viernes, 18 de marzo de 2016

EQUINOCCIO DE PRIMAVERA.




El 21 de Marzo, celebramos el Equinoccio Vernal o de Primavera. Los equinoccios marcan el momento en el que el día y la noche tienen la misma duración, es decir cuando ambos tiene doce horas.

El equinoccio de Primavera es la liberación cósmica de corrientes energéticas que llegan al planeta de forma parecida a las altas mareas primaverales. Se cree que es un buen momento para comenzar cualquier trabajo evolutivo, que necesitara un ciclo  de seis meses para completarlo y así poder reflejarlo en el plano físico.

Los tres meses que hay entre los equinoccios y los solsticios tienen un sentimiento espiritual en particular.

Entre el solsticio de invierno y el equinoccio de primavera la palabra clave es “purificación”; durante el periodo entre el equinoccio de primavera y el solsticio del verano, el Sol está ganando fuerza y, a nivel espiritual, este es un momento de “iluminación”.

Del solsticio de verano al equinoccio de otoño hay un periodo de fructificación y vacaciones en el que podemos “disfrutar los frutos de la tierra”. Después del equinoccio de otoño, de vuelta al solsticio de invierno, el Sol disminuye en fuerza y se da un retorno al trabajo mental, siendo aquí la palabra clave “introspección”

El Equinoccio de Primavera es el punto entre Piscis (agua) y Aries (fuego) y marca el renacimiento o resurrección de la primavera.

Mientras que el festival pagano de la resurrección es el Equinoccio de Primavera, en el calendario cristiano nos encontramos con que el festival de resurrección es la Pascua.

Curiosamente, la palabra “easter”, (pascua en inglés) deriva de la palabra “Eostre” que es el nombre anglosajón de la Diosa de la Primavera. Mientras que la diosa del Alba es llamada “Eos”, lo cual parece reforzar el principio de “nuevo comienzo” que contempla la primavera.

A pesar de que la Pascua es una festividad cristiana, la fecha de la fiesta no es siempre la misma; es decir, la fecha se fija de acuerdo al movimiento lunar, concretamente el Domingo de Pascua es el primer domingo después de la primera Luna Llena que sigue al Equinoccio de Primavera.

En resumen, el Equinoccio de Primavera celebra el fortalecimiento del Sol y el renacimiento o resurrección de la naturaleza. FELIZ PRIMAVERA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario