, al contrario con frecuencia eres muy generosa y sabes reconocer y aceptar la ayuda de los demás. Un Acuario duerme en tu interior, empujándote a buscar el grupo como realización final del ser. Esta posición te induce a tener una gran confianza en ti misma, que puede ser innata o desarrollada a medida que va transcurriendo tu existencia actual.
Las importantes posibilidades que se te ofrecen, deben de ser el soporte de la elevación consciente del alma,. El resultado ha de medirse en términos de amor, desarrollo del contacto con los demás, generosidad y sabiduría. En caso contrario, esta compensación de los sinsabores de una vida anterior no habrá hecho más que inclinar la balanza hacia el egocentrismo, y el Karma se volverá negativo.

NODO NORTE EN VIRGO.

La falta de discernimiento y decisión en una vida anterior te ha privado de los resultados benéficos de tu altruismo y de tu entrega a los demás. La meta que te has propuesto es desarrollar tu espíritu crítico y tus cualidades intelectuales, así como controlar la fuerza de tus instintos, los cuales si no tienes cuidado pueden bloquear tu camino evolutivo.
El espíritu resultante, el espíritu que adquirirás en esta vida, se manifiesta a través del análisis y la síntesis, permitiéndote enfocar mejor la utilidad de tus actos. Al ser demasiado generosa, la vida puede herirte en muchas ocasiones, hasta que aprendas a conocer mejor a los demás, y a dejar atrás muchas ilusiones. Pese a esto, deberás ser activa y emprendedora, no te faltarán oportunidades en esta vida pero deberás cogerlas al vuelo y  no contar más que contigo misma para llevar a cabo tus proyectos.
De todo esto se deduce una impresión de obligación que no es ficticia, de hecho lo que se te pide es que camines por el sendero mercuriano, que es la síntesis de todas las dimensiones del espíritu y de la mente. Llegar al fondo del autoconocimiento y utilizar todos los recursos de que dispones para elevar el nivel de conciencia, son cuestiones que dependen enteramente de ti.
NODO NORTE EN LIBRA Y ESCORPIO

Nodo Norte en Libra.


La persona con el Nodo Norte en Libra tiene la difícil terea de encontrar el equilibrio interno, de situarse en el centro de la balanza, sin que un platillo pese más que otro, hasta encontrar su estabilidad interior.

Esta armonía total, aunque es su ideal y constituye su máximo deseo, es lo que más le cuesta. Es fácil de entender cuando se comprende que el Nodo Sur está en Aries, y la tendencia natural de esta persona es la de iniciar (propia de Aries) mucho más que la de completar.

Libra con un Nodo Norte, sabe apreciar lo armónico en las personas, situaciones y cosas con las que entra en contacto. Sin embargo esta habilidad que constituye su poder es también, al mismo tiempo su gran debilidad. Le es difícil compaginar ambos Nodos. El llegar a ser equitativo no se consigue haciendo concesiones para evitar conflictos y, además, el ceder continuamente para mantener una situación fácil y agradable, le dispersa, le desequilibra y le aparta de su propósito real: ser el centro donde se reconcilien los extremos.

Debe aprender a decir que no cuando la situación es injusta. Sólo la perseverancia (Saturno exaltado en Libra) en el fiel de la balanza, le puede llevar a integrar en el centro de su voluntad, las actividades de sus tres campos de expresión: el físico, el emocional y el mental. La Ley de Libra en esta vida debe ser el amor en cualquier nivel que se interprete, de manera que si permanece en él alcanzara un mayor nivel de desarrollo y un cambio en la dirección de su vida.

 Nodo Norte en Escorpio

 Con el Nodo Norte en Escorpio, la persona tiene en esta vida el designio de transmutar las situaciones. El eje Tauro-Escorpio es un eje creador, ya sea por la voz de Tauro o por la energía sexual de escorpio.

Cuando el nativo de Escorpio, con este aspecto  en su carta natal, renuncia a esta faceta creativa puede desarrollar súbitas cóleras, o explosiones de pura destrucción, ya que no pueden aguantar la presión de energía acumulada. Pero esto no es así si el Escorpio diluye su caudal en multitud de palabras o acciones durante su quehacer cotidiano, teniendo siempre presente que o deben excederse dispersando su energía.

El problema del Nodo Norte en Escorpio, es el de la separabilidad. Tiene que hilar muy fino para manejar conceptos “estar en esta mundo, pero no ser de este mundo”. Evitar los extremos entre el “estar” que diluye la energía y lo debilita, y el “ser” que le llena pero lo separa de los demás. Detrás de esta separabilidad y escondido esta: el miedo. Miedo a todo, porque “todo” es factible de afectar a la seguridad emocional de la persona, por esta razón para preservar su identidad tiende a separarse del resto de los seres humanos, y aquí radica el problema, en la incapacidad reconocida de dar y recibir algo de los demás.

Con el tiempo y gracias a las crisis afectivas, la persona se da cuenta de que no puede vivir sola, separada y, lentamente comienza a dar un poco de sí misma, desarrollando la confianza en los demás y restaurando la suya propia.

Es lógico que el Signo de Escorpio rija sobre la muerte, pues la agonía que representa el proceso de superar el miedo a la “muerte” del sentimiento del Yo es largo, agotador, y el precio que se paga en sufrimiento es inmenso. Pero el premio a tanto esfuerzo  es la visión del mundo tal como es.  En las batallas que la persona con el Nodo Norte en Escorpio ha librado para conseguir una mente emocional equilibrada, éste nativo ha pulido su particular diamante, y éste ahora refleja la luz del arco iris. El mundo entonces se convertirá en algo hermoso, y podrá apreciar la armonía Cósmica en todo lo que le rodea.

NODO NORTE EN SAGITARIO.

El deseo de la persona con el Nodo Norte en Sagitario es llevar una existencia autónoma, ser dueña de sus decisiones y de sus realizaciones, quizás porque en una vida anterior dependía de los demás, y se mantuvo sumisa ante los que la rodeaban por no disgustarlos.
En la vida actual aprenderá a ser más selectiva y a reaccionar con arreglo a sus propias motivaciones. Su inclinación hacía la filosofía le facilitará la tarea, desarrollando en la persona fuertes tendencias humanitarias. La fortuna material puede llegar a sonreírle, pero será capaz de no aceptarla si la aparta de su búsqueda personal, no buscan ni el triunfo, ni las responsabilidades, no en vano están bajo la influencia de Júpiter, Tienden a ser generosas y abiertas. El mundo de los sentimientos corrientes parece preocuparles bastante poco, de hecho huyen de las complicaciones afectivas. La meta real de su existencia es escoger una filosofía que les permita alcanzar la lucidez, la objetividad y la elevación del alma.

NODO NORTE EN CAPRICORNIO.

Persona muy implicada en un hogar anterior, donde no pudo cultivar otras cualidades que no fuesen la afectividad y la abnegación, esta persona no ha conocido prácticamente el mundo exterior, sintiéndose frustrada en el plano del ego, la actividad y la realización personal. Quizás quedará marcada por una cierta timidez o por determinados complejos, que deberá vencer en esta existencia actual si quiere realizarse. Su nacimiento se produce con frecuencia en un hogar poco armonioso, también puede nacer en el seno de una familia demasiado posesiva, que la aislará afectivamente orientándola, sin que se de cuenta, hacia inquietudes sociales y materialistas. A menudo, y a pesar de no carecer de corazón ni de sensibilidad, por razones inexplicables no encuentra al pareja deseada. La soledad, el combate personal, el desarrollo de la voluntad y de la personalidad son las coordenadas de su camino. Debe evitar refugiarse detrás de un caparazón o proyectar la responsabilidad de su vida sobre los demás, ha de darse cuenta de que hoy todo la empuja a cultivar cualidades instintivas mal establecidas. La vida se encargará de conducirla hacia su destino, que no estará exento de sorpresas ni de oportunidades, y aprenderá con la experiencia que nada ha terminado para ella si no pierde la confianza en sí misma y en los demás-
Su vida le parecerá una experiencia interminable, ha de vivir un largo aprendizaje social. Es difícil que con esta posición se llegue al autodominio y a la verdadera dimensión de ella misma antes de los treinta años, en ocasiones sucede incluso más tarde. Con el tiempo recogerá los frutos de su determinación a una edad en la que parezca que ya esta de vuelta de todo, entonces el espíritu metódico, la voluntad innata o adquirida. El afán de llevar a cabo proyectos constructivos, serán algunas de las mejores cualidades de esta persona.

NODO NORTE EN ACUARIO.

La persona con este aspecto, se verá implicada en la sociedad y desarrollará, a través de grupos más o menos numerosos, sus cualidades como interlocutor abierto, de iniciativa y responsabilidad. Su papel no será subalterno, aunque tenga connotaciones de ayuda y de servicio. Ha de trascender sus preocupaciones personales y su egocentrismo, en aras de una actitud más generosa.
Su interés se dirigirá muy pronto hacia las ciencias vanguardistas, hacia las formas de evolución social o hacia temas filosóficos vastos que abordará con una total independencia de espíritu. Este tipo de individuo tiende a considerarse a sí mismo como un maestro, a creer que no necesita ningún gurú. Es cierto, desde luego, que sus capacidades evolutivas y de contacto son muy grandes, que son unos privilegiados dentro del mundo intelectual. Su espíritu original y creativo es bastante apto para enfrentarse a las situaciones más insólitas.
No es fácil convivir con estas personas, derriban las ideas tradicionales, elaboran sistemas filosóficos personales sobre los que edifican sus vidas y tratan de imponerlos a los demás. Esa es su función y ellos lo saben instintivamente, son los lideres del espíritu universal, los innovadores, viven únicamente para la imaginación y para la libertad de espíritu. A fin de crear un karma positivo, todas sus cualidades deberían orientarse hacia el autoconocimiento, hacia la objetividad y hacia la realización personal, todo ello como preludio de una autentica ayuda espiritual a los menos favorecidos. Hay que añadir que se apasionan con frecuencia por el universo del Tarot y de la astrología. Su destino es bastante imprevisible, en ocasiones fulgurante, otras veces extraño o desestabilizador, pero siempre interesante.

NODO NORTE EN PISCIS

Cuando se nace con el Nodo Norte en Piscis, podemos decir que la persona tiene un espíritu crítico instintivo, por lo que debe aprender a fiarse de su intuición y de su mundo interno emocional. Percibe muy pronto que su intelecto aunque aparentemente muy estructurado, no le permite enfrentarse a las situaciones de la vida cotidiana. Pero como compensación, tiene un conocimiento instintivo de los mecanismos vitales. Su interés se dirige frecuentemente hacia la biología, la nutrición y los orígenes de la vida. Muchas veces carece de la voluntad, el espíritu analítico y el sentido de la realidad necesarios para plasmar en el mundo material sus amplios y generosos objetivos. Ha de encontrar un lenguaje para comunicarse con el mundo exterior, basado en la sensibilidad y en la profundidad con que vive cualquier experiencia. Si tiene confianza en su intuición todo le saldrá bien. No necesitará demasiado tiempo para comprender que su papel es más el de un mediador, el de un portavoz, que el de un combatiente activo. Por otro lado, puede verse arrastrado hacia ambientes insólitos, secretos, que le ayuden a desprenderse del peso del pasado mental que trae de otra vida. Cuantas más dificultades tenga para vivir en la realidad cotidiana, tanto más voluntariamente abandonará esa visión intelectual del mundo en la que tanto tiempo invirtió durante sus existencias anteriores.
Hemos visto las influencias que transmiten los Nodos en los Signos del Zodiaco, después estudiaremos que energías transmiten a las Casas en las que se encuentran, ya que enfatizan su exposición en el apartado que representan cada una de ellas, siendo en ocasiones más importante incluso que el signo.



 LOS NODOS LUNARES EN LAS CASAS.

LOS NODOS LUNARES EN LAS CASAS.


 Una vez comprendidas las características y cualidades que imprimen los nodos en los signos, podemos ver que la casa donde se encuentran facilita la manifestación de sus energías, y cuales son los campos de aplicación de la misma.

NODO NORTE EN LA CASA I

Cuando el Nodo Norte se encuentra en la casa I, la personalidad es fuerte y activa, no hay que olvidar que la casa I es el domicilio natural del signo de Aries, y es la entrada de la energía del elemento Fuego, por lo que la persona con este aspecto tiende a buscar motivaciones externas para asegurarse y desarrollarse, los demás le parecen una prolongación de sí misma. Sus predisposiciones asociativas la harán que busque trabajar en grupos, aprovechando sus relaciones con otras personas. El objetivo sin embargo no deberá ser unirse a los demás, sino singularizarse, reforzar su ego, descubrir motivos vitales  que deberá realizar de forma autónoma, valerosa y eficazmente. Los demás le servirán más como espejos que como modelos.  Algún día, esta persona comprenderá que ella misma es ese ser que esta buscando, que su misión consiste en ayudar a los otros y no en ser ayudada o cuidada.
 El Nodo Norte en la casa I indica que en otra vida esta persona tuvo muchas implicaciones sociales, ya fuera a través de un matrimonio que sirvió por ponerla en primer plano o bien a través de los negocios o empleos públicos. Estos datos nos los aporta el estudio del Nodo Sur, el cual estará situado en la casa VII, y es donde se encuentra nuestro hogar anterior.

NODO NORTE EN LA CASA II

Cuando nacemos con el Nodo Norte en la Casa II, traemos con nosotros un sentido de gestión de los bienes materiales, una necesidad de seguridad que se expresa en forma de adquisición de riquezas, pero también traemos un don particular que tendremos que desarrollar si queremos alcanzar todo nuestro potencial.
La naturaleza de este don nos la indicarán los planetas implicados con el propio Nodo, y se expresará con las cualidades y características del signo en el que se encuentre. Por lo general serán cualidades intelectuales o psíquicas con las que la persona tendrá beneficios. Si consigue alcanzar una buena posición, solo contará con sus propios medios para conseguirlo, pero no le faltará la eficacia necesaria para mantenerla. En su parte negativa tendremos que este aspecto hace a la persona inquieta, y con tendencia a acumular bienes, lo cual le crea problemas de convivencia.
Casi siempre un Nodo Norte en la Casa II es una involución en relación con la dimensión psíquica e intelectual anterior, parece como si la persona hubiera ido demasiado lejos en una búsqueda peligrosa y hoy tuviera que asegurarse o descansar, bajo la sombra confortable de lo concreto, de lo visible, de la materia. Esa misma búsqueda pudo hacerle perder de vista a los demás, la vida, la realidad de las cosas, hará que hoy pruebe sus ideales en el terreno de lo real.
De todo esto resulta una intensa afirmación mental, una serie de certidumbres a veces insoportables para otras personas, que no podrán conseguir que la persona obstinada y cerrada recapacite. La vida se encargará de transformar su deuda intelectual, muy especialmente si las Casas VIII y XII de su carta se encuentran cargadas de disonancias.


EL NODO NORTE EN LA CASA III.

Las personas nacidas con el Nodo Norte en la Casa III, tienen una curiosidad espiritual y una voluntad de comunicación muy intensas. Recordemos que la Casa III es el domicilio de Géminis, y que su dueño (regente) es Mercurio el mensajero de los Dioses, por lo que el pensamiento rápido, y la palabra son cualidades innatas en ellos. Todas las profesiones que les permitan relacionarse con los demás de forma abierta y humana les pueden resultar beneficiosas. Desconfían de los viajes al extranjero, y hacen bien, ya que deben evitarlos. En una vida anterior estas personas viajaron lejos de su tierra natal refugiándose en determinadas filosofías que las alejaron de las relaciones con amor y de la comunicación.
Ahora, y a pesar de que se pueden sentir atraídas por ir “a otra parte”, el individuo dará preferencia a las relaciones con grupos estables y con el medio familiar. Una deuda le ata a un hermano o hermana, con quien mantendrá una relación o muy afectiva o muy conflictiva. Debe aprender que las cualidades espirituales han de vivirse cotidianamente y que encuentran su desarrollo en las relaciones  que uno crea con los demás, si lo hace y se abre a estas posibilidades progresará y participará en la elevación general de su entorno.
Por lo general se observa en estas personas cierta frialdad, incluso una franca hostilidad, respecto a cualquier figura de autoridad. Le falta voluntad para convertirse en la persona de autoridad modélica con la que sueña. Puede verse sometida a un padre o a un jefe, siendo esta una prueba que no podrá eludir, por lo que debe de tener cuidado con las protestas inútiles.

NODO NORTE EN LA CASA IV.

La Casa IV tiene un significado Kármico muy especial, esta Casa representa el hogar familiar, es para algunos astrólogos la Casa de la madre, para otros la del padre, pero  en definitiva es el hogar donde nos criamos, y posteriormente el hogar que formamos en esta vida. Al nacer con este aspecto tenemos que saber, que por causa de nuestras vidas anteriores, estaremos atados a nuestro hogar actual, y en él desempeñaremos un papel especial. Asumiremos importantes responsabilidades relacionadas con el hogar y la familia y posiblemente tengamos dificultades con un hijo, o un familiar muy allegado. Todo esto será un freno para nuestra vida profesional, teniendo que renunciar a nuestros deseos personales para asegurar el sustento de la familia. Viviremos inmersos en el dilema, “hogar-profesión”, y en muchos casos ocultaremos nuestros talentos pensando que es lo correcto para la convivencia.
El nacimiento en la Casa IV tiene tendencia a que la relación con la madre sea confusa, incluso neurótica, lo que haría conveniente el estudio del tema astrológico para determinar donde esta el bloqueo Kármico. En dicho estudio podríamos determinar si la persona estuvo muy sola en una vida anterior y por eso tiende hoy a dar tanta importancia a las relaciones afectivas y la estabilidad del hogar, muchas veces, como ya hemos comentado en perjuicio de su propia carrera.



NODO NORTE EN LA CASA V.

Con el Nodo Norte en la Casa V, la persona tiene que aprender a expresar sus sentimientos, lo cual, y a pesar de su firme voluntad de relacionarse afectivamente con los demás, domina bastante mal.
Pueden resultarle difíciles las relaciones con sus hijos, cabe la posibilidad de que sacrifique muchas cosas por ellos y que no reciba a cambio la atención y el afecto debidos. La persona se vera acusada de ser dictatorial, autoritaria, dogmática, y de no concederles a los demás la libertad que exige para si misma. Si quiere alcanzar la plenitud afectiva que anhela, tendrá que aprender a reconocer esto último, ya que esta convencida de que actúa por el bien de los demás, pero los demás preferirían que no lo hiciera.
Una mayor lucidez afectiva, el aprendizaje del desapego, la autentica generosidad y la sonrisa, son los factores esenciales sobre los que podría basar su elevación personal. Esta persona está sujeta a verdaderos fenómenos de reconocimiento, es decir, que durante su vida actual reanudara numerosas relaciones que estableció en el pasado, sobre todo determinados lazos de amistad. Con frecuencia se percibe en estas personas una mente abierta, original y creativa, tienen tendencias científicas y están inmersas en una búsqueda personal que no resuena necesariamente con el mundo exterior


NODO NORTE EN LA CASA VI.

Esta posición es excelente en el plano evolutivo, no tenemos que considerarla como una casa constringente, sino como una casa de servicio, que trata de aquellos trabajadores a quienes les irán bien las cosas, a poco que sepan cumplir con sus cometidos de una manera competente. No es una casa donde puedes convertirte con su energía en jefe de estado, pero sus influencias pueden hacer que la persona sea un excelente artesano, un buen médico, o un directivo eficaz y apreciado. Esta posición aporta organización, y un carácter que le puede hacer participar en los mecanismos del mundo, siempre que no se contente con el papel de subalterno. El individuo ha venido a aprender y a poner en práctica, no sin dificultades, las implicaciones de la realidad, por eso no vacilará a la hora de hacerse cargo de determinadas funciones que otros rechazan.
A menudo posee buenas cualidades psíquicas y mentales, es competente por naturaleza en el terreno de las energías corporales y de la salud. Lo que sucede es que en otra vida fue muy lejos en estos dominios, pero hubo algo, una inquietud, quizás el miedo a la soledad, que le hizo desandar el camino y conectarse con un mundo más terrenal. Su personalidad quedó coloreada de humanismo, de abnegación, y aunque carezca de ambición, con estas cualidades conseguirá el afecto y reconocimiento de los demás. Un triunfo natural que conseguirá al final del camino.

NODO NORTE EN LA CASA VII.

Cuando se nace con el Nodo Norte en la Casa VII, tenemos una meta trazada de antemano; aprender a vivir con los demás, e implicarnos humanamente con ellos.Al nativo se le plantea el problema de ser justo en las relaciones, pero sus necesidades de apego, de entrega, incluso de sacrificio y de obtener el reconocimiento de los demás, es tan fuerte que pueden empujarle a sobrepasar sus aptitudes personales, queriendo mantener a cualquier precio relaciones negativas. Los objetivos  de estas personas son con frecuencia egoístas, y su comportamiento les lleva a imponerse dentro de los grupos restringidos, en las células donde gravitan. El matrimonio, la estructura familiar, les parece un canal de expresión natural e ideal, al igual que cualquier empresa en la que exista un objetivo común y donde pueda encontrarse con los demás. Esta posición del Nodo Norte, tiende hacia la felicidad personal, hacía la simpatía compartida, hacía la diplomacia, hacia el sentido del diálogo cotidiano, hacía la comunicación afectiva y hacía la ternura. Aquel espíritu de descubrimiento y aventura que animó a estos individuos en una vida pasada se acabó, a causa de una desilusión o de una soledad excesiva. Ahora, desean compartir y aceptan que su ego sea criticado por los demás.

NODO NORTE EN LA CASA VIII.

En esta posición comienza la aventura evolutiva del hombre adulto, aquí el individuo se lanza hacía la superación de su egocéntrica dimensión cotidiana. En la Casa VIII se despierta la consciencia de la dualidad, se percibe una llamada desde el mundo de lo oculto relativa a la finalidad del ser y del proceso de sus reencarnaciones. En la Casa VIII, bajo la égida del planeta Marte, que es el guardián del rebaño humano, el pastor de la Tierra y de Plutón, el planeta trascendental del destino, el hombre paga sus deudas Kármicas. Dentro de la dinámica escorpina, no hay refugio posible, el individuo ha de sufrir las consecuencias directas de sus actos anteriores, ha de aprender a someterse a ellas, y sobre todo comprender cuáles han sido sus fallos frente a la ley de evolución. Aquí la meta es la objetividad intelectual, despojada del velo mental de las ilusiones. Si el hombre acepta someterse a ella, podrá “ver las cosas como son”, con arreglo al significado esotérico de Escorpio, y no como él ha querido que sean. Ilusión, impermanencia, inestabilidad, estas son las palabras clave de la casa VIII, una casa que se asocia fácilmente con la Torre del Tarot. El ser se da cuenta al mismo tiempo de las amplísimas posibilidades de la psique y de su capacidad para concebir la verdad y el origen de sus problemas, de sus numerosos problemas, puesto que cuanto más avanza una persona a través de las casas cósmicas, en mayor medida crecen sus responsabilidades y su conciencia, y más trascendencia tienen sus actos en el plano Kármico. Cualquier individuo que tenga una Casa VIII cargada, está dando testimonio de un pasado en el que su acción sobre si mismo, sobre el mundo y sobre los demás, ha tenido consecuencias. También podemos detectar en esta posición una híper lucidez, una claridad intelectual que resalta la importancia que pasaría desapercibida para los nativos de las casas y signos iniciales del Zodiaco. En una casa Kármica como la VIII, el ser ha de pasar por un severo entrenamiento cuya finalidad es desprenderse de las ilusiones mentales y cuyas manifestaciones pueden llegar a ser insoportables, traumáticas, desestabilizadoras. La persona puede agotarse durante años intentando sin conseguirlo, que se reconozcan sus cualidades mentales. Probablemente será inestable, alternándose en su vida los periodos de alegría y dinero con otros de repliegue sobre sí misma, de oscuridad y de rechazo. Todo sucede cómo si ese individuo estuviera condenado a perder esas certezas que a otros les dan tan buenos resultados, a aceptar el jugueteo del azar, del amor, lo aleatorio del mundo exterior. Las ideas de la muerte, del mundo astral, serán determinantes durante su existencia, pudiendo pasar ella misma por una experiencia de ese tipo o apasionarse intelectualmente por los mecanismos de lo oculto. Es de temer que la magia, el dominio egoísta de la energía, el poder sexual, el juego con las fuerzas universales, sean cuestiones que jueguen un papel en la vida de este ser y que o sea siempre capaz de resistirse a ellas. Los planetas emplazados en la casa VIII, y especialmente los retrógrados, indican que en otra vida se hizo un uso abusivo de la autoridad física o psíquica que se ejerció sobre los demás. Se trata de un indicio muy negativo, que lleva aparejado un karma muy pesado, un karma apremiante e inmovilizador. Con esta posición se da una actitud básicamente egoísta, cualquier energía planetaria es utilizada en provecho propio. El individuo está sometido a la presión de los acontecimientos y deberá pedir ayuda a los demás sin estar seguro de obtenerla.



NODO NORTE EN LA CASA IX.


Cuando el Nodo Norte está en la Casa IX, tiende a desarrollar una filosofía de vida optimista frente a los acontecimientos. Esta posición inclina hacia la espiritualidad, o más bien hacia la búsqueda de la espiritualidad, pero hay que comprobar los aspectos y planetas que lo confirmen por ejemplo; si en esta Casa se encuentran Mercurio, Venus, Urano, el Sol o Neptuno. Lo más común es que el individuo se incline por el humanismo. Durante el transcurso de su vida, el ser desarrolla las aptitudes necesarias para vivir de acuerdo a sus propias reglas. Con frecuencia estas personas tienen trastornos en el sistema nervioso, otras veces tienen problemas para trasmitirles a los demás ese mundo intelectualmente activo, original y creativo, en el cual ellos viven. Estas cualidades, al no poder compartirlas, maduran dentro de ellas, y se enriquecerán con los  viajes y mediante el contacto con el extranjero.


Los nativos con esta posición, apenas son dueños de su propia existencia, sucesos imprevistos y espectaculares encuentros de gran importancia desde el punto de vista filosófico, pueden cambiar por completo el curso de sus vidas. Al final su consciencia se habrá elevado, aunque tendremos que analizar la carta cuidadosamente para determinar su grado de madurez y sus vivencias anteriores, de esa forma veremos hasta dónde puede llegar su apertura espiritual.

 NODO NORTE EN LA CASA X.


En esta posición el nativo parece querer desquitarse en lo que se refiere a las relaciones; padre/madre/hijo, que le resultan insatisfactorias. Por razones que no comprende, la simple idea de formar un hogar le parece extraña. Su naturaleza le pide que desarrolle su propio circulo, que se preocupe de sus actividades individuales y, que se aparte de la moral y los ideales de su hogar natal. Su vida profesional prevalecerá sobre su vida afectiva. Si no tiene cuidado, corre el riesgo de condenarse a la soledad. El recuerdo inconsciente de un hogar donde le impedían su crecimiento personal, permanece firmemente anclado en la memoria del individuo, dirigiendo desde lo invisible sus ambiciones y su personalidad.El destino, por otra parte, proporcionará su distanciamiento del hogar, haciendo que nazca en un ambiente conflictivo y desunido, o al contrario, haciéndole nacer en un hogar tentacular del que no podrá desligarse y que marcará su sensibilidad con motivaciones de índole material.La tendencia  masculina del tema, se verá corroborada casi siempre por una imagen negativa de la madre. Se tratará evidentemente de una madre de otra existencia, y que el individuo confunde con su madre actual.La meta de esta persona consiste en situarse en el mundo y desarrollar su voluntad, su autonomía  su sentido de adaptación a lo concreto, a lo real, a la vida cotidiana. Su vida, que será difícil al principio, ganará en claridad, suerte y estabilidad, tras el primer ciclo de Saturno, hacía los  treinta años.



NODO NORTE EN LA CASA XI


 Cuando el Nodo Norte está en la Casa de Acuario. Uno de los objetivos de esta posición es escoger cada día a aquellos a quienes amamos; autoexaminarnos, avanzar instintivamente hacía una verdad más elevada, involucrarse sin perder la independencia, orientar psicológicamente y espiritualmente a las personas del entorno, aceptar que se está desempeñando un papel en la Obra del Gran Todo y alegrarse por ello. Las amistades, los grupos y el mundo, constituyen el grupo de acción para esta persona, que no se siente atraída por la idea del “matrimonio instituido”. Busca instintivamente un compañero del tipo “uraniano”, un hermano del alma que vibre con sus mismos intereses. Hay que decir que no es fácil que lo encuentre, pero no por ello debe casarse a la ligera, ya que con el Nodo Norte en la casa XI, con frecuencia el matrimonio termina en divorcio. Si tiene hijos su principal escollo será saber relacionarse con ellos, ya que corre el riesgo de que no acepten su autoridad. A menudo existe una deuda kármica entre estos uranianos potenciales y sus retoños, llegando a verse rechazada/o por ellos. La causa la podemos ver en su pasado, descubriendo que se negó a asumir su responsabilidad con aquellos a los que dio la vida, su papel con ellos fue únicamente de autoridad y dominio. Por lo general estas personas son generosas y abiertas, sintiéndose atraídas por los mecanismos del mundo exterior; tienden a dar más de lo que reciben, y a vivir con una cierta soledad moral. A pesar de todo, no les faltaran “compañeros de viaje”. Han de aceptar su propio desapego, y aprender a dar como han de hacerlo los padres, sin esperar nada a cambio y sin amargura. Hay que añadir que su originalidad, su idealismo y sus grandes cualidades intelectuales les permitirán, si lo desean, ejercer cierta autoridad sobre círculos más o menos amplios.


NODO NORTE EN LA CASA XII.
 Cuando el Nodo Norte se encuentra en esta posición, los sucesos kármicos se manifiestan en toda su dimensión, y no dejan a la persona más vía de realización que la de ponerse voluntariamente al servicio de los demás. Muchas veces la persona se siente inclinada a trabajar en disciplinas que conecten el físico con lo espiritual, esto, con un Nodo tan exigente y apremiante como este, puede considerarse como un privilegio. La mayoría de quienes posean este emplazamiento tendrán que someterse a los dictados de un destino que los atará a una ocupación poco valorada o, que los convertirá en servidores de alguna causa. Suelen vivir desfasados con respecto a los demás, en la oscuridad, en la sombra, bajo el mar, a contracorriente. Tienen dificultades a la hora de establecer contactos. A menudo tienen perturbaciones mentales, y parecen buscar estar sometidos, pero será la vida misma la que se encargará de estructurar sus mentes y los pondrá en el sendero adecuado, a veces mediante experiencias drásticas. Los objetivos de esta posición son; la abnegación, fe, receptividad, intermediación y amor, en ninguno de los actos que realicen puede haber orgullo, porque si lo hay la misma vida los aplastará. Aunque aparentemente  su suerte pueda resultar envidiable, estas personas carecen de la facultad de escoger libremente. Deben indagar en el porqué de los acontecimientos que les golpean, sin ceder en ningún momento a la desesperación o a la tentación de abandonar. Tendrían que saber aceptar su suerte, tener fe, abrirse a las fuerzas cósmicas, reconocer la justicia del destino. Entonces la vida les mostrará su cara más amable.
ESTAR CONSCIENTES, ESA ES NUESTRA META.
“Si alguien trabaja para adquirir el dominio del tiempo, pero no domina lo que está aquí, entonces pierde la mayor parte del ahora”


Martin Schulman.
Saber lo que uno es hoy, aceptar el mundo tal como es, contemplarse a uno mismo sin complacencia ni compasión, es el primer paso para captar todo aquello que está impreso en nuestro interior y que forma parte de nuestra herencia, tanto genética como propia, producto de las experiencias de vidas anteriores. Si vivimos en el “ahora” adquirimos la responsabilidad de nuestros actos, reconociendo con serenidad los riesgos que encierra la búsqueda de nuestra identidad. Todo buscador puede encontrarse con el rechazo de aquellos que se sienten amenazados por su búsqueda, sin reconocer, que el libre albedrio consiste en enfrentarse cotidianamente a lo que uno es, a fin de construir un futuro que no haya surgido únicamente del aprendizaje inconsciente del pasado.
La Tierra es nuestro territorio aparente y el cuerpo, que utiliza la Tierra como laboratorio, es nuestro territorio real. Ese mundo desconocido que buscamos en el exterior está en realidad dentro de nosotros. Cuando llega el momento, lo invisible se manifiesta a través de nuestro cuerpo, la mente por su parte busca explicaciones rápidamente en lo externo y, mientras la Tierra gira y gira, sin detenerse jamás.
El Nodo Norte distribuye las energías Kármicas con arreglo a la posición que ocupa en la carta Natal. Indica el trabajo que tenemos que realizar para completar experiencias pasadas. Gracias a su ciclo de 18 años, el Nodo va tocando todos los puntos de la carta, dándole la oportunidad a ese mundo invisible que quiere expresarse a través de nosotros. El Nodo Sur despierta causas pasadas y el Nodo Norte hace que se manifiesten en nosotros a través de los acontecimientos y los encuentros de nuestra vida actual.
Si nos detenemos, si intentamos hallar una respuesta que trascienda lo conocido, nuestro espíritu entrará en contacto con sus bloqueos reales, que están cubiertos de pretextos e ideales. Aprenderemos a deshojar el inconsciente, descubriendo otras verdades, otras necesidades, y un día en medio de ese silencio progresivo que va desarrollándose  en todo aquel que  se remonta hasta las “fuentes”, se sentirá conducido hacia un destino lleno de felicidad.
Final del resumen de los Nodos Lunares.
 


 
 

  
ASPECTOS DE LOS NODOS LUNARES.
Los aspectos entre planetas y en este caso entre los Nodos Lunares en una carta Natal, son un punto de vista, una perspectiva, en definitiva una manera de ver las cosas.
Cuando los astros forman una Conjunción todo se percibe desde el interior, sin la distancia necesaria para un juicio objetivo; se está inmerso en el asunto, se es el asunto.
En la Oposición el hecho, persona, idea o asunto se tiene enfrente, existe una panorámica amplia, aunque es difícil salvar la distancia que nos separa de ello; es como ajeno a nosotros, como una película en la que somos espectadores y en la que sólo participamos por las consecuencias que estos hechos provocan en nuestro entorno, lo vemos desde fuera.
La Cuadratura es el más dinámico de los aspectos, nos hace entrar en contradicción ya que está equidistante entre las dos visiones anteriores. Se participa, a la vez, desde el interior y desde el exterior, y podemos escoger entre sintetizar o-lo que es más frecuente-dividirnos en dos, y hacer un doble juego lo que puede darnos más de un problema.
El Trígono aporta una visión benevolente de la vida, todo está bien, no hay aristas punzantes y ello conduce al optimismo; sin embargo esta perspectiva es tan falsa como las demás. El valor astrológico de los aspectos de un mapa natal radica en que nos muestra cómo cada persona deforma la realidad, y ese conocimiento resulta extremadamente útil.
Los “defectos” son la otra cara de las “virtudes”. Defecto y virtud no tiene en astrología ninguna connotación moral, se refieren solamente a patrones de funcionamiento que se ajustan más o menos al modelo cósmico. Los aspectos que cada persona tiene en su mapa natal muestra la particular manera como ésta “ve” el modelo cósmico. Sabiendo de qué color es el cristal con el cual la persona mira el mundo, puede si se lo propone llegar a verlo como éste es en realidad.
Si los aspectos entre planetas muestran una visión particular del modelo cósmico, los aspectos de los planetas a los Nodos de la Luna indican la visión que cada uno tiene de su propio camino.
Los aspectos que los planetas y otros puntos vitales del mapa natal forman con los Nodos de la Luna son complejos y difíciles de interpretar, ya que los nodos no presentan características “propias” (como los planetas) sino que toman las propiedades del Signo donde están y del planeta que les aspecto. Los planetas son portadores de las energías de los Signos, y los Nodos son las puertas de entrada de estas energías al planeta Tierra.
Que un planeta les haga un aspecto u otro a los Nodos describe cómo va a operar esta energía, y como los Nodos son diametralmente opuestos, cuando un planeta aspecto a uno de ellos también aspecto al otro. El eje nodal define un propósito (de realización en el presente) y los aspectos de este eje muestran condiciones y  situaciones del desarrollo de este proyecto.
En el estudio de su eje nodal, el hombre encuentra su dirección y se orienta por los Signos y las Casas donde están situados sus Nodos y, por los aspectos que éstos reciben, sabe en qué fase de su particular camino se allá, y dónde puede incidir con su esfuerzo y voluntad.
Conjunciones con el Nodo Sur:
Las lecciones Kármicas que se tardan en aprender más de una vida, aparecen con fuertes Conjunciones planetarias en el Nodo Sur. La acción de tales energías planetarias sobre los recuerdos del alma, crea una condición obligatoria sobre sí se tienen que revivir esas lecciones, esta configuración no tiene por qué ser negativa. Puede ser considerado como una segunda oportunidad para conseguir sus logros.
Conjunciones con el Nodo Norte.
Las conjunciones planetarias con el Nodo Norte impulsan al individuo a dejar atrás su pasado. En su lugar, experimentara una nueva lección Kármica en la vida actual. Durante sus años de juventud, las cosas le pueden resultar difíciles, hasta que sea capaz de descubrir el potencial latente que encierra su Nodo Norte. Ocasionalmente, trata de retroceder hacia su Nodo Sur, buscando cobijo en las experiencias que ya conoce, pero cada vez que lo hace se encuentra con circunstancias tan insoportables que prefiere volver a evaluar las posibilidades de su Nodo Norte.  En último término se da cuenta de que está siendo presionado subliminalmente para avanzar hacia una nueva experiencia única.
Conjunciones en ambos Nodos.
Cuando los planetas forman conjunciones en ambos Nodos, el alma se ve confrontada con la resolución de un conflicto muy poderoso que es posible que deba resolverse en la vida actual. Si la persona es capaz de comprender y trabajar con las energías del planeta menos conflictivo o del más beneficioso, entonces podrá acumular gradualmente la suficiente fortaleza para superar y equilibrar las energías del planeta más desafiante. Al hacerlo así conseguirá evolucionar su alma de manera que puede beneficiarse incluso de las configuraciones  más complicadas.
Cuadratura con los Nodos.
Los planetas que se encuentran en Cuadratura con ambos Nodos actúan como distracciones para el tema central de su vida. Representan áreas en las que el individuo se permitió salirse de su camino evolutivo en encarnaciones pasadas. Ahora se encuentra con esos mismos planetas como desvíos en su camino de vuelta a Casa.
Cuantas más Cuadraturas haya respecto a los Nodos, tanto mayor serán las frustraciones que experimentara el nativo, y que parecerán bloquearle en la persecución de sus propósitos. Si las Cuadraturas son lo suficientemente poderosas, puede emplear demasiada energía tratando de ajustarlas, hasta el punto de llegar a pensar que son las Cuadraturas y no los Nodos las que representan sus dificultades. Además su karma específico le guiara hacia el aprendizaje de lecciones que le ayudan a restablecer su equilibrio.
Trígonos con el Nodo Sur.
Los planetas en Trígono con el Nodo Sur ofrecen al nativo oportunidades para revivir y mejorar simbólicamente su pasado. Las condiciones a través de las cuales podrá hacerlo suelen ser externas aunque será él el encargado de realizarlas. Habrá que tener cuidado y no perder las oportunidades energéticas, sobre todo si en Nodo Sur se encuentra en un Signo de Agua o Mutable. En algunos casos, el individuo tiene que aprender autorespeto ya que los Trígonos hacen que sea tentador relajarse y dejarse atrapar por otras cuestiones, apartándose del verdadero proyecto de su vida.
Trígonos con el Nodo Norte.
Los planetas en Trígono con el Nodo Norte contienen la promesa de una experiencia vital compensadora. Las oportunidades de la vida externa estarán en armonía con la dirección en la que se está moviendo el alma. De este modo, el individuo puede encontrarse avanzando en la vida, al mismo tiempo que avanza suavemente en la resolución de su Karma. Naturalmente, esto requiere que las energías planetarias no sean mal utilizadas hasta el punto de que lo benéfico actúe como desafiante, y lo desafiante se convierte simbólicamente en el “infierno”. No obstante, no sólo será fácil de alcanzar la experiencia del Nodo Norte, sino que el individuo también se encontrará ayudado por estímulos exteriores.
++++++++++++

ASPECTOS DE LOS PLANETAS CON LOS NODOS LUNARES

El Sol en Conjunción con el Nodo Norte.
Esta posición indica una fuerte personalidad que dispone de oportunidades para conseguir sus objetivos. El destino impulsa a estas personas hacia nuevos senderos de desarrollo con objeto de elevar, a través de la experiencia su nivel de consciencia. Con frecuencia ocurre que en una vida anterior han estado volcadas en el servicio a los demás, y no han sabido valorarse, pueden haber deseado tener más libertad, sin conseguirlo.
Sin embargo, en esta vida, los poseedores de este aspecto tendrán frecuentemente la impresión de que una voluntad oculta dirige sus pasos, apartando los obstáculos que les impida avanzar y evitando que se atasquen en situaciones muertas.
Su ruta está bien trazada, pero es posible que pasen muchos años antes de que descubran los puntos de referencia. Con el paso del tiempo descubrirán que todo les ha conducido adonde debían ir. El ego es fuerte y en determinados momentos manifestaran una sabiduría duramente aprendida durante los primeros años de su vida, esto les aporta moderación y control personal. Suelen magnificar al padre, pero si este les falta sabrán identificar al guía que necesitan cuando pase por su lado.

El Sol en Conjunción con el Nodo Sur.

La ambición que han forjado en una vida anterior apenas puede admitirse hoy. Si esta persona tiene una marcada personalidad, a menudo le faltará voluntad para autoafirmarse, o se percatará muy pronto de que hay algo en su comportamiento que dificulta sus relaciones. La individualidad anterior tiene que evolucionar en el marco de un universo mental más amplio. Si lleva a cabo esta evolución por propia iniciativa, las obligaciones de la vida cotidiana la empujarán hacia el correspondiente destino. Con mucha frecuencia, este aspecto indica la existencia de un lazo kármico difícil con el padre.
Cuadratura del Sol con los Nodos Lunares.
La obligación kármica que se asocia con esta cuadratura puede ser muy positiva en la medida en que todas las estructuras de la personalidad obligan a la persona a avanzar sin protección y con confianza hacia su destino. Un aspecto así, no es fácil de vivir, pero si su poseedor acepta enfrentarlo con perseverancia y valentía, se volverá motivador, conduciéndolo muy lejos en el sendero de la evolución.
No es posible retroceder, ni rechazar la experiencia vital que se le propone, incluso que se le impone. Obtendrá enseñanzas importantes sobre las Leyes Kármicas, la sabiduría y la comprensión, pero carecerá de  guías visibles, debiendo aprender a encontrar los puntos de referencia en sí mismo y a través de los sucesos cotidianos.
El destino implica una autentica obligación; tanto si la persona lo admite como si lo rechaza, tendrá que asumirlo. Si no acepta la inestabilidad de su suerte, toda su energía puede agotarse en una lucha contra corriente que la arrastrará de todas maneras. Su ego permanecerá ciego frente a los numerosos indicios positivos sembrados en su camino. Puede volverse anárquico, inestable e intolerante. La renuncia que se producirá al final estará entonces demasiado teñida de amargura para inducir un comportamiento positivo frente al “azar” y frente a la libertad que hubiera podido obtener.
Que estas personas manifiesten una fuerte agresividad contra toda forma de autoridad es natural. Su meta consiste en aumentar su consciencia personal fuera de cualquier marco establecido. No llegara al autoconocimiento siguiendo los caminos trazados por sus predecesores. Por todo esto, esa atmosfera autodestructiva que puede aparecer asociada con este aspecto habrá de interpretarse como positiva en el plano de la evolución personal.
Trígono o Sextil del Sol con los Nodos Lunares.
Al ser complementarios ambos aspecto, pueden considerarse como los indicios kármicos más positivos que se pueden encontrar en una carta, implican un verdadero dominio de la energía vital, ya sea aplicada a los actos cotidianos o en el desarrollo de las manifestaciones del ego. En particular, el trígono con el Nodo Norte se considerara como la justa retribución de un trabajo importante sobre la personalidad llevado a cabo en una vida anterior, y que se manifiesta en la vida actual como oportunidades que se repitan, incluso como una capacidad excepcional que alcanzara su madurez y será reconocida.
Esta interpretación no será igual cuando el Sol toque el Nodo Norte con un Sextil. En efecto la energía solar, que en otra vida alcanzó su punto culminante, tiende ahora hacia la introversión, sus necesidades se inclinan más hacia el desarrollo de cualidades humanas y de la sabiduría personal que hacía la comunicación o el éxito social.
Con el Sextil al Nodo Norte, la mayor parte de la energía ha sido utilizada ya en una vida pasada. Con el Trígono, esta energía ha sido objeto de un trabajo previo y alcanza hoy su pleno potencial de realización. El Trígono, por tanto, es más activo en el plano externo. El Sextil, por el contrario, está ligado de una forma espontánea a la expresión natural del ser, como una cualidad innata que sirve se base al conjunto de manifestaciones y realizaciones.
En cualquier caso, un Trígono o un Sextil del Sol al Nodo Norte se leerá como un indico de expresión armoniosa, como una posibilidad de elevación personal, incluso de popularidad. La identidad es sólida y encuentra fácilmente modelos exteriores (padre, guía, ambiente) para confirmarse. Como la justa recompensa a una vida anterior en la que el amor y la atención se dispensaron ampliamente a los demás, esta persona parece poseer un don especial para estar en los ambientes más escogidos y hacerse reconocer. Podrá sacar partido de ello para ascender socialmente, aunque nazca en una familia desfavorecida en este sentido.

+++++++++



La Luna en Conjunción con el Nodo Norte.
El mundo emocional estaba fuertemente activado en una existencia anterior, en esta vida tiende  a estabilizarse, con objeto de llegar a una realización expansiva de la afectividad. Estas personas vienen al mundo dotadas de una viva imaginación y de una gran sensibilidad que las abre a las dimensiones de lo invisible, cuyas manifestaciones en sí mismas deberán aprender a dominar.
Como resultado de anteriores trabajos de meditación pueden vivir en un universo muy personal, a través del cual ven la realidad exterior con su verdadero significado. A menudo tiene dificultades para comunicar a los demás esta experiencia. Sus vibraciones están a tan alto nivel que necesitaran aprender alguna disciplina energética para evitar que les afecten las energías de su entorno.
Los sueños, la Mediumnidad y la receptividad a los mundos sutiles se hallan muy favorecidos. La madre y el universo femenino de las sensaciones en general tendrán mucha importancia en su vida. La Carta Natal dirá si esta posición lunar tan especial le ha sido dada a la persona para que se desarrolle espontáneamente, o por el contrario si tendrá que trabajar para conseguirlo. (Esto lo podemos ver si hay cuadratura a la Luna en Cáncer en la Casa IV)
La Luna en Conjunción con el Nodo Sur.
Una vida anterior muy protegida, llena de exigencias en el plano afectivo y emocional, ha dejado secuelas importantes en el comportamiento de las relaciones actuales. Frente a su madre, esta persona puede adoptar dos actitudes: o bien un apego incondicional que la obliga a abdicar de toda independencia o bien una actitud de rechazo y hostilidad. Ningún psicoanálisis lograra desatar ese lazo intenso, puesto que fue una madre anterior la que marco su personalidad y esta persona tiende a proyectar sus relaciones pasadas en su universo actual.
En el hombre este aspecto le inclinara a ir instintivamente hacia un modelo femenino único, idealizarlo y sufrir el contraste que existe entre sus ideas y la realidad cotidiana de las mujeres que intervienen en su vida. A veces es un indicio de celibato o de repetidos divorcios. En el caso de las mujeres, pueden estar predispuestas a establecer relaciones con personas de su mismo sexo que muchas veces serán conflictivas, o en algunos casos rechazar su propia femineidad.
Una gran sensibilidad, a veces exagerada, acompaña a este aspecto. La persona tendrá que aprender a controlarla, ya que si no lo hace puede crearle problemas, tanto físicos como psicológicos. Sus vibraciones energéticas son demasiado desordenadas, y se proyectaran en exceso sobre los demás, creando a menudo sensaciones conflictivas que desembocan en rechazos, A través de la experiencia podrán desarrollar un mejor dominio sobre sus sensaciones, de lo contrario no evolucionaran psicológica o socialmente.
Este aspecto lunar tan disonante se parece a una Casa IV vivida en sus experiencias más negativas: agorafobia, excesivo apego a las cosas, espíritu apocado,  y un complejo de inferioridad cuidadosamente disimulado para evitar ser rechazado. El individuo viene a la Tierra con una actitud falsa frente al mundo exterior, desarrollada seguramente por un ambiente represivo. Para poder evolucionar, deberá aprender a superar su miedo a los conflictos y a lo desconocido.
Cuadratura de la Luna con los Nodos Lunares.
Una experiencia anterior, poblada de vivencias negativas en el plano psicológico, provoca en estas personas un sentimiento de odio hacia cualquier manifestación de sensibilidad, o hacia cualquier clase de afirmación personal. Tienden a huir de los grupos, lo mismo que de las responsabilidades. Parecen complacerse en situaciones conflictivas y pondrán mil pretextos para justificar su actitud. A menudo toman a la madre o a otra figura femenina de su entorno como “chivo expiatorio”.
El mundo emocional de las personas con este aspecto está muy perturbado. Ávidas de afecto, suelen escoger mal a sus compañeros, pidiendo y exigiendo sin ningún sentido y marchándose ante cualquier signo de rechazo. No les pidáis explicaciones, son incapaces de darlas. Su universo es extremadamente subjetivo y tienden a bloquear cualquier expresión sensorial.
Para mejorar su vida, es necesario que se esfuercen en comprender mejor a los demás, sin anegarlos bajo las aguas de su subjetividad incontrolada y es necesario también que aprendan a vivir sin muletas, aunque les resulte difícil.
Superar este karma, procedente de un desequilibrio psíquico anterior es una tarea bastante difícil. La fe, la meditación, el espíritu religioso, son la puerta de salida, pero habrá que tener cuidado para que la búsqueda no sea en realidad una huida. Esto último seria contrario al espíritu evolutivo.
Trígono o Sextil de la Luna con los Nodos Lunares.
Con este aspecto, la persona posee una dilatada sensibilidad femenina que le permite desarrollar tanto su mundo interior como la expresión de sus sentimientos y su afectividad al mundo externo, Las relaciones humanas están sensibilizadas; el tacto y la fina percepción de los problemas de los demás pueden constituir una baza para ascender socialmente.
Da la impresión de que estas personas disponen de un crédito afectivo al que recurren con frecuencia. Las relaciones co la madre suelen ser excelentes. Los niños (los suyos o los ajenos) se sienten atraídos por la bondad y por la generosidad natural del poseedor de este aspecto. Justa recompensa a las cualidades de bondad y de auto-entrega cultivadas en una vida previa.
Tiene facilidad para llevar una vida hogareña, por lo que pueden tender a convertir esta clase de vida en uno de sus objetivos declarados. Este aspecto indica fertilidad, tan seguro como que la cuadratura Luna-Nodo Norte niega la oportunidad de tener hijos. Es uno de esos raros indicios de continuidad en las motivaciones de una existencia a otra. Se trata de gozar plenamente hoy de los frutos de una vida pasada.

++++++



MERCURIO EN ASPECTO CON LOS NODOS LUNARES


La Conjunción de Mercurio con el Nodo Norte.

Este aspecto aporta al nativo cualidades intelectuales para la comunicación, una inteligencia abierta e intuición. Todo ello desarrollado anteriormente conforma la base de la existencia actual. Estos individuos poseen un sentido innato para el contacto y el dialogo, da la impresión de  que su energía fluye sin esfuerzo.

Esas cualidades proceden tanto de una vida de estudio, consagrada a la cultura, a las artes, a la psicología, como de una existencia en la que se ha sido capaz de desarrollar, en medio de la adversidad cualidades espirituales.

Cuando un planeta aspecta  a los Nodos Lunares, hay que pensar invariablemente que está expresando una fuerte tendencia procedente de una vida anterior y que conocerá una manifestación, positivo o negativa, durante la vida actual. Podrá manifestarse como una necesidad, como un deseo profundo, un temor, un gran conflicto o un rechazo fundamental.

Mercurio es el planeta clave de la evolución, representa la necesidad de elevar la inteligencia a través de la cultura y el conocimiento. Es la voluntad de aprender, de comunicar, de relacionarse. Señor  de Géminis y de la Casa III, induce en el nativo una obligación espontanea hacia los hermanos y hermanas.

Con Mercurio en conjunción con el Nodo Norte, la asistencia a través de lazos estrechos forma parte del plan de vida. Si Venus está relacionado con Mercurio dará a entender más particularmente la existencia de una deuda kármica con una hermana, y si se trata de  Marte con un hermano.  Hay que precisar, que si la relación con hermanos no existe, la vida inclinara al portador de este aspecto a unirse con algún grupo fraternal en cuyo seno se sentirá llamado a desarrollar comprensión y responsabilidad.

Conjunción de Mercurio con el Nodo Sur.

Este aspecto indica, que en una vida anterior no se ha llevado a cabo un trabajo sobre las energías fundamentales y el autoconocimiento. Un uso falseado del intelecto, seguramente con fines egoístas, ha conducido al individuo a sufrir hoy trastornos en el sistema nervioso, o dificultades de expresión, además de defectos físicos o psíquicos importantes que obstaculizan la facultad de entrar en relación con los demás.

En ocasiones existe una dificultad mental, que fuerza al sujeto a tener paciencia para aprender, para reflexionar, sin que pueda recurrir a ninguna ayuda externa. Su inteligencia esta fuera de duda, lo que no lo esta es su manera de expresarse. Al no abrirse fácilmente al mundo, esta persona tenderá a desarrollar otros medios de comunicarse: la escritura, la expresión corporal, la sensibilidad, la receptividad y la intuición. Alimentara su espíritu con aportaciones procedentes del mundo exterior, pese a que no pueda participar libremente en él.

Mercurio en Cuadratura con los Nodos Lunares.

Nos hallamos aquí frente a nativos generalmente brillantes desde el punto de vista intelectual, dotados de un espíritu dinámico e imaginativo que, por alguna razón, no consiguen hacerse escuchar, ni comprender.  Esto se expresa desde la infancia, mediante alguna relación conflictiva con los hermanos y hermanas, pudiendo estar en alguno de ellos el origen de un intenso sentimiento de inferioridad.

El individuo corre el riesgo de padecer durante toda su vida las secuelas de esta relación. No se trata aquí de un defecto del intelecto, sino más bien de la obligación de cambiar el modo de comunicar y el contenido que se comunica. La persona necesita encontrar el medio de hacerse comprender desarrollando las cualidades mercurianas más altas, aquellas que aún no forman parte de su equipaje: la intuición, el control de los nervios, la actividad mental al servicio de la elevación del espíritu etc.

El esfuerzo que se le pide dará sus frutos siempre que no se desanime y busque seriamente, desde el interior de sí misma, las razones de ese bloqueo que lo separa de los demás.

Mercurio en Trígono o Sextil con los Nodos  Lunares.

La capacidad para comunicarse, la agilidad mental y el control nervioso desarrollados en otra vida, proporcionan a estos felices mortales un conocimiento instintivo de los demás y una forma fácil y abierta de relacionarse que se manifiesta generalmente mediante la palabra. Su fuerza persuasiva será utilizada socialmente de una manera afortunada. Es probable que lleguen a ejercer una influencia más o menos grande sobre su entorno, o en un círculo más amplio. Todo dependerá de su carta.

Su adaptación se ve facilitada por unos reflejos muy rápidos y por una intuición de alto nivel. Pero todas estas cualidades poseen también su reverso. Habrá que velar para que la fuerza intelectual no impere sobre las cualidades humanas y para no ser víctima en la edad adulta de un desfase de comunicación con respecto a los demás. Pueden tanto seducir como dar miedo. Su clarividencia y su sentido de análisis se parecen tanto a una provocación que podría ocurrir que se vieran constantemente rechazados.

++++++++


VENUS EN ASPECTO CON LOS NODOS LUNARES.

Venus en conjunción con el Nodo Norte.

Una entrega total de sí mismo y una necesidad, a veces exagerada, de relacionarse, constituyen los motores de las personas que tienen este aspecto. Generalmente han padecido frustraciones afectivas y sexuales en una vida pasada. Dando mucho, esperan recibir, pero esta actitud de buena voluntad sistemática no deja de tener su lado opuesto.
Son aceptados en todas partes y se esfuerzan por causar buena impresión a costa de sus propias convicciones y valores. A fuerza de no contrariar a nadie pueden llegar a abdicar de toda noción del ego en favor de unas relaciones que no les exigen tanto. Necesitarán una buena dosis de inteligencia para guardar el equilibrio sin perder su sentido del entendimiento mutuo, de la armonía, del amor.
Estas personas no carecen de atractivo. Conocen el arte de comunicarse con el corazón, de vivir inmersos en el pacer y de desarrollarse. Su capacidad para gozar dependerá pues, del sentido de la moderación que posean. Con demasiada frecuencia el que parezca que se comunican es para ellos más importante que la verdadera comunicación. Tendrán que comprender que una relación no debe mantenerse contra viento y marea, que los acontecimientos les traerán nuevos compañeros, que nunca se quedaran solos.
Los nativos que tienen este aspecto están aquí para vivir una auténtica entrega de sí mismas, para responder realmente a las necesidades de los demás, sin esperar que se les corresponda. La vida se encargará de orientarlos hacia la serenidad y el distanciamiento.
Venus en conjunción con el Nodo Sur.
Los nativos con este aspecto parecen estar buscando lo absoluto o lo imposible, nada le conviene totalmente.
Viven en un estado de insatisfacción afectiva y latente, expresan difícilmente sus sentimientos y pocas veces responden adecuadamente al amor de otro. La mayor parte de sus encuentros con el otro sexo terminan en fracaso. Han sacado un gran partido de los placeres del amor en otra vida. Incluso han abusado o presionado a los demás en nombre de sus afectos.
Hoy deben comprender que una inversión semejante no puede ser un fin en sí misma y que los valores personales del ser, la comunicación libre y voluntaria con el otro, las fuerzas de la compasión y del entendimiento, en suma; las manifestaciones superiores de la energía venusiana, no se sitúan exclusivamente en el plano físico o psicológico.
De un modo instintivo, los nativos con este aspecto, recuerdan la facilidad de sus amores anteriores y el placer que sentían. Hoy no pueden defenderse de un sentimiento de frustración cuyo origen desconocen y dan la impresión de querer complicar por puro placer las relaciones afectivas más sencillas. En definitiva, la meta es aprender a transmutar los deseos y los impulsos, alcanzar un nivel más alto de pensamiento y de conciencia.
Ellos sienten que el amor común, la mera relación, ya no les basta. Están buscando a la pareja ideal, la otra mitad de sí mismos, el gemelo cósmico, pero tiene muy pocas oportunidades de encontrarlo en esta tierra.
Venus en cuadratura con los Nodos Lunares.
Aquí las dificultades en los asuntos del corazón constituyen los soportes de la evolución kármica. Es el momento de transcender la dimensión terrestre de Venus y de adquirir objetividad, lucidez afectiva, aunque el proceso deba ser doloroso. Esta persona no tiene porque verse privada del amor, pero y es hora de que viva un proceso afectivo global de un nivel más alto. El gozo personal le será concedido en la medida en que no haga de él un valor vital esencial.
Para alguien con una afectividad innata tan fuerte tendría interés, en aras de vivir una relación estable, no intentar asegurarla mediante lazos asfixiantes. Le conviene un tipo de vida en pareja que la obligue a realizar esfuerzos personales, tendrá que haber voluntad de permanecer libres por ambas partes y una constante aceptación mutua.
Pero si el apego y la posesión suceden al amor, los acontecimientos producirán obstáculos insuperables. Y si la soledad se torna demasiado insoportable, otros compañeros se presentarán, hasta que el objetivo de desprendimiento, de amor sereno, haya sido alcanzado. Todo debe relativizarse…en proyecto de un Venus en evolución que busca un cambio de plano de pensamiento, que busca hacerse más amplio, más generoso, más humano, abierto a la receptividad y a la intuición del corazón.
Venus Trígono o sextil al Nodo Norte.
Este aspecto es muy favorable y predispone a tener una vida fecunda de relación, es una protección casi mágica en el plano afectivo. El nativo dispone de una gran creatividad y el sentido artístico puede desarrollarse con facilidad en el ámbito profesional. La persona tiene un pensamiento claro y acogedor, relaciones humanas armónicas, una receptividad bien controlada, un gran sentido humanitario, todo ello forma parte de su equipaje evolutivo.
Los que tengan este aspecto darán la impresión de que pasan por la vida “de vacaciones”. Nada verdaderamente grave puede ocurrirles, porque poseen una filosofía de vida instintiva para simplificar cualquier problema, siendo capaces de estar a gusto en cualquier situación.
Entre los que tiene un Venus así se constata una multiplicación de las implicaciones afectivas que no pasan necesariamente por la estructura matrimonial. Cada relación se vive plenamente, sin prolongaciones inútiles, sin conflictos. Las ataduras se desatan por sí solas cuando la experiencia amorosa llega a su fin y la amistad sucede fácilmente a la pasión.
Los errores de elección no tienen apenas consecuencias, parece que este individuo estuviese llamado a probar todas las formas de amor, sin comprometerse demasiado y sin sufrir las consecuencias.
Se podría pensar que semejante facilidad afectiva no propicia la evolución psicológica. De hecho, constituye una experiencia de relación importante que no tiene consecuencias perjudiciales en el presente. No obstante, si esas múltiples oportunidades afectivas se viven desde la facilidad y la disipación, tampoco quedarán exentas de sombras kármicas futuras. Un Venus armónico debe evolucionar hacia la inteligente y espiritual energía mercuriana, y no hacia la de Marte.

++++++



MARTE EN ASPECTO CON LOS NODOS LUNARES.

Marte en conjunción con el Nodo Norte.
 

El nativo con este aspecto parece poseer de una manera instintiva las cualidades físicas y psíquicas de un campeón deportivo, reacciones vitales muy rápidas y una buena adaptación a las circunstancias. Es capaz de trazarse objetivos realistas y de llevarlos a cabo con fuerza y autoridad, Encara valientemente la existencia y no deja que la realización de sus deseos dependa de nadie.
En existencias precedentes, estas personas han llevado a cabo un trabajo en el área de la energía y actualmente están recogiendo los frutos. Controlan casi siempre sus pulsiones, su sexualidad se desarrolla sin excesos y el lado imprevisible de su temperamento recuerda a los nativos armónicos de Escorpio.
Rápidamente tomaran conciencia de que un destino particular que escapa a su control parece estar en el origen de sus acciones. Las mujeres marcadas por este aspecto proceden casi siempre de un universo masculino y puede resultarles difícil vivir actualmente en un cuerpo de mujer, con su sensibilidad, su receptividad, su capacidad de interiorización.
Deberá desconfiar de un temperamento demasiado activo, demasiado imperativo, de lo contrario, ese Marte conjunto al Nodo Norte no sería un factor de evolución, sino de regresión. Muy a menudo la carga Kármica de sus relaciones le hará encontrarse con personas con las que haya vivido. Será cosa suya tratarlas ahora de una manera diferente.
Otro cometido que le corresponderá durante esta vida es el poner atención a las renovadas relaciones que habrá de establecer con un hijo. Con este aspecto los antiguos protagonistas invierten sus papeles, como esos actores que intercambian sus máscaras en escena para interpretar una obra ya conocida.
Marte en conjunción con el Nodo Sur.
El valor de este aspecto estará mucho más acentuado si Marte está retrogrado o disonante. Indica que existe una concentración energética sobre la introversión, que orienta las fuerzas hacia la transformación interior. Demasiado activa y agresiva, esta persona ha de aprender ahora a controlar el efecto de sus actos sobre el entorno, a dominar sus deseos y a buscar en su interior motivaciones que elevan las cualidades de su espíritu.
Se pueden observar en este nativo dos actitudes aparentemente contradictorias, pero cuyos resultados son equivalentes en el plano kármico. Pueden experimentar un Marte disonante, reproduciendo una antigua actitud de desenfreno y dispersión sexual, hasta que como consecuencia de los acontecimientos se oriente hacia el polo opuesto, hacia el ascetismo y la búsqueda psíquica e intelectual de una verdad personal.
La persona con este aspecto en su Carta Natal no ha de atenerse a su propia voluntad, sino seguir la vía Kármica que se le ha trazado. A pesar de que eso le puede proporcionar pocas satisfacciones personales en esta vida. No obstante, los aspectos armónicos que tenga Marte en su carta le ayudaran a canalizar su energía en otras direcciones, lo cual, finalmente podría resultarle muy gratificante.
Todo dependerá de las indicaciones suministradas por Escorpio, la Casa VIII, Saturno y Plutón. Con un aspecto como este, puede ocurrir tanto que se acentúen las deficiencias mentales (saturninas) como que se transmuten las energías psíquicas en un sentido plutoniano.
Marte en cuadratura con los Nodos Lunares.
Cuando se tiene este aspecto el flujo de la energía astral se desvía de su curso normal, se dirige hacia los actos externos por lo que los esfuerzos realizados pocas veces se ven coronados por el éxito. La persona carece de energía o tiene problemas para controlarla, y pasa alternativamente por estados de agresividad y entusiasmo, de depresión y renuncia. Este aspecto es también indicio de dificultad en el plano sexual (esterilidad, impotencia) o de una relación difícil con un hijo con el que existe una deuda kármica.
El nativo debe aprender a tener una actitud menos dominante, a medir mejor sus ambiciones y sus capacidades y a basar sus actos en motivaciones más objetivas y generosas. Gracias a las lecciones que le dará la experiencia aprenderá rápidamente que toda elección egoísta desemboca en el fracaso, a veces traumático.
También es posible que, habiendo construido su reputación en otra vida alrededor de la bravura y la ostentación, ahora no experimente más que fracasos, riesgo físico, incluso accidentes graves o impotencia, en situaciones parecidas a las de esa vida anterior. Su alma de militar, de camorrista, de persona que ha elevado las cualidades viriles a la categoría de un dogma, debe aprender hoy disciplina y espiritualidad a través del castigo severo derivado de los acontecimientos de su vida cotidiana.
La única salida que le queda a la persona es refugiarse en energías menos activas, como la de Saturno por ejemplo, lo que le ayudara a estructurar mejor su mente y a armarse del valor y la reflexión necesarios para enfrentarse a la adversidad.
Marte en Sextil o Trígono a los Nodos Lunares.
Una energía bien administrada y controlada se expresa como una fuerza que permite superar los obstáculos y autoafirmarse con serenidad. A menudo estas personas avanzan a través de la existencia con determinación, sin ambiciones visibles y sin ostentaciones, y pese a todo la vida parece  ponerse a su servicio. Disponen de un saber hacer instintivo en el plano de los actos. Como un deportista que sabe dosificar sus esfuerzos, son capaces de llegar muy lejos en la realización de sus proyectos.
En el tema de una mujer, este aspecto reclama compañeros de matrimonio o simplemente de relaciones amorosas que le permitan desarrollarse. Son posibles varias alianzas. Sucede como si esta persona hubiera estado excesivamente sometida a la voluntad de terceros y ahora estuviera marcada por la clara determinación de vivir más autónomamente, sin comprometerse nunca en aventuras pasionales.
La sexualidad no tiene para ella demasiado peso específico, forma parte de la relación afectiva, sí, pero como un simple factor de disfrute físico. Las relaciones de tipo fraternal, que  se ven muy favorecidas en esta vida, pueden constituirse en el origen de muchas motivaciones personales  y de asumir importantes responsabilidades.
+++++++


JÚPITER EN ASPECTO CON LOS NODOS LUNARES

Júpiter en conjunción con el Nodo Norte.

La persona  con este aspecto, puede nacer en una familia acomodada o el destino la conducirá hacia una situación económica desahogada, a veces incluso hacia la fortuna. Tendera a ser tranquila y optimista, y a desarrollar su vida sobre bases filosóficas fuertemente teñidas por los valores sociales.

Dotada de una suerte de la que sabrá sacar partido con facilidad, debe comprender que su papel es de índole humanista, que debe ayudar a los menos favorecidos. Su generosidad y el ambiente feliz que la rodea atraen con frecuencia a parejas que buscan un padre o un modelo, función a la cual se prestara voluntariamente.

Los valores y creencias que el nativo practica con asiduidad son como un don personal, adquirido gracias a los méritos humanos que la adornaron durante el transcurso de una vida anterior. Pero tendría que comprender que una actitud interior que no se corresponda con sus afirmaciones podría en una vida posterior, acarrearle perjuicios y restarle oportunidades en las relaciones. En la balanza Kármica, un jupiteriano de este tipo no será juzgado con arreglo a su apariencia, por muy brillante que sea, sino con arreglo a su verdadera actitud.

La auténtica oportunidad para esta persona consistiría en tener un Júpiter armónico en la casa IX o en Sagitario, lo cual acrecentaría su conocimiento del alma humana, su potencial de comprensión, su bondad y su entrega, su necesidad de servir a este mundo y a los hombres que en el habitan. En cambio un Júpiter disonante o retrogrado aumentaría  su vida interior apartándole de lo social para construir su personalidad con arreglo a las leyes cósmicas.

Júpiter en conjunción con el Nodo Sur.

Júpiter en esta posición hace que el nativo viva sobre el terreno los resultados de sus ideas anteriores. Es la ley de la retribución. Se verá en la misma situación de aquellos que en otra vida soportaron su influencia dominante y sus órdenes, teniendo que renunciar ocasionalmente a su propia voluntad para someterse a la de él. Se trata de un indicio, uno de los más acusados que existen, de haber ejercido una autoridad temporal anterior.

La persona, si entonces supo mostrarse humana, podrá recoger ahora los frutos psicológicos, pero si sus antiguas bases fueron erróneas vera como esas cualidades se vuelven contra ella. Los aspectos armónicos o inarmónicos de Júpiter nos indicarán si las oportunidades anteriores siguen existiendo y en qué sector, o si por el contrario éstas le han sido retiradas y cual el sector perjudicado.

En los casos de clara disonancia se ha podido comprobar que a menudo existen fallos en las relaciones humanas. El individuo nace con una acusada tendencia hacia el autoritarismo, con frecuencia sigue actuando y exigiendo tal como acostumbraba a hacerlo. La vida le enseñara, a través de las reacciones de los demás y de los fracasos repetidos que cada uno debe medir su nivel de exigencia con el rasero de sus propias actitudes y acciones. El resultado será una falta evidente de discernimiento.

El sujeto puede continuar ejerciendo su influencia sobre un pequeño grupo, pero tendrá que ver como las personas más objetivas y autónomas huyen de él, incluso le perjudican. Únicamente los aspectos armónicos de los grandes planetas le permitirán enderezar este Júpiter y hallar nuevos fundamentos filosóficos, o bien reorientar los antiguos hacia una realización más positiva.

Los profetas de esta índole son legión en nuestra época, y si no consiguen exteriorizar su autoridad o no llegan a tomar conciencia de su problema, corren el riesgo de verse envueltos en una problemática de índole psicoanalítica muy difícil de superar, ya que la neurosis hunde sus raíces en una existencia anterior. Con un aspecto como éste pueden aparecen por igual la megalomanía y la esquizofrenia.

La conjunción de Júpiter con el Nodo Sur implica también riesgos de conflictos importantes con el mundo infantil, al encargarse estas personas de temas educativos sin haber encontrado  la solución a sus dificultades, o bien se rodean de una corte de admiradores inmaduros con el fin de orientar su formación espiritual. El resultado puede ser positivo si Júpiter tiene aspectos armónicos, pero serán negativos en caso de que la energía jupiteriana perturbada no haya sido re-encauzada adecuadamente.

Júpiter en cuadratura con los Nodos Lunares.

Los proyectos de estas personas frecuentemente ambiciosos casi siempre se ven contrariados por los acontecimientos o por la gente. Han de aprender a transmitir sus convicciones de un modo humano y diplomático, teniendo en cuenta a los demás y sus reacciones. Los poseedores de este aspecto pueden ser notables pedagogos, llenos de ideas originales que deberán saber exponer si quieren hacerse entender. Para esta clase de trabajo, el mejor público son los niños. Tendrían que modificar su propio modo de pensar y sus reacciones a través de la confrontación en el terreno social cotidiano. Los choques y rechazos más importantes vendrán muy probablemente de sus propios hijos.

Estos jupiterianos disonantes pueden estar expuestos igualmente a reiterados reveses de fortuna. Deberán aprender a afrontarlos con filosofía y serenidad. Todo intento de triunfo personal puede acabar en fracaso. Por el contrario, todo el trabajo importante sobre ellos mismos puede encontrar al final un reconocimiento social en consonancia con las armonías o disonancias  del tema.

Júpiter en sextil o trígono con el Nodo Norte.

A los nativos con este aspecto, una acertada filosofía aplicada a sí mismo, le darán actualmente la oportunidad de desarrollarse en el marco apropiado. Estas personas saben comunicarse con facilidad, disponen de un notable sentido para las relaciones sociales que pueden favorecer bastante su elevación social y material. Su actitud es con frecuencia generosa, incluso filantrópica, teñida de una filosofía humanista i de un espíritu religioso.

Todas estas cualidades poseen su contrapartida: el individuo acostumbrado a la suerte y a la facilidad, puede carecer de combatividad. Su bondad no se reconoce fácilmente, tanto más cuanto su actitud normal parece coloreada por una ambición que no siempre es real. A fuerza de querer participar, de ganarse la amistad de los demás, estas personas pueden crearse enemigos o rechazos que no siempre entenderán.

Otras personas menos escrupulosas pueden aprovecharse de su buena fe, hábiles simuladores que sabrán sacarle partido a las oportunidades que este jupiteriano les brinde. Lo esencial es que este último aprenda a deshacerse de sus utopías humanistas en pro de la sabiduría y al compasión, que son las claves de un Júpiter más evolucionado. Las personas nacidas bajo el sextil o el trígono de Júpiter al Nodo Norte no corren prácticamente ningún riesgo. Favorecidos por el destino, o bien nacen en el seno de familias que pueden ayudarles a realizarse o bien consiguen una gran holgura financiera sin demasiados esfuerzos, en ocasiones alcanzan la fama.
 
++++++

 

SATURNO EN ASPECTO CON LOS NODOS LUNARES

 
Saturno en Conjunción con el Nodo Norte.
Este aspecto induce a un comportamiento que puede compararse con el de un  Virgo del primer nivel. Las frustraciones, las pequeñas dificultades cotidianas y los fracasos, pasan por el filtro de una mente muy estructurada que saca partido, con frecuencia de un modo negativo, de cada experiencia. La mente de estos sujetos puede tender a encubrir las sensaciones, a ahogarlas, a dirigir el mundo espiritual sin ninguna inspiración. Los poseedores de este aspecto tendrán la impresión de que todo puede analizarse lógicamente y dejaran poco sitio a la intuición y al instinto.
En nativo, lleno de seguridad en sí mismo, puede tender a imponer sus ideas a los demás, a volverse sumamente intervencionista. Por otra parte, una deuda antigua lo pondrá en contacto con personas-principalmente con ancianos-y será capaz de prestarles su atención de buen grado. No obstante deberá procurar no agobiar a la gente con su sentido de la responsabilidad.
No es este un indicio de vida floreciente. La persona parece llevar dentro de sí la prohibición de ser feliz. No es que la suerte y las oportunidades le estén vedadas, pero mientras va formando esa buena estructura intelectual por la que se caracteriza, deberá descubrir el modo de permanecer abierta y sensible al mismo tiempo.
También podemos pensar que su imagen del padre se encuentra fuertemente marcada por una existencia anterior, ya sea porque su actual padre formo parte de su pasado o porque ella misma se ha traído consigo unas ideas muy precisas acerca de la responsabilidad que le compete con respecto a sus propios hijos. La forma en que esas obligaciones y recuerdos anteriores se manifiestan en la carta vendrá indicada por los aspectos que reciba Saturno.
Saturno en Conjunción con el Nodo Sur.
Esta configuración apunta hacia un karma muy pesado, un karma que puede obstaculizar cualquier realización del individuo. Esto será aún más evidente en el caso de que Saturno se encuentre retrogrado. Nada ocurre en el momento oportuno, una gran complejidad mental  tuerce el curso de sus acciones, es posible incluso que las personas que posean este aspecto encuentren un placer maligno en hacer fracasar sus propios proyectos.
Su destino kármico es aprender a través de la experiencia, tanto física como psíquica, las lecciones de sabiduría, paciencia, voluntad y tolerancia, que la vida encierra. El fracaso o el triunfo dependen del equilibrio del tema, pero hay que comprender que esa persona no recibirá de la vida otra cosa que aquello que unos méritos largamente demostrados le haya permitido obtener.
La salud puede verse desfavorecida: pueden existir problemas óseos, reumatismo, o bien problemas de tipo mental, como por ejemplo dificultades de comprensión o una voluntad débil. Es raro que la persona que tiene este aspecto en su carta estudie durante mucho tiempo, o que encuentre el apoyo espontáneo de su entorno. Suele tomar el camino de la soledad, y deberá conservar el valor durante las pruebas, sin caer en la frustración o en la manía persecutoria que le amenaza.
Saturno en Cuadratura con los Nodos Lunares.
Saturno el ejecutor del karma, parece llevar aquí al individuo de encerrona, en encerrona, ponerlo constantemente ante la necesidad de saldar deudas cuyo origen ignora. Las oportunidades de evolucionar son mínimas, y ello es así porque el peso de sus certezas, su moral, su rechazo inconsciente a cuestionarse, le impiden extraer una lección realmente positiva de los acontecimientos.
Si queremos conocer sus posibilidades de transformación, estudiaremos cuidadosamente los aspectos de los Nodos. Otra Cuadratura más vetaría prácticamente cualquier opción liberadora: durante toda su vida el individuo vivirá bajo el peso de su karma. Un Trígono abriría una puerta de salida, siempre en el sentido indicado por la Casa de la que proceda, y aumentara la posibilidad de sacar conclusiones positivas de las drásticas experiencias inherentes a la Cuadratura de Saturno con los Nodos.
Para esta persona el objetivo es convertirse en un adulto capaz de asumir libremente sus responsabilidades humanas. Los acontecimientos no le proporcionaran oportunidades claras, será cosa suya saber aprovechar las lecciones de la experiencia, así como pedir ayuda a otros, o a los guías invisibles, si tiene la suerte de creer en ellos.
Saturno en sextil o en trígono con el Nodo Norte.
Este es el único aspecto verdaderamente positivo de Saturno en el plano kármico. La madurez intelectual e incluso espiritual del sujeto se manifiesta muy pronto. La vida se construye sobre la base de las más bellas cualidades saturnianas: la voluntad, la capacidad de llevar a cabo una obra determinada y un espíritu analítico de calidad.
El nativo verá consolidarse su triunfo con el tiempo. Su capacidad de trabajo, su seriedad y su espíritu científico recibirán el reconocimiento de los demás. A menudo su infancia transcurre en un ambiente feliz  y el padre se constituye en un modelo vital esencial. El poseedor de este aspecto tiene tendencia a vivir de una manera tribal, es decir, formando parte de grupos en los que él pueda asegurar la cohesión y asumir sin vacilar unas responsabilidades que le parecen naturales. Él es el alma y la referencia del grupo. Todos reconocerán sus cualidades humanas.
Este saturniano armónico corre poco peligro de conocer algún día la soledad. Cabe pensar que viene al mundo con un karma bastante positivo, que siente placer prolongando su antigua experiencia. Su sabiduría y su sentido del equilibrio en las relaciones le ayudarán a sostener a los demás, a hacerles comprender las leyes Kármicas y a aceptarlas.
 
++++++
 
 
URANO EN ASPECTO CON LOS NODOS LUNARES
A partir de Urano comienzan las implicaciones colectivas del ser. A causa del significado kármico implícito en este tipo de aspectos, las personas que los poseen suelen influir de manera importante en su entorno. Al mundo no se viene por casualidad con un karma uraniano, neptuniano o plutoniano. Los individuos han trabajado ya en otra vida con estas energías esenciales. No puede negarse su responsabilidad tanto en las oportunidades como en las cargas Kármicas que hoy tienen.
Con frecuencia los nativos tienen fuertes personalidades muy motivadas por el mundo en el que viven, o al contrario, pueden estar muy centradas en una evolución personal que rechaza todos los esquemas establecidos. Es inútil precisar que su inserción social no se ve favorecida, salvo en el caso de que el individuo, voluntariamente, oriente todas sus motivaciones hacia la ayuda que es capaz de prestar a otros, o hacia una vocación perseguida con determinación, ya que dispone de los medios necesarios para realizarla.
Urano en Conjunción con el Nodo Norte.
Los nativos nacidos bajo este aspecto expresan su originalidad a través de sus actos, su espíritu decidido y sus ideas. Tienen un espíritu innovador, prospectivo, con una fuerte tendencia científica, que aplicarán en todos los sectores de su vida. Algunos de ellos se harán famosos por inventar nuevas técnicas o tener ideales revolucionaros para su época.
Son espíritus muy constructivos, egocéntricos, aunque no excesivamente, aptos para encontrar soluciones originales a los problemas de su tiempo. Puede decirse que su autoridad, en general, se ejercerá sobre pequeños grupos aunque en ocasiones también puede extenderse a un país o al planeta entero.
La energía uraniana apoyada por un buen sistema nervioso, se expresará preferentemente a través de la casa donde se encuentre la conjunción. La persona puede tener la impresión de estar pre-determinado, de hecho su autodeterminación procede de una personalidad construida hace ya tiempo. Podrán poner sus cualidades al servicio de los demás o emprender un importante trabajo de superación del ego por la vía del auto-conocimiento. Estas dos opciones, más que incompatibles son complementarias.
Urano en Conjunción con el Nodo Sur.
Con este aspecto, el nativo esta llamado hoy a transcender los limites egocéntricos. Su proceso será más bien de renovación e interiorización que de innovación y servicio a los demás. Estas fuertes individualidades avanzan hacia una meta que solo ellas conocen, a menudo rechazan instintivamente cualquier modelo o ideal de los considerados normales. Pueden ser tildadas de extrañas o anormales.
En este caso el proceso es más instintivo que en el de la conjunción con el Nodo Norte. El objetivo no es conseguir la estabilización de las cualidades uranianas, sino transcenderlas y depurarlas de cualquier tinte materialista o de cualquier servidumbre psicológica que pudiera contener todavía.
Sus excepcionales cualidades de firmeza y combatividad les permitirán salir casi siempre ilesos de las numerosas trampas que la vida les tenderá. Este aspecto no es muy común, pero de acuerdo con las configuraciones astrológicas de la época, puede encontrarse en generaciones enteras (concentradas en un corto periodo de tiempo) de revolucionarios y de personas socialmente innovadoras. Cabe pensar que ese espíritu desafiante e incisivo puede haberse forjado en épocas históricamente comparables.

Urano en Cuadratura con los Nodos Lunares.

Los individuos nacidos bajo este aspecto parecen pasarse la vida luchando contra los enemigos que suscitan sus reacciones y sus ideales poco convencionales. Frecuentemente son personas híper-intelectuales, dotadas de un sólido y desarrollado espíritu crítico, a veces hasta el punto que hace imposible cualquier realización. En tales casos podemos hablar perfectamente de autodestrucción.
El poseedor de este aspecto tiende a comportarse torpemente con sus familiares y conocidos, y esta expuesto a padecer verdaderas desviaciones psicológicas (inflamación del ego, megalomanía etc.) que quizás no puedan curarse de una manera definitiva más que a través de un tratamiento psicoanalítico.
Las crisis de conciencia y de motivación que estos individuos pueden atravesar durante su vida, su exacerbada autonomía y sus exigencias, a menudo infundadas, hacen de ellos unos compañeros muy estimulantes en el plano evolutivo personal, aunque a veces resulten muy destructivos y embarazosos. Lo más inteligente sería dejarles que tracen su camino en el desierto, por sí solos, ya que ellos saben instintivamente adónde van: hacia otro nivel de conciencia.
Urano en Trígono o Sextil con el Nodo  Norte.
Hábiles con las palabras, buenos oradores, dotados de un espíritu científico-racionalista e intuitivo a la vez, las personas que tienen estos aspectos vibran en un plano de conciencia elevado. Son uranianos evolucionados. Con cualidades que fueron cultivadas durante otra vida (los aspectos armónicos indican experiencias logradas), configuran un tipo de seres cuyas exigencias con respecto a sí mismos están en un plano de igualdad con las que manifiestan frente a los demás.
Se trata de individuos muy lucidos, que propugnan la objetividad en todas las cosas. Son capaces de incluir entre sus motivaciones las de sus allegados, las de aquellos compañeros que ellos mismos han elegido. Poseen características humanas y amistosas que les hacen ser admitidos en todas partes con facilidad.
A este espíritu le convendría contar con un Mercurio armónico en su tema natal, con objeto de suavizar los rasgos cortantes de su temperamento. Sus posibilidades de éxito dependen del contexto general de la carta. Lo que sí puede decirse es que estarán relacionadas con la casa donde se encuentre emplazado Urano.
En ellos se da una buena combinación entre lo espiritual y lo intelectual, lo cual puede servirles para plasmar sus objetivos, objetivos que en ocasiones estarán muy alejados de lo corriente. Algún día desearán poner su energía al servicio de una causa, de un grupo, de un ideal. Saben de una manera instintiva que sus dotes y su firme personalidad solo se expresarán plenamente si son capaces de correr riesgos de conflictos exteriores, porque saben abordarlos con cierta serenidad.
++++++
 

NEPTUNO EN ASPECTO CON LOS NODOS LUNARES

Neptuno en Conjunción con el Nodo Norte
Este aspecto aporta el conocimiento instintivo de la psique del esoterismo, los resortes secretos de lo invisible, son transmutados y aplicados con el fin de desarrollar un mensaje de conocimiento y armonía de cara al mundo exterior. No obstante, es posible que quienes tengan esta conjunción vivan muchos de ellos sin caer el alcance de su verdadera vocación.
Probablemente no se manifestara hasta que alcancen la edad adulta, después de haber experimentado las realidades del mundo externo, que para ellos presentan ciertas dificultades, porque no las captan fácilmente. Muchas veces, lo que hay de irreal en los demás constituye su única realidad.
La persona siente instintivamente que está llamado a difundir las energías neptunianas por el mundo, pero deberá desconfiar de la calidad del mensaje que recibe. Nada es más impreciso, menos definido, que Neptuno, especialmente cuando es dominante de la Carta.
Habrá que tener cuidado para no convertirse en un defensor incondicional de doctrinas alejadas del camino evolutivo humano, de determinados sistemas de los que se harán doctrinas que permiten evitar la obligación de ser objetivo con el mundo. Consideraremos entonces que este Neptuno es capaz de desembocar tanto en las formas más elevadas de la evolución, como en las implicaciones Kármicas más bajas.
No obstante, con esta conjunción el individuo siempre tiene la virtud de transmutar a tiempo las tendencias negativas de su comportamiento, así como de descubrir la fe y la certeza en esos territorios de lo invisible que le resultan tan familiares.
Neptuno en Conjunción con el Nodo Sur.
La espiritualidad que desarrolló anteriormente empuja hoy a esta persona hacia metas idealistas y elevadas. La calidad de tales objetivos dependerá esencialmente de los aspectos recibidos por Neptuno y de la colocación del Nodo Norte. Sin embargo, podemos suponer que la energía neptuniana se orientó correctamente puesto que en el caso contrario las dominantes del tema apuntarían más bien hacia la octava inferior de Neptuno: Saturno, o hacia el planeta de la obligación kármica: Plutón.
El sujeto posee una fe instintiva que lo impulsa a buscar compañeros que compartan sus ideales, con los cuales formara grupos restringidos o por el contrario, a manifestar una vocación amorosa universal que puede hacer de él el protagonista de una aventura humanista.
Pero su búsqueda será solitaria y secreta, puesto que su natural receptividad lo pone en contacto con campos vitales que apenas son comunicables. Será necesario estar atento para que este buen Neptuno heredado de una vida anterior no se vea falseado por los sueños, por la dificultad de auto-asumirse hoy, por la ausencia de una adecuada estructuración mental.
De la misma forma, las sectas y las religiones institucionales amenazan con hacer mella en un espíritu que se incline por la seguridad o que sea incapaz de formular la dimensión con la que vibra. Un Trígono armónico a Neptuno hará que el nativo sepa aplicar concretamente la energía y le ayudara a decidirse por una vocación en la que invertir los esfuerzos de apertura realizados anteriormente.
Neptuno en Cuadratura con los Nodos Lunares.
Este aspecto conduce al nativo a una verdadera mutación psicológica y social, aunque puede resultar muy perturbador en el ámbito cotidiano. Con frecuencia la persona se ve envuelta en problemas insuperables, relacionados con drogas, medicamentos, alcohol etc. También puede existir una sumisión exagerada con respecto al entorno, hasta el punto de negar la propia personalidad y las posibilidades de evolución del ego. El medio no es muy favorable a la hora de sacar al nativo de apuros o de ayudarle a estructurarse.
Cuando Neptuno recibe aspectos disonantes o esta retrogrado, pueden darse trastornos importantes de la sensibilidad psíquica o de la receptividad. No es posible, como hizo esta persona durante otra vida, jugar impunemente con la energía neptuniana sin que ello tenga graves repercusiones sobre la vida  cotidiana.
El sujeto tendrá que  preguntarse sobre la realidad de la fe o los pretextos de la fe, sobre sus relaciones con los demás, sobre la sinceridad de sus implicaciones externas. Habiendo descuidado las oportunidades de evolución que se le ofrecieron entonces, o habiendo sacado demasiado partido en su beneficio de esas oportunidades, quienes tienen este aspecto en su carta natal se enfrentan hoy con la necesidad de depender de los demás, de colisionar contra múltiples barreras sociales.
En esta vida, deberán dar muestras de rectitud, autoridad, apertura humana, pese a que la cuadratura de Neptuno a los Nodos incline más bien a la miseria psicológica y al abandono, o a convertirse en una carga para los demás.
No obstante, Neptunos como este se encuentra en las cartas de grandes maestros espirituales, los cuales, tras haber tenido unos comienzos difíciles, encontraron un camino evolutivo personal en la trascendencia neptuniana. Es preciso que estas personas sepan que son completamente responsables de su destino, que han de eliminar las distorsiones de conducta o de pensamiento que los abruman, probar que son capaces de superarlas, o cuando menos, manifestar esa intención a través de sus actos.
Desde ese mismo momento obtendrán la ayuda necesaria, que procederá del mundo de lo invisible, para que puedan recobrar su anterior nivel neptuniano y evolucionar rápidamente.
Neptuno en Trígono o Sextil con el Nodo Norte.
Este aspecto propicia el acceso a las dimensiones de lo invisible y puede manifestarse a través de una mediumnidad bien llevada o a través de una llamada espiritual importante. El nativo, que ha nacido con un corazón bondadoso y con la cualidad de poder comunicarse abiertamente, encontrara en la vida cotidiana toda clase de oportunidades para aplicar sus convicciones.
Si se traza el objetivo de ayudar a crecer espiritualmente a los demás, podrá mejorar sin grades dificultades sus propios comportamientos psíquicos y sociales. Es perfeccionista por naturaleza, pero sin excesos. Parece dirigirse de una manera instintiva hacia aquello que le permitirá realizarse, en cualquier caso la vida se encargara de evitarle los callejones sin salida y las decisiones que puedan desviarlo de su vocación.
La carga kármica de los poseedores de este aspecto es muy débil, por lo que deberán saber aprovechar esta coyuntura para ayudar a otros y convertirse en servidores de esa energía amorosa y compasiva característica de Neptuno. No se trata de que utilicen en beneficio propio su situación acomodada, o de que se permitan llevar una vida fácil, sin mayores compromisos.
Los aspectos, en un tema astrológico, evolucionan de vida en vida, incluso de año en año, no hay que olvidar que después de la armonía del Trígono vienen los Quincuncios o las Cuadraturas, los cuales se convierten  con frecuencia en verdaderos atolladeros debido a que el poseedor de los trígonos ha mantenido en un estado de inercia sus tendencias armónicas.
 
++++++
 
 

PLUTÓN EN ASPECTO CON LOS NODOS LUNARES

 

Plutón en Conjunción con el Nodo Norte.
La persona con este aspecto en su Carta Natal puede que tenga que ver destruidos sus sueños,  sus logros e incluso de su propia imagen para poder evolucionar en esta vida. Puede ser tanto él mismo el artífice de su propia destrucción como la víctima de una confluencia de acontecimientos dramáticos que le quiten toda la ilusión y la esperanza. Todo dependerá de la carga kármica implícita en la carta y muy especialmente de aquellos planetas retrógrados que tengan algo que ver con Plutón.
Lo que está en cuestión con este aspecto son las raíces Kármicas personales. No podemos olvidar que Plutón, como regente de la casa VIII, la de las trasformaciones, está opuesto a la casa II, que es el lugar donde se reflejan nuestros activos y pasivos previos. Un Plutón evolutivo no puede hacer otra cosa que limpiar a fondo nuestro equipaje.
En la medida en que estas personas son agentes del Karma, tendrán que desempeñar un papel muy activo en la trasformación de la sociedad que los rodea. Casi sin darse cuenta, destruyen las ideas vigentes e introducen su espíritu crítico en todas partes y en todo momento.
Este planeta, como octava superior de Saturno y de Marte, es esencialmente un desestructurador  de la mente, un quebrantador de los deseos. Alinea al ser con la dimensión cósmica o lo sume en el infierno. La elección es, naturalmente, del mismo ser. El descenso a los infiernos para resurgir trasmutado es el proceso plutoniano clásico, proceso que en este caso se ve acentuado por la conjunción del planeta con el Nodo Norte.
Una generación plutoniana como esta nace cada 20 años. La fuerza de la manifestación de esta energía en un individuo particular dependerá tanto de las posiciones planetarias de la época como de la situación de Plutón en una casa determinada. En este caso hemos de tener en cuenta, la estrecha relación existente entre la posición del Nodo Norte en la casa y el planeta que forma la conjunción.
Plutón en Conjunción con el Nodo Sur.
La paz y la armonía no forman parte de los objetivos de estas personas. Instintivas, auto-convencidas, hipercríticas, y a veces innatamente violentas, tienen dentro de sí una carga de dinamita que deberán aprender a controlar. Parece como si solo vivieran para cuestionar a los demás y para llevar a cabo su propia destrucción. Son instrumentos vivos del destino (ya sea para su familia, su país, el mundo…), están dotadas de un magnetismo muy particular y de una fuerza de convicción que puede resultar peligrosa.
Es de desear que Plutón no se encuentre además retrógrado, porque entonces su energía se vuelve contra ellos mismos con cierto salvajismo, o que no sea demasiado disonante, porque entonces evitaran la autocrítica y le echaran siempre la culpa a los demás. Pero también aquí existen indicios de regeneración, de mutación, sobre todo si se trata de personas que durante una vida pasada iniciaron el trabajo de desestructuración de sus ilusiones. Este aspecto Sur dota a las personas-siempre que ellas mismas lo quieran- de un potencial de reconstrucción importante.
La próxima conjunción Plutón/Nodo Sur ocurrirá en Escorpio. Los sujetos de esa generación mostraran la evolución típica del signo (Plutón es el regente de Escorpio), estarán muy motivadas sexualmente, muy orientadas hacia los mecanismos psíquicos y las energías ocultas. Se tratara de una generación casi mágica, en la cual, para la felicidad o desgracia del planeta, nacerán muchos brujos y sabios de tiempos pasados.
Plutón en Cuadratura con los Nodos Lunares.
La fuerza critica, la extraordinaria tensión energética que tienen estos individuos, se expresara desde los primeros días de su vida. Habrá que tener cuidado, a través de la educación fundamentalmente, para que esta energía detonadora no se transforme en una fuerza autodestructiva.
La vida de los poseedores de este aspecto puede ser muy difícil. Son personas imaginativas y muy creativas pero con frecuencia totalmente inadaptadas al mundo que las circunda. Perciben instintivamente los defectos de los sistemas para los que son capaces de hallar soluciones fuertes y originales. No obstante, el impulso interiorizado de las cuadraturas les impide hacerse oír verdaderamente.
Sobre estos innovadores pende un intenso Karma de fracaso. Deberán llegar a comprender que el mundo no cambia con bombas o revoluciones, sino por el hecho de que cada individuo, en sí mismo, desarrolle las mutaciones necesarias. Lo más corriente es que durante los primeros años de vida, el individuo se muestre agresivo frente a su entorno. Si su tema no está construido alrededor de una meta vital, esencial, intentara forzar los acontecimientos.
Su energía, contenida a duras penas, se descargara brutalmente, imponiéndose sin más. El vació lo cercara rápidamente y la energía destructiva se volverán contra él. Tendrá que ceder para liberar el potencial de renovación, de trasformación personal, lo cual constituye el verdadero objetivo implícito en un aspecto como este. Si el sujeto rehúsa dejarse conducir por esa corriente, el Karma negativo que posea se agravara, y dará lugar a importantes complejos de frustración, a una mal contenida agresividad, a un complejo de inutilidad que puede empujarlo hasta el suicidio.
La persona deberá escoger entre el proceso plutoniano de desintegración, y el impulso de regeneración que hará de él un ciudadano del mundo, abierto, activo y prospectivo, capaz de aceptarse a sí mismo con el instrumento de la fuerza kármica que lo habita. Por desgracias, la capacidad de superar las implicaciones Kármicas de Plutón es muy rara, por lo que la persona no tiene otra salida que la de abrazar las leyes de la evolución (sin caer en la magia que los amenaza) y vivir con arreglo a ellas.
Plutón en Trígono o Sextil con el Nodo Norte.
Con este aspecto el individuo es un instrumento de trabajo del destino. Posee el instinto necesario para orientar su existencia, conduciéndola sin miedo y con mucha originalidad. Se trata de un espíritu brillante, muy imaginativo, pero también muy crítico, que sabe descubrir las verdades ocultas en los seres o en los acontecimientos.
Una persona así puede ser tanto un líder indiscutible en tiempos de cambio, un instigador de proyectos políticos o sociales, como un solitario que lleva su búsqueda de lo absoluto sin reparar en su soledad ni preocuparse por los rechazos. Tiene un cierto magnetismo que puede darle una gran influencia sobre personas o grupos. Este revolucionario potencial tiene dificultades para vivir en la dimensión cotidiana, tiende a probarse tanto en la perdición como en la regeneración provocando, si es preciso, situaciones críticas.
Un aspecto semejante puede resultar tan evolutivo como destructivo para la persona y su entorno. Deberá tener cuidado, especialmente para no perder el sentido autocritico, sin el cual las certezas mentales que desarrollara a raíz de sus éxitos podrían llevar demasiado lejos su ansia de poder, su ambición, sus afirmaciones fanáticas, o la pérdida del control intelectual. Podría pretender que lo guía una voluntad superior, una voluntad que lo incita a emprender una obra cuyo control no le pertenece.
 



29 comentarios:

  1. Excelente articulo, muy utilmil gracias si posee mas informacion me encantaria leerla

    ResponderEliminar
  2. ¡Me quito el sombrero y me inclino tres veces! Muy ilustrativo, completo y con una visión totalmente acuariana. Es difícil encontrar este tipo de trabajo. Muchas Gracias por compartirlo y abrirlo al mundo del estudiante, que como yo, estamos hambrientos de conocimiento en cuanto al desarrollo espiritual y humano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Me alegro de que te sea de utilidad, los amantes de la astrología estamos para compartir y avanzar unidos. Un saludo.

      Eliminar
  3. Qué significaría tener el nodo norte en casa 2, pero en Escorpio? (Plutón hace una conjunción al nodo norte también)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alex, si Plutón esta en la misma Casa 2 si que haría conjunción. Donde tienes a Plutón? porque aunque es el regente de Escorpio si no esta en la misma Casa no influye a tu Nodo Norte.

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Tengo el nodo norte en la casa 1 en Tauro y en la casa 7 tengo al nodo sur con Saturno y Plutón ( q casualmente está casi sobre mi descendente) esto perjudica o afecta a mi modo Norte???? Agradeceria muchísimo una respuesta! Saludos. Nuria

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Hola Anónimo, en todo caso afectara a tu Nodo Sur, que es la referencia que tienes de tu vida pasada y por el que nos sentimos más atraídos, ya que es lo conocido. No se a cuantos grados estarán de separación, si estarán en conjunción o no. en todo caso es interesante porque estando en la casa 7 no indican muchas cosas, sobre todo cambios profundos y regeneradores (Plutón) que si te apoyas en las energías de Saturno pueden ser hechos con maestría de lo contrario pueden ser dolorosos.

      Eliminar
  6. Hola.
    Para mí es muy confuso el tema de los nodos en mi carta, ya que tengo el nodo norte en Leo en la casa 4, pero el nodo sur está en conjunción con mi Sol en Acuario en la casa 9. No sé como interpretarlo, me parece algo contradictorio. ¿Qué pasa en este tipo de casos donde tu escencia (sol), se contrapone a tu evolución? Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casa 10 perdón, el nodo sur.

      Eliminar
    2. Hola, es muy interesante esa conjunción del nodo sur con tu Sol, te sumerge en una vida anterior llena de espiritualidad, que de alguna forma buscas en la actual. La oposición al nodo norte en Leo no frena tu evolución lo que ocurre es que te puedes sentir tan cómodo con tu nodo sur (vida pasada) que en ocasiones te atrapa y puedes sentir que paraliza tu camino. Pero no es así, solo que tienes que materializar esa espiritualidad que ya llevas aprendida poniéndola al servicio de los demás. Puede que en ocasiones sientas una gran soledad en el alma por la falta de conexión con el entorno. Saludos.

      Eliminar
  7. Hola...
    Tengo el nodo norte en casa 1, que pienso que sería similar a tenerlo en Aries. Y el nodo sur en casa 7, que pienso que sería similar a tenerlo en Libra. ¿Es así?
    Mi entendimiento se complica al tener el nodo norte conjunto a Neptuno; y tener el nodo sur conjunto a la Luna. ¿Sería pues como tener el nodo norte en Piscis y el nodo sur en Cáncer? ¿Serían estas últimas las descripciones que tendría que leer y tener en cuenta para mi desarrollo?

    ResponderEliminar
  8. Hola Anonimo, entiendo que tener el nodo norte en la casa 1 aunque pertenece a Aries se tiene que estudiar con el signo que pertenece tu Ascendente. Por ejemplo si eres ascendente Tauro tendrás que mirar tu nodo norte en tauro: Lo que si hay que tener en cuenta es que este nodo norte implica tu personalidad y se une a ella para presentarte físicamente ante el mundo. No tienes que pensar que por tenerlo conjunto a Neptuno tienes que mirarlo como si lo tuvieras en Piscis, pero tiene impresas las cualidades espirituales de Neptuno además de los atributos del signo en el que se sitúa. Siempre hay que estudiarlo según el signo y la casa en que esta. Suerte Anónimo tienes muy bien situado ese nodo norte.

    ResponderEliminar
  9. Hola de nuevo Carmen, primero de todo gracias por responder.
    Pues tengo el ascendente en Escorpio y el nodo norte en casa I, como te comenté, pero en
    Sagitario. Y Neptuno en Sagitario. Y tanto el
    nodo sur como la Luna en Géminis. ¿Por qué opinas que tengo muy bien situado el nodo norte? ¿Sería clave pues Sagitario y Neptuno en el desarrollo de mi personalidad? Saludos. Luisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Sagitario y Neptuno no solo es clave en el desarrollo de tu personalidad influye también en tu camino evolutivo espiritual. Sagitario es signo de Fuego y siempre esta buscando su destino, avanzar y evolucionar, teniendo el Nodo Norte allí te refuerza y te indica que tu camino es expandir, conectar y ayudar a los demás en su propio camino. Neptuno es el planeta de la espiritualidad y Sagitario inclina a expandir con fuerza las ideas que tu puedas tener al respecto. No se como tienes la casa de Leo, será interesante que trabajes también esa área, porque estando en la primera casa que originalmente pertenece a Aries, debes tener en cuenta interiorizar todo lo que aprendas para luego compartirlo. Saludos.

      Eliminar
  10. Leo forma junto a Cáncer parte de mi casa 9 y es el signo de la cúspide de la 10. En la casa 9 tengo la parte de la fortuna que está en Leo y curiosamente forma un trígono con el nodo norte en Sagitario y con Neptuno en el mismo signo. Gracias. Saludos. Luisa.

    ResponderEliminar
  11. Sin embargo, el Sol, regente de Leo y de mi parte de la fortuna en Leo, está en Piscis y en casa 4 formando una cuadratura con el nodo norte y el nodo sur.

    ResponderEliminar
  12. Hola Carmen, tengo el nodo norte en Piscis en mi casa 4, también tengo en mi casa 4 a Venus y el Sol, y el medio cielo lo tengo en Virgo en casa 10. Que significa?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pilar. Aunque es bastante arriesgado opinar sobre una carta natal que no he visto, te comento exclusivamente lo que pienso respecto a tus Nodos Lunares. Creo que quieres decir que el Nodo Sur lo tienes en la casa 10 en Virgo, esa es la experiencia de tu anterior vida. Estaríamos pues ante una persona que ha triunfado en la vida social teniendo trabajos de ayuda a la gente. Pueden ser ONG, trabajo de organización de hospitales, ayuda en las catástrofes, incluso en guerras. La casa 10 pertenece al signo de Capricornio, Elemento Tierra, y es el escenario donde nos desarrollamos de cara al publico. Vienes de ahí, y en esta vida estarás inclinada a realizar cosas parecidas ya que nos atrae lo conocido. Tu Nodo Norte te indica hacia donde tienes que evolucionar, tu casa 4 representa el padre, el hogar, tu casa. Pero como yo lo entiendo, tu casa en esta encarnación es también tu cuerpo físico, esa es la Casa de tu alma aquí en la Tierra. Tu experiencia esta vez será cuidar de tu hogar, de tu Casa tanto física como material. Familia, hijos etc, pero sin olvidar tu persona. Siendo Piscis y teniendo a Venus con el Sol en esa casa yo te aconsejaría no pasarte cuando prestes atención a los demás.
      Espero haberte sido de utilidad. Te deseo lo mejor.

      Eliminar
  13. excelente tu página pero no pude terminar de leerla sinmarearme, por fvor cambia el tipo de letra y tendras muchas mas visitas.

    ResponderEliminar
  14. Hola... Maravilla de artículo... Tengo Nodo norte en casa dos y en conjunción a Venus en acuario. Tras un aspecto plutoniano K casi muero... Ahora tengo retorno modal inverso... Y el primer eclipse del 11 de febrero cayó grado exacto encima de los nodos. Significa esto.. Una oportunidad de renovación? Y Venus conjunción, K significa? Millones de gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando el aspecto conjunción Venus Nodo Norte aparece en una Carta Natal, impulsa a la persona a relacionarse, en ocasiones entregando mucho de si misma a los demás. Posiblemente vienes de una vida de frustraciones afectivas por lo que en esta vida te esfuerzas por que tus relaciones sean satisfactorias, en ocasiones renunciando a tus propias convicciones. La palabra clave: mantener el equilibrio entre lo que das y lo que recibes. El eclipse efectivamente te da la oportunidad de renovarte. Estos datos son muy escuetos porque como ya sabrás los aspectos en una carta se estudian con mas precisión, pero espero que esto te sirva. Un saludo.

      Eliminar
  15. Hola Carmen, excelente resumen, gracias por compartirlo. Tengo el nodo norte en Escorpio en casa 8 y el nodo sur en Tauro en casa 2, por lo que he ido leyendo aquí y allá, como que la tengo un poco complicada en esta vida ;) ¿qué me podrías aconsejar? Muchas gracias de antemano.

    ResponderEliminar
  16. Hola Emily. Por los datos que me das eres Aries de Ascendente, teniendo todas las Casa en el lugar adecuado. Eso ya representa una ventaja para desarrollar tu potencial. En Nodo Sur en Tauro, nos hablaría de una vida anterior en la que disfrutaste de una buena posición, creada por ti misma. Esta posición estaría relaciona con posesiones de tierra, fincas de agricultura, ganadería incluso fincas urbanas. Esa tendencia ya conocida, siempre nos atrae ya que es como nuestra zona de confort, nos atrae aquello que ya conocemos, y nos da miedo adentrarnos en lo desconocido.
    El reto al que te enfrentas en esta vida, Nodo Norte en la Casa VIII, te puede resultar a veces difícil e incluso extraño. La Casa de Escorpio y su regente Plutón, te "obliga" a romper, a destruir, todo aquello que obstaculice tu evolución. Pero ten en cuenta que Plutón destruye para volver a crear, volver a renacer, porque cada vez que algo se destruye en nuestra vida nos destruye, y la clave es renacer con una visión distinta de las cosas, con mas fuerza y dispuestos a volar y mirar los problemas desde lo mas alto del cielo.
    En positivo, y cuando el nativo con este aspecto comprende su misión, puede desarrollar grandes facultades, entre las cuales se encuentran la sanación, tanto propia como de los demás. Y no solo la sanación del cuerpo, lo más importante la sanación del espíritu. La intuición y el desarrollo de una visión interna capaz de detectar aquellos problemas internos en los que nos vemos atrapados en la vida y que nos hacen vivir verdaderos "infiernos".
    Intenta no involucrarte en dramas ajenos, para que no te afecten emocionalmente. Puedes realizar algún estudio para que no te "enganchen" las emociones de los demás. Céntrate en ti misma para de esa forma poder ayudar a la humanidad.
    Ya veras que satisfactorio e importante es tu cometido. Te deseo mucha suerte.

    ResponderEliminar
  17. Buenas noches,,, nací con mis nodos en el eje 11- 5 nodo norte en Sagitario casa 11 ,la.vida me brindo una pareja de hijos ,separado pero es extraño vivo con mi hijo y mi hija vive con su madre ,,,mi pregunta es la.siguiente dice que al tener a nodo sur en casa 5 habría un divorcio cosa que sucedió y que mi relación con mis hijos sería tensa cosa que es cierto ya en el último tiempo ha mejorado ,,,me.inquieta algo sobre el karma al tener mi casa 5 en gemenis es por eso que atraigo a mi vida relaciones con.mujeres mellizas o gemelas pues es lo que me a ocurrido desde el.colegio y mi exesposa es gemela y la última pareja era melliza ,mis hijos son hombre y mujer ,,,,tendrá que ver algo este eje nodal o es pura coincidencia,,, soy Tauro ascendente Capricornio y el.dia que escribí este msm tengo a Marte en oposición a mi nodo norte y fue un tránsito donde la soledad hizo presencia y la mala comunicación con la persona que me gusta no ocurrió...por su atención muchas gracias

    ResponderEliminar
  18. Yo tengo marte,Saturno, venus,mercurio en conjunción al nodo norte géminis casa 4 y nodo sur sagitario casa 10 en conjunción con plutón retrogado

    ResponderEliminar